<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 612

Libro 4 – Capítulo 117. Hacia La Luz

 

“… Y Toffler aún no ha heredado el Ducado. Se rumorea que la familia real y otros nobles están planeando dividir la herencia entre todos los herederos del Duque Bevry. También ha habido varias peticiones de compartir nuestras rutas comerciales; algunas de estas personas incluso amenazan con bloquear nuestros productos si no bajamos el peaje. Parece que quieren patearnos cuando estemos abajo.”

Acababa de amanecer, y Richard estaba escuchando un informe sobre el clima político a manos de Gangdor, que recién terminó de organizar sus nuevas tropas. Miró el mapa mientras se acariciaba la barba recién cortada, “Patear a la gente cuando está abajo, ¿dices? Qué bien, yo planeaba hacer lo mismo.”

Extendió su mano hacia la frontera entre las Tierras Ensangrentadas y el Reino Sequoia, marcándola con su pluma, “Vigila esta frontera; ningún soldado del Reino tiene permitido entrar en nuestro territorio. No tengas miedo de una pelea, los enfrentaremos si vienen. Estaré trabajando en algo durante el próximo mes, así que no me molestes. Tienes plena autoridad para comandar a todos nuestros soldados en este período, y les diré a los demás que sigan tus instrucciones también.”

“¿Qué hay de los caballeros rúnicos?” Preguntó Gangdor.

“También están a tu disposición.”

“¡Entonces peleemos! ¡Puedo llevar al ejército hasta esos idiotas y matarlos!”

Richard negó con la cabeza, “No, todavía no tenemos suficientes motivos para ello. Deja que canten y bailen, sólo están atando la soga más fuerte alrededor de sus cuellos. De hecho, cuanta más gente decida amenazarnos, mejor.”

Una repentina mirada de comprensión apareció en la cara de Gangdor.

……

Richard se encerró en su laboratorio durante el mes siguiente, sin salir en absoluto. Aquellos que vivían cerca vieron cómo cientos de miles de oro en materiales mágicos desaparecían en su laboratorio todos los días, una vista extraña de contemplar incluso para aquellos que realmente no se preocupaban por el dinero.

Esto fue especialmente cierto para Lina, que había servido al lado de Gaton durante mucho tiempo. Richard estaba gastando el equivalente al ingreso anual de su padre en cuestión de días, y todo lo que ella podía ver era oro derritiéndose.

El mes pasó sin problemas. Cuando Richard salió del laboratorio, pesaba cinco kilos menos, con la cabeza y la cara llenas de pelo largo y desgreñado. Sólo quedaban sus ojos brillantes, llenos de profundidad. El almacén estaba ahora completamente vacío, los millones de oro en materiales habían desaparecido en el pozo sin fondo de su trabajo de creación de runas. El resultado final fueron cuatro runas arrojadas en una simple caja encantada que llevaba sin cuidado.

Hoy le tocó a Tiramisú vigilar el laboratorio. El mago ogro estaba sentado contra la pared, la cabeza principal roncando ruidosamente mientras que la segunda miraba en todas direcciones. “¡Oye, Tiramisú!” La segunda cabeza lo despertó, y el mago ogro saltó de miedo. “Maestro, usted… Umm…”

El aura de Richard era muy diferente a la de hace un mes. Incluso entonces, este maestro suyo era aterrador cuando la desataba, pero ahora sentía como si millones de alfileres invisibles lo estuvieran pinchando constantemente. El aura asesina que se desprendía del cuerpo de Richard lo hacía sentir como si estuviera en peligro de muerte.

Si Richard era una espada desenvainada hace un mes, ahora se sentía como si la punta de la espada estuviera en la garganta de uno.

Afortunadamente, esta situación ya había ocurrido una vez antes. Richard se dio cuenta inmediatamente del problema y mostró una sonrisa, conteniendo su aura hasta el punto de que no quedaban rastros de peligro. Aunque no se había añadido ninguna runa nueva en el último mes, todo el proceso de creación le había permitido analizar aún más las habilidades de Beye. Su dominio para controlar la muerte estaba aún más allá de sus capacidades, pero él había empezado por ese camino.

Esta mejor comprensión del poder de la runa también le ayudó a captar mejor la raíz del diseño, afinando sus intentos para crearla. Su tasa de éxito había aumentado ligeramente, al igual que la potencia del resultado final. Al mismo tiempo, esta mejora también le permitió adquirir una comprensión más profunda de cómo utilizar la runa, dando lugar a un ciclo de mejora continua que templó su aura en gran medida.

Le dio una palmadita en la barriga al ogro mientras pasaba, “Ve a reunir a todos, tengo algunas cosas que decir.”

Tiramisú medía casi cuatro metros de altura; incluso sentado en el suelo, a Richard le resultaba difícil tocar sus hombros. A medida que el ogro iba creciendo con la edad, podía llegar hasta el punto de tener que dar palmaditas en el muslo en su lugar.

……

No pasó mucho tiempo antes de que todos los seguidores de Richard se reunieran en su residencia. Todos sus seguidores estaban presentes, aunque Tiramisú tuvo que pararse en dos rocas en el jardín exterior y mirar por la ventana. Afortunadamente la ventana había sido diseñada ancha y alta; lo que una vez había sido para la estética ahora tenía un uso práctico.

También estuvieron presentes Lina, Io y Nyra. Algunas otras personas como Rosie y Kellac también habían sido convocadas.

Richard estaba sentado en la cabecera de la mesa de reuniones, con un trozo de papel en la mano. Golpeó ligeramente la mesa una vez que todos llegaron para atraer su atención y sonrió, “Entonces, primero las buenas noticias. Tanto Faelor como el Plano Forestal están decentemente estables ahora, y estamos ganando buenas sumas de dinero. El estigma de que los Archerons sean pobres ya no debería ser un problema. Ustedes han estado peleando a mi lado por mucho tiempo, pero realmente no les he dado la oportunidad de disfrutar. Ahora, es momento de compartir. Estaré repartiendo sus salarios del año, dependiendo de cuánto tiempo haya estado conmigo.

“Así que empecemos con nuestra hermosa sacerdotisa. Flowsand, ¿por qué no tomas un poco menos este año? ¿Bastarían cien mil?”

Flowsand resopló, “¿Para qué necesito dinero? ¿Suministros?”

Si uno lo pensara, todo su equipo provenía de la gracia divina del Dragón Eterno. El equipo ordinario al que tenía acceso era gratuito, ya fuera del propio Richard o del almacén de la Iglesia del Dragón Eterno. Sin embargo, justo después de su resoplido, miró al techo y comenzó a murmurar cálculos en voz baja. Estaba calculando en silencio el precio de las perlas y los vestidos hermosos; para cuando terminó, ya había sido asignado todo el oro.

Richard siguió con los salarios de todos los demás. Sus principales seguidores recibieron entre 80.000 y 100.000 al año, mientras que Lina también recibió otros 100.000. Todos llevaban expresiones de satisfacción en sus rostros. Aunque generalmente él se ocupaba de sus armaduras y armas, había otras formas más sencillas de gastar el dinero que los hacía felices.

La única excepción fue Phaser. La parte descubierta de su rostro parecía completamente en blanco cuando escuchó que recibiría 70.000 de oro. Ella sabía que el oro era un recurso así que lo tomó y lo protegería, pero no necesitaba armas ni equipo y sus gustos alimenticios también eran simples. Sólo le importaba la cantidad de energía que una comida podía proporcionarle y nada más, y no había visto ningún alimento con alta cantidad de energía a la venta en Faelor. Quizás su indiferencia cambiaría si visitara los restaurantes de Fausto.

La más sorprendida en la habitación fue probablemente Rosie. Cuando su nombre fue pronunciado al final y recibió 50.000 monedas de oro, sus ojos comenzaron a enrojecerse un poco. La cantidad de dinero no le importó en absoluto, pero el hecho mismo de que se le hubiera asignado algo significaba que Richard la consideraba una persona cercana a él.

Terminado de contarle a cada uno su paga, Richard volvió a poner el papel en el escritorio. Era una delgada lámina ordinaria de piel de oveja, pero tenía mucha importancia. Esta era la primera vez que había establecido su núcleo adecuadamente, y sus recompensas en el primer año habían superado el millón de oro. ¡Estos fueron casi todos los ingresos de Gaton en el último año!

“Tengo 800.000 de oro en el almacén ahora mismo, distribúyanlo ustedes mismos proporcionalmente. El resto del dinero está en Norland, pueden ir a recoger su parte con el mayordomo en cualquier momento.”

Las ovaciones estallaron dentro y fuera de la sala de reuniones. Tiramisú y Término Medio ya estaban discutiendo sobre los hoteles que visitarían, este último rugiendo al querer contratar a algunos chefs personales. El ogro gourmet ya estaba decidiendo qué carnes específicas quería comprar.

Richard tenía más noticias que compartir, pero esperó unos minutos hasta que la celebración se calmó. Luego comenzó a distribuir a sus seguidores entre Faelor y el Plano Forestal, haciendo formalmente a Flowsand su segunda al mando.

Ese anuncio inmediatamente silenció la habitación por completo. Todos se volvieron serios cuando se dieron cuenta de que estos arreglos se estaban haciendo para un período de ausencia.

Richard asintió ante la pregunta no formulada, “Tengo una promesa que cumplir. Estaré visitando un campo de batalla de la desesperación por algún tiempo, y espero que manejen las cosas hasta que yo regrese.”

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.