<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 626

Libro 4 – Capítulo 131. Zangru de la Madre Cría

 

Richard no se molestaría en mentir sobre algo así. Una madre cría de nivel 9 era más importante para él que un subordinado legendario. Con la capacidad de crear una horda de zánganos de nivel 13, la composición de su ejército se acercaría a los ejércitos reales de Norland. La diferencia en las runas aseguraría que un caballero de nivel 12 de Norland pudiera vencer a un zángano de nivel 13, pero a diferencia de los zánganos, un caballero humano tardó décadas en entrenarse. De hecho, ya podía sentir un cerebro clonado volando hacia aquí para recogerlo. Ella estaba claramente anticipando esta comida.

Zangru finalmente se dio cuenta de que Richard hablaba en serio y bajó la cabeza para pensarlo. Sin embargo, no pareció encontrar una respuesta ni siquiera después de un tiempo. Eventualmente, volvió a levantar la vista con una mirada interrogativa, “Antes de hablar de mis capacidades, ¿podrías responder algunas preguntas?”

“Claro”, respondió Richard con calma.

“¿Vienen de un plano diferente, o son soldados de un nuevo dios?” Zangru había escuchado muchos rumores acerca de las personas que habían derrotado a los invasores durante su huida del Reino Baruch, pero incluso viendo a las representantes de las tres diosas, no estaba seguro de cuál de las opciones era la correcta.

“Otro plano, se llama Norland.” Sin ningún lugareño que los escuchara por casualidad, Richard fue sorprendentemente franco. Zangru estaba a punto de convertirse en una comida para la madre cría de todos modos; no podría decírselo a nadie.

Sorprendentemente, Zangru suspiró aliviado, “¿Tienes los otros dos artefactos que perdí contra el otro?”

“No, ya he extraído su divinidad. No son más que chatarra.”

Esto incluso hizo que Zangru sonriera, “En ese caso, el Dios de la Guerra debería estar detrás de ti.”

“Si se entera”, Richard asintió.

“Así que eres un invasor de otro plano y también robaste la divinidad de uno de nuestros dioses. ¡Parece que estás planeando luchar contra todo el panteón!”

Richard negó con la cabeza, “No necesariamente. Depende de ellos, en realidad. Las tres diosas, por ejemplo. Creo que nos llevaremos bien.”

“¿Y qué hay del Dios del Valor?” Los ojos de Zangru comenzaron a brillar con anticipación.

“Neian no puede rendirse, no funciona con su dominio. Estaré desarraigándolo completamente, destruyendo todos sus cimientos en el plano de los mortales.”

Richard no reveló que Neian era el dios que tenía que eliminar primero. La divinidad no implicaba omnipotencia; la mayoría de las otras deidades del panteón ya habían olvidado su existencia y no podrían darse cuenta de que era un invasor hasta que fuera demasiado tarde. Neian fue quien había enviado la profecía de su llegada todos esos años atrás, por lo que eliminarlo casi garantizaría el secreto.

Los ojos de Zangru se iluminaron, “¡Eso es genial! Definitivamente podemos cooperar, en realidad soy—”

“¿Un hijo bastardo de una deidad? Tan misterioso”, interrumpió Nyra monótonamente.

La expresión de Zangru se congeló por un momento al quedarse sin palabras. ¿No era suficientemente misterioso ser hijo de un dios? ¿Qué tan estremecedor tenía que ser algo para que ella lo llamara misterioso? Estaba molesto por la indiferencia de Nyra, pero eso no era nada comparado con lo mucho que le asustaba que ella lo supiera. Siempre había pensado que las sacerdotisas de nivel 12 eran pequeños alevines que ni siquiera valían la pena matar, pero esta realmente lo asustó.

<< Nota: Alevín; Cría de pez. >>

Se necesitaba de un gran sacrificio para que la unión impía de un mortal y una deidad engendrara un hijo. Los semidioses nacidos así tenían algunos atributos divinos, pero el proceso que les permitía sobrevivir a su herencia mortal era extremadamente oscuro y sangriento, retorciendo sus propias almas. Estos niños impíos nacieron trastornados y caóticos, aplastando todo a su paso. Zangru mismo era bastante dócil para su especie, aún poseía un alma mayoritariamente humana que sólo tenía unas pocas excentricidades.

<< Nota: Impío. >>

“Tch. Continúa.”

Un chasquido de la lengua de Richard lo sacó de sus pensamientos ociosos, “Bien, soy un aliado natural contra los dioses de Faelor. Todo lo que quiero es la caída de Lutheris y Neian. No me importan las tres diosas.”

“¿Aliado?” Richard se rió, “Eso no significa nada para mí.”

“¡Richard! Gruñó Zangru.

“¡Shhh! Eres el hijo de un dios, ¿y qué? ¿Por qué debería confiar en ti por eso?”

Zangru se quedó en silencio una vez más, esta vez durante diez minutos completos. “Lo mismo vale para mí”, dijo finalmente, “¿Qué garantía tengo de que no me matarás cuando hayas terminado de usarme?”

“Tú no,” Richard sonrió, “Dicho esto, puede que no vivas para ver los resultados, pero—”

“Soy hijo de un dios”, interrumpió Zangru, “Sin un dios que me purifique a costa de parte de su poder, soy inmortal. Incluso si me haces pedazos, mi cuerpo se reformará con el tiempo.”

“Bien, entonces. Mientras yo viva, Neian morirá eventualmente. Lutheris es mucho más poderoso, pero si todo va según lo planeado, también se debilitará enormemente. Con un poco de suerte de mi parte, él también morirá.”

“¿Qué? ¡Imposible! ¿Cómo sabrías cómo debilitar a un dios?”

“¿Es realmente tan difícil? En casa, tenemos cursos de estudio sobre el tema. Hay guías rigurosas a seguir para robar la divinidad de un dios.”

Zangru se desinfló instantáneamente. Cuestionó a Richard un poco más, pero no le quedó más remedio que creer que podía hacer lo que decía. “Muy bien. Si juras por tu dios que cumplirás tu palabra, o al menos que lo harás lo mejor que puedas, entonces haré todo lo que desees para contribuir con el objetivo de derrotar a Luthiers y a Neian. Sin embargo, quiero poder tomar mis propias decisiones sobre cualquier cosa que me concierna. También necesito algunas libertades básicas, no dejaré que me tengas encerrado todo el tiempo.”

Richard frunció el ceño, contactando a la madre cría con su mente, “¿Hay alguna manera de usarlo sin matarlo?”

La madre cría se quedó en silencio por un momento mientras hacía algunos cálculos, “… Un poco de su sangre todos los días durante un mes. Eso podría ser suficiente para alcanzar el nivel 9.”

“¿Y si eso no es suficiente?” Preguntó. Si la elección fuera entre tener a Zangru luchando por él y llevar a la madre cría al nivel 9, él elegiría esta última sin dudarlo.

“En el peor de los casos, podrían pasar unos meses más, pero eventualmente debería ser suficiente.”

Richard asintió antes de dirigirse a Zangru, “Si quieres tu libertad, entonces necesitaré tu sangre para mis rituales.”

“No hay problema”, contestó fácilmente Zangru. Era básicamente inmortal, así que regenerar un poco de sangre no era un problema para él. Además, cualquier ritual que utilizara sangre divina era intolerable para los dioses.

Sin embargo, Richard frunció el ceño de repente, “Cierto, ¿cómo puedo estar seguro de que no te voltearás y me atacarás una vez que te hayas recuperado?

Flowsand, que había estado sentada en silencio todo este tiempo, finalmente dijo, “La Iglesia tiene un contrato del alma a la mano, del mismo tipo que usaste con Waterflower. Habla con Noelene, te lo venderá por un millón de oro si lo quieres.”

Richard casi rechazó la idea por instinto, pero al pensarlo se dio cuenta de repente de que un millón de oro tenía mucho menos valor para él ahora de lo que tenía antes. El resto de su familia seguía siendo pobre, pero este era un costo que podía soportar mientras valiera la pena.

“Sí, lo compraré”, asintió.

……

Mientras el Lago Sapphire daba la bienvenida a otro día, los seguidores de Richard dieron la bienvenida a otra adición especial a su equipo. Zangru estaba actualmente en algún lugar entre un esclavo y un subordinado, sus manos brillando en blanco y negro con grilletes de energía de la marca de Nyra. El poder de la muerte de la sacerdotisa era un enemigo natural de la divinidad de Zangru, y además de las lesiones que había sufrido a causa de la invasión de Raymond, el joven no podía hacer mucho más que moverse.

La mayoría de las heridas de Zangru provenían del mismo santo de túnica gris que había matado a Bevry, y similar al caso de Bevry, la carne se había vuelto fibrosa como el tronco de un viejo árbol. Esta habilidad especial era bastante poderosa, pero la sangre divina del joven le dio la tenacidad para resistir la necrosis. Si no fuera por las repetidas interrupciones en su proceso de recuperación, ya estaría a medio camino de vuelta a la normalidad. Por supuesto, incluso con todas sus fuerzas, no era rival para las tropas de Richard sin los tres artefactos sagrados. Fue sólo por precaución que Richard ordenó que fuera vigilado en todo momento.

En cuanto a la persona que lo observaba, Nyra fue la elección natural. Zangru saltó detrás de Tiramisú ya que su montura fue diseñada para soportar enormes pesos, pero la sacerdotisa simplemente acercó su propio caballo.

El apuesto joven se encogió de hombros y envolvió sus brazos alrededor de los hombros de Tiramisú, charlando con ambas cabezas. Tiramisú y Término Medio parecían bastante emocionados ante la perspectiva de que alguien disfrutase hablando con ellos e inmediatamente se hizo amigo de él, borrando su nombre de la lista de presas.

El ogro no sabía que Zangru sólo quería alejarse lo más posible de la sacerdotisa blanca y negra. Por supuesto, la propia Nyra sí lo sabía.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.