<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 426

Libro 3 – Capítulo 92. El Sendero Ensangrentado (2)

 

Casi todos los nobles propusieron planes de refuerzo absolutamente ridículos. Los números eran extremadamente altos, no muy diferentes de cuando salieron con todas sus fuerzas. Aunque los presentes no tenían altos rangos, todas las familias aquí tenían conexiones con los nobles mayores del Reino Sequoia. Los nombres de las casas poderosas que tenían residencias establecidas durante mucho tiempo en la capital del Reino comenzaron a fluir de cada boca.

Zim era el más entusiasta de todos. No solo clamó acerca de querer vaciar toda la propiedad de la familia de su padre, sino que también consideró involucrar al Duque Grasberg. Incluso habló de pedirle a su madre caballeros reales. El Vizconde incluso juró dormir con la Condesa Katrina durante un mes después del proyecto si ella accedía a respaldarlo con 300 hombres de caballería de élite.

Al final, Richard no pudo evitar golpear la cabeza de Zim con su bastón, y finalmente detuvo las fantasías salvajes del Vizconde.

En este momento, a todos los presentes solo les importaba la montaña de riqueza en caso de que la Carretera Ensangrentada tuviera éxito, incluso si su parte del pastel era pequeña. La mejor manera en sus ojos era hacer crecer la escala del ejército, facilitando la conquista de todas las Tierras Ensangrentadas.

Si las cosas realmente fueran según sus planes, el número de tropas enviadas estaría casi a la par con una guerra peleada por todo el reino; ¿qué tan absurdo seria eso? Algo así de loco parecía volverse más y más probable para estos nobles cada día. ¡Richard había sido nombrado el dios de la guerra de la generación actual del Reino Sequoia!

Sin embargo, el propio Richard era consciente de que estas ideas no eran factibles en absoluto. Incluso ignorando el umbral más allá del cual su control del campo de batalla se vería afectado, 10.000 era un número extremadamente fuerte de hombres a los que mantener. Si el ejército continuaba expandiéndose, Richard perdería más y más control.

Además, estas eran las Tierras Ensangrentadas. Un ejército de 100.000 hombres enfrentaría enormes cantidades de presión por los suministros; incluso antes de llegar a la Meseta Cenicienta, era probable que murieran de hambre.

Estos nobles de ojos rojos ni siquiera habían considerado los factores políticos. La intervención de las casas verdaderamente poderosas alteraría completamente esta tenue alianza, y eso ni siquiera incluía las reacciones de los otros países que bordean las Tierras Ensangrentadas. Uno tenía que pensar en el hecho de que Richard seguía siendo un simple caballero. Una alianza entre unos pocos nobles era completamente diferente de una a nivel de un país.

Richard frenó a estos hombres demasiado entusiastas, comenzando a discutir seriamente sobre los refuerzos. Aunque continuó incrementando los requisitos, y eventualmente solicitó veteranos que tuvieran un nivel 4 como mínimo con equipo robusto y sus propios suministros, estos nobles aún lograron reunir a un ejército de 20.000. No le quedó más remedio que distribuir a la fuerza el número de cupos ofrecidos a cada noble, solo dispuesto a aceptar a los diez mil guerreros de la mejor calidad.

Desde el Oasis Agua Azul al Cañón Agrietado; Richard había ganado cuatro grandes guerras en apenas diez días. Sin embargo, estos nobles terminaron discutiendo sobre la asignación durante una semana completa.

Mientras los nobles luchaban sin parar por la asignación del ejército, Richard comenzó a seleccionar nuevos guerreros de la retaguardia y sus esclavos más fuertes. Había perdido a muchos hombres en el transcurso de las últimas batallas, y necesitaba reponer su ejército. Los guerreros del desierto y los bárbaros eran todos buenos luchadores; aunque su lealtad era un poco cuestionable, no eran mucho peores que los ejércitos personales de los nobles.

Aprovechando el raro descanso, Richard comenzó a reflexionar sobre sus capacidades. Dos días después de que terminó la guerra, se encerró en su tienda y comenzó un análisis profundo.

Todo parecía estar en el camino correcto. Tenía un número creciente de opciones para avanzar, ya no estaba atrapado en la situación desesperada en la que inicialmente había estado atrapado cuando entraron por primera vez en Faelor. Sin embargo, habían empezado a aparecer nuevos problemas; necesitaba planear el futuro para optimizar el impulso de su capacidad.

Sus seguidores habían encontrado gradualmente sus propios senderos, gradualmente empezando a mostrar su poder. Desde que se había dado cuenta de que la diferencia intrínseca entre Norland y Faelor residía en la existencia de runas, ya le había dado una prioridad sin precedentes. Tanto Waterflower como Gangdor ahora tenían sus propios sets de runas, protegiéndolos mientras cargaban en las líneas del frente y masacraban a sus oponentes. Por eso habían sido elegidos primero. Con el Aliento de la Oscuridad y Golpe Salvaje, los dos podrían ganar contra un santo más débil de Faelor si unieran sus fuerzas.

El núcleo original del equipo se encontraba en Flowsand y él mismo, pero Richard todavía no estaba muy seguro de qué sendero debía tomar. Líneas de sangre, runas, magia, artes marciales… tenía demasiadas opciones, y cada dirección tenía sus propias ventajas. Esto le hizo difícil finalizar su decisión. Por otro lado, las circunstancias de Flowsand eran exactamente lo contrario. Ella era digna de su título en todos los sentidos, poseía una extraordinaria sabiduría, talento e ingenio que excedían los suyos. Su capacidad rúnica era aún más excepcional, algo que lo ponía en un dilema.

El actualmente estaba limitado por su propio nivel, incapaz de crear verdaderas runas de grado 3 hasta que alcanzara el nivel 16. No obstante, cualquier cosa que pudiera incorporar en una runa de grado 2 finalmente era incapaz de exhibir el verdadero poder del set Gloria Mística que había diseñado especialmente para ella.

Lo único que había hecho hasta ahora era rehacer su runa de grado 1 a grado 2 y añadir otra que aumentara su velocidad de lanzamiento.

Fragmento Deepblue, una runa que se había inspirado para diseñar después de desatar la afinidad astral de su línea de sangre de elfo. Era una runa diseñada para simular las propiedades de su línea de sangre, algo mucho más difícil de hacer en una runa de grado 2 que en el grado 3. La runa era similar a Perdición de la Vida, la dificultad radicaba en la complejidad y la precisión en lugar del nivel de magia.

Sin embargo, el verdadero origen de la runa Fragmento Deepblue fue el Aria Deepblue en el cuerpo de Sharon. Solo después de haberse convertido en un verdadero maestro de runas, Richard adquirió la capacidad de percibir una pequeña parte de las capacidades del Aria Deepblue. Sin embargo, si actualmente podía ver el valor de un árbol, la versión completa del Aria Deepblue era tan vasta como el Plano Forestal.

<< Nota: Deepblue Aria cambia a Aria Deepblue. >>

Richard mantuvo su principio fundamental de no interferir con la dirección que tomaron sus seguidores. Sin embargo, ocasionalmente medía sus puntos fuertes y diseñaba algunas runas para aumentar sus habilidades y maximizar su poder de combate.

Pensando en ello, Richard descubrió que la mayoría de sus seguidores estaban inclinados hacia la magia ahora; solo Gangdor podía cargar a través de las líneas enemigas en medio de un magnífico ejército. Término Medio era originalmente más adecuado para la tarea que Gangdor, pero Ala Negra lo había matado. Aunque Richard había vengado algo al ogro, el Cosaco Rojo todavía estaba alrededor de su patrocinador, el Marqués Yang. El no dejaría descansar el asunto todavía.

<< Nota: OMA el traductor en inglés lleva varios capítulos alternando entre troll y ogro, por el momento podemos concluir que ambos términos son ‘semejantes’.>>

Todavía existían grandes incertidumbres en cuanto al sendero de Tiramisú, pero solo se podía esperar a que la segunda cabeza del mago ogro crezca y desbloquee sus afinidades. Como resultado, aunque quisiera, Richard no podía darle al ogro muchas runas. Si bien las runas antiguas aún podían mejorarse, era extremadamente problemático y doloroso eliminarlas si las propiedades chocaban. La cultura de Faelor no estaba en el punto en que sus alquimistas pudieran sintetizar las pociones requeridas.

Además de eso, era difícil decir si las runas diseñadas para humanos causarían cambios dañinos a los ogros. Cuanto mayor es el grado de una runa, mayor es la demanda del cuerpo del portador. Los maestros de runas de Norland habían comprendido a fondo la anatomía humana durante los últimos milenios, y la fabricación de runas ahora es una profesión madura. Sin embargo, casi no hubo precedentes con respecto a las runas para los ogros. Los humanoides rara vez utilizaban runas en primer lugar, pero incluso los guerreros criados con líneas de sangre no humanas usaban normalmente runas humanas directamente. Ningún maestro de runas había considerado adaptar runas a ninguna otra especie.

Luego estaba Demi, que acababa de unirse, así como Wennington y Venica, quienes podrían participar en el futuro.

Richard se dio cuenta de que realmente tenía un exceso de lanzadores de hechizos a su alrededor. Por otro lado, no tenía demasiados guerreros poderosos. Sin embargo, si compartiera estos problemas públicamente, probablemente sería severamente reprendido.

Un guerrero era muy inferior a un mago o clérigo, especialmente en Faelor. Incluso alguien con un gran estatus como Odom sería respetuoso y deferente al dirigirse a un lanzador de hechizos. Sin embargo, fue este mismo estatus el que hizo a los magos una vista rara en los ejércitos, a menos que fuera una guerra entre reinos. Las iglesias de Faelor estaban realmente a la vanguardia en este aspecto: el poder de los sacerdotes de batalla y la colaboración de los paladines definitivamente los hizo más poderosos que una tropa regular de caballeros.

<< Nota: Deferente; respetuoso, cortés. >>

Richard originalmente tenía una impresión decente de los sacerdotes de batalla de Faelor, pero todos los que había visto parecían ser idiotas en comparación con Io. Si no fuera por ese odioso hombre, así como por el resto de sus diez magos y clérigos, sus 10.000 hombres no hubieran vencido tres veces su número tan fácilmente en el Cañón Agrietado. Sin embargo, la fuerza que esos orcos habían mostrado estaba haciendo que reevaluara la importancia de los guerreros de alto nivel.

Así fue como se construyó un ejército entrenado. Richard ya tenía un buen número de tropas bajo su mando, aumentando lentamente su calidad poco a poco. Con los zánganos humanoides que se reponían en grandes cantidades, cada vez dependía más de las tropas de élite. A cierta escala, se volvieron inimaginablemente poderosos. Por ejemplo, en la batalla en el Campamento Plaza Azul, la formación de humanoides había empujado a los defensores desde la puerta sur hacia el norte sin disminuir la velocidad.

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.