<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 807

Libro 6 – Capítulo 33. El Nuevo Armamento De Maná

 

La creación de este Armamento de Maná mejorado fue mucho más difícil de lo que Richard había esperado, y llevó un mes entero de trabajo que conllevó once fracasos en total. La nueva runa era una suma total de sesenta matrices mágicas diferentes, y los fracasos casi habían limpiado todo su almacén hasta el punto de que ni siquiera podía sentirse demasiado feliz con el producto terminado en su mano.

Al darse cuenta de que el original había sido construido con el físico de un mago en mente, había decidido relajar en gran medida los límites de la producción de energía de la runa. Esta fue una modificación arriesgada que podría incluso matar a un mago frágil, pero su propio físico estaba equipado para manejarlo. Sin embargo, este cambio fundamental en el proceso de pensamiento significó que la mayoría de las matrices mágicas debían ser cambiadas, y con una experiencia mínima en algunas de estas, incluso él tuvo que pasar por unos cuantos fracasos para hacerlo bien.

Con el éxito de Armamento de Maná, finalmente consiguió el nivel de un magnífico maestro de runas, en la cima de la creación de runas en todo Norland. Solo esta runa era digna de una convención en sí misma, e incluso sería aclamada por muchos por su ingenio y poder.

Richard casi se había marchitado a finales de mes, perdiendo diez kilos completos. Lo primero que hizo después de haberse adherido la runa fue barrer toda una mesa llena de platos hechos por Rosie antes de pasar una buena hora en el baño. Bien alimentado y refrescado, los dos naturalmente terminaron en la cama; esta vez, fue mucho más amoroso y tierno que la última vez.

Era casi de madrugada cuando acabaron, y a diferencia de Flowsand, Rosie estaba recostada sobre su pecho como un gatito dormido mientras él miraba por la ventana a los rayos de la mañana. Ella lentamente se estiró y bostezó, girándose para mirarlo, “¿Qué tienes en mente?”

“Seré una de las personas más destacadas en Norland pronto,” dijo con calma.

“Bostezo… ¿Y por qué dices eso con tristeza? ¿No es maravilloso?”

“No es suficiente.”

“¿Y qué es?”

Richard permaneció callado unos instantes antes de decir, “Tal vez… cuando esté en la cima del mundo.”

Finalmente, despierta, se sentó para mirarlo, “¿Por qué esforzarte tanto?”

“Porque… suspiro, hay algunas cosas en el futuro que solo puedo prevenir si soy el mejor de los mejores.”

Rosie se recostó sobre su pecho. Ella sabía que nunca estaría a la par con Sharon, Mountainsea o Flowsand en su mente. Tuvo sus momentos de gloria, pero incluso en las profundidades de la intimidad nunca fue la única en su mente. Después de todo, ella no era nadie fuera de Fausto y definitivamente era desconocida entre los verdaderos hegemones que gobernaban la miríada de planos.

Ella sabía que solo tendría a Richard por un breve tiempo; ahora que ya terminó con su runa, se iría una vez más. La idea de no verlo durante años le provocó escalofríos.

“¿Hmm?” Richard inmediatamente se dio cuenta de que empezaba a temblar, “¿Qué pasa?”

“Algo malo…” ella sollozó, “Creo que me he enamorado de ti…”

Él solo podía acariciarle el pelo y suspirar.

……

Al amanecer, Rosie se levantó rápidamente y se dedicó a bañarse, preparar la ropa y preparar el desayuno. Él terminó de alistarse y se dirigió hacia el centro de comando, pero al verla todavía en la puerta, se dio la vuelta y le dijo adiós con un gran abrazo y un beso profundo.

“¿Algún problema en las fronteras?” Preguntó al entrar en la sala de reuniones, mirando a Gangdor y Raymond, que estaban listos y esperando.

“¡Nada de nada, jefe!” Gangdor lo negó con un gesto, “Todos eran gatitos, ¡ni siquiera podía soportar intimidarlos!”

“¡Como si fuera así!” Richard se rió, “¿Cuánto los has molestado realmente?”

“Bueno…” Gangdor también se rió entre dientes, “No pude evitarlo, quería poner a prueba su paciencia.”

“¿Y? ¿Cómo estuvo?”

“¡Impresionante!”

“Es bueno oírlo.” Richard se dirigió entonces a Raymond, “¿Qué hay de Triángulo de Hierro?”

“Todo tranquilo. Casi ningún movimiento, ni siquiera movilizaciones de rutina. No hay señales de que estén listos para ir a la guerra con nosotros.” Raymond lanzó una mirada a Richard, tratando de leer su expresión, pero no encontró nada. Richard no le había contado a nadie sobre los eventos en el Valle de las Tinieblas, por lo que nadie sabía que había una guerra inminente contra uno o más dioses.

Golpeando la mesa, Richard revisó algunos informes preparados y preguntó, “¿Los Norlandeses de nuestro ejército deberían haber cumplido los requisitos para salir del servicio?”

“Si jefe.”

“Muy bien, que regresen a Norland si quieren. Dales a todos un año extra de paga, y dile al Maestro Mito que también es libre de irse.”

“¿Qué?” Gangdor se sorprendió, “¡Esos son muchos caballeros rúnicos!”

“Caballeros rúnicos que recluté por un cierto número de años. Necesito cumplir mis promesas.”

“Pero… son guerreros muy competentes…”

“Y se quedarán si quieren. Ahora ve, dales la noticia.”

“Está bien… extrañaré al viejo, ¿crees que se quedará?”

“¿En el ejército? Lo dudo mucho. Es un hombre viejo y querrá centrarse en la investigación en lugar de en las batallas. Aunque espero que sea un amigo. De todos modos, estaré ausente durante medio mes. Envía un mensaje a la Tierra del Anochecer si alguien decide atacar, e intenta retrasar las cosas hasta que regrese. Mientras tanto, mantén el status quo en las planicies ancestrales… ”

Al encargarse de las cosas importantes, Richard empacó y se fue de Faelor a la conocida Tierra del Anochecer.

……

Una vez que la guerra se había calmado, la Alianza Sagrada había vuelto a dejar a las personas alejadas de la fortaleza. Richard comprobó su posición cuando salió del portal y descubrió que estaba a unos ocho días de la Ciudad del Sol Desmontado. Como de costumbre, verificó su equipo y sus runas para estar preparado para cualquier situación antes de tomar velocidad y dirigirse a la ciudad.

Corriendo a través del vasto paisaje bajo el cielo carmesí, Richard se dio cuenta de que este tipo de vida despertaba al guerrero dentro de él. Este plano era exactamente igual que antes, con potencias de los dos planos primarios luchando entre sí constantemente. Aunque los Daxdianos habían perdido la última guerra, sus bajas no estaban muy lejos de las de Norland. En general, incluso podría considerarse un empate.

No tardó mucho en encontrarse con el primer contrincante, pero el skaven que lo atacó desde una roca cercana se encontró mordiendo la cuchilla de una espada en lugar de la carne. Antes de que pudiera darse cuenta de lo que había sucedido, su cabeza estaba casi dividida en dos y Richard ya estaba limpiando la sangre de su espada. Al principio se dio la vuelta para alejarse, pero después de unos pocos pasos no pudo evitar detenerse y darse la vuelta, sin querer dejar ir las cosechas de los cadáveres.


Capítulo semanal (14/14)

Descarga:

3 Comentarios Comentar

  1. Yang

    Autor

    Nivel 40

    Yang - hace 2 meses

    Las ofrendas en ese lugar abundan, claro con un poder y peligro igual a las ganancias

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.