<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 485

Libro 3 – Capítulo 150. Declaración de Guerra

 

Bevry le envió a Richard una carta a través de la red de comunicación la tarde siguiente, explicando la situación con el Conde Burr. La Asociación de Magos estaba dispuesta a dividir sus acciones en la Carretera Ensangrentada con la familia real, y también estaba investigando sus antecedentes. Sospechaban cada vez más de él, pero aún no tenían ninguna evidencia definitiva. La idea actual era forzar a salir al ‘maestro’ que lo respalda para determinar su verdadero poder y antecedentes.

Richard se rió después de leer la carta, diciéndole a Flowsand, “No hay necesidad de que aparezca mi ‘maestro’ o el semidiós. ¡El sondeo se detendrá sólo con nosotros!”

La carta tuvo cierta utilidad. Demostraba que la familia real no estaba preparada para luchar contra él en público, sólo planeaba intervenir desde las sombras. En otras palabras, su guerra sólo sería con las tropas de la Asociación de Magos. Es decir, la familia real y los tres duques seguirían guardando silencio. Por supuesto que había otras alianzas secretas, pero al menos no se convertiría en enemigo de todo el Reino Sequoia.

La atmósfera en Agua Azul se volvió cada vez más tensa en los próximos días. Los soldados de Richard salían de la ciudad constantemente en grupos. Los nobles que empezaron a adivinar el destino llegaron a una conclusión inquietante: ¡se dirigía hacia el Reino Sequoia!

Los soldados habían estado en constante entrenamiento durante los últimos meses. Sólo la mitad de los 10.000 esclavos iniciales fueron conservados, pero el poderío total de esas tropas había aumentado. Los 600 bárbaros, en particular, tenían una fuerza temible. Richard sólo había dejado 1.500 hombres para defender Agua Azul, llevando al resto de su ejército y a sus seguidores a marchar hacia el Reino Sequoia.

Siempre fue el clero de Richard el que dejó a todos celosos de su ejército, y esta vez no fue la excepción. Recurrió a unas cuantas docenas de clérigos de las tres iglesias, dejando menos de diez para ocuparse de la ciudad oasis. Los nobles que tenían ojos y oídos por todas partes rápidamente averiguaron sus intenciones. ¡Sus tropas se reunían en su territorio, preparándose para dirigirse al Reino Sequoia!

Dadas las últimas noticias del propio Reino, estos nobles inmediatamente vincularon sus movimientos a la Asociación de Magos.

———

En una pequeña sala de reuniones dentro de la sede de la Asociación de Magos en Lausana, tres magos se reunieron alrededor de una vieja mesa redonda. El tema principal de esta sala era la caoba, pero con el paso del tiempo la madera ahora tenía un brillo púrpura sobre su superficie. El pequeño y estrecho cuarto no se había mantenido bien; las pinturas al óleo de los dioses dibujados en la parte superior estaban terriblemente descoloridas.

Los tres magos sentados alrededor de la mesa estaban todos vestidos con túnicas doradas oscuras. Frente a Leon estaba el presidente de la Asociación de Magos, Theodore, mientras que a su lado estaba un viejo llamado Hoover, el mago de más alto nivel en toda la Asociación.

Theodore fue extremadamente solemne, enunciando cada palabra, “Este es un movimiento bastante significativo. El riesgo que estamos tomando es un poco demasiado alto.”

Leon resopló, “Si tenemos éxito, aterrorizaremos a todos los nobles del Reino; la Asociación ascenderá a una posición sin precedentes. ¿Cómo podrían obtenerse beneficios tan enormes sin ningún riesgo? Todavía tenemos todo bajo control. Podemos envenenar a Burr, matándolo en cualquier momento.”

El presidente frunció el ceño, “No, eso no es apropiado. Aún necesitamos que pase por un juicio público y admita su culpabilidad. El Maestro Monet es muy hábil con la magia del alma; basta con tomar el control de la mente de Burr.”

Leon reveló una sonrisa burlona, “¿Crees que los demás no podrán darse cuenta de que está siendo controlado? ¿Cuál es el punto de esto? ¡No engañaremos a nadie!”

Theodore se mantuvo tranquilo, “Incluso si no podemos engañar a una sola persona, tenemos que hacerlo. Es el último velo entre nosotros y los nobles del Reino.”

“¡Qué descripción tan exquisita!”, Se burló Leon, incluso aplaudiendo un par de veces.

Sin embargo, no hubo ningún cambio en la expresión del presidente, como si Leon realmente lo estuviera elogiando. Hojeó la información que tenía delante, “¿No hay nada malo con Richard? ¿Has descubierto sus orígenes?”

Leon frunció el ceño, “Su primera aparición parece estar relacionada con una invasión planar en el Ducado de Roca Blanca. Fui a la Iglesia del Valor en el Reino y le pedí al sacerdote que orara a Neian, pero por alguna razón su conexión se ha debilitado. El sacerdote no ha obtenido ninguna profecía en el último año; incluso con el grado más alto de ceremonia, no ha podido establecer contacto.”

Theodore asintió, “Las Iglesias del Tiempo y del Espacio han estado reportando eventos similares. Runai no ha hablado en los últimos seis meses, y Cerces sólo fue ligeramente mejor con una sola profecía. Pero incluso esa no era gran cosa; la profecía sólo les ordenaba hacer crecer la fe lo más rápido posible.”

Leon frunció el ceño, “Esto va a ser un poco problemático, tenemos que dejar de lado la investigación. Aunque la gente en las Tierras Ensangrentadas está difundiendo todo tipo de rumores, sigo pensando que el poder detrás de Richard es un magnífico mago como máximo. Sólo existen unos pocos magos legendarios, ¿cómo podría uno nuevo surgir de la nada? Si Richard es inteligente, renunciará al equipo encantado y a la Carretera Ensangrentada. Si no renuncia…. ¡Hmph! ¡Hay un buen número de personas incontrolables que mueren cada año!”

Theodore golpeó ligeramente la superficie de la mesa, “Propongo que la Asociación entre en modo de emergencia, y que todos nuestros soldados y magos de batalla se preparen para la guerra. Tenemos que tener cuidado con el Duque Lobo Terrible. Si bien un simple caballero titulado no debería estar entre sus subordinados centrales, sigue siendo un vasallo. También deberíamos estar en guardia contra los otros dos duques y especialmente contra el Rey. Él es el verdadero zorro en todo esto.

“Esta es la orden de movilización. Echen un vistazo, si no hay problema con eso podemos proceder. Por supuesto, sigo manteniendo mi oposición a esta guerra. Mantenga la escala bajo control.”

Luego le entregó un informe a Leon y Hoover, algo que congeló el corazón de Leon. Si este documento ya había sido preparado, entonces Theodore había anticipado la conclusión final de la reunión. Este vejestorio no sería fácil de manejar. Aunque sólo estaba en el nivel 16, sus intenciones eran incomprensibles. No sería tan fácil tomar el control de la Asociación.

Leon tomó el documento y lo examinó antes de acercarlo a Hoover. “Por favor, mire, Maestro Hoover. Si no encuentra ningún problema con esto, yo también estoy de acuerdo.”

Hoover miraba hacia el techo, completamente ajeno a las discusiones entre los dos. La interrupción de Leon le molestó, y firmó el documento sin siquiera mirarlo, “¡Se me acaba de ocurrir una idea para un hechizo exquisito! Hagan lo que quieran, no me molesten. ¿Hay algo más?”

Theodore y Leon intercambiaron miradas, “No, eso es todo.”

Hoover inmediatamente se puso de pie, “¡Bien, me voy!”

Theodore se puso de pie, “Maestro Hoover, la situación en este momento es complicada. ¿Podrías trabajar en tu investigación en Lausana? Tu torre está muy lejos; incluso si algo sucede, es posible que no puedas regresar a tiempo.”

Hoover resopló, “¡Los crudos laboratorios de aquí no satisfacen en absoluto mis necesidades! Tengo que volver. Si no vigilo a esos enanos por un día, se relajarán.”

Dicho esto, el mago se negó a prestar atención a cualquier otro intento mientras empujaba la puerta para salir. Solo Leon y Theodore quedaron en la sala de reuniones, la temperatura bajó.

——–

El segundo mes de verano fue un mes de disturbios en el Reino Sequoia.

La Asociación de Magos había capturado repentinamente al Conde Burr, planeando llevarlo a juicio por romper su monopolio en el comercio de artículos encantados. Este era el noble más poderoso que habían capturado en la historia y un gran desafío para toda la aristocracia. Los verdaderos nobles poseían una soberanía casi completa dentro del Reino Sequoia; incluso el ejército real tenía que notificarles antes de pasar por allí. Esto era aún más cierto para los nobles independientes como Burr, que fácilmente podían convertirse en vasallos de un país diferente.

En segundo lugar, el gran éxito de la Carretera Ensangrentada le había dado al Reino una nueva comprensión del valor de las Tierras Ensangrentadas. Encontraron que había sangre por todas partes en el suelo, pero también había oro esparcido alrededor del mismo. Cada artículo traído de Fuegos de Forja podía volver loco a cualquiera, ¡y todo lo que tenían que enviar era comida!

Pero fue el último shock el más grande. ¡Richard desafió oficialmente a la Asociación de Magos a una guerra, no como un mago sino como noble!

Si bien muchos habían adivinado que el comerciante que le había vendido al Conde Burr era Richard, como la Asociación no lo acusaba directamente, aún no le había afectado. Aún así, él saltó directamente e intervino de una manera poderosa.

Richard reunió públicamente a su ejército, ordenando a la Asociación de Magos que liberara al Conde Burr de inmediato. Debían derogar todas las leyes que prohibían la venta de equipos encantados a granel tanto para él como para el territorio del Conde Burr, y además, debían dejar de inflar el precio de los materiales mágicos en el mercado.

Si no, en sus propias palabras, “¡No me importa usar la sangre de los magos para teñir de rojo el Lago Niwa!”

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.