<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 595

Libro 4 – Capítulo 100. Estrés

 

Oro. Ese fue el color principal que llenó la visión de Richard mientras se libraba de la oscuridad, sus ojos se abrieron lentamente. La cama dorada en la que estaba era lo suficientemente grande como para acomodar a un elefante, dando paso a muebles brillantes tallados en oro incrustados con gemas. Él por supuesto no era pequeño, pero esta habitación lo hacía sentir como una hormiga. Sólo las almohadas y las mantas de esta cama eran lo suficientemente grandes como para ahogarlo por completo.

Su cuerpo se sentía como gelatina mientras intentaba moverse, de modo que su falta de fuerza hizo que necesitara un esfuerzo insoportable para mantenerse en pie. Su cabeza empezó a latir inmediatamente cuando trató de darle sentido a la situación, pero cuando recurrió a su conciencia secundaria, la repentina oleada de simulaciones sobre las artes marciales de la Iglesia amenazó con partirle la cabeza.

Su boca se abrió en un grito silencioso mientras se golpeaba la cabeza unas cuantas veces, sólo deteniéndose cuando unos pequeños copos volaron frente a sus ojos. Miró su mano y se dio cuenta de que casi todas sus uñas se le habían caído, las dos que quedaban se deslizaron lentamente hacia abajo dejando atrás una carne rosada que se retorcía. Aún así, su garganta se negó a trabajar, obligándolo a mirar en silencio mientras crecían lentamente nuevas uñas claras como el cristal. Sin embargo, en el momento en que cruzaron el soporte de su carne, se hundieron.

Mientras trataba de tocar sus uñas recién crecidas, una parte de la piel de su mano se peló repentinamente. Sin embargo, no fue sólo su mano, sino que su antebrazo, que había rozado su muslo, también mudó una gran extensión de piel muerta.

Viendo como su cuerpo mudaba y se reformaba a sí mismo, los recuerdos volvieron repentinamente a su cabeza de la comida que acababa de compartir con el Emperador. Se las arregló para calmarse y mirar a su alrededor, encontrando una botella de agua en la parte superior del armario cercano que se bebió de un trago para aliviar su ardiente garganta. Mientras su cuerpo seguía mudándose, se dirigió al baño adjunto para limpiarse.

La bañera que podía contener a media docena de personas ya estaba llena hasta el borde con agua tibia que seguía fluyendo desde un grifo cercano. Cuando entró y dejó que su piel se desprendiera completamente, notó que el agua aún no se había desbordado. Probablemente había un mecanismo en esta bañera que redirigía cualquier exceso para mantener el agua constantemente a la temperatura perfecta.

Finalmente capaz de relajarse y pensar con claridad, inmediatamente comenzó a examinar su cuerpo. Al sumergirse en su mar de conciencia, se dio cuenta de que sus dos líneas de sangre seguían estando perfectamente bien. Una rápida circulación de su maná reveló que su reserva de maná había crecido, y sus runas se activaron sin problemas también.

Fue cuando intentó lanzar un puñetazo al aire que casi se le desprende el brazo. Gruñendo de dolor al retirar el puño, se sorprendió al percatarse de que el puñetazo había ejercido el doble de fuerza de la que podía ejercer antes. Aunque la fuerza nunca había sido su fuerte— incluso con esta duplicación no era tan fuerte como un ogro o un bárbaro o algo parecido— sus músculos se sentían mucho más firmes que antes.

Esto fue una bendición disfrazada. Su poder al usar el Armamento de Maná se incrementó enormemente, y muchas de las técnicas de artes marciales que había estado simulando durante años ahora serían más fáciles de entrenar. El dolor de cabeza se fue disipando lentamente a medida que asimilaba todos los análisis realizados por su mente secundaria, pero eso sólo le indicaba lo lejos que estaba de dominar realmente lo que Flowsand le había enseñado. Aun así, aunque fuera peor que Flowsand, ahora podía compararse a Io incluso en un partido limpio.

Mientras se relajaba en el baño, su cabeza se aclaró y la incomodidad desapareció. Rápidamente se dio cuenta de que se había desmayado, hinchándose con esos alimentos ricos en energía, así que todas sus preocupaciones desaparecieron. Sin embargo, una pregunta surgió de repente en su mente.

¿Por qué el Emperador le había dado tanta comida preciosa? ¿Fue una recompensa por tener éxito con Perdición de la Vida? Este pensamiento fue inmediatamente borrado de su mente. La runa terminada de Perdición de la Vida ni siquiera iría a la familia real, e incluso si él les diera tales runas en el futuro, tendrían que pagar por ellas en ese momento. La comida que podía mejorar el cuerpo hasta tal punto era mucho más valiosa que una sola runa. Sin embargo, no se le ocurrió ninguna otra razón.

Eventualmente salió de la bañera y se quitó la toalla, poniéndose su ropa una vez más antes de mirar por la ventana. La vista de Fausto desde aquí le permitió comprobar que todavía se encontraba en el palacio imperial en el quinto nivel.

Era un poco más tarde de la medianoche, pero se encontró a sí mismo rebosante de energía. Sin embargo, cuando tocó la campana para llamar a un sirviente, encontró al ayudante personal de Philip respondiendo al llamado en su lugar. “He estado esperando afuera durante algún tiempo, Sir Richard. Su Majestad mencionó que usted se despertaría en este momento.”

“¿Tiene Su Majestad alguna orden?” Preguntó Richard. Apenas recordaba una conversación sobre un centenar de monturas, pero no podía recordar todos los detalles.

“Su Majestad mencionó que necesita ser más cauteloso a partir de ahora. Las conspiraciones dentro de la Alianza se calmarán, pero las de los otros dos imperios o incluso otras razas podrían empezar a conspirar contra ti. También desea comprarle cien monturas, pero con la condición de que la esperanza de vida sea modificada a unos diez años como mínimo.”

Richard hizo todo lo que pudo para evitar que su cuerpo temblara. ¿Cómo se las habían arreglado para averiguar la esperanza de vida de los caballos tan rápidamente? ¿Cómo sabían que se podía modificar?

El ayudante continuó, “Estamos dispuestos a pagar 120.000 de oro por cada una de estas monturas modificadas, y cien es sólo el primer pedido. Tiene planes para formar un batallón entero de tales caballeros, pero eso tendrá que ser discutido otro día. Su Majestad está en medio de la cena, no podemos molestarle. Ordenó que te enviaran de vuelta una vez que despertaras”.

Fue entonces cuando Richard recordó que Ferlyn también lo había llamado, pero considerando la hora, solicitó ser enviado a la isla Archeron. Cuando llegó a la isla y se dirigió directamente a su estudio, se encontró con Coco. La chica parecía un poco nerviosa, sorprendida ante su mirada, pero se pegó a la pared sin atreverse a decir una palabra.

Richard estaba un poco confundido por su presencia aquí, recordando que había autorizado al mayordomo para que la enviara de vuelta a casa. Sin embargo, no quería molestarse con cosas tan pequeñas y sólo le hizo un gesto de asentimiento antes de subir.

……

Mientras miraba el mapa de la Alianza Sagrada en la pared de su estudio, Richard sintió una cantidad excesiva de estrés. Al ver los territorios de su padre esparcidos por todo el Castillo Blackrose, no estaba seguro de poder lograr las mismas cosas que Gaton; el simple hecho de aferrarse a los cimientos que el hombre había dejado atrás ya lo estaba empujando hasta el límite.

Sin embargo, este mapa también le ayudó a ver un poco las cualidades de ese hombre. Gaton Isaiah Satanistoria Archeron era un hombre intrépido, alguien que tuvo el coraje de tomar grandes riesgos en la búsqueda de todo lo que deseaba. Su hermano Goliat había heredado el condado de la familia, dejándolo con un pequeño título que valía muy poco.

El primer acto de Gaton tras la muerte de su padre fue vender su feudo y su castillo, sólo tomando sus armas y su armadura para convertirse voluntariamente en un guerrero libre que deambulaba por las tierras. El joven guerrero había demostrado entonces su excelencia en el campo de batalla, acumulando lentamente un ejército, seguidores poderosos y territorios expansivos. Había dejado atrás una leyenda labrando la suya, asumiendo muchas responsabilidades a medida que ascendía hasta convertirse en marqués.

Muchas partes de este mapa habían sido marcadas con signos de interrogación, indicando que el vasallo a cargo de cada una de ellas vacilaba en su lealtad o empezaba a resistirse a las órdenes. La tierra que ya estaba fuera de control estaba en gris, con la marca de un cofre en aquellos que habían participado en el robo de las ofrendas. Algunos fueron marcados con calaveras; estas eran las familias que serían eliminadas cuando tuviera la oportunidad.

Se quejó para sí mismo sobre los costos de los viajes planares. Si hubiera podido traer a sus tropas de Faelor, habría aplastado todos esos pequeños territorios hace mucho tiempo. Todo este tiempo les dejó actuar como quisieran para que ataran sus propios lazos con más fuerza, pero ahora no estaba tan seguro de eso. La exhibición de Perdición de la Vida garantizó a todos que se convertiría en un santo maestro de runas en el futuro, por lo que era poco probable que estas personas expusieran a sus maestros ocultos tan fácilmente.

 

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.