<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 84

Capítulo 84. Sacrificio

 

Tres de los guardias de los Archeron fueron inmediatamente enviados a volar. Cada uno alrededor del nivel 5 o 6, calificaron para ser aventureros en el continente, pero frente a los guardias de la Familia Joseph que estaban entre el nivel 8 y el nivel 10, no pudieron ni siquiera ganar tiempo. Mientras que Warren actuaba como un loco atacando salvajemente hacia todas partes, destruyendo todo. Por lo visto, esos jóvenes nobles y los guardias de la familia Joseph no se atrevieron a ser demasiado duros. Esto en realidad significó que Warren podía aguantar por un tiempo, aunque tuvo que soportar bastantes patadas y puñetazos.

La sensación de peligro se hizo cada vez más evidente para Richard. Sin embargo, todo había sucedido demasiado repentino. Cuando intentó retirarse, un guardia salió disparado y lanzó una patada voladora contra sus costillas. Este ataque fue poderoso, obviamente estaba infundido de mucha energía, ¡y definitivamente sería capaz de romper las costillas de un mago normal!

Una pizca de furia resplandecía en los ojos de Richard, que rápidamente se volvieron helados. Silenciosamente dio un paso hacia atrás, esquivando la patada antes de agarrar la bota del guardia y ejercer fuerza. Los tobillos del guardia crujieron, completamente deformados. ¡Sin embargo, en ese mismo momento el silbido del viento sonó detrás de Richard!

En un pequeño bosque no muy lejano, Senma estaba sentada perezosamente sobre un árbol, la parte superior de su cuerpo se apoyaba en el tronco mientras dormía. Sin embargo, sus ojos aturdidos se abrieron repentinamente, su encantador rostro se llenó inmediatamente de densa sed de sangre. Levantó su delgada espada con un frío zumbido, saltando del árbol en dirección a la batalla.

Sin embargo, la Paladín de Sangre se detuvo después de un solo paso, como si el mismo espacio y tiempo se hubiera congelado en este lugar. Un hombre arrugado apareció de la nada en el tronco del árbol que tenía detrás de ella, vestido completamente de gris oscuro. Incluso detrás de su capucha, su cabello tenía el color de la hierba seca, con algunas hebras que sobresalían desordenadamente por los costados. Aunque sus rasgos no se podían ver claramente desde las sombras de la capucha, esos ojos siniestros eran excepcionalmente brillantes. Había un gran bulto en la parte frontal de su capa, con algún tipo de arma que apuntaba al centro de la espalda de Senma.

Senma permaneció completamente inmóvil y lentamente giró su cabeza, diciendo con una voz fría como el hielo: “¡Serpiente Venenosa!”

El hombre soltó una risita ronca e inquietante: “Senma, querida, es la tercera vez que nos vemos. Ya estamos familiarizados el uno con el otro a estas alturas, así que basta de tonterías. Será mejor que renuncies a precipitarte para salvarlos. Si tratas de apresurarte, te enfrentarás inmediatamente a una grave herida. ¡Podrías incluso perder tu propia vida aquí, sin salvar a nadie! Por eso lo más inteligente que puedes hacer ahora es lentamente, repito lentamente dar la vuelta. No hagas nada gracioso, o esta horrible ballesta que vale unos cuantos miles de monedas de oro te abrirá un agujero en tu adorable y diminuta cintura. ¿Quieres usar esa armadura bonita y poco práctica que tienes para probar su fuerza? De hecho, estoy muy interesado en disparar a tus nalgas, pero eso tendrá que esperar hasta que haya disparado la primera flecha”.

Senma no dio ni un paso más hacia adelante. Como era de esperar, comenzó a girarse, lenta pero seguramente. Sin embargo, no se enfureció por las palabras provocadoras de Serpiente Venenosa y exclamó fríamente: “Serpiente Venenosa, sé muy bien lo capaz que eres. Una vez que me dé la vuelta, no será tan fácil para ti escapar. ¡No creas que no tengo las agallas para matar a alguien en Fausto!”

Serpiente Venenosa se lamió los labios y soltó una risita, “En realidad no hay necesidad de que hagamos tanto alboroto, ¿no? El joven maestro Faulk finalmente aprovechó esta oportunidad para disciplinar a Warren de tu familia, quien no conoce nada mejor. A decir verdad, Warren no tiene ningún estatus en la familia Archeron, entonces, ¿por qué te pones tan seria? Además, lo máximo que puedes hacer es herirme gravemente, pero no puedes matarme. Confío en que puedo correr a la iglesia, y estoy seguro de que no tendrás las agallas para matar a alguien delante de los guardias de la iglesia. Si realmente quieres atacarme, entonces, la famosa Paladín de Sangre me acompañará a la muerte, así que eso sigue siendo una ganancia”.

La expresión de Senma se volvió cada vez más fría al responder: “No importa cuán inútil sea Warren, sigue siendo uno de los Archerons. No depende de ti deshonrarlo. Te estoy dando una última oportunidad. Si no desapareces en tres segundos, este mundo ya no tendrá una Serpiente Venenosa”.

“¿Es una amenaza real, o sólo estás hablando mucho?” ¡Déjame ayudarte con la cuenta regresiva!”

Serpiente Venenosa obviamente no pensó en las amenazas de Senma, dejando la situación en un punto muerto. Mientras tanto, los resultados de la pelea en la esquina de la calle se habían aclarado. Como era de esperar, los números superiores y la fuerza de la Familia Joseph habían ganado.

Los cuatro guardias Archeron estaban todos en el piso, incapaces de levantarse. Incluso el que había escapado para avisar había sido interceptado. Los jóvenes nobles los habían rodeado, pateándolos despiadadamente de vez en cuando, llamándolos por sus nombres. Por otro lado, Warren también había sido pateado y estaba siendo presionado contra el suelo por un guardia. Sin embargo, nadie se atrevió a volver a patearlo.

En el mundo de la aristocracia, los puñetazos y las patadas eran sólo parte de la pelea. Sin embargo, si una de las partes había perdido la capacidad de defenderse pero la otra seguía atacando, eso sería más bien humillante. Estos jóvenes nobles provenían de Fausto mismo, no de ninguna de las islas, y eran, en el mejor de los casos, meros vasallos de la familia Joseph. Warren y Faulk tenían un estatus similar; si se atrevían a cruzar la línea, aunque el primero podría no ser capaz de derribar al segundo, todavía podría ocuparse de ellos. Sus familias definitivamente no se interpondrían en su camino.

Richard también estaba tendido en el suelo, pero la diferencia era que había dos guardias sujetándolo. Dos más de la familia Joseph estaban junto a él pero en el suelo, uno sujetaba su pie derecho que se había doblado en un ángulo poco natural mientras el otro abrazaba su rótula, pálido por el dolor.

De los dos, Richard le había roto el tobillo al primero cuando le lanzó una patada voladora. El segundo había intentado darle un rodillazo, en respuesta le había aplastado la rodilla con un pedazo de mineral que llevaba encima en todo momento. Richard había ganado la ventaja después de usar Erupción, y sus habilidades del bajo mundo le permitieron atacar con precisión las debilidades clave en la defensa de sus oponentes. Pero, en definitiva seguía siendo un mago y no un guerrero de alto nivel, por lo que no había conseguido esquivar el ataque sorpresa que provenía de su retaguardia. Un tercer guardia le había golpeado sin piedad en la parte posterior de la cabeza, cayendo y siendo presionado contra el suelo.

Richard ahora estaba sufriendo mucho, y el inmenso dolor estaba haciendo que las cosas se oscurecieran frente a sus ojos. Si no fuera por el impresionante físico que adquirió en el Deepblue, ese solo golpe con toda la fuerza habría sido suficiente para dejarlo inconsciente. El daño a sus facultades críticas podría causar un daño duradero que afectaría su futuro como mago, una lesión que sólo podría ser sanada por poderosos clérigos. Además de la cabeza, los brazos y el cuerpo de Richard estaban llenos de un dolor agudo, y su hombro le dolía tanto que parecía estar a punto de separarse de su cuerpo. Su rostro estaba siendo presionado contra el suelo helado de piedra, y la única vista que tenía de lo que estaba pasando provenía de su ojo derecho.

La gran conmoción y la humillación inundaron la mente de Richard. Toda la sangre se le subió a la cabeza y estaba a punto de hervir. Meros guardias lo sujetaban en una pose tan humillante, ¡y tenían la suficiente valentía como para no aligerar sus ataques! Por cada segundo que lo mantenían oprimido, Richard sentía que le habían dado otra bofetada en público.

Todo había sucedido muy rápido. Menos de dos minutos han transcurrido desde el inicio del conflicto hasta la situación actual. Richard perdió la calma, soltando un aullido animal. ¡Usando todas sus fuerzas, la parte superior de su cuerpo comenzó a moverse hacia arriba!

Uno de los guardias que lo sujetaba fue enviado a volar, ya que había sido cogido desprevenido. El otro tenía reflejos bastante rápidos, y usó el otro brazo para sujetar la cintura de Richard. Sin embargo, el gran poder con el que había estallado Richard le hizo tambalearse, y parecía que iba a soltar su agarre.

El guardia que había estado sujetando a Warren inmediatamente usó su fuerza y se lanzó al ataque, lanzando una patada precisa a la espalda de Richard que lo hizo caer de nuevo, golpeando su cabeza contra el piso de piedra. La sangre fluyó inmediatamente de su frente.

En ese momento ya había un buen número de personas observando desde el camino, pero después de ver el emblema familiar de los Josephs y los Archerons, nadie se atrevió a acercarse. Al ver la sangre que fluía de Richard, muchos exclamaron atónitos. Richard, obviamente, llevaba los colores de la nobleza; ¡él no era un guardia!

Faulk sólo pareció notar a Richard ahora, mientras se acercaba hacia él, “¿Quién es este chico? ¿Por qué no lo he visto antes?”

Richard de alguna manera levantó la cabeza, pero justo cuando quería hablar, Faulk usó su pie y pisó su cabeza, ¡obligando a su rostro a volver a estar contra el suelo!


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.