<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 403

Libro 3 – Capítulo 68. Cálculo erróneo

 

Nyris era muy consciente de los poderes de Perdición de la Vida… Si la runa podía ser superpuesta… Una duplicación en la velocidad de ataque no era solo el doble de la producción de daño de uno. También estaban los otros efectos; cuantas más runas se superponían, más probable será que se active una de ellas.

Obtuvo una comprensión renovada de cuánto impacto tuvieron los poderosos maestros de runas en el imperio.

Nyris dejó de comer también, luchando internamente por un largo tiempo antes de preguntar, “Padre, ¿debería encontrar el camino a Faelor y unirme a la expedición de Richard?”

Philip cortó un kilogramo de carne y se lo llevó a la boca, “Faelor es vasto, a un paso de convertirse en un plano primario. Un lugar así no tiene precio, vale más que docenas de planos secundarios comunes. ¿Estás mirando sus riquezas?”

Nyris sonrió, “Hay más planos que verdaderos maestros de runas. Si quisiera desarrollar un plano, ¿no podría simplemente preguntarte?”

Philip asintió, “¿Entonces por qué quieres ir a Faelor?”

Nyris se volvió solemne, “Un vínculo verdaderamente fuerte se forma sobre la base de la amistad mezclada con los beneficios. No puedo convertirme en un verdadero amigo de Richard sólo por negocios.”

Philip sonrió, “Ya eres más listo que tus hermanos, pero… Hmm, aún no es suficiente. Bien, haz lo que quieras. Aumentaré tu asignación en un 30% para este año.”

“¡Gracias, padre!”, Exclamó entusiasmado el príncipe. Todos los jóvenes nobles sabían que una mayor asignación de recursos estabilizaría el crecimiento.

———-

Al acercarse el crepúsculo, el Deepblue en el lejano Floe Bay repentinamente estalló en un alboroto. Su Excelencia Sharon, que había estado fuera por mucho tiempo, había aparecido una vez más. La legendaria maga parecía tan demacrada como antes.

Sharon descargó una cantidad ridícula de objetos de su equipo espacial frente a los magníficos magos, formando una pequeña colina en el salón de reuniones. Todos estos eran objetos que ella había sacado de varios planos o de alguna extraña turbulencia en el espacio-tiempo. Algunos podrían ser invaluables, otros inútiles, pero incluso las cosas probadas como inútiles se venderían por un precio elevado.

Todo lo que la legendaria maga seleccionó tenía que ser especial. Otros magos de alto nivel le dieron un gran valor a tales objetos; incluso si estos objetos no tenían un verdadero propósito, solo demostrarlo era extremadamente valioso. Las oportunidades eran raras para investigar objetos de la turbulencia del espacio-tiempo; tales objetos podrían permitirle a uno mirar más allá de las leyes del plano.

Sharon nunca había sido alguien que trabajara así de duro. magníficos magos de todas partes se habían reunido en el Deepblue en los últimos años, esperando la próxima subasta. Por supuesto, para Sharon solo era sacar la basura. Aunque los legendarios magos del continente se preocupaban demasiado por su reputación como para hacer un viaje en persona, la mayoría de ellos enviaron representantes capaces para traer un tesoro.

“¡Su excelencia! ¡Tus frutas!” Blackgold había aprendido de la instancia anterior. Le dio un anillo espacial lleno antes de que ella terminara de descargar los objetos.

La legendaria maga se sobresaltó, tomó el anillo y lo puso en su dedo medio junto a otros dos. Al ver este pequeño detalle, los magníficos magos sabían que se había vuelto más fuerte una vez más. A pesar de que la legendaria maga no había crecido en nivel, cada anillo adicional que podía usar significaba que su poder había crecido en consecuencia.

Al verla a punto de irse, el Magnífico Maestro Fayr dio un paso adelante y dijo apresuradamente, “¡Su Excelencia, hay una carta para usted! Es muy importante, de-”

“¡La leeré la próxima vez!”, Dijo la legendaria maga perezosamente. La silueta de un portal ya se había formado entre sus manos.

“¡Richard!” Fayr finalmente mencionó lo más importante.

Sharon tembló, moviendo inconscientemente ambos brazos para arrojar por la fuerza el portal parcial por la ventana. El maná violento se expandió rápidamente al volar a unos pocos kilómetros de distancia, y al final se volvió demasiado inestable y explotó.

Un rayo de luz extremadamente deslumbrante iluminó el cielo sobre Floe Bay. Lo que parecía ser un sol negro gradualmente se elevó en el aire, consumiendo energía sin fin incluso cuando sus bordes estallaron con rayos dorados. Para cuando el sol se desvaneció, todo el espacio parecía haberse distorsionado. ¡Lo que siguió fue un cegador destello blanco que iluminó al mundo entero!

Cuando las ondas de choque golpearon la majestuosa torre del Deepblue, se activaron todas las formaciones defensivas. Por un momento, fue como si un huracán los hubiera barrido, causando una reacción violenta de la nube de maná que permanecía alrededor del techo de la torre durante todo el año. Los brillantes colores resplandecían indefinidamente, como si un ser celestial hubiera descendido sobre Norland.

Enormes olas de más de una docena de metros surgieron de la superficie del mar, avanzando hacia la costa antes de estrellarse contra el abrupto acantilado.

Tal fuerza…

Todos los magníficos magos fueron silenciados en un instante. La gran cantidad de maná dentro de ese portal estaba más allá de la imaginación, dejándolos tan emocionados que incluso olvidaron protegerse. Sus bocas estaban abiertas de par en par, sus ojos sin brillo; ni siquiera notaron que sus bastones caían al suelo.

Uno de ellos finalmente habló con voz extremadamente ronca, “¿Es eso… un hechizo legendario que Su Excelencia desarrolló recientemente?”

“Eso…” otro murmuró, “¿Fue incluso magia?”

Nadie respondió a su pregunta.

Los diecisiete magníficos magos del Deepblue estaban todos de pie en el salón de reuniones en el último piso, completamente estupefactos. Todos los tipos de expresiones llenaban sus rostros, y no podían controlarse por un momento.

La expresión de Sharon no había sido diferente, pero se recuperó una fracción de segundo más rápido. Usando esa pequeña diferencia de tiempo, inmediatamente se secó el sudor frío de la cabeza y puso una expresión de arrogancia casual.

Todos los magníficos magos luego giraron sus cabezas y la miraron fijamente.

La legendaria maga ya tenía ambas manos en su cintura, diciendo agresivamente, “¿Qué están mirando, eh? Acabo de usar un hechizo, ¿cuál es el problema? Y tú, Fayr, recuerda ir directo al punto la próxima vez. ¡No siempre seas tan lento!”

Todas las miradas se juntaron de inmediato en Fayr. El instigador ya no pudo mantener su calma, su frente adornada con sudor mientras aceptaba con una sonrisa forzada. Luego le entregó la carta de Richard a la legendaria maga.

Sharon resopló, abriendo la carta y leyéndola repetidas veces. Solo había una línea dentro, pero la leyó una docena de veces.

Richard había inscrito una fórmula espacial complicada en esta carta. Solucionarla permitiría obtener un conjunto de coordenadas planares. Por muy rápida que fuera, Sharon se tomó un tiempo para descifrar el código; un magnífico mago ordinario no sería capaz de realizar los cálculos, incluso si viera la fórmula. Incluso los legendarios magos sin experiencia en viajes planares o magia espacial tendrían que depender del equipo de alquimia y pasar mucho tiempo.

La cara de la legendaria maga de repente comenzó a brillar. “¡Mi pequeño Richard realmente obtuvo para si mismo un plano!”, Gritó, “¡Tengo que ir a ver! ¡Ustedes, ocúpense de sus cosas!”

Sharon tomó convenientemente un cristal arácnido beyslace de su coleta, algo que había aprendido a usar como adorno de Mountainsea. Afortunadamente, la legendaria maga llevaba una sola coleta grande; si tuviera siete u ocho pequeñas como Mountainsea, tal cosa no podría mantenerse.

Sus delgados dedos se clavaron en el cristal arácnido e inmediatamente lanzaron un destello de luz extremadamente deslumbrante. La aterradora energía contenida dentro del cristal fue estimulada por completo, convertida en el hechizo requerido en un instante.

Un hermoso arco iris de colores apareció entre las manos de Sharon, que se extendía desde la ventana y conducía directamente al cielo. La legendaria maga pisó el puente arcoíris y se convirtió en uno ella misma, rompiendo rápidamente el espacio.

“Puente Arcoiris!” Exclamaciones resonaron en el Deepblue una vez más, “¡El hechizo legendario Puente Arcoiris!”

“¿¡Su Excelencia ya puede lanzar Puente Arcoiris?!”

Puente Arcoiris fue un hechizo legendario que se utilizó para determinar la ubicación de un plano a partir de sus coordenadas. Aunque el hechizo había hecho que todos exclamaran, en realidad no era tan aterrador como la explosión espacial anterior. Su ventaja residía en que era rápido y sencillo, no requería un portal complicado, pero el costo era demasiado alto; uno necesitaba al menos un cristal arácnido para cada teletransportación.

Incluso unos minutos después de que Sharon se fue, los magníficos magos en el salón de reuniones seguían sin poder moverse. El Magnífico Maestro Fayr finalmente dijo algo que todos no estaban dispuestos a expresar, “Creo que necesitamos que Su Excelencia cambie el lugar de teletransportación al tejado la próxima vez…”

“Eso debería mantener a Floe Bay a salvo…” por supuesto, el magnífico mago inmediatamente se dio cuenta de su lapsus línguae.

<< Nota: Lapsus línguae; ‘error involuntario que se comete al hablar’. >>

Sin embargo, mirando el formidable poder de la explosión espacial y recordando que Sharon siempre abrió el portal justo frente a ellos, los magníficos magos realmente sintieron que tal cosa no tenía sentido. Era muy probable que una explosión de esa magnitud destruyera directamente la mitad del Deepblue, y no se salvarían.

“La magia de teletransportación de Su Excelencia… ¿Podría ser que nunca fallará?”, Preguntó uno de ellos impotente. Sharon usa la teletransportación planar todo el tiempo, y solo ahora vieron lo que sucedería si fallara.

Todos los magníficos magos se enfocaron en Blackgold; todos sabían que él era quien mejor conocía a Sharon. Blackgold se limpiaba constantemente el sudor de la frente, pero no podía quitarlo. Al darse cuenta de la mirada inquisitiva de sus compañeros, sonrió torpemente, “Creo que… Su Excelencia nunca ha considerado la idea de que sus hechizos fallen …”

La sala de reuniones de repente cayó en el silencio.

Esto era realmente aterrador.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.