<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 762

Libro 5 – Capítulo 98. El Panorama General

 

El magnífico mago inmediatamente detuvo el hechizo. Incluso un lanzamiento instantáneo requería liberar el maná de uno, pero Richard había usado ese corto intervalo para agarrarlo. Sostenido en el aire, sintió que su piel seguía quemándose, se dio cuenta de que su vida estaba en manos de Richard.

En pocos instantes, Richard había capturado a un magnífico mago bajo los ojos de dos santos y una leyenda. Los tres solo podían ver con los ojos bien abiertos la humillación mientras Richard levantaba al mago más alto en el aire, con su voz ahora amenazadora, “¿Pensaste que no me atrevería a actuar? Maestro Hasting, ¿cómo planeas manejar a Blacklight?”

Contrariamente a las expectativas de Richard, Hasting simplemente se rió. Su arrugada cara también parecía irradiar peligro, pero el legendario mago conocido por su temperamento no parecía sentirse ofendido. Sus caídas cejas púrpuras se levantaron en interés, “¿Qué te parece?”

Richard se quedó en silencio, sabiendo exactamente cómo funcionaban los experimentos biológicos. Había estudiado algunos conceptos básicos en el Deepblue, y el laboratorio Schumpeter en el Plano Forestal había sido una demostración adecuada de cómo se trataba a los sujetos de prueba.

Con Hasting habiendo revelado sus intenciones, Richard se dirigió una vez más al magnífico mago, aflojando su agarre y tirándolo al suelo, “¿Qué pasa si rechazo la requisa?”

El magnífico mago escupió y tosió mientras se frotaba la garganta con dolor, mirando furiosamente a Richard, “Incluso si tú…”

Sin embargo, esa frase se detuvo justo allí. Al sentir la sed de sangre que irradiaba Richard y mirando a sus dos compañeros que casi temblaban de miedo, se obligó a ceder, “Si no estás de acuerdo, podemos decidirlo por votación en una reunión del consejo. Si dos tercios del consejo están a favor de la requisa, será forzada.”

Richard asintió, “Entonces convoca una reunión.”

El magnífico mago miró directamente a Hasting, “Su Excelencia, ¿está de acuerdo?”

Richard solo miró a Hasting, “Maestro Hasting, te aconsejo que no pongas un dedo en Blacklight antes de que se convoque una reunión.”

Hasting miró a Richard una vez más, mostrando una sonrisa que provocaría escalofríos en la columna vertebral, “Por supuesto, no me importa esperar. Jeje, tendré todo el tiempo del mundo para experimentar lentamente con él.”

Richard no dijo nada, dirigiéndose directamente hacia el Santuario del Anochecer mientras su estado de ánimo empeoraba. Dadas las circunstancias actuales, él ya sabía cuáles serían los resultados de la discusión del consejo. A veces, la sabiduría no era una gran bendición.

Unos minutos más tarde, una estruendosa campana resonó por toda la Ciudad del Sol Desmontado. Todas las potencias miraron en shock al área de la iglesia, sabiendo que se estaba convocando una reunión inmediata. ¿Quedaban más enemigos?

Actualmente patrullando las secciones superiores de la fortaleza, el Mariscal Rundstedt se sorprendió. Sus cejas se fruncieron al pensar en algo, y murmuró en voz baja antes de ir. En otra parte de la ciudad, la expresión de Lawrence se torció, suspirando y terminando la operación en la que estaba trabajando, apresurándose hacia la iglesia.

Diez minutos más tarde, las diez personas más poderosas de la Ciudad del Sol Desmontado se habían reunido en la mesa redonda. Con todos los presentes, el magnífico mago que formaba parte de la guardia del Mariscal explicó brevemente la situación antes de salir. No tenía derecho a quedarse en el Santuario del Anochecer.

Pasó un minuto en silencio antes de que los miembros presentes comenzaran a discutir las cosas en voz baja. Esta disputa fue la primera de este tipo; antes se habían llevado a cabo muchas requisas en la ciudad, pero el Mariscal Rundstedt siempre había sido extremadamente justo al aplicar su autoridad y había otorgado indemnizaciones por un valor superior al valor de los bienes expropiados.

Al oír los murmullos bajos, Richard levantó la mano y apenas esperó la aprobación del Mariscal antes de hablar en voz baja, “¿Cómo es que los seres vivos ahora son considerados activos? ¿A tal punto que el hijo de puta que acaba de salir dijo que pueden requisar a mis mujeres si lo desean? Aquí estoy, arriesgando mi vida para matar un cuartel entero de Daxdianos, y vuelvo para encontrar que el demonio que capturé ha sido considerado un activo y se lo han llevado. ¿Por qué coño debería pelear esta guerra por ustedes si solo van a joderme?”

Aunque Richard estaba maldiciendo, nadie se opuso. Esta fue la primera vez que la mayoría de los presentes habían oído hablar del tema, y todavía estaban estudiando la cuestión. Muchos de ellos se sorprendieron por la reacción de Richard ante un simple demonio, pero otros pudieron entender su ira. No se trataba tanto del demonio sino de la dignidad y del hecho de que una ley así podría ser enormemente abusiva. Independientemente de los resultados de esta votación, el magnífico mago se vería obligado a disculparse y tal vez sería castigado por sus palabras.

Lawrence, que había elegido específicamente sentarse junto a Richard, sonrió irónicamente y retiró la mano de Richard, “Tranquilízate, chico. Escucha lo que los demás tienen que decir.”

Rundstedt asintió y se puso de pie, “Quiero aclarar que la requisa tiene un estricto conjunto de reglas que no permiten el abuso. Los seres inteligentes pueden, en efecto, ser clasificados como activos, pero esto es sólo para aquellos que han sido calificados como esclavos. Sin embargo, esto solo aplica a los Norlandeses. Los Daxdianos son un plano enemigo, no tienen derechos en nuestro sistema. ¡Por el bien de nuestras familias, países e incluso de todo el plano, debemos luchar! Richard, tus mujeres nunca pueden ser tratadas como un activo y ser arrebatadas de ti; quien te dijo eso será castigado apropiadamente y expulsado de mi guardia.”

La voz del Mariscal era tranquila y firme, lo que obligó a Richard a calmarse de su arrebato. Sin embargo, su corazón comenzó a latir aún más rápido al ver lo que saldría de esta discusión. Podía imaginar los horrores que le aguardaban al joven demonio bajo el control de Hasting, y conociendo la retorcida personalidad del legendario mago, creía que Blacklight sería mantenido con vida mientras sufría un dolor terrible durante el resto de su existencia. La guerra nunca fue misericordiosa, pero él no podía estar de acuerdo con semejante brutalidad sin sentido.

“YO—“

“Hasting, por qué no explicas el valor de este demonio,” agregó Rundstedt antes de que pudiera interrumpir.

Hasting se puso de pie y miró a Richard de manera significativa, “Este demonio es un joven perfecto que parece ser de la realeza, además de la tribu Dranicus, aproximándose a los niveles superiores de la sociedad Daxdiana. Con tiempo suficiente, podré descubrir cualquier debilidad fatal que tengan los demonios de la realeza, dándome el poder de luchar contra Ojo Prohibido en igualdad de condiciones. Prometo revelar mis hallazgos a todos los presentes, lo que nos dará una gran ventaja al tratar con los demonios.”

Esto inmediatamente causó un alboroto entre los presentes. Ojo Prohibido era un nombre aterrador, un demonio que consumió a las potencias de Norland para progresar. Tenía un poder más allá de su nivel, e incluso hace diez años, cuando desapareció sin dejar rastro, estaba a punto de alcanzar el reino legendario. Si bien Hasting también era un legendario mago, su poder no estaba ni cerca, especialmente considerando que Ojo Prohibido era muy poderoso contra los magos. Si incluso alguien así fuera capaz de luchar contra estos poderosos demonios de igual a igual, ¡bien podría inclinarse la balanza en la Tierra del Anochecer!

La expresión de Richard se oscureció al darse cuenta de lo valioso que era Blacklight para Hasting. También lo puso en una posición extremadamente difícil; no había forma de refutar el hecho de que esta requisa era útil para la causa.

Sin embargo, le había dicho una vez a Blacklight que podía estar a salvo siempre y cuando no saliera de casa ni hiciera ninguna tontería. El joven había seguido ambas reglas a la perfección, pero aun así había sido capturado.

Además, no podía estar de acuerdo con ningún tipo de requisa. ¿Panorama general? ¿A quién le importaba el panorama general? ¿No podría uno usar eso como excusa para hacer lo que quisiera?


Capítulo semanal (19/14)

Descarga:

6 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.