<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 835

Libro 6 – Capítulo 61. Mejor Esfuerzo

 

Uriel se sentó de nuevo, pero los vasos sanguíneos de su cuello estaban abultados por su rabia. Sin embargo, sabía muy bien que el Arzobispo Hendrick era un hombre de palabra. La Iglesia de la Gloria ya rivalizaba con la familia real en términos de poder e influencia, y entrar en contacto con los diablos era un tabú con el que ningún noble querría asociarse. Ya era obvio por el hecho de que él estaba aquí que el Emperador tampoco lo favorecía. Solo pudo sufrir esta indignidad en silencio.

“Bien, lo entiendes.” Hendrick mostró una sonrisa aterradora, levantándose y lanzando una placa de metal envejecida hacia Rafael, “Aquí tienes todo lo que necesitas. ¡Póntelo y muévete! ¡Se acerca el amanecer y tenemos que terminar nuestras tareas antes de eso! Deja de actuar tan delicada, ¿qué tan buena puedes ser con esa madre tuya?”

Rafael había estado agarrando la placa de metal con terror, las lágrimas corrían por su rostro, pero en el momento en que escuchó el insulto, se levantó de un salto y corrió hacia el arzobispo, “Mi madre no es—”

*¡THWACK!* Hendrick la envió volando con una bofetada, las mejillas de la chica se hincharon al instante con sangre goteando por la comisura de su boca, “¡La Duquesa Mandy convocó a un diablo mucho antes que la Duquesa Romilda! ¿De dónde crees que viene el talento del que te enorgulleces? ¡Es la sangre de diablo que fluye por tus venas! La única razón por la que ustedes dos no han sido encarcelados por toda la eternidad es porque sus cuerpos inmundos todavía pueden servir como esclavos del Señor. ¡No habrá piedad si desobedecen las órdenes!”

“¿Qué? No… ¡Imposible! ¡No puedo ser hija de un diablo!” Gritó la pequeña princesa.

El Arzobispo la señaló con un dedo, una luz blanca saliendo y quemando el brazo de la chica. Uriel dio un paso adelante al oír el grito de dolor, pero luego el rayo se detuvo y Hendrick dijo fríamente, “Mira.”

Viendo la mancha negra púrpura en su brazo, Rafael dejó escapar un grito agudo y se desplomó en el suelo. La mayoría de los nobles del Imperio Árbol Sagrado reconocieron la marca que provenía de la línea de sangre de un diablo mayor; el rayo de luz solo había sido usado para revelarla desde dentro.

“¿Y bien? ¿Qué tienes para decir en tu defensa?” La voz de Hendrick era fría, su expresión era la de una serpiente mirando a su presa.

“Yo… Yo…”

“Compórtate y puedo pasar por alto lo sucedido hoy. Incluso puedo ayudarte a olvidarlo, así de fácil.” Hendrick levantó un brazo y lanzó un hechizo de curación, borrando la marca de diablo de la cara de Rafael, “Muy bien. Ya hemos perdido bastante tiempo, ahora sígueme. El enemigo es débil en este momento, no debería haber sorpresas… Espera.”

Hendrick frunció el ceño antes de caminar hacia el otro lado de la habitación y abrir la puerta, mirando a un sacerdote vestido de pies a cabeza con una túnica negra. El sacerdote asintió suavemente, entregando dos sobres, “Arzobispo, tenemos cartas urgentes de la Iglesia y de la familia real.”

“¿Hmm? Está bien, puedes irte.” Hendrick abrió las cartas y las leyó mientras cerraba la puerta, la rabia dominando su rostro. No mucho después, arrojó las cartas a la cara de Uriel.

Ambas contenían mensajes idénticos. Con efecto inmediato, el joven mago llamado Richard de la Alianza Sagrada no debía ser envenenado o asesinado, ni herido en la oscuridad. Solo se podía pelear al aire libre durante la ceremonia sagrada, pero incluso así se le aconsejó que no lo matara.

Uriel estaba desconcertado por la orden, mientras que los ojos de Hendrick estaban cerrados y sus labios temblando mientras susurraba algo incomprensible. Este era un hechizo usado por los sacerdotes legendarios para comunicarse directamente con sus dioses u otros sacerdotes de alto rango. Poco después, el viejo salió de su aturdimiento y lanzó una mirada fría a Uriel, “¿Quieres saber la razón?”

Uriel asintió.

“Si mato a Richard ahora, la Iglesia del Dragón Eterno se cerrará por treinta años.”

“¡¿Qué?!”

“Incluso nosotros tenemos que recurrir al Dragón Eterno para ciertas cosas. Treinta años sin acceso nos pondrá muy por detrás de los otros dos imperios… Este Richard es tan apreciado por ellos, ¿confías en derrotarlo?” Preguntó Hendrick.

“¡Por supuesto!”

“Más vale que ganes ese combate. Usted no será el único que sufrirá las consecuencias de su pérdida. Ambos, cada movimiento tuyo a partir de ahora será observado y utilizado en sus sentencias si pierdes.” Hendrick salió de la habitación, dejando a Uriel y a Rafael en su propio pensamiento silencioso.

……

Al mediodía, tanto Richard como Uriel aparecieron puntualmente en el campo de batalla. El Sexto Príncipe se quitó la túnica para revelar una armadura dorada completamente cubierta de matrices mágicas, un sable ancho sujetado en la cintura. El sable parecía un poco más grande que una espada de una mano, y también tenía matrices mágicas por todas partes.

Richard permaneció con un atuendo bárbaro, algo que era útil para el frío en las montañas. Su mirada se detuvo en el arma en la cintura de Uriel por un instante antes de apartarse; como magnífico maestro de runas, sabía lo especial que era esa armadura. En ella se integraron matrices rúnicas que interactuaban con las del cuerpo del usuario, combinando las dos en la armadura definitiva. El sable era lo mismo, parte del set completo de Armadura del Cielo. Este set estaba realmente en el pináculo de la creación de runas.

Curiosamente, la lanza que usó Uriel no formaba parte del set. Richard no sabía por qué el príncipe usaría esta arma en su lugar, pero mientras el sable no estuviera en uso, el set no podría alcanzar todo su potencial.

El anciano que presidía este combate miró al cielo antes de mirar hacia abajo, declarando que el combate había comenzado. Sin embargo, ni Richard ni Uriel se movieron; sus ojos estaban pegados al oponente, ejecutando tácticas en su mente. Un pequeño ceño fruncido subió por la cara de Richard; la armadura le estaba bloqueando la visión.

Uriel lo miró de arriba abajo, exclamando con sorpresa, “¡Has cambiado tu arma!”

Richard todavía estaba sosteniendo a Carnicera, pero el arma había pasado del negro al plateado brillante. Incluso el filo dentado había cambiado a lo que parecía una punta de lanza plumífera, dándole un aura sagrada. Agitó la espada a su alrededor, “No hay diferencia.”

Sin embargo, marcó toda una diferencia para el Sexto Príncipe. Solo con mirarla podía sentir un miedo innato como si ya estuviera siendo cortado. Había visto a Richard luchar contra los bárbaros hace solo un día, pero en ese momento no había tenido tal sensación.

Sus suposiciones no eran erróneas. No era solo la forma; las características de Carnicera también habían cambiado. Richard había reenfocado su odio durante el último día, y la Carnicera de Klandor se había transformado así en la Muerte del Ángel.

“No te daré la oportunidad de una pelea prolongada,” Uriel agitó la lanza y la tiró a un lado, desenvainando el sable de inmediato.

Richard sabía que había perdido esa ventaja, pero aun así mantuvo la compostura, “No la necesito.”

Uriel levantó su arma en alto, la armadura se iluminó cuando un par de enormes alas se abrieron en su espalda. Por otro lado, el rojo sangre de las puntas de los dedos de Richard se extendió rápidamente a sus brazos y a la parte superior del cuerpo mientras empuñaba la Muerte de Ángel, orbes de energía que formaban siete escudos de rayos azules y blancos lo rodeaban. Bebió una gota de la esencia de sed de sangre y su aliento se tornó ardiente de inmediato, las llamas abisales siendo despertadas por la sangre salvaje.

Descarga:

10 Comentarios Comentar

    1. Delta9021

      Lector

      Nivel 9

      Delta9021 - hace 2 meses

      Medio me caen bien el príncipe, después de todo el siempre quiso una pelea justa, a Hendrick espero que lo violen entre todos los bárbaros!! 🤬

  1. jlca

    Lector

    Nivel 7

    jlca - hace 2 meses

    Espero que maten a Uriel, a Hendrick y a todos los ancianos junto con la mamá de mountainsea 🙂

    1. Yang

      Autor

      Nivel 40

      Yang - hace 2 meses

      Ya los ancianos se están arrepintiendo y incluso le dieron cosas valiosas ah Richard, así que es como gris

  2. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 18

    Luis Rojas Valle - hace 2 meses

    Richard les mostrarl que es un demonio 😤 gracias por los capítulos 😁👍

  3. Yang

    Autor

    Nivel 40

    Yang - hace 2 meses

    No es que Richard también tiene sangre demoniaca? Después de todos los archeron son den linaje de demonios ¿no?

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.