<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 412

Libro 3 – Capítulo 77. Pesadillas

 

La vida de Richard pareció volver a la normalidad una vez que despidió a Rolf, el cielo de un gris lúgubre. No había viento en su laboratorio, la temperatura era perfectamente constante.

Extendió la runa incompleta Guardián de la Vida, tomando su pluma y lentamente llenándola con maná. La punta se iluminó ligeramente, pero a la vista del lustre inestable negó con la cabeza y continuó aumentando su producción. La luz finalmente dejó de fluctuar, pero miró inexpresivamente a las matrices incompletas sin iniciar un trazo durante un largo tiempo.

Toda una mañana se deslizó silenciosamente entre sus dedos. Richard solo había dibujado dos trazos, uno de los cuales casi había sido un error.

*¡Thud!* Tiró la pluma sobre la mesa y caminó hacia el lavabo, lanzando un hechizo de enfriamiento sobre el agua dentro. Su control sobre la magia era exquisito, enfriándola justo antes del punto donde se congelaría por completo. Luego vertió el agua helada sobre su cabeza. Richard no pudo evitar estremecerse. Se quedó quieto, sabiendo que no podía continuar así.

Sin embargo, no tenía idea de qué hacer. Levantó el brazo, mirando sus largos y delgados dedos. La bendición de verdad comenzó a mostrar números en sus dígitos, brindándole un resumen de sus características. Siempre se sintió tranquilo en este mundo de números.

————

En ese mismo momento, Flowsand estaba sentada en su propia habitación mientras hojeaba silenciosamente el Libro del Tiempo.

Las páginas estaban en blanco. Podía ver lo que quisiera con un solo pensamiento, pero cada página que hojeaba estaba vacía.

Io estaba inclinado sobre la ventana, disfrutando de la luz del sol. Sus impecables túnicas blancas parecían eternamente inmaculadas, los patrones dorados que brillaban en los rayos del sol relucían con un resplandor sagrado.

De repente se rió, “¿Por qué te haces esto a ti misma?”

“¡¿Qué sabes tú?!” Flowsand respondió con frialdad.

Su sonrisa estaba tan llena de encanto como siempre, “Si fuera tú, mantendría una cierta distancia de mí mismo.”

Flowsand simplemente hojeó una página de manera audible.

“Richard parece estar afectado por esto”, dijo Io una vez más.

Más vueltas de pagina sonaron.

“Puedo apostar que él estará bien mañana. Sin embargo, finalmente te abandonará si sigues así.”

El libro guardó silencio por un momento antes de continuar.

Io no dijo nada más. Había transmitido lo que necesitaba, y repetir sus palabras no serviría de nada. Oh no, había algo más que tenía que decirle a Richard. Se apoyó junto a la ventana, la esquina de sus labios revelando una sonrisa de confianza.

Diecisiete. Una época en la que muchos querían caminar uno al lado del otro, pero eventualmente serían forzados a senderos separados. La bendición de sabiduría podría acelerar muchas cosas, pero había algunas que solo podían resolverse con el tiempo. Incluso los clérigos y los grandes magos no fueron la excepción a esta regla. La clériga tenía sus propios problemas, pero simplemente no podía decirlos en voz alta. Io sabía esto, pero tampoco podía decir mucho. Él no era un alma recién nacida a la que recientemente se le había dado vida; su sabiduría era amplia y de gran alcance.

Cada guardián celestial era un alma vieja a la que se le había otorgado un cuerpo mortal a través de la gracia divina.

——-

Richard salió de su habitación al atardecer, con una caja de sellado mágico en sus manos. Su cara era inexpresiva, la runa de grado 2 completada y con mucho mejores efectos de los que había previsto originalmente. Si Lunor hubiera visto todo el proceso, podría haber sospechado que Richard era un homúnculo creado específicamente para fabricar runas.

Esta runa fue hecha para Tiramisú. Con eso, el mago troll al que le gustaba aplastar a los enemigos en la línea del frente con su martillo a dos manos tendría muchas más posibilidades de sobrevivir. Cada runa que le dio a sus seguidores fue un tremendo impulso para su poder. Puede que no sea capaz de crear milagros por sí mismo, pero podría construir constructores de milagros con sus manos.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de cerrar la puerta de su habitación, sus movimientos se tensaron repentinamente. Se volvió para ver un haz de oscuridad tomando forma gradualmente dentro del edificio.

¡Una criatura de pesadilla!

Richard básicamente había olvidado todo sobre esto. Justo en el momento en que había perdido su enfoque, ¡una criatura de pesadilla había aparecido ante él una vez más! La pantera de pesadilla ya lo había dejado en una situación tan desesperada, ¿qué iba a aparecer esta vez? Las criaturas de pesadilla se volverían cada vez más fuertes una vez que aparecieran.

La sombra en la habitación se dividió en dos, una ligeramente más pequeña formando un hacha a dos manos que flotaba misteriosamente en el aire. La más grande se convirtió en un guerrero sombrío que extendió la mano y agarró el hacha grande. ¡El guerrero sombrío observó su entorno y luego miró a Richard, cruzando el hacha horizontalmente frente a su pecho mientras comenzaba a irradiar sed de sangre!

Este guerrero de pesadilla era evidentemente diferente a la pantera que dependía puramente del instinto para la batalla; estaba equipado con considerable inteligencia y sabía cómo usar armas. Esa hacha gigante en sus manos brillaba como un diamante negro; no solo se veía real, se había vuelto real. El humo negro surgió cuando la armadura se condensó en el cuerpo del guerrero, resplandeciendo con un brillo similar.

Los pensamientos de Richard en este momento eran desconocidos. De repente arrojó la caja mágica al suelo, sus ojos revelaron una expresión enloquecida mientras silenciosamente tomaba a Extinción de la puerta y se dirigía al guerrero. ¡La vaina salió volando con un simple movimiento, rompiendo la ventana para alejarla!

Levantó su mano derecha, sosteniendo la cuchilla a menos de dos metros de distancia del guerrero sombrío.

Esto no fue solo bravuconería. Richard se había puesto en una posición en la que podía usar más de una docena de las técnicas de batalla que había aprendido en un instante. Si bien las técnicas de Flowsand fueron enseñadas para pelear con las manos desnudas, había muchas formas diferentes de adaptarlas al manejo de espadas.

Una oscuridad fluyó en los ojos del guerrero de pesadilla, su expresión parecía complicada. No tenía prisa por atacar, mirando a Richard con esos ojos etéreos mientras daba grandes zancadas hacia él. Este guerrero parecía estar buscando debilidades, mostrando una inteligencia mucho más allá del nivel de la pantera de pesadilla.

Sin embargo, Richard no estaba dispuesto a esperar. Un fuerte resoplido sonó cuando la mano en su arma se tensó, la Extinción silbando bruscamente mientras barría hacia el guerrero de pesadilla. El hacha gigante en las manos del guerrero se puso vertical de inmediato, bloqueando el ataque feroz de Richard. La larga daga y el hacha colisionaron, ¡creando una lluvia de chispas!

Richard empuñó la cuchilla con ambas manos, los pasos cambiaban constantemente mientras derramaba golpes sobre su oponente. Su aliento era como el fuego en ese momento, ¡las técnicas de combate cuerpo a cuerpo, las espadas secretas de la Luna Plateada, y su habilidad de línea de sangre uniéndose bajo la bendición de sabiduría convirtiendo cada corte en un rayo!

Su mente se había quedado en blanco. Todo lo que podía sentir era el resplandor de su sangre y un intenso deseo de simplemente derribar a este enemigo más rápidamente, ¡más brutalmente! Extinción talló cien cortes en pocos momentos, finalmente haciendo honor a la grandeza de su nombre.

La ventana de la habitación se hizo añicos por completo, con astillas de madera volando a decenas de metros de distancia. Extinción salió volando junto a esos fragmentos, pero uno podía ver los zarcillos de la oscuridad enrollados a su alrededor a simple vista.

<< Nota: Zarcillo; Órgano largo, delgado y voluble que tienen algunas plantas y que les sirve para asirse (Agarrarse a alguien o algo) y trepar. >>

Una gran parte del guerrero de pesadilla había desaparecido, un agujero aterrador en la ubicación de su corazón; el aura peligrosa se había desvanecido. Las manos de Richard estaban vacías, una delgada línea en el lado derecho de su abdomen goteaba sangre. La línea estalló de repente, revelando carne roja y blanca alrededor de unas pocas costillas pálidas. La sangre comenzó a fluir como una montaña.

“Estás acabado”, dijo Richard con calma, su voz como un volcán dormido. Dio un paso atrás y se puso detrás de él, la espada de elfo sin nombre cayendo en sus manos. Un paso adelante y ¡prácticamente cayó en brazos del guerrero!

La fuerza lunar creciente ahogó todo una vez más, desencadenando una calamidad en la habitación. La batalla terminó en medio de la luz y el fuego.

Waterflower fue la primera en aparecer en la puerta de Richard, pero todo lo que podía ver en la habitación era un caos. Richard estaba arrodillado sobre una rodilla en el centro, usando la espada de elfo para apenas sostenerse. Estaba de espaldas a la puerta, pero ella ya podía oír el sonido de un líquido goteando en el piso.

Ella tembló, de inmediato volteó por el aire para aterrizar en frente de él. Vio que Richard tenía un agarre firme en la parte inferior del abdomen, la sangre se filtraba entre sus dedos para formar un charco en el suelo.

La joven estaba nerviosa, quería tirar de su mano para ver su herida, pero tenía demasiado miedo de hacerlo. Por primera vez en su vida, la joven loba se odiaba a sí misma por no conocer ningún método de curación. Richard todavía estaba presionando firmemente la herida, sin atreverse a aflojar su agarre, pero aun así la sangre surgió de entre sus dedos.

Una sed de sangre que ahogaba todo de repente envolvió la habitación cuando la puerta se rompió, la voz de Gangdor sonando, “¡JEFE! ¡¿Qué te ha pasado?!”

Olar se adelantó al bruto. Su respuesta fue muy rápida, inmediatamente lanzando un hechizo de curación menor sobre Richard en el momento en que vio la situación. Este fue el hechizo de curación más poderoso que pudo lanzar; debido a los límites de su clase, solo podía aprender un hechizo de curación estándar en el nivel 14.

El hechizo fue justo a tiempo. Richard inmediatamente resopló, su cuerpo rígido comenzó a temblar. Un denso lustre santo aterrizó en él no mucho después, la luz de la Restauración de Flowsand.

Waterflower casi saltó al verlo. La aparición de Restauración significaba que Richard podría mantener su vida. Flowsand estaba agitando sus manos, su collar parpadeando por el hechizo que acababa de aterrizar sobre él. Instantáneamente lanzó el hechizo con el accesorio, ella rápidamente comenzó un canto para un segundo hechizo propio.

Fue en este momento que un pilar de luz divina aún más poderoso que la Restauración aterrizó en Richard, este vino desde Io. Si bien era un sacerdote de batalla, aún era lo suficientemente alto como para que sus hechizos fueran bastante poderosos. Este hechizo de Rito Sagrado también tuvo el efecto de disipar los efectos residuales.

El cuerpo de Richard tembló cuando el resplandor santo fluyó en él. Algunos zarcillos de oscuridad fueron expulsados ​​visiblemente de su cuerpo, sacando el brillo divino con ellos. Él gimió de dolor, pero obviamente estaba mucho mejor ahora.

Kellac se había precipitado en el momento en que se lanzó el segundo hechizo de Restauración de Flowsand, los dos clérigos caídos a su espalda. Experimentado como era, lanzó sus propios hechizos de curación después de una mirada. Los dos clérigos caídos no eran de alto nivel, pero lanzaron sus propios hechizos sobre Richard uno tras otro.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.