<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 69

Capítulo 69. Caballeros

A la izquierda de Gaton había una mujer alta y extremadamente llamativa. Tenía una cabellera de color rojo ardiente que parecían llamas que saltaban sobre sus hombros, y cuando se giró mostró unos labios gruesos con un atractivo sexual inconfundible. Llevaba túnicas de color rojo oscuro, una densa aura elemental fluían a través de ellas, indicando que se trataba de una rara túnica de mago que podía proporcionar un poderoso impulso a la espantosa magia elemental. Sin embargo, a diferencia de las túnicas normales, el cuello estaba recortado excesivamente bajo, revelando una carne clara y la mitad de dos globos hinchados. Pocos magos usaban algo tan revelador, pero el aura elemental que continuamente emanaba hacía obvio que se trataba de una gran maga.

Había un dragón negro tatuado de forma realista entre sus senos, su cabeza y su cola ocupaban las dos esferas. Parecía hecho para atraer la atención de todos los machos, y la mirada de Richard también aterrizó allí naturalmente.

Sin embargo, de repente se congeló cuando lo miró. Ese tatuaje también era una runa, ¡pero no podía determinar su uso!

Como si sintiera la mirada de Richard, la mujer se rió de repente y le miró, moviendo la boca en su dirección y enviándole en silencio un beso.

“¡Lina! Ese es mi hijo. Si te atreves a ponerle las manos encima, no me culpes si no te muestro cara”. Mientras que la cabeza de Gaton estaba inclinada mirando el mapa mágico, él parecía haber notado todo lo que ella estaba haciendo y miró a la maga de reojo.

Lina se rió, su melodiosa risa de alguna manera parecía extremadamente agradable al oído de Richard. Parecía haber un extraño encanto en ella, haciendo que Richard sintiera cercanía por alguna razón. Ni siquiera le importaría compartir su información privada con ella. Su risa llenó gradualmente sus oídos, y la línea de sangre en Richard comenzó a agitarse una vez más, los instintos de un hombre levantaban lentamente su cabeza.

Lina parpadeó y dijo: “Maestro, su hijo parece bastante increíble. Al parecer lo sabe todo. ¿Qué pasa si me busca por su propia voluntad?”

Gaton se rió entre dientes: “Si puedes seducirlo y llevarlo a tu cama sin usar tus habilidades innatas, no me importará en absoluto”.

Lina sonrió de nuevo y luego le envió a Richard otro beso con gestos más contundentes. Richard no pudo evitar sonrojarse. Era la primera vez que una mujer le tomaba el pelo en público.

Justo cuando se sentía nervioso, un hombre joven y guapo apareció repentinamente a su lado. Tenía una personalidad alegre, y un par de ojos azules. No se trataba de alguien alto y robusto, sino más bien frágil y delgado. Parecía incluso un poco más bajo que el propio Richard, sin siquiera alcanzar los dos metros de altura. Estaba vestido como un noble muy joven, pero la calidad de la ropa era bastante mediocre. El diseño no era simple, pero tampoco era particularmente magnífico.

Parecía no haber ningún equipo especial en el joven, tampoco Richard podía sentir ningún poder en él. Honestamente, su presencia era tan pequeña que resultaba chocante. Al ver a Lina, Richard incluso había ignorado por completo su existencia, lo cual era chocante en sí mismo. Incluso con la innegable belleza de Lina y su natural seducción en medio, ser capaz de esconderse de la visión de Richard significaba que debía haber usado algunos métodos especiales, o había una brecha absoluta en su fuerza.

El hombre vio a través de la conmoción de Richard y sonrió ligeramente. “Hola, Pequeño Richard. Mi nombre es Cyrden, y soy alguien que camina por el bajo mundo. No soy un asesino, sino de una profesión más extendida. Encontrarás gente como yo sin importar a qué ciudad vayas; Soy un ladrón.”

“¿Ladrón?” Richard ahora estaba verdaderamente asombrado, y casi gritó la palabra. Sólo el hecho de que Cyrden pudiera ocultar completamente su aura y escapar de sus sentidos era lo suficientemente aterrador. ¿Cómo podría ser un simple ladrón? Con tal poder, podría robarle todo a cualquier individuo por debajo de la santidad y de los grandes magos si realmente fuera un ladrón. Además, el hecho de que pudiera estar aquí en esta sala y analizar el mapa con Gaton fue más que suficiente para indicar su fuerza.

Este día, Richard había visto a cuatro personas increíbles, cuatro de los trece caballeros que habían marchado a Fausto junto a Gaton Archeron. Asiris el Sacerdote Oscuro, Lina la Maga Dragón, Ward el Berserker, y Cyrden el Ladrón Extraño. Ya había conocido a Mordred hace mucho tiempo. En medio de toda esta gente, Gaton sería la primera persona en darse cuenta si alguien entraba a este salón de comando. Aunque no irradiaba un aura de poder, logró ser el centro natural de atención.

Gaton frunció el ceño y barrió su mirada sobre los cuatro caballeros, para luego señalar un símbolo de una ciudad en el mapa mágico y decir: “Lina dirigirá el ejército esta vez. Dentro de quince días, quiero verte alcanzar este castillo. Dentro de treinta días, quiero escuchar un informe de su éxito”.

Lina primero se animó, y luego gritó alarmada. “Espera, ¿En quince días? Santo cielo, ¿entonces debería irme ahora mismo? Incluso si hago eso, ¡puede que no llegue a tiempo! Maestro, está haciendo esto a propósito, ¿verdad? ¿Tienes miedo de que lleve a tu pequeño Richard a mi cama?”

Antes de que Gaton pudiera responder, Ward exclamó con una voz robusta similar al acero: “¿Entonces no quieres ir? ¡Bien, iré yo! Ha pasado demasiado tiempo desde que hice algo. La defensa de ese castillo es grande. Sólo alguien como yo, especializado en atacar ciudades, puede hacerlo. Que tú vayas es solo una pérdida de tiempo.”

Inmediatamente, Lina gritó enojada: “¡Qué porquería! ¿Desde cuándo no he sido capaz de tomar ciudades? ¿Puede ese castillo protegerse de mi Sarumbel? ¿Quieres buscar un lugar para pelear?”

Ward se lamió los labios y se mofó: “¡Hagámoslo! ¿Qué, crees que te tengo miedo o algo por el estilo?”

*¡Pum! ¡Pum!* Gaton golpeó ligeramente el mostrador de piedra, y ambos inmediatamente se callaron.

“Lina, ¿vas a ir?” Preguntó Gaton con calma.

“¡Sí, por supuesto!” Lina prácticamente estaba gritando ahora. Sus senos se balanceaban hacia arriba y hacia abajo al moverse, como si estuvieran a punto de liberarse de las ataduras de su ropa en cualquier momento.

“Entonces será mejor que lo hagas rápido. Sólo te queda medio día para que te prepares”, le recordó Gaton.

Sorprendida, Lina miró a Ward antes de irse. Luego miró detenidamente a Richard, pasando por delante de él emanando una fragancia antes de salir del salón de comando. Realmente no se atrevió a perder el tiempo, abrió y atravesó un portal justo en el pasillo en el momento en que dejó las grandes puertas de bronce. Seguía siendo bastante costoso para los grandes magos lanzar un hechizo de rango 8 como ese, restando un cuarto de la fuerza de batalla de uno.

Gaton apuntó a otro cañón y le dijo a Ward: “Te daré quince caballeros rúnicos. Dentro de diez días, deberán ocupar las cotas superiores a ambos lados de este cañón. Cuando Lina ataque la ciudad, ni un solo hombre ni una montura pueden pasar.”

“¡No hay problema!” El fornido hombre meneó la boca y contestó, golpeando su pecho fuertemente para mostrar su determinación. Cyrden y Asiris recibieron entonces sus propias misiones, y todos ellos abandonaron el salón de comando.

Luego se quedó inmóvil en el salón. Mordred se retiró, cerrando las puertas al salir.


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.