<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 730

Libro 5 – Capítulo 66. Opciones Complicadas (2)

 

Richard se estremeció ante los ojos claros y brillantes de Waterflower, incapaz de enfrentarse a una mirada tan penetrante. Su expresión decía mucho de la recompensa que ella quería por su lealtad, pero él no sabía cómo responderle.

No sabía cuándo ni cómo, pero cuando volvió a la normalidad, ya estaba fuera de la habitación. Los dos no habían dicho nada de principio a fin, pero su conversación silenciosa valía más que mil palabras. Aun así, se sentía como un fugitivo; nunca le había dado una respuesta.

Esta no era la primera vez que se enteraba de los sentimientos de Waterflower, pero seguía siendo completamente incapaz de responder. Parecía despreciable, pero no podía permitirse agregar otra responsabilidad a su creciente lista. No tenía idea de cuándo terminaría de pagar sus deudas actuales, olvidarse de una nueva deuda tan pesada que duraría toda la vida.

Los sentimientos de Waterflower siempre fueron reprimidos, pero todavía irradiaban de su corazón. Su método para tratar con ellos era tan salvaje como el de una bestia, pero la pura pasión era algo a lo que no podía enfrentarse abiertamente. Pero tampoco podía apartarse; en el momento en que había agarrado la cuchilla para protegerlo, ella ya había confesado su amor.

Una confesión que lo había convertido en un cobarde.

La siguiente persona que visitó fue Tiramisú. El mago ogro continuó volviéndose cada vez más como un guerrero, luchando justo en medio del tumulto. Sus heridas fueron solo superadas por las de Waterflower, pero debido a su gran físico y al natural rechazo de la magia sagrada, los efectos de la curación fueron limitados. Nyra había sido puesta a cargo de él, pero solo curó las partes que afectarían su poder en la batalla; el resto dependería de su propia regeneración natural.

El cuerpo de Tiramisú era tan enorme que tenía innumerables cortes. Su armadura de placas sub-legendaria estaba completamente destrozada, e incluso ahora Nyra estaba ocupada sacando los restos pieza por pieza. A pesar de su asombrosa vitalidad, el tratamiento causó tanto dolor que las dos cabezas gritaban en agonía.

Cuando la cabeza de Término Medio vio a Richard, su único ojo brilló de emoción, “¡Maestro, esta guerra no valió la pena!”

“¿Qué quieres decir?” Tiramisú inmediatamente reprendió, “¡Deja de lloriquear tanto por unas cuantas heridas, estás arruinando nuestra reputación! ¡Si estuviéramos en la tribu, ya sería un señor de la guerra!”

La cabeza de Término Medio resopló, “¿Y yo no?”

Nadie podría asumir por su argumento que habían sufrido heridas graves, pero no era difícil encontrar trozos de carne colgando de partes del cuerpo del ogro. Tiramisú notó la expresión de Richard y dijo bruscamente, “Estas heridas no son nada, Maestro. ¡No seas como este mariquita!”

“Soy un señor de la guerra, ustedes los magos son las mariquitas! Ah… ¡Tú no, Maestro, no eres tan malo!”

Richard solo pudo sonreír irónicamente, dejando la habitación después de chequearlos.

En medio de las visitas a todos sus seguidores y a unos pocos caballeros rúnicos, la tarde se desvaneció rápidamente en la noche. Richard finalmente decidió quedarse en el puente por dos días más mientras sus hombres se recuperaban; le daría a sus enemigos espacio para respirar, pero su propio lado necesitaba lidiar con las pérdidas actuales.

Aunque el plan había tenido un gran éxito, las tropas de Senma todavía sufrieron bajas. Los maníacos soldados de la Orquídea en Reposo la emboscaron repetidamente por toda la fortaleza, cobrando un saldo de 2.000 vidas antes de que se fueran. Sus propias pérdidas fueron diez veces mayores, pero eso no sirvió de consuelo a los soldados que habían perdido amigos de mucho tiempo.

El mayor golpe para los locales fue en la forma de sus santos. Un total de once santos habían sido asesinados, un número tan grande que sacudiría las raíces del imperio. Sin embargo, incluso a ellos le habían pasado factura. Aunque Richard podía enfocar sus élites en ellos para matarlos en el momento en que aparecían, la mayoría había tratado de atacar desde dentro de las tropas ordinarias disfrazados. Tal comportamiento era extremadamente indigno en cualquier plano, pero para quienes luchaban por sus vidas, el honor no significaba nada.

Una vez que terminaron los dos días, 15.000 soldados abandonaron la Fisura de la Grieta de Dios y se aventuraron más profundamente en el plano. Los hombres de Richard lucharon constantemente durante el mes siguiente, avanzando mucho más rápido de lo que esperaban los enemigos mientras asediaba ciudad tras ciudad. Muchos lugares fueron fácilmente conquistados, mientras que algunos de los líderes incluso optaron por rendirse inmediatamente. A Richard no le importaban los plebeyos ni los nobles, seguía avanzando a toda prisa mientras perseguía los restos de la guarnición del puente que huían.

No pasó mucho tiempo antes de que sus tropas estuvieran en las murallas de la capital imperial. El ejército de 10.000 guardias era casi igual a su propio ejército en tamaño, pero en términos de calidad, eran mundos aparte. No había señales de que Stardragon estuviera cerca, pero aún así, tardó un día entero en prepararse antes de que los tambores de guerra comenzaran a aterrorizar al enemigo.

El imperio se derrumbó después de un solo día de batalla intensa. El emperador, la emperatriz, el príncipe heredero y todo el resto del linaje real estaban en sus manos. La realeza permaneció extremadamente callada durante el interrogatorio, pero ese era un problema fácil de resolver tanto con un nigromante como con una pastora del alma a mano.

Tal como había esperado, el Nido de Dios escondía muchos secretos propios. La cima estaba prohibida para todos en el plano, independientemente de la potencia. Incluso el propio emperador no sabía que yacía en ese lugar, solo los rumores de que contenía un reposo de dioses que acabaría con cualquier mortal que pisara dentro.

Había una ciudad santa al pie de la montaña que albergaba a las verdaderas potencias del plano, llamada Ciudad de los Santos. El Imperio Orquídea en Reposo era solo un representante de esta ciudad santa, haciendo cumplir su voluntad en el resto del plano. Incluso se mencionó un ritual misterioso dentro de la ciudad que podría llevar a un experto sub-legendario al reino legendario.

Los ojos de todos en el salón comenzaron a brillar. Todas las potencias soñaban con entrar en el reino legendario, y el mayor bloqueo estaba en el nivel 20. ¡Un método para cerrar esa enorme brecha sería devastador!

Todas las dudas de Richard durante el mes pasado se desvanecieron, y una sonrisa se levantó confirmando sus dudas de que este plano era una anomalía. Cualquiera que fuera el ritual, esto no le importaba personalmente, y Flowsand, Io, Nyra, Tiramisú y Waterflower tenían sus propios caminos hacia el reino legendario— el ogro incluso avanzaba día a día a pesar de no preocuparse realmente por su fuerza— pero definitivamente era un gran beneficio para sus otros subordinados.

Mirando a su alrededor las expresiones en la cara de sus seguidores, Richard le dijo a Nyra, “Averigua qué tan poderosa es la Ciudad de los Santos, y asegúrate de extraer todo lo que debamos tener en cuenta.”

Nyra asintió, y continuó profundizando en la mente del emperador. El corpulento hombre se agarró la cabeza y comenzó a gritar, pero rápidamente entregó toda la información que tenía. Aún así, Richard solo lo dejó ir después de un día y una noche de interrogatorio, deteniéndose al siguiente amanecer.

Una ráfaga de viento frío sopló a través de las ventanas abiertas, causando que se estremeciera un poco mientras miraba al imponente Nido de Dios afuera. La montaña tenía la forma de una concha, que subía en espiral hacia las nubes con su pico cubierto perennemente por una neblina. Para un observador casual, parecía que la montaña giraba en sintonía con el movimiento del sol.

Richard había visto tales nubes varias veces antes; en Fausto y en la Ciudad del Sol Desmontado. Sin embargo, este patrón en espiral repentinamente despertó su interés y comenzó algunos cálculos rudimentarios, tratando de reconstruir el funcionamiento del ecosistema. Mientras continuaba descubriendo cómo funcionaba este lugar, activando su bendición de la verdad, de repente se encontró con un modelo matemático que lo dejó casi bizco.


Capítulo semanal (1/14)


PD: Sobreviví al apocalipsis. El servicio eléctrico en mi país (Venezuela) se ha ‘restablecido’, espero que se mantenga así para poder cumplir con los capítulos semanales.

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Nicro

    Lector

    Nivel 2

    Nicro - hace 2 semanas

    Muchas gracias!! Ahora podre dormir en paz habiendo leido mi CoS diario jajaja
    Gracias por el esfuerzo a pesar de las circunstancias

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.