<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 781

Libro 6 – Capítulo 7. El Precio De Crecer

 

Nyris y Agamenón habían decidido ver el combate para el té de la tarde, pero los duelos habían terminado tan rápido que ni siquiera pudieron empezar. Durando solo un minuto, cada combate fue realmente el epítome de una pelea relámpago. Sin embargo, eso significaba que podían reunirse y compartir una comida por primera vez en años.

“¿Renunciaste a un equipo legendario por esto?” Agamenón resopló mientras examinaba el collar sub-legendario. Todo estaba hecho de metal puro, con bordes ásperos y círculos de tamaño desigual. El colgante era una placa de metal redonda con un pentagrama tallado, que emitía energía antigua, pero tres de las esquinas del pentagrama estaban astilladas. Fuera de ese débil rastro de energía, no podía entender qué era tan especial acerca de esto.

Richard se limitó a sonreír sin dar explicaciones, girándose para mirar a Nyris. El Cuarto Príncipe había perdido un poco de su encanto femenino, reemplazándolo con un aura caballerosa.

Nyris dejó el pergamino que había estado sosteniendo y suspiró, “Ese viejo bastardo arrugado… Bueno, al menos conseguí ver un pergamino del Llamado del Cielo. De acuerdo Agamenón, veamos la otra cosa.”

La identificación era un arte que requería no solo el conocimiento de la magia sino también el dominio de la historia, los materiales y otros campos relacionados. Los nobles eran generalmente expertos en este campo, pero Agamenón estaba mucho más enfocado en política y artes marciales que Nyris.

“Ooh, ¿esta es una Pistola de Genvis? Por qué está… Ah, solo le quedan dos usos. Eso lo explica todo.” La Pistola de Genvis era un hechizo legendario que se decía que podía romper cualquier barrera. Aunque su letalidad no fue tan grande como la de otros hechizos legendarios, su uso radicaba en esa habilidad para romper las barreras de un mago. Aunque a este colgante solo le quedaban dos usos y cada hechizo era solo de grado 9, todavía era bastante poderoso.

“Hmm…” Nyris continuó, “¿Por qué elegiste esto? Es raro, claro, pero dos usos definitivamente no valen la pena para perder un equipo legendario.”

Richard sonrió, “No hay nada que temer de un santo celeste con un equipo legendario, pero incluso uno normal con este collar en la mano…”

“Ah…” Ambos finalmente lo entendieron. Al igual que el Llamado del Cielo, la Pistola de Genvis era especialmente mortal cuando se usaba contra un mago. Como un artículo consumible, no podría haber muchas cosas así en la tesorería Mensa; cada uno que perdían era otra oportunidad perdida de herir a Richard en el futuro.

Aunque ella no hubiera podido vencerlo, Yuria ciertamente habría dificultado la pelea si hubiera usado estos dos artículos. Sin embargo, habiendo presenciado su bombardeo de bolas de fuego antes, ella no había tenido el valor de tratar de invocarlos a costa de su propia vida.

“Está bien, ¿qué vas a hacer ahora?” Preguntó Nyris a Richard.

“¿Qué hay de ustedes dos?”

“Agamenón no va a hacer nada, y yo continuaré mejorando. No tengo ninguna prisa por convertirme en un santo,” dijo Nyris alegremente, con una mirada burlona en sus ojos mientras miraba a Agamenón.

Ninguno de los dos podía reprimir particularmente su crecimiento para evitar entrar en el reino de los santos, y Agamenón había crecido demasiado rápido durante las sangrientas batallas en la Tierra del Anochecer. Por otro lado, Nyris prefirió tomarse su tiempo y pulir sus habilidades, no enfocarse realmente en la batalla.

“Está bien, entonces,” respondió Richard, “Iré a echar un vistazo a Faelor. Cuando regrese, vayamos al Plano Forestal. Ya es hora de que el árbol del mundo se inquiete.”

“¡Genial!” Estuvo de acuerdo Agamenón.

“Qué…” Nyris hizo un puchero, “Pero eso significa que me convertiré en un santo.”

Richard y Agamenón se encogieron de hombros. La batalla era la forma más efectiva de aumentar el poder de uno, pero eran peligrosas e inciertas. Agamenón se había vuelto tan poderoso durante su tiempo luchando bajo el mando del Emperador Philip que se convirtió en santo de inmediato, pero, por el contrario, Nyris esperaba entrar en la santidad solo con pura práctica. El Plano Forestal era ciertamente más seguro que un campo de batalla de la desesperación, pero aun así lo impulsaría a cruzar la brecha.

……

Richard se preguntó sobre la situación mientras terminaba la comida y se dirigía a Faelor. Agamenón crecía constantemente dentro de la Familia Orleans, mientras que él mismo se hacía más poderoso con cada día que pasaba. Aunque seguía cooperando con estos amigos, se dio cuenta de que Nyris aumentaba constantemente la distancia para evitar ser etiquetado como esclavo de cualquiera de los dos. Con el ritmo al que todos crecían, habría un día en que estos amigos de por vida no podrían ser más que aliados cercanos.

Este fue el precio de crecer.

“¡Maestro!” Cuando el familiar momento de mareo dio paso a una visión y un olor nostálgico, la voz de la madre cría lo sacó rápidamente de sus contemplaciones, “¡Has estado fuera tanto tiempo, deberías venir a visitarme!

“¿Te has hecho más grande?” Richard bromeó.

“¡Enorme!”

“¿Había tanta comida?”

“¡Mi bosque ahora cubre toda la Tierra del Caos!”

El solo hecho de pensar en ese bosque perfecto hizo temblar a Richard, algo que incluso la Tierra del Anochecer rara vez podía provocarle. “¿Algo más que quieras decirme?”

“La leyenda sabía bien!”

Richard recordó de inmediato el cuerpo de Daychase, sonriendo burlonamente al pensar, “¿Y aparte del sabor?”

“El análisis está completado en un 1,03%”

“¿Espera qué?” Richard casi no podía creer lo que acababa de escuchar. ¿La madre cría podría incluso analizar seres legendarios? Sin embargo, él rápidamente negó con la cabeza. Daychase era alguien a la par con una leyenda de Norland, y capturar a cien de ellos era una tarea imposible. Ni siquiera estaba seguro de que hubiera tantas potencias legendarias en todo Norland.

“¡Maestro, debería venir a visitarme pronto!” Repitió la madre cría con entusiasmo, con un tono ciertamente más atrevido de lo que él recordaba de ella.

“Sí, sí, te escucho. Envía al cerebro clonado aquí, vuela más rápido que la crisálida astral.”

“¿Cuál?”

“¿Qué quieres decir con cuál?” Richard preguntó en shock. Al igual que Phaser, los cerebros clonados eran una unidad especial que necesitaba la divinidad para ser creados.

“Tengo demasiadas cosas que manejar, así que formé un grupo para atender asuntos triviales como las batallas,” respondió ella.

Richard no sabía si sentirse orgulloso o humillado. Siempre se había enorgullecido de ser un poderoso táctico que podía hacer un gran uso de las tropas de la madre cría, pero ahora ella le estaba diciendo que la tarea era tan trivial que ni siquiera la haría personalmente.

“Vale… Iré en un rato, envíame todas las actualizaciones que tengas primero… Espera, no, no, no, no, no, no… ¡ARGH!” Richard inmediatamente se agarró la cabeza con dolor mientras se inundaba de datos, principalmente sobre las diversas criaturas que ella había analizado. Le costó muchísimo trabajo romper la conexión por la fuerza, pasando por la desorganizada información poco a poco.

Lo primero que llamó su atención entre las 10.000 criaturas fueron los bárbaros y los enanos. Siempre había pensado que eran razas unitarias, pero ella mencionó una docena de subespecies de enanos y más de treinta tipos de bárbaros.

Mientras guardaba la información para ir pasando lentamente a través de los meses siguientes, Richard notó una cosa que la madre cría había resaltado entre todas. ¡Ya había acumulado suficiente divinidad para crear esa nueva semilla!

“¡JEFE!” Sin embargo, justo cuando estaba pensando en poner al doble en el Plano Forestal, sus oídos casi fueron destrozados por una voz retumbante. Sintió temblar la tierra durante unos segundos antes de que apenas pudiera girar a tiempo, al ver a una enorme figura que casi lo cubría por completo cuando lo levantó en su abrazo.


Capítulo semanal (2/14)

Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 19

    Luis Rojas Valle - hace 3 meses

    Gracias por los capítulos 😁👍 aún sigo decepcionado de Richard ya ni se cuántos días llevo esperando que se coma a waterflower

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.