<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 753

Libro 5 – Capítulo 89. Potencia

 

Richard salió y regresó momentos después, trayendo un montón de tablas de madera, piezas de metal y herramientas simples de taller. Unos pocos minutos de aserrado y martillado dieron lugar a una mesa de trabajo de mala calidad.

Él ni siquiera levantó la cabeza, “No sé por qué te mantengo con vida, pero parece que puedes entenderme, así que no eres tan estúpido. Si quieres vivir unos días más, no hagas ninguna tontería. A veces, simplemente mato a la gente por instinto.”

El Daxdiano sólo se quedó mirándolo terminar el escritorio antes de hablar torpemente en Norland común, “Tú… ¿Por qué no… me matas?”

“Ya te lo dije”, dijo Richard perezosamente mientras inspeccionaba su trabajo, “No me hagas perder el tiempo. ¿Todos ustedes, demonios, conocen nuestro idioma?”

El demonio se quedó en silencio por un rato antes de responder, “No, solo nosotros del Dranicus.”

Richard presionó sobre la parte superior de la mesa para probar su equilibrio antes de mirar al demonio con cierto interés, “¿Dranicus? Hmm, ¿tu tribu tiene una alta posición entre los demonios?”

El joven demonio parecía tener más fluidez en Norlandes mientras hablaba, y esta vez dijo con orgullo, “Nosotros, los Dranicus, estamos en la cúspide de la especie demoníaca, una de las tribus reales de Daxdus.”

“¿Y qué eres tú en tu tribu?” El interés de Richard creció aún más.

El demonio se quedó en silencio por un momento antes de responder, “Sólo un guerrero normal.”

“Mentiras. Pero entonces, realmente no importa quién eres. Simplemente no te entregué por capricho; quizás uno de estos días esté de mal humor y te mate.”

El joven demonio miró cuando Richard abrió otro trozo de piel en la mesa de trabajo recién ensamblada, sacando su pluma y comenzando a trabajar una vez más. Sus ojos estaban enfocados en las manos firmes de Richard, comenzando a sudar frío antes de jadear con fuerza y ​​caer al suelo. Era como si acabara de perder una gran batalla.

Richard lo miró de reojo mientras continuaba dibujando, “¿Han perdido a tantos que incluso tuvieron que enviar a un niño a la Tierra del Anochecer?”

“¡Soy un guerrero poderoso! ¡No más de diez personas de mi edad pueden derrotarme en una batalla!” El joven se puso de pie, pero al ver la sonrisa sin palabras de Richard, de repente recordó cómo había quedado inconsciente de un solo golpe. Toda la indignación se desvaneció y bajó la cabeza.

“Sabes, he matado a muchos de los tuyos. Eres el más débil que he conocido, y ni siquiera tienes la voluntad de luchar.”

“¡No es así! ¡No soy débil! Es solo que… que… eres demasiado fuerte. Tu aura no es sorprendente, pero eres un Rompe Estrellas como los demonios de la realeza. Se necesita un gran talento para reprimirte a ti mismo con el fin de ser más fuerte en el futuro.”

“¿Y fuera de la realeza?”

El demonio se detuvo a pensar, “Hay muchas personas únicas en nuestro plano que son extremadamente poderosas. Los llamamos monarcas.”

Richard asintió y no hizo más preguntas.

El joven demonio se indignó cada vez más, continuando, “No soy un cobarde, pero tu poder… Incluso las otras tribus no serían mejores, ¡solo los débiles que no pueden sentir tu poder adecuadamente lucharían contra ti hasta la muerte!

Richard se sorprendió un poco, girándose para mirar al demonio. El cuerpo del joven tembló cuando instintivamente miró hacia otro lado, pero luego sacudió la cabeza y se mantuvo firme.

“¿Mi poder, dices?”

“Mi tribu tiene leyendas al respecto. El poder de la Visión Verdadera.”

“¿Visión Verdadera?” Richard frunció el ceño, “¿Y por qué le temes?”

“Yo… no lo sé. Es… instinto.”

Richard no lo presionó más, solo regresó a su creación de runas. El conocimiento del demonio parecía ser limitado, e incluso si no fuera así, el poder de los Daxdianos era inútil para un mago como él.

El tiempo pasó lentamente, y el jadeo del demonio se hizo cada vez más fuerte. Rápidamente tuvo que apoyarse contra la pared, y mientras observaba a Richard trabajar, lentamente se deslizó hacia abajo. En algún momento se había quedado hipnotizado por la precisión infalible de Richard, sintiendo como si su alma estuviera siendo absorbida. Intentó apartar la mirada varias veces, pero cada intento fue un fracaso.

Finalmente, el demonio comenzó a sudar intensamente y murmuró en Daxdiano, “¡Devorador de Estrellas! Así es, ¡él puede comer almas y estrellas!”

“¿Qué dijiste?” Richard preguntó sin girar la cabeza.

El demonio respondió con sinceridad, haciendo que Richard se detuviera por un momento, “Hmm… Quizás te refieres a… No es de extrañar, mis movimientos y mi aura pueden resonar con tu alma. Muchos artistas pueden hacer esto también, y a diferencia de un experto real, tú no tienes control sobre tu cuerpo. Hablando de eso, ¿qué comes normalmente?”

“Carne, pero podemos comer casi cualquier cosa.”

“Entonces toma lo que quieras, ya sabes dónde está la comida. No tomes nada que no debas.”

El demonio quedó perplejo, pero rápidamente se lanzó a una cesta de pan y carne ahumada antes de devorarla. Sólo después de estar satisfecho, miró a Richard y le preguntó, “¿Por qué me dejaste comer? ¿Tu gente no siempre corta las… ofrendas, cuando nos atrapan?”

“Basta de preguntas inútiles, no hay respuestas,” dijo Richard antes de recordar otra cosa, “¿Cómo te llamas?”

El joven demonio dudó por un momento antes de hablar, “☺︎ □ ︎♒︎ ■ ︎♎︎ □ ︎♏︎ …”

Richard memorizó la larga cadena de sílabas, pero estaba seguro de que sus cuerdas vocales no eran capaces de pronunciarlas. Afortunadamente, el demonio también trató de traducir: “Significa algo así como…. Ojos de la Luz Negra.”

“Blacklight (Luz Negra) será. Quédate en esta casa de ahora en adelante, no salgas ni intentes nada estúpido. Quién sabe, puede que incluso vivas unos días.”

Blacklight asintió; no tuvo más remedio que estar de acuerdo. Toda su ferocidad se desvanecía ante Richard, y cada vez que sus miradas se cruzaban sentía como si su alma estuviera siendo atravesada y perdía toda su determinación de resistir.

……

De alguna manera, los siguientes días transcurrieron pacíficamente. Richard comió y durmió con regularidad, pasando la mayor parte de su tiempo en la creación de runas. Era como si se hubiera olvidado de la existencia del demonio en la habitación cuando incluso meditaba frente a Blacklight, dejando al joven angustiado. Se sentía como si uno pudiera arrancarle la cabeza a Richard, pero cada vez que pensaba en hacerlo, las palabras de Richard resonaban en sus oídos, `No salgas ni intentes nada estúpido.’

Los días pasaron sin cambios, y los cadáveres continuaron amontonándose y siendo llevados. Richard mataba al menos a un Daxdiano por día, y cada vez que lo hacía estaba justo delante de la cara de Blacklight.

El demonio tenía sentimientos extremadamente complicados, pero solo podía ver como sus camaradas e incluso sus parientes morían ante sus ojos. Los pensamientos de detener a Richard siempre cruzaban por su mente, pero Richard era como una aparición que mataba sin previo aviso. Hubo muchas veces donde el enemigo estaba muerto incluso antes de entrar en la habitación. Richard volvía a su trabajo en un abrir y cerrar de ojos, como si nada hubiera pasado en absoluto.

A los pocos días, Blacklight no pudo aguantar más. Empezó a ordenar los cadáveres y los colocó al frente de la puerta antes de limpiar los rastros de sangre en la habitación. Sabía que estos camaradas muertos serían llevados para ser diseccionados, al igual que cuando su propia gente se comía a los Norlandeses que capturaban, pero quería que tuvieran algo de dignidad en la muerte.


Capítulo semanal (10/14)

Descarga:

8 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.