<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 687

Libro 5 – Capítulo 23. Confianza

 

Lina parecía estar medio aturdida, una lucha que se le notaba en la cara ante la mención de lo que le pasaría a Sisley si volvía. Richard rápidamente se dio cuenta de sus sentimientos, causando que una expresión de molestia apareciera en su rostro, “¿Qué, quieres que renuncie a mi territorio en Norland?”

La expresión de la Maga Dragón todavía estaba en blanco cuando preguntó, “¿Territorio? Qué territorio…”

Richard le dirigió una mirada de muerte durante unos minutos antes de suspirar impotente, “Tú… Bien, lo entiendo. ¡Sisley!”

La joven inmediatamente saltó del suelo y corrió directamente hacia el costado de Richard. Su pecho se agitaba violentamente mientras sus ojos se llenaban de anhelo. Richard la miró fijamente, pero al cabo de un rato dejó de intentar descifrar si sus expresiones eran genuinas. No podía encontrar un solo defecto en esta fachada, aunque sabía que alguien que podía ser tan cruel con su propia familia definitivamente no era tan indefensa y simple como parecía.

Quizás fue solo una decisión precipitada en su juventud… Sin embargo, la posibilidad de tal cosa era bastante baja. Lo más probable es que fuera una actriz talentosa. Aun así, le dio una palmadita en la cabeza, “Te enviaré a uno de mis planos privados con un pequeño número de tropas. Demuéstrame tu valía.”

Sisley se entusiasmó de inmediato, su rostro llenó de júbilo, “¿Ya no me enviarás de regreso?”

“Sé que sólo estás actuando, pero no puedo verlo con mis ojos. Considera esto tu victoria; te estoy— no, Lina te está dando una oportunidad. Esta será la primera y la última vez que posiblemente se te dará; úsala bien.”

Sisley inclinó la cabeza, su mirada lastimosa desapareció de inmediato de su astuta y hermosa personalidad, “¡No te decepcionaré!”

Richard asintió, “Entonces lo espero con ansias.”

Después de despedir a Sisley, Richard miró a Lina y se encogió de hombros una vez más antes de girarse para irse.

“¡Richard, espera!” Lina gritó detrás de él, finalmente saliendo de su ensueño, “¿Estaba equivocada? Después de todo, podría ser un condado…”

“Sería un condado”, Richard se despidió de ella con una sonrisa. Sisley podría no valer mucho, pero la perspectiva de paz con él lo valía. Incluso Alice y Goliat eran solo condes. El propio Gaton había necesitado tres años de guerra constante para convertirse en Marqués.

“Yo…” Lina no pudo encontrar ninguna palabra.

“De todos modos, ya está hecho. Cambiar un condado por tu felicidad bien vale la pena.”

“Pero—”

“Lina, eres mucho más valiosa de lo que crees. Para mí, al menos, un condado vale mucho menos que tu confianza.” Habiendo dicho eso, Richard le hizo un gesto de despedida con la mano una vez más antes de salir de la habitación.

Lina de repente se sintió sofocada, forzada a encontrar un sofá para tumbarse. Las diferentes sonrisas de dos hombres muy diferentes parecieron aparecer ante sus ojos; Gaton estaba lleno de pasión y severidad, mientras que Richard era amable y cariñoso. Sin embargo, ambos tenían niveles similares de encanto.

……

Como esta visita no fue planeada, Richard no tenía visitantes esperándole. Sin embargo, la cantidad de personas que querían una audiencia con él todavía se estaba acumulando. El viejo mayordomo había resuelto diligentemente las invitaciones, colocando a un lado las cartas de aquellos que eran más importantes. Richard se dio media hora para leerlas y decidir apropiadamente.

Una de las cartas en particular atrajo su interés, tanto que hizo una excepción para leerla dos veces. Era de Foster.

Este aprendiz de Lunor expresaba una admiración recién descubierta por Richard, pidiendo humildemente disculpas por los antiguos desaires. Luego pasó a hablar sobre su pasión por las runas y de su talento en el arte, antes de terminarla indicando su deseo de convertirse en un estudiante de Richard. Incluso estaba dispuesto a someterse a una ceremonia en la Iglesia del Dragón Eterno por esto.

La carta dejó a Richard completamente sin palabras ante la absoluta desvergüenza de algunas personas. De hecho, Foster sí tenía talento, y con los recursos que tenía como estudiante de Lunor, debería ser capaz de crear runas de grado 3 eventualmente, así que ¿por qué quería convertirse en estudiante de un rival? Cambiar el maestro de uno de esa manera estaba mal visto en todas partes.

Finalmente, simplemente aplastó la carta y la arrojó a la papelera. Terminando su trabajo por la noche, se fue a dormir.

A la mañana siguiente, cinco cabezas habían sido enviadas a su puerta. Reconoció al enviado que las había entregado antes de regresar a Faelor.

……

Con todos sus seguidores presentes, la situación en Faelor estaba bien. Había pasado casi un año desde la guerra santa, y nada importante había sucedido en ese tiempo. Había pasado la mayor parte de su tiempo aquí profundizando en la creación de runas mientras intentaba fortalecer sus líneas de sangre, con la única excepción de una corta guerra de un mes con el Imperio Triángulo de Hierro. Solo había sido una carrera rápida a lo largo de las partes meridionales del Imperio, destruyendo tres batallones de tropas, dos legiones clericales que amasaron a más de 300 paladines de la Diosa del Tiempo y tres de las diez principales ciudades de la zona.

La guerra había sacudido los cimientos del Imperio Triángulo de Hierro. Justo cuando todo el ejército fue movilizado, Richard tomó su botín y se retiró de los territorios del Imperio. 20.000 soldados fueron rescatados por una suma astronómica y una promesa de nunca provocar al Ducado Carmesí.

Para este punto, todos los generales famosos del Imperio aparte de Rislant habían sucumbido al ejército de Richard. Sin embargo, el Emperador ni siquiera mencionó permitir que Rislant fuera a la guerra; se le encomendó continuar sus guerras con la Iglesia del Dragón. La caída de este último bastión sería un golpe devastador.

Por supuesto, Richard no tenía la intención ni la capacidad de destruir completamente el Imperio Triángulo de Hierro. Una vez que llegaron a un acuerdo, su ejército fue transferido de vuelta a las planicies bárbaras mientras él regresaba al mundo de las runas.

Sin embargo, a su regreso de Norland, no reanudó esta vida solitaria. Estaba extremadamente inquieto, solo vagando por Ciudad Agua Azul durante la mayor parte del día. Fue sólo cuando Faylen se ‘cruzó’ con él por séptima vez que regresó a su patio, convocando a la crisálida astral y haciendo que lo transportara directamente a la madre cría en la Tierra del Caos.

El viaje fue rápido pero constante, pero cuando llegaron a la Tierra del Caos, Richard se sorprendió al verla. Lo que una vez fue una tierra de árboles y bosques se volvió completamente estéril, desprovisto de todo menos tierra y rocas. Incluso los insectos ya no vivían aquí, olvídate de los troggs y goblins que se criaron lo suficientemente rápido como para no preocuparse por los peligros.

Sin embargo, al mirar hacia delante vio que había un nuevo bosque más pequeño cerca del centro. Todo este bosque estaba formado por un solo tipo de árbol, cada uno de la misma altura, con el mismo aspecto, con sus deliciosas hojas ondeando en el viento. Estos árboles habían sido plantados a distancias exactas entre sí, tan mecánicos que provocaban escalofríos en la columna vertebral. Cuando la crisálida astral atravesó tranquilamente el bosque, estos árboles parecían balancearse suavemente para saludar.

En el centro del bosque estaba lo que parecía casi una enorme colmena, con dos colmenas más pequeñas cerca. En el espacio vacío entre las tres estaba la madre cría, sentada en su lugar mientras el viento arrastraba la niebla.

“Finalmente estás aquí, Maestro,” la voz de la madre cría hizo eco en su mente.

“Si no hubiera venido, nunca hubiera visto cuánto cambiaste el lugar,” respondió Richard mientras saltaba de la crisálida astral, mirando a la criatura que una vez pudo sostener en sus manos.


Capítulo semanal (4/14)

¡Hola, aprendices de Sharon! Publicaré capítulos extras según la donación; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.