<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 694

Libro 5 – Capítulo 30. Exilio

 

Ensio miró a su alrededor la carnicería que se había producido en la residencia de Sharon, olfateando el aire un poco antes de mostrar una sonrisa burlona hacia Voidbones, “Ah, el trueno destructor de estrellas. La Maestra sigue siendo la Maestra, patético bastardo, no puedes ponerle las manos encima. Aún así, parece que ahora eres mejor huyendo; pensar que no estás muerto… ”

La mirada de Voidbones era fría como la muerte, agachándose lentamente como una bestia mientras decía con voz ronca, “No creas que el reino legendario lo es todo. ¡No soy tan débil como lo era en aquel entonces!”

“¿Oh?” Ensio se rió entre dientes, “Estoy de acuerdo en que ser legendario no lo es todo, pero parece que quieres un combate. ¿Por qué no? A ver si puedes vencerme al menos una vez, ya han pasado diez años.”

Una llama peligrosa se encendió en los ojos de Voidbones, las llamas azur a su alrededor empezaron a hincharse. Se mantuvo en silencio y señaló hacia arriba, formando un portal de corta distancia que lo envió a Floe Bay. Esperó allí en medio del aire, deseando liberarse de diez años de trauma.

Ensio no estaba tan apresurado. Primero miró hacia Blackgold y Fayr, lanzando casualmente dos bolas de luz que se hundieron en los magníficos magos y alivió el impacto de las energías caóticas. Luego se giró hacia Richard, quien todavía estaba luchando por llegar a la habitación de Sharon, una expresión complicada cruzando por su rostro por primera vez desde su llegada. Finalmente, sólo suspiró, estirando sus dedos para lanzar otra bola de luz hacia él, esta mucho más grande que las otras dos y llena de una poderosa fuerza vital que neutralizó las llamas azur.

“Tch… Ojalá pudiera salvarte más tarde sin que la Maestra me matara…” Ensio sacudió la cabeza mientras se reparaban los órganos de Richard, su cuerpo desapareciendo abruptamente mientras aparecía ante Voidbones.

“He estado esperando durante mucho tiempo, Ensi—”

“Déjate de mierdas. Estoy de muy mal humor ahora mismo, así que intenta escapar o morirás.”

“¿Estás seguro de que ganarás? ¿Sólo porque eras el único clasificado como legendario?” Los rasgos de Voidbones se retorcieron de rabia.

“¿Contra ti? No hay duda,” respondió seriamente Ensio.

No hubo señales de advertencia cuando un brillante resplandor multicolor cubrió a los dos magos, convirtiéndose lentamente en un pequeño sol en el cielo. Su resplandor era tan brillante que cegó a todos los magníficos magos que observaban la batalla desde lejos.

Nadie sabía cuántos hechizos se estaban disparando entre sí, pero el resplandor deslumbrante quemó lentamente un agujero en las nubes, sólo para desvanecerse unos momentos después. Ensio se quedó sólo, los rastros de un portal aún brillando a poca distancia.

“Tch, y se escapó. Maldita sea…” Ensio negó con la cabeza, pero una sonrisa orgullosa se alzó en su rostro. Era el único genio verdadero entre todos los estudiantes de Sharon, el que tenía el mayor potencial y habilidad.

Sin embargo, de repente abrió los ojos y miró de nuevo al Deepblue, con la confusión escrita en su rostro. Permaneció flotando en el aire durante unos segundos antes de que su silueta desapareciera una vez más.

……

Dentro del Deepblue, Richard abrió lentamente los ojos. Al principio no entendía dónde estaba, pero en el momento en que recuperó la conciencia, gritó con fuerza y ​​se levantó del suelo. Solo entonces se dio cuenta de que todas sus heridas habían desaparecido, un marcado contraste con el dolor torturador por el que se había desmayado.

Levantó la cabeza para mirar la residencia rota que lo rodeaba, y su expresión se volvió pálida cuando se dirigió de inmediato a la habitación de Sharon. Sin embargo, en solo unos momentos se detuvo repentinamente y se dio la vuelta.

Lo primero que notó fue que Blackgold y Fayr estaban ligeramente separados del resto de los magníficos magos. Normalmente no sería una diferencia notable, pero esta era significativa. Lo segundo fue un mago calvo que lo miraba intensamente, con los ojos llenos de curiosidad.

“Hola, Richard,” Ensio mostró una sonrisa apuesta, “Mi nombre es Ensio, también soy uno de los aprendices de la Maestra.”

La expresión de Richard de repente se volvió fría. Dio dos pasos hacia atrás, hacia el lado de la habitación, levantando su espada larga de elfo que había caído al suelo. Una fría y asesina aura brotó de su cuerpo.

“No está mal, todavía te quedan fuerzas,” dijo Ensio asintiendo. Por un momento fugaz, la pura intención asesina en el aura de Richard lo había tensado. ¡Había tratado de husmear en el alma de Richard, pero había sido bloqueado por lo que parecía un mundo de lava hirviente!

“¿Dónde está Voidbones?” Richard preguntó mientras levantaba lentamente la espada en una postura, “¿Cuál es tu relación con él?”

Ensio se encogió de hombros, “El bastardo se escapó después de que le di una paliza. ¿Crees que estarías vivo ahora mismo si él todavía estuviera aquí? ”

Richard se quedó atónito por un momento antes de confirmar las palabras de Ensio a través de una mirada a los magníficos magos. Ensio tenía que ser extraordinario para que Voidbones saliera corriendo, haciéndole sentir su propia debilidad con mucha mayor claridad. Era como si lo hubieran sumergido en la Bahía, extinguiendo el gran halo que lo había rodeado como un gran maestro de runas y un comandante sin igual.

Su tez se aligeró, pero justo cuando estaba a punto de soltar la espada, la cara de Ensio se oscureció, “Ahora, vete de aquí, renacuajo. Eres demasiado débil para defenderte incluso de Voidbones, eres una vergüenza para la Maestra. Me haré cargo del Deepblue, ya no tienes que preocuparte por él.”

Richard se sorprendió al principio, pero su expresión se volvió solemne y fría una vez más, “No te harás cargo del Deepblue.”

Ensio se rió fríamente, “¿Y tengo que escuchar a un renacuajo como tú? Aún no has terminado tus preparativos para convertirte en un magnífico mago, ¡y no importaría incluso si lo hubieras hecho! ¿Crees que un grupo de magníficos magos son suficientes para manejar el Deepblue? Sin la gloria de la Maestra, ¿crees que serás capaz de resistir a las tribus del norte?”

Se detuvo por un rato antes de continuar con su fría burla, “Incluso Voidbones era ridículo, y al menos tenía la posibilidad de luchar contra las tribus locales. Hmph, ¿sabes siquiera quiénes son los verdaderos enemigos de la Maestra? Olvídate de él, ¡ni siquiera yo puedo garantizar que pueda resistirlos si se muestran! ¡No necesito peso muerto aquí!”

“¿Peso muerto?” Los ojos de Richard se estrecharon cuando la sangre se precipitó a su cabeza. Su cuerpo parecía arder de vergüenza indescriptible; ¡esta era la primera vez que alguien lo llamaba peso muerto en su cara! Era el rey de los Archerons y el maestro de runas real de la Alianza Sagrada. ¡Era un Duque de Faelor, y alguien bendecido por el mismísimo Dragón Eterno! ¡¿Cuándo había sufrido tal humillación?!

A Ensio no podía importarle menos la sangre hirviente de Richard y sus ojos inyectados en sangre, solo sonreía fríamente mientras repetía una vez más, “Sí, eres un peso muerto.”

Esta vez, Richard se quedó en silencio. Toda la furia se condensó dentro de su mar de conciencia, provocando el resplandor dorado de su nombre desde las profundidades de su línea de sangre. La sangre hirviente Archeron se enfrió de inmediato, haciéndose densa en energía mientras se preparaba para atacar.

Esa era la naturaleza de su nombre verdadero. Dizmason, que significa destrucción. Se necesitaba de un guerrero para maximizar la destrucción en el campo de batalla.

Una vaga sensación de preocupación apareció en los ojos de Ensio, pero su expresión se mantuvo sin cambios, “Jaja, no lo ves, ¿verdad? Muy bien, ¿por qué no empezamos una batalla?”

“¡Ensio!” De repente Fayr dijo, “Richard es muy apreciado por Su Excelencia.”

“Escuché que él era el peor de todos los aprendices de la Maestra,” dijo Ensio casualmente.

“Si le haces daño, Su Excelencia le hará—”

“Si los verdaderos enemigos de la Maestra aparecen en este momento, ¿a quién quieres para rechazarlos? ¿Crees que lo harán los dieciocho de ustedes? ¿Richard? ¿O realmente crees que sólo con que unirse con él será suficiente?”

Fayr se quedó en silencio. A diferencia de Voidbones, Ensio era conocido por su integridad. Si dijo que incluso Voidbones no era rival para los verdaderos enemigos de Sharon, entonces eso era probablemente un hecho. Eso significaba que los magníficos magos morirían mucho más rápido. Richard era casi inútil en una batalla de tan alto nivel.

Justo cuando Fayr estaba pensando en una respuesta, Richard solo tomó su espada y se dirigió a la terraza. Ensio se rió al verlo, inmediatamente desapareció del lugar dejando tres palabras, “Te estaré esperando.”


Capítulo semanal (11/14)

¡Hola, aprendices de Sharon! Publicaré capítulos extras según la donación; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.