<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 670

Libro 5 – Capítulo 6. Aliados Improbables

 

Como mago sub-legendario en Faelor, Mito era más útil en la estrategia que en batalla directa. Mientras no hiciera nada, los guerreros sub-legendarios opositores tampoco podrían. Los magos poseían un potencial mucho más destructivo a este nivel, por lo que revelar su ubicación los convertiría en un objetivo fácil de matar.

Sin embargo, lo contrario también era cierto. Una vez que se revelara la ubicación de Mito, se vería rodeado de incontables oponentes y sería asesinado. Si el magnífico mago tenía que ir al frente a pesar de este hecho, era obvio hasta qué punto había llegado la situación.

“¿Dónde está Richard? ¿Por qué no lo contactas para que vuelva?” Raymond se quedó boquiabierto. Su ejército había destruido la iglesia de los Lutheris cuando entraron por primera vez en Faelor, y Richard tenía actualmente aproximadamente el mismo poder militar. ¿Cómo no podría ni siquiera cuidar de una deidad intermedia como Neian?

Mito suspiró, “Ya hemos enviado seis grupos de mensajeros. No hay noticias.”

Raymond se volvió solemne. Inmediatamente comprendió que Faelor estaba actualmente bloqueado en el tiempo, que los mensajeros probablemente ni siquiera se darían cuenta de cuánto tiempo había pasado hasta que llegaran al otro lado y regresaran. Sin embargo, no había pensado que una guerra santa normal pudiera causar tal cosa.

Reflexionó sobre ello durante mucho tiempo, “Magistrado, ¿estás seguro de que quieres ir? Las cosas no deberían ser tan terribles todavía, y en el momento en que te vean podrías ser rodeado de enemigos y asesinado. Aunque Faelor aún no tiene runas, sus artes marciales son bastante decentes. No dudarán en matarte, sin importar el costo.”

“Soy consciente”, Mito sonrió un poco, “pero no tenemos salida. Esta vez nuestros oponentes son nativos, no otro Norlandes. Descubrirán nuestras identidades una vez que nos rindamos, y luego nos matarán de todos modos….”

Después de que Mito se fue, Raymond dudó unos minutos antes de hacer una llamada en su mente. Poco después, el enorme mosquito voló hacia el patio y se detuvo frente a él. Su probóscide realmente vibraba, haciendo sonidos del lenguaje de Norland, “¿Para qué me has llamado? Todavía no es hora de reponer los fluidos que te mantienen vivo.”

<< Nota: Probóscide; aparato bucal en forma de trompa o pico , dispuesto para la succión, que es propio de los insectos dípteros. >>

“¿Eres la madre cría o debería llamarte cerebro clonado?” Preguntó Raymond mientras se ponía de pie.

El mosquito gigante se quedó en silencio durante un rato antes de volver a hablar. Esta vez, su voz había cambiado de un rallado sin emoción a algo más suave y afeminado, pero igual de autoritario, “La madre cría ahora. Me sorprendes, Raymond Joseph.”

Raymond sonrió, “Los Magos de Salomón siempre han sido conocidos por buscar la verdad del mundo. Las semillas de guerra y destrucción pueden ser raras, pero no son únicas. Ya tenía mis sospechas después de la guerra, y el mosquito que me mantenía vivo las confirmó.”

“Así que supongo que hay algo que quieres de mí.”

“Creo que podríamos cooperar…”

Dentro del patio, Raymond y un mosquito gigante discutieron durante mucho tiempo. Nadie sabía qué tipo de trato hacían, pero cuando anocheció un grupo de caballeros humanoides se acercó y lo escoltó fuera.

……

Mito también fue a la línea del frente, pero no hacia Kellac, como era el plan original. En cambio, se unió al ejército de Andrieka junto a una misteriosa persona vestida con túnicas negras cuyo rostro estaba cubierto con una máscara. Cientos de nuevos caballeros humanoides partieron de la Tierra del Caos y también se unieron al ejército.

Ese mismo día, el uso de las tropas de Andrieka había cambiado completamente. El ejército era ahora totalmente impredecible, el control del campo de batalla por parte del general se veía reforzado por una estrategia y tácticas consumadas. Constantemente escapaban de la vista antes de tender emboscadas feroces que desgastaban a los 20.000 hombres a los que se enfrentaban. A los ejércitos aliados ahora les resultaba difícil dormir; los ataques nocturnos eran tan comunes que tenían que estar armados en todo momento.

Las potencias de Neian determinaron el paradero de Mito y empezaron a reunirse, pero las tropas de Andrieka desaparecieron repentinamente durante varios días sin señal alguna. Esto era completamente impensable, las fuerzas aliadas de Neian deberían haber sido capaces de rastrear a cualquiera en las Tierras Ensangrentadas ahora mismo.

Justo cuando se preguntaban si el ejército había huido, Andrieka apareció a 200 kilómetros y tendió una emboscada a las fuerzas del ducado. Más de 10.000 soldados se vieron inmersos inmediatamente en el caos, y los hechizos de Mito cortaron todos los comandos para amplificar los efectos. El ejército estaba totalmente aplastado, hundiéndose en un terror extremo antes de que se dispersaran con todas sus fuerzas una vez que supieron a quién se enfrentaban. Andrieka nunca tomó prisioneros.

Después de esta batalla, Kellac entregó el control de todo el ejército a Andrieka; Richard le había dado a la madre cría el poder de tomar el control. La situación en las Tierras Ensangrentadas cambió completamente. Lo que una vez fue un desierto estéril con algunos oasis, ahora se convirtió en un laberinto envuelto en una espesa niebla. Las tropas de Richard aparecieron y desaparecieron sin avisar, encontrando siempre el punto más débil de los ejércitos aliados y exterminándolos sin piedad.

Sin otra opción, las fuerzas aliadas se reunieron. Sin embargo, fueron objeto de continuos ataques en el camino y sus suministros fueron finalmente robados o quemados. A 30 kilómetros de Agua Azul, las tropas no tuvieron más remedio que detenerse y esperar a reabastecerse. Incluso un ejército infinito era inútil si todos sus soldados estaban demasiado hambrientos para luchar.

Sin embargo, esa misma noche más de 10.000 soldados se habían reunido en Agua Azul y atacaron. El ejército de Neian no se lo esperaba en absoluto, y pese a tener una ventaja numérica, perdieron por pura coordinación. Con toda la estrategia completa, el cerebro clonado mostraba su propia destreza.

Raymond había formado una buena sinergia con la madre cría. Él buscaba constantemente oportunidades para la batalla, y ella se encargaba del resto. Cuando cientos de cuervos acorazados que fueron diseñados a partir de los cuervos carpinteros del Plano Forestal salieron volando de los pantanos cercanos, las fuerzas aliadas pronto se encontraron en una posición desventajosa.

Las potencias que servían a Neian finalmente encontraron una oportunidad largamente esperada para luchar contra Mito, pero el magnífico mago de Norland exhibió un poder que los de Faelor simplemente no pudieron comprender. Con los cuervos acorazados distrayéndolos con ataques suicidas, estos guerreros sub-legendarios cayeron uno tras otro. Aún más aterrador fue el cerebro clonado. Su desollado mental era extremadamente peligroso; aunque no podía matar directamente, cualquiera que quedase aturdido pronto se vería rodeado de cuervos acorazados.

La propia madre cría hizo su aparición en esta batalla. Mito sufrió heridas graves, al igual que el cerebro clonado. Casi todos los cuervos acorazados murieron, mientras que la propia madre cría quedó con innumerables agujeros en su armadura. Sin embargo, dos tercios de los ejércitos aliados habían muerto y el hijo de Neian resultó gravemente herido. Sólo se salvó a costa de que casi todos los paladines de Neian se sacrificaron para detener a los cuervos acorazados.

Después de la batalla, Mito regresó a la Ciudad Oasis para recuperarse, mientras que la madre cría regresó a la Tierra del Caos. El cerebro clonado se quedó, pero sólo para funcionar como intermediario de la madre cría mientras se recuperaba.

Sin embargo, las tropas de Neian no se rindieron tan fácilmente. Otro Hijo de Dios del que nadie supo se acercó silenciosamente a la Tierra del Caos, persiguiendo directamente el paradero de la madre cría. Múltiples batallas habían demostrado que la Reina Escarabajo era la mayor amenaza entre los subordinados de Richard, y este Hijo, seguido por tres expertos sub-legendarios y diez santos, pretendían exterminarla.

Todos los hijos de Neian eran muy parecidos a él, altos y guapos, con el cabello dorado y suelto. Cada uno heredó habilidades diferentes, y este podía buffear a sus seguidores en gran medida y no perdería fuerza en una batalla antes de morir. No obstante, la Tierra del Caos era misteriosa y estaba llena de peligros. Las hermosas franjas de luz en el cielo sólo sirvieron para recordarle a este grupo que se trataba de una tierra muerta llena de destrucción, que requería gran precaución. Ni siquiera el propio Neian podía resistir tropezar con demasiadas lágrimas espaciales.

Cuando finalmente atravesaron la región con la turbulencia más concentrada, habían perdido a dos santos, mientras que un experto sub-legendario perdió uno de sus brazos. Sin embargo, lo que encontraron fue un ser enorme con docenas de ojos compuestos flotando en el cielo, mirando al Hijo como si fuera una comida gloriosa.

El Hijo detuvo sus pasos, sintiendo que todo su cuerpo se enfriaba mientras experimentaba el miedo por primera vez en su vida.


Capítulo semanal (1/14)

¡Hola, aprendices de Sharon! Publicaré capítulos extras según la donación; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.