<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 824

Libro 6 – Capítulo 50. Complicaciones

 

Medianoche.

Los ancianos del Santuario Nieve Azur estaban reunidos en una habitación secreta con Mountainsea en el centro. Estaba sentada en una estera en el medio, con el cabello mojado y sin trenzas pegadas a sus hombros. Todo el color había sido removido de su cuerpo, y los adornos también habían sido quitados; todo lo que tenía para su apariencia era un simple vestido. Todos sus poderosos tótems habían sido quitados.

“Finalmente quitaste tus tótems,” dijeron los ancianos con una extraña mezcla de alivio y confusión. Sus expresiones eran extremadamente complicadas mientras miraban a la pura y limpia princesa de Klandor.

“Sí,” dijo Mountainsea en voz baja, “Pueden seguir predicando.”

El magnífico anciano respiró hondo, “Mountainsea, este asunto es de gran importancia para todos los de Klandor. Si el niño sagrado puede usar la Armadura del Cielo, ¡desbloqueará un poder tan grande que estará a la vanguardia de todo Klandor! Una existencia tan poderosa equilibrará los poderes, obligando a los Norlandeses a desviar sus ojos codiciosos.”

“Si tu ejército ni siquiera puede ganar a los de Norland, ¿qué sentido tiene comparar expertos?” Preguntó con una sonrisa.

“… Siempre hemos estado más o menos equilibrados en términos de potencia, pero en las últimas décadas Norland ha estado produciendo una serie de leyendas cada vez más rápido. Si esto continúa, no seremos iguales para ellos en menos de un siglo. Somos diferentes de Lithgalen, estamos mucho más cerca de Norland; siempre y cuando estén dispuestos a pagar el precio, los Norlandeses siempre pueden enviar un ejército aquí.”

“Mi padre realmente te asustó.”

“Sí,” admitió el anciano, “Si no fuera por la expedición de tu padre, no nos hubiéramos dado cuenta de nuestros problemas. Una fuerza exploradora de un solo príncipe de uno de los tres imperios de Norland arrasó a las primeras tribus con las que se encontró sin ningún problema. Si no fuera porque reunimos a nuestras mejores fuerzas y tu madre lo sometió personalmente, no habríamos llegado tan lejos como lo hicimos. Si los tres imperios unen sus manos, nos abrumarán completamente.”

“Así que digamos que tienen un experto pico. ¿Qué pasa si ellos producen uno más y lo anulan? ¿Qué buscarán entonces?” Mountainsea esperó unos segundos, pero al ver que los ancianos no respondieron, ella continuó, “¿Y por qué crees que esa persona los escuchará? Incluso a mí no me importarían si no fuera por mis circunstancias, ¿creen que a él sí?”

“Eso… es para el futuro”.

“Quizás. O quizás no lo sea.”

La habitación secreta fue envuelta por un silencio sombrío.

……

Mientras dormía en su tienda de campaña, Richard abrió repentinamente los ojos al percibir un aura oculta recorriendo su cuerpo. Esta energía era ciertamente diferente de la de un bárbaro, más suave y sigilosa de lo que cualquier bárbaro hubiera podido lograr. Si no fuera por sus propios sentidos afinados, no se habría dado cuenta en absoluto.

Se mofó, una luz roja convergiendo alrededor de su mano derecha mientras convocaba a Carnicera y salía de la tienda. Ahora mismo, podía incluso luchar contra seres legendarios; no permitiría ninguna provocación.

Sin embargo, la noche fue la misma de siempre, sin presencias inusuales. El aura desapareció tan rápido como había llegado, e incluso él no pudo encontrar ninguna pista sobre su ubicación. De pie por un momento y negando con la cabeza, caminó de regreso a su campamento y continuó descansando.

Un hombre de mediana edad salió lentamente de donde Richard había mirado por primera vez, con la barba bien recortada y rebosante de encanto maduro. A primera vista, uno podría decir que debió haber sido radiante en su juventud, sin perder contra los elfos a pesar de ser humano. Mirando a Richard dar la vuelta, sonrió y asintió antes de desaparecer tan silenciosamente como había venido.

……

Detrás del Santuario Nieve Azur había una serie de casas grandes de piedra para los ancianos y sus familias. En este momento, una feroz pelea había estallado en uno de los patios pequeños más elaborados.

“¡Esto es por el bien de todo Klandor!” Dijo una mujer hermosa mientras caminaba de un lado a otro en agitación.

El hombre de mediana edad se recostó contra la pared, se cruzó de brazos con una mueca de desdén, “¿Por el panorama general? ¿Por qué debería sacrificar a mi hija por el panorama general en vez de a ustedes, los ancianos?”

“¡¿No hacemos nuestros propios sacrificios?!” La mujer se enfureció.

“Por supuesto que no,” dijo el hombre con calma, “¿Alguno de ustedes, ancianos, tienen las agallas para luchar a muerte contra los Norlandeses? Solo tienen que demostrar esa determinación y las cosas se resolverán.”

“Pero…” La mujer quedó atónita, “Pero Norland se está volviendo cada vez más poderoso. Incluso si estamos dispuestos a sacrificarnos, eso solo aumentará la disparidad.”

“¿Y qué puede hacer un ser épico al respecto? ¿Serán unas pocas décadas antes de que se cierre la brecha? En ese momento, no tendrán oportunidad de luchar.”

“¡Pero esas son muchas décadas!”, La mujer alzó la voz, “¡El tiempo nos dará una oportunidad!”

Cuanto más entusiasmada estaba la mujer, más tranquilo estaba el hombre, “¿Una oportunidad? ¿Por tu grupo de incompetentes? Los ancianos no han hecho nada por Klandor en el último siglo, ¿qué lograrán en las próximas décadas? Solo empeorarán las cosas.”

“¡GREYHAWK!” Se levantó la mujer, “Conozco bien el corazón de Mountainsea, no quiero que mi hija termine así, ¡pero esta es la decisión de todo el consejo! ¡No tenemos forma de rechazar la oferta del Imperio Árbol Sagrado!”

“¡Me importa un bledo la existencia de los ancianos, mi hija no puede ser sacrificada! ¿A quién le importa el panorama general, crees que ustedes los bárbaros tienen algún conocimiento de política? Lo hemos estado haciendo durante milenios antes de que supieran lo que significaba esa palabra.”

La mujer se desinfló y suspiró, “Lo siento, pero esto no se puede cambiar. Tampoco puedes hacer nada al respecto.”

El hombre sonrió tranquilamente y señaló su propia cabeza, “A veces, hay mejores armas en el mundo que tus puños y espadas. De hecho, esas cosas son inútiles la mayor parte del tiempo. Esto está lejos de terminar, La Santa Espada está en camino a Klandor. A su velocidad, estará aquí en tres días.”

La mujer inmediatamente palideció, “¿Espada Oculta? ¿Por qué?”

“Me debe un favor.”

“¿Qué? ¿Tienes alguna forma de contactarla?”

Greyhawk se rió, “Hay tantos misterios en el mundo de la magia. ¿Creías que hablar con la gente era difícil?”

La respiración de la mujer se agitó, pero poco a poco se calmó, “No importa, puedo detenerla.”

“Tal vez, pero Richard también es el maestro de runas real de la Alianza Sagrada. He oído que a Philip no le gusta que le tuerzan la mano. Y luego está Sharon, ampliamente reconocida por su poder. Incluso la Santa Espada no está dispuesta a provocarla. Puede que una persona no sea un gran problema, ¿pero tres?”

La expresión de la mujer se volvió fría, “¿Me estás amenazando?”

“¿Por qué no amenazaría a las personas que quieren sacrificar a mi hija por un patético bien mayor?”

“Suspiro. Debes saber que amenazar al Santuario solo empeorará las cosas.”

“Querida, no quiero que los ancianos cedan. Solo tienen que darle a Richard una oportunidad justa y permitir que la ceremonia sagrada continúe como debería. ¿Es mucho pedir que nadie conspire entre bambalinas?”

La mujer miró a Greyhawk a los ojos, “Pareces tener confianza en él.”

“Mi yerno es un chico increíble. La nariz de mi hija siempre ha sido muy poderosa también, creo en ella.”

La mujer resopló, “Como si no fuera mi hija.”

“¿Lo es?” Greyhawk negó con la cabeza, “¿Una madre permitiría que la vida de su hija fuera destruida de esta manera?”

“Tú…” la mujer lo miró furiosa durante mucho tiempo antes de recordar algo repentinamente, “Espera, ya que tenías los medios para contactar con la Santa Espada, ¿por qué no le pediste que te llevara? No es tan difícil sacar a una persona de Klandor.”

El hombre sonrió, “¿Por qué querría irme? Aquí solía disfrutar de mi vida.”

La expresión fría de la mujer se desvaneció rápidamente.

Descarga:

4 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    LuisMP - hace 2 semanas

    Primera vez que me doy cuenta que el santo espada es en realidad “la” santa espada

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.