<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 719

Libro 5 – Capítulo 55. La Nueva Generación (2)

 

Lo último que salió del portal fue la crisálida astral. Con tres metros de ancho y diez metros de largo, la bestia silenciosa era la presencia más imponente aquí.

Cuando los veteranos miraron a Richard, a su mar de caballeros, a la extraña criatura que flotaba en el aire, y a las ruinas que rodeaban la puerta de teletransportación, de repente se sintieron abrumados por la desesperación. Debido al alto costo de transportar tropas a este plano, habían ido acumulando poco a poco cierto estatus aquí. Como columna vertebral de la guerra, se habían vuelto indomables, incluso ignorando algunas de las órdenes de Senma. Gaton era el único al que servían de todo corazón.

Sin embargo, aquí había un ejército completo de soldados de élite respirando sobre sus cuellos. Ya no eran la fuerza central en este campo de batalla, lo que significaba que perdían todos los derechos para hacer demandas. Todos los caballeros que salían del portal estaban armados hasta los dientes con equipo de grado superior, mientras que los caballeros rúnicos resplandecían con un brillo mágico. En cuanto a los seguidores de Richard, su equipo estaba en un nivel completamente diferente. Comparados con ellos, incluso los generales aquí parecían campesinos.

El pasado acababa de ser enterrado bajo las ruinas de su salón de teletransportación. Estos sobrevivientes de la vieja generación se dieron cuenta de que pronto también serían reemplazados.

Una vez que todas las tropas se reunieron, Richard montó su unicornio y se dirigió a Senma, “Nos vamos de inmediato, que tus tropas se unan a nosotros en el campamento base.”

“Si, mi Señor.”

Después de darle más instrucciones, Richard movilizó a su ejército de caballeros y se dirigió rápidamente a unas docenas de kilómetros de distancia hasta donde se encontraba el campamento base. Senma esperó a que estuviera a una distancia considerable antes de echar un vistazo a los inquietos veteranos que habían sido asignados para proteger el portal, suspirando y dirigiéndose a su puesto de mando.

“¡Señorita Senma, espere!” Un hombre mayor le bloqueó el camino, “¿Qué hay de nosotros?”

“Suspiro… ¿Qué quieres decir?”

Mientras otros soldados se reunían alrededor, un hombre de mediana edad habló, “Ese Richard… Señor… Richard… ¿Irá a la guerra?”

“Sí, mi Señor atravesará la Fisura de la Grieta de Dios y luchará todo el camino hasta el Nido de Dios.”

“¿Cómo es que…?” Quienquiera que tuviera esa pregunta en mente, rápidamente se calló al recordar a los cien caballeros rúnicos que Richard había traído.

“Entonces, ¿qué hay de nosotros? Tú también nos llevarás allí, ¿cierto?” Preguntó otro veterano con inquietud.

“Ustedes…” Senma suspiró, decidiendo que no podía ocultar la verdad, “se quedarán y protegerán la base.”

“¡Somos guerreros, no guardias!” Los soldados comenzaron a hacer un alboroto. Sin embargo, a diferencia de antes de la llegada de Richard, sus palabras fueron dichas ahora con un tono de súplica en lugar de amenazador.

“¡Deben quedarse aquí y vigilar, es una orden!” El tono de Senma no permitía discusión alguna, dejando a los veteranos sin otra opción que dejarla ir. A pesar de su falta de voluntad, finalmente se dispersaron.

La partida abrupta de Richard había dicho más que suficiente sobre su necesidad de estos soldados. Ella sabía que no había espacio para soldados descuidados y desobedientes en su ejército, independientemente del poder. Si bien estos veteranos eran poderosos, lucharon en gran medida de forma individual en batalla.

Cuando regresó a su puesto, sólo movilizó a mil soldados de infantería ligera de élite para la expedición. Sin embargo, cuando echó un vistazo a la lista de materiales en el almacén, se sorprendió por lo corta que era. Era mucho para los estándares de Gaton, pero por lo que había oído, la crisálida astral ahora podía almacenar casi mil toneladas de materiales. Lo único que tenía que proporcionar era comida, pero incluso en eso, Richard estaba preparado para  emergencias. Varias toneladas de carne fresca también habían sido colocadas dentro de la crisálida, sirviendo como alimento para los caballeros de la lanza sombra. Si se cocinaba adecuadamente, también se podría servir a soldados regulares. Además, aquellos en el nivel de los caballeros rúnicos eran individualmente lo suficientemente fuertes como para digerir la carne cruda más efectivamente que los alimentos cocinados.

A pesar de que sus recursos palidecían tanto en cantidad como en calidad, Senma decidió hacer el mejor uso de ellos. Después de una hora de elaboración de planes logísticos, sacó la mitad de las mercancías del almacén y movilizó a un equipo de logística de más de 3.000 soldados para que se encargara de la protección y la entrega. Saldrían temprano al día siguiente, asumiendo que Richard podría cubrir cualquier deficiencia que tuvieran.

Mirando el plan en su mano, Senma suspiró una vez más. Ella sabía que todo esto no tenía sentido para Richard y su crisálida astral, eran los rugidos de un león sin garras en un espacio vacío. Sin embargo, ella quería darle a sus soldados la oportunidad de mostrar sus habilidades organizativas y al menos redimirse un poco ante los ojos de Richard.

Con Richard y sus élites aquí, los 20.000 soldados ya presentes habían perdido todo su propósito en un instante. Su mejor uso ahora era simplemente ocupar el territorio y mantener las cosas estables.

Cuando puso sus piernas sobre el escritorio por costumbre, mirando al techo, sintió la misma decepción que los viejos soldados. Probablemente ella era la única en todo este plano que era incluso un poco valiosa para Richard; con su monedero sin fondo, podía comprarse sin problemas hordas de locales. Los pocos cientos de veteranos eran inmensamente leales a la propia Familia Archeron, pero si no cambiaban su lealtad, él simplemente los aplastaría con números. Podrían ser capaces de lidiar con el doble de sus números, tal vez incluso tres veces, pero ¿y si enviara a diez mil soldados armados hasta los dientes?

Las ruinas del portal brillaron ante sus ojos una vez más. Gaton ya no existía, y ahora era el momento de Richard. Los dos tenían estilos muy diferentes, y la marca de Richard reemplazaría lentamente a la de Gaton en el futuro. Todos, incluida ella, tenían que tomar una decisión. Se adaptaban a los tiempos o morirían lentamente como reliquias del pasado.

Cuando las tropas finalmente se reunieron, ella ajustó el sable a su cintura antes de dar grandes zancadas desde el puesto de mando.

……

Con el continente siendo tan pequeño, el Plano Orquídea en Reposo generalmente tenía el mismo clima de norte a sur. El constante granizo y la nieve eran insoportablemente opresivos, cada copo del tamaño del puño de un niño pequeño. A veces, la nieve se amontonaba tan alto que incluso los grandes caballos de guerra ocasionalmente se hundían por completo.

Después de una semana entera de marcha hacia delante, Richard finalmente tuvo una idea del arduo clima del plano. La temperatura a menudo era de varias docenas de grados bajo cero, y sin guías experimentados que marcharan a través de estas tierras nevadas era un gran peligro en sí mismo. Había pozos sin fondo a ambos lados del camino elevado que podían matar instantáneamente a un caballo.

Richard había reunido alrededor de 5.000 de las tropas ya estacionadas aquí y las reorganizó a lo largo del camino. En el momento en que llegaron a la Fisura de la Grieta de Dios, ya tenía un grupo de soldados pasable con ellos. Con los nuevos arreglos, más de 20.000 soldados estarían en la Fisura de la Grieta de Dios. 5.000 quedaron a cargo de la ciudad base, mientras que menos de 3.000 fueron repartidos por el resto del territorio para mantener el orden. Senma había expresado su preocupación por posibles revueltas, pero él las había desestimado. Los caballeros de la lanza sombra bastarían para aplastar cualquier rebelión.


Capítulo semanal (6/14)

¡HOY SE CUMPLE UN AÑO DESDE QUE NOS EMBARCAMOS JUNTO A USTEDES EN ESTA AVENTURA! Nos alegra haber compartido con nuestro lectores de esta gran novela y esperamos seguir haciéndolo. 。^‿^。 。^‿^。 。^‿^。 。^‿^。 。^‿^。。^‿^。。^‿^。

Descarga:

9 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.