<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 482

Libro 3 – Capítulo 147. Silencio Roto

 

Waterflower no sabía cómo deshacerse del fuego dentro de ella, sintiendo una molestia inexplicable. ¿Por qué estaba irritada? ¿No recibió ella una mejora completa a su set la noche pasada? ¿No era este el poder que estaba buscando?

La chica tenía un talento aterrador en la batalla. Con el nuevo set de runas, incluso en el nivel 13, podía luchar de frente contra un santo de Faelor. Originalmente, tal crecimiento en el poder era la única búsqueda que ella tenía en la vida. Pero ahora que este poder estaba en sus manos, por alguna razón ella no podía ser feliz en absoluto.

Había estado acurrucada en su habitación todo el día, demasiado adormecida para siquiera intentar adaptarse a su nuevo poder. Por la noche, cuando ya no pudo hallarlo, fue a buscar a Gangdor para entrenar. Sin embargo, aunque Gangdor ahora estaba en el nivel 14 y tenía un set propio, su entrenamiento en los campamentos de la muerte le había dejado con una aguda sensación de peligro. Se dio cuenta de su peligrosa aura así que se retiró vergonzosamente.

Quedando en blanco por un momento, ella le había dicho que cambiara el combate por una competición de beber. El bruto se había alegrado inmediatamente, agarrando a Tiramisú, Olar, Zendrall y a otros para ser testigos de la “lucha”. Ni siquiera dejó escapar a Kellac o al joven César, cuantos más espectadores hubiera, más gloriosa sería su victoria. Sólo después de que todos se reunieron, comenzó la competición grandiosamente.

Mientras Gangdor había estado luchando para encontrar una audiencia, Waterflower se quedó allí con los ojos enfocados en un lugar desconocido. Un total de treinta botellas de whisky fuerte habían sido traídas, lo suficiente como para dejar una docena de orcos fuertes desmayados.

Tenía recuerdos confusos de haber empezado a beber, recuerdos confusos de haber visto la expresión de Gangdor desde la alegría tranquila hasta el shock; recuerdos confusos del bruto colapsando en el suelo. ‘¿Gané?’ Recordó haber pensado para sí misma en ese momento, mirando a su alrededor las botellas vacías y las expresiones de asombro de Olar y el resto. Cierto, ella había vencido a ese idiota en una competición de beber.

Y sin embargo, ni siquiera se había sentido mareada. Era como si ella solo hubiera estado bebiendo agua todo el tiempo. Sintiendo una repentina punzada de soledad, hizo un gesto con la mano para alejar a la multitud antes de recoger su espada larga y abandonar el lugar en silencio. Así fue como terminó en las calles de la ciudad hasta altas horas de la noche.

Todo lo que podía ver a través de sus ojos entrecerrados era la figura de Richard, pero no quería encontrarse con él.

Unos cuantos aristócratas borrachos salieron de la calle de enfrente, hablando en voz alta sobre la caravana que regresaba, el vino fuerte y las mujeres. Esto último especialmente hizo que todos estallaran en una carcajada de risa.

El noble que estaba delante se puso rígido de repente, inmóvil como una estatua. El camino estaba bloqueado para los que estaban detrás, así que alguien le dio una fuerte palmadita en el hombro y soltó un aliento que apestaba a alcohol, “Mi Señor, ¿qué has visto que ni siquiera puedes caminar? No puede ser una belleza sin igual, ¿verdad? Una mujer así ya estaría en la cama de alguien… ¡Ah!”

El noble que hablaba también se quedó inmóvil. Los que estaban detrás de él se apretaban y miraban a su alrededor, y audiblemente aspiraron una bocanada de aire. Al final de la larga calle estaba lo que parecía un elfo nocturno caminando hacia ellos, su pequeña cara confundida emitía un brillo nebuloso a la luz de la luna. Esta belleza etérea ni siquiera parecía humana, su andar sosteniendo la gracia de alguien caminando sobre el viento.

“No estoy soñando, ¿verdad?”

“Cielos……”

“No me importaría renunciar a diez años de vida para tenerla en mi cama…”

Todos los nobles empezaron a murmurar, sus miradas siguiendo a la chica que tenían delante. La chica misma no podía ver ni escuchar nada en ese momento, inmersa en su propio mundo de pánico, molestia y arrepentimiento por algo desconocido.

‘Debes ser un poco más valiente, sólo un poco más…’ Una voz hizo eco repetidamente en el corazón de Waterflower, haciéndola sentir loca.

¡Había alguien bloqueando el camino! Ella instintivamente se movió dos pasos hacia un lado, balanceándose como un fantasma mientras cruzaba a los nobles para continuar vagando por el camino. Estos nobles vieron que la presa en sus manos estaba a punto de volar. Inmediatamente medio sobrio, el más rápido se acercó rápidamente para intentar agarrar a Waterflower.

Incluso en su estado medio confundida, la percepción de la chica era aguda. La torpe inmediatamente despertó su vigilancia y se hizo a un lado, levantado el Pastor del Descanso Eterno junto con su vaina. El noble tomó aire vacío, sus costillas chocaron contra la vaina de la espada de Waterflower. El golpe lo dejó con tanto dolor que ni siquiera pudo gritar, cayendo directamente al suelo con su cuerpo retorciéndose.

“¡Barón! ¿Qué te ha pasado?”

“¡Maldición, esta chica golpea fuerte!”

“¡Tómenla para interrogarla!”

Los nobles entraron en pánico, pero en medio del alboroto unas pocas figuras ágiles saltaron de la oscuridad para rodear a Waterflower. Incluso en Agua Azul, estos aristócratas trajeron a sus guardias, pero para disfrutar plenamente de los burdeles, normalmente estaban escondidos. Si sus señores se encontraran con algún peligro, estos soldados aparecerían desde todos los rincones.

Waterflower finalmente se recuperó de su estupor, su mirada recorrió a los guardias que la rodeaban mientras la intención asesina impregnaba sus ojos. Incapaz de evitarlo, un soldado que tenía una conciencia aguda se estremeció de repente dando un paso atrás mientras sus dientes empezaban a rechinar sin parar.

En ese momento, uno de los jóvenes que sentía que la situación estaba bajo control, recorrió con sus ojos el cuerpo de Waterflower sin el más mínimo indicio de vergüenza. “¡Capturen a esta chica!”, gritó en voz alta, “¡Tengo que interrogarla apropiadamente en venganza por el Barón Zeton!”

Otro noble se sintió infeliz ante esto, “Eso no va a pasar, eres demasiado malo. Tal gran bien, ¿cómo podrías ‘interrogarla’ tú solo?”

“Bien, perdóname. ¿¡Qué tal esto, podemos interrogarla todos juntos durante un día y una noche entera!?”

Los jóvenes nobles gritaron ruidosamente, fijando todas sus miradas en Waterflower mientras empezaban a examinarla aún más descaradamente.

Un guardia alto salió repentinamente de la oscuridad, la tierra temblaba con cada paso que daba. Su cuerpo montañoso estaba lleno de un aura cruel, la enorme espada en sus manos de al menos unos cientos de kilogramos de peso. La energía dentro de él casi se desbordaba; aunque aún no estaba en el estado donde se había condensado en una forma física, su silueta aún brillaba en la oscuridad.

¡Un santo! A pesar de que el aura de esta persona era un poco más débil que la mayoría de los santos, claramente acababa de avanzar, ¡seguía siendo una auténtica potencia a nivel santo!

El hombre dejó escapar una risa profunda, “Es mejor rendirse, chica. Mi espada no tiene ojos. ¿No es sólo dormir con mi maestro una vez? ¿Cuál es el problema de todos modos? Tienes que follar con un hombre en algún momento, ¡mi maestro es muy generoso!”

Una fría furia irradiaba de los ojos de Waterflower, “¡Un mero santo viene aquí a buscar la muerte!”

“¿Qué?” El hombre apenas podía creer lo que escuchaban sus propios oídos. ¿Un mero santo? Esta impresionante chica tenía sólo el nivel 13, ¡pero lo llamó un mero santo! Sin embargo, no tuvo tiempo para pensar. ¡El Pastor del Descanso Eterno ya había dejado su vaina, apuñalando silenciosamente hacia él!

El hombre de repente vio una misteriosa luz azul brillando en los ojos de la chica. Sus pensamientos de repente se volvieron fríos, su mente se congeló en un instante. Ya no le importaba lastimar a la chica delante de él, movilizando toda su energía con un rugido cuando su enorme espada apuñalaba directamente hacia el enemigo.

Waterflower pareció fusionarse con la oscuridad, el Pastor del Descanso Eterno golpeando ligeramente la enorme espada. Ella usó el impulso prestado para aparecer detrás del hombre en un instante, la parte baja de su espalda iluminada en su visión. Una oscuridad etérea se condensó repentinamente en el filo de su espada, su cuerpo entero apoyado en el golpe como el agua de una presa que se desbordaba. La espada larga era como un rayo negro insonoro, atravesando silenciosamente la cintura del hombre.

Guía de los Secretos, Aliento de la Oscuridad. En los primeros momentos de la batalla, Waterflower ya había usado sus dos habilidades de set. Una nube de niebla sangrienta salió de la cintura de su objetivo, extendiéndose rápidamente. Mientras tanto, ella misma se movió a diez metros de distancia como si estuviera flotando en el agua antes de detenerse. El chorro de sangre no logró ni tocarla.

Sólo cuando la niebla se disipó, todos vieron un impactante hueco en el abdomen del hombre. ¡Casi la mitad de su cintura había desaparecido! Los nobles finalmente se llenaron de terror, uno de ellos chillando mientras tomaba la iniciativa para huir. El resto de los nobles siguieron su ejemplo y salieron disparados, dispersándose como una bandada de pájaros en un instante. Los guardias, sin embargo, se quedaron para cumplir con su deber. Se podría decir que eran heroicos y sin miedo a la muerte; ni uno solo de ellos siguió a su maestro en la huida. Estos soldados prestaron atención a la retaguardia, vigilando de cerca a Waterflower mientras se retiraba paso a paso. Sólo después de que ella se escondiera en la oscuridad una vez más, se dispersaron y escaparon.

Esa potencia de nivel santo ya había sido completamente abandonada; no había nadie que se atreviera a llevarse su cuerpo.

El estallido pareció tener un efecto catártico; Waterflower sintió que parte de su estado de ánimo sofocante se desvanecía. Sin embargo, a ella en realidad no le gustaba matar; sin ganas de perseguir a esos borrachos, simplemente caminó sola en la oscuridad.

Las profundidades de la oscuridad, este era su mundo.

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.