<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 657

Libro 4 – Capítulo 162. Tácticas de un Advenedizo

 

Tres días después, Senma y Asiris regresaron apresuradamente de sus planos a lo que era básicamente un sitio de construcción y no pudieron evitar sorprenderse, preguntándose si habían ido al lugar correcto. Viendo a los caballeros rúnicos y a los caballeros de élite de la lanza sombra apiñados en un pequeño campamento, comenzaron a cuestionar su propia visión.

¿Quién hubiera pensado que los majestuosos caballeros rúnicos de grado 2 serían apretujados con cuatro en cada tienda de campaña? Mirando eso, los ocho caballeros de la lanza sombra en una tienda de campaña de repente no parecía ser tan malo.

La isla no era tan grande. Con las obras de renovación del castillo y la adición de unos 400 monturas, quedaba poco espacio. Afortunadamente, los caballos no tenían rival en su disciplina. Se alinearon ordenadamente y permanecieron en silencio la mayor parte del tiempo, haciendo pocos movimientos aparte de comer. Sus capacidades digestivas también eran sorprendentemente grandes, así que tampoco producían muchos excrementos. Viendo tantas monturas poderosas en perfecto orden, los dos caballeros de Gaton se quedaron sin habla.

Eventualmente, los dos se encontraron con Richard en el laboratorio donde ahora experimentaba cada faceta de su vida. ” ¿Están de vuelta? Genial, podemos salir mañana, déjenme revisar el mapa… ¡Mmm, genial! Llegaremos un día antes de lo que pensaba. Asiris, he oído que eres experto en asedios, veamos qué tienes para ofrecer esta vez. Es probable que tus habilidades no sean necesarias, pero es bueno tenerlas por si acaso.”

Tanto Senma como Asiris eran personas en las que Gaton había confiado para mantener a raya a sus enemigos en sus planos. Tenían fundamentos sólidos en la teoría de la guerra, y viendo la ruta que Richard había trazado, no podían evitar mirarse entre sí consternados. Richard básicamente planeaba seguir un camino recto de Fausto a Azan, sólo curvando a lo largo de la carretera. No se tuvo en cuenta la capacidad defensiva del Castillo Blackrose, y no se prestó atención a las obstrucciones de Sauron y Goliat. Tampoco consideró que los nobles en el camino pudieran bloquear su paso.

“Señor Richard, es posible que tengamos que librar varias guerras si elegimos esta ruta.” Asiris no era el tipo de persona que se mantenía callada sobre estos asuntos.

Sin embargo, Richard sólo asintió, “Sí, eso es lo que espero. Quiero saber en qué nivel están los nobles de Norland.”

Pensando en el inmenso número de caballeros rúnicos que poseía Richard, los dos decidieron no hacer más comentarios. Empezaban a ver rastros de Gaton en las acciones de Richard.

Ese mismo día, Richard envió tres anuncios seguidos. El primero fue una orden para que todos los vasallos de Gaton se reportaran en Fausto y le prometieran lealtad. De no hacerlo en un plazo de quince días se consideraría un acto de rebelión, mientras que aquellos que demostraran su lealtad serían perdonados por las transgresiones del pasado. El segundo fue la sentencia a quienes habían saqueado sus objetos de la isla Archeron. Los ladrones serían despojados de todos los derechos de la familia y tendrían un mes para devolver las ofrendas o compensarlo en dinero. De lo contrario, se consideraría un acto de rebelión y se impondrían castigos más severos. Cualquiera que alojase a estos rebeldes se consideraría que ha declarado la guerra a los Archerons.

El tercero fue una denuncia contundente al Consejo de Familia. Los llamados Consejos de Familia fueron declarados absolutamente ilegales en la Familia Archeron, y cualquiera que pretendiera representar a uno para cuando Richard llegara al Castillo Blackrose, sería sentenciado a muerte.

Estos tres anuncios públicos fueron extraordinariamente déspotas, atrayendo incontables maldiciones de los que estaban sobre el terreno. Aún más detestable fue la forma en que Richard había escogido para hacerlos: todos fueron emitidos tres veces por cada uno de los canales tanto de la asamblea como de la familia real. ¡Sólo las tarifas ascendieron a 1,8 millones de oro! Mucha gente odiaba que Richard alardeara tanto, pero carecían de dinero para luchar contra él en este campo o se negaban a gastar una cantidad tan enorme. Sus voces nunca salieron de sus castillos.

El tercer anuncio incluso tenía un mapa adjunto, que indicaba la ruta que tomaría de Fausto a Azan.

……

“¡TAN ARROGANTE!” En su trono de metal, el Marqués Sauron gritaba de rabia por primera vez en mucho tiempo. Rápidamente movilizó a todas sus tropas, preparándose para enfrentarse a Richard en la guerra.

……

Dentro de las instalaciones de un castillo de color marrón oscuro, el Conde Goliat, que acababa de terminar un combate de lucha con su amado dragón de tierra, se encerró inmediatamente en su estudio durante todo el día. El hombre fornido que parecía estar todo musculoso analizó todos sus informes de inteligencia antes de decidir enviar también a todas sus propias tropas.

Muchos de los ayudantes del Conde eran ancianos de la Familia Archeron. No querían una guerra civil en el seno de la familia y trataron de disuadirlo, sobre todo porque tanto él como Sauron juntos no tenían suficientes caballeros rúnicos para igualar a Richard, pero una sola declaración selló todas sus bocas, diciendo: “Si ese mocoso gana esta guerra, se convertirá en el próximo Gaton.”

Los que habían seguido a Goliat durante muchos años entendieron lo que estaba insinuando. Aunque eran hermanos, Gaton sólo había sido nombrado caballero titulado mientras que él había heredado todo el condado. Incluso ese territorio le había sido vendido por menos del precio del mercado, y Gaton usó el dinero para un viaje, algo de armadura y una runa antes de convertirse en un guerrero libre Archeron que deambulaba por Norland. Ese fue el comienzo de su mito.

Desde que Gaton se hizo cargo del Bosque Noche Eterna, se había convertido en un sol deslumbrante. Los resplandores de Alice y Goliat parecían tenues en comparación, casi imperceptibles. Alice todavía era una chica joven, así que recibió una cantidad considerable de la atención sobrante. Sin embargo, Goliat finalmente se había asentado en el fondo, empequeñecido por el brillo de Gaton.

Todas las conversaciones sobre los hermanos eran así, “Hace 20 años, el hermano de Gaton ya era conde. Ahora, todavía es un conde, mientras que el Señor Gaton ya ha…”

De hecho, Goliat seguía siendo un conde, pero eso no implicaba que fuera incompetente. Pocos guerreros en la Alianza Sagrada alcanzaron el nivel 20 en su vida, y menos aún lograron hacerlo mientras gobernaban bien sus tierras. Los logros militares de Goliat se centraron en su plano privado, donde ya había construido todo un reino y derrotado a los países vecinos para establecerse.

El hombre fornido fue extremadamente paciente. De niño, había sido entrenado para ser un señor feudal tradicional. Se aseguró de avanzar un paso a la vez, manteniendo admirablemente su propia fuerza a la par con la de su territorio. Si no tuviera a Gaton como hermano, se habría convertido en una figura memorable de la Familia Archeron.

Sin embargo, Gaton era un caballo oscuro que irrumpía en cualquier lugar que le gustara como si fuera un tornado. Siempre estaba peleando guerras, siempre expandiéndose, siempre creando milagros de la nada. El hombre nunca se cansó, nunca se desanimó, negándose a perder la fe incluso en las situaciones más difíciles. Había perdido su parte justa de las batallas, había sido enviado huyendo demasiadas veces para poder contarlas. Goliat lo había oído consolar a sus caballeros una vez al respecto, “Está bien perder, al menos no tenemos que pagar la deuda que les debemos. ¡Jaja!”

Parecía una declaración bastante absurda, pero hacía que sus seguidores se llenaran de poder en cada ocasión. Había un nivel de temor que Gaton y sus caballeros tenían sobre las deudas con Sharon; por eso siempre estaban al frente del campo de batalla. De hecho, todos los caballeros de Gaton podían pedirle dinero prestado a la legendaria maga a su antojo, y de alguna manera las consecuencias tampoco se podrían considerar tan nefastas.

Para borrar todas las deudas pendientes, los caballeros sólo tenían que correr alrededor del Deepblue una vez en el día del destino. Desnudos.

Estos acuerdos fueron jurados sobre sus propios títulos, por lo que no había otra opción que pagar. Los caballeros preferirían morir en la batalla a no pagar sus deudas.

Cuanto más glorioso era Gaton, más trágico era el destino de los que dejaba a su paso. Todos los logros de Goliat sólo parecían enfatizar cuánto peor era comparado con su hermano.

Al final, Gaton perdió el equilibrio en el acantilado que se atrevió a recorrer, llevándose consigo a más de la mitad de sus seguidores. Sin embargo, el hijo creció para reemplazar al padre. Un mero adolescente exhibió talentos que conmocionaron a toda la Alianza, y eventualmente comenzó a recuperar el control de los activos de Gaton.

Y ahora, ese adolescente había estallado completamente para convertirse en adulto.

Así como los enemigos de los Archerons estaban exasperados por este cambio que en sí no fue un cambio, aquellos que estaban acostumbrados a estar en el telón de fondo no querían sufrir la misma tragedia una vez más. Por eso Goliat estaba tan decidido a luchar.

……

En el segundo mes de verano, Richard llevó a sus propias tropas a dejar Fausto en una expedición hacia el Castillo Blackrose. El llamado ejército sólo contaba con 500 personas, incluyendo 150 caballeros rúnicos y 300 caballeros de élite de la lanza sombra. Los 50 puestos restantes fueron ocupados por una mezcla de seguidores, clérigos y magos de Richard.

Los 500 caballeros se dirigieron hacia el sur en formación, cargando directamente hacia el Castillo Blackrose a lo largo de la ruta que Richard había anunciado al mundo. Apenas dos días después de su partida, se encontraron con un cuartel recién construido con 5.000 soldados al acecho, obviamente no con buenas intenciones.

Richard se sintió casi insultado. ¿Había traído 150 caballeros rúnicos y había alguien tan estúpido bloqueándolo?

Para cuando su unicornio se detuvo, las tropas que habían estado al acecho ya habían entrado en formación. Estaban claramente bien entrenados y eran poderosos, y podían considerarse soldados de élite fuera de Fausto.

“Este es el territorio del Conde Berino, nadie puede pasar,” una voz amplificada sonó en el aire, “No se te permite…”

“¿Berino?” Richard se rió de repente, “¿Esa es una rama de los Mensas? Y pensar que tienen las agallas para desplegar sólo 5.000 tropas aquí, debería enseñarles cómo funcionan los caballeros rúnicos. Muy bien, ¿quién quiere ir a romper su formación?”

“¡Yo, yo!” Gangdor fue siempre el primero en saltar, “¡Mi hacha está sedienta de sangre!” Un año de entrenamiento lo empujó a él, al ogro, y a Waterflower al nivel 17, a sólo un paso de convertirse en santos. Sin embargo, su experiencia en este punto, junto con sus runas, los hizo más poderosos que la mayoría en el nivel 18 también.

“¡Fuera del camino, debilucho!” Tiramisú hizo a Gangdor a un lado, pisando hacia delante, hacia el frente de la formación.

Senma también se acercó, con su lanza a cuestas, “Yo también puedo hacerlo.”

Richard examinó a los tres de pies a cabeza, señalando finalmente a Senma, “Muéstrales el abismo.”


Capítulo semanal (2/14)

¡Hola, aprendices de Sharon! Publicaré capítulos extras según la donación; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.