<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 855

Libro 6 – Capítulo 81. Esperanza

 

Una vez que el Libro de la Tenencia se fusionó con las otras páginas del libro sagrado sin nombre, había otra página con la runa de la creación en ella. En este punto, sabía que estas páginas podían almacenar criaturas para luego invocarlas, la criatura específica dependía del tipo de energía que vertiera en el libro. Estas criaturas solo podían ser invocadas en la página y sacadas cuando fuera necesario, aunque por lo visto, existía un límite de energía que el libro podía transferir; después del nivel 16, se requería una enorme cantidad de energía y el poder de su nombre verdadero para fortalecer aún más a la criatura. Sin embargo, había una alternativa: ahora podía invocar a más criaturas con la energía sobrante.

Esto le hizo ver inmediatamente que Martín no había invocado a tantos guerreros divinos solo con su poder. La Iglesia de la Gloria probablemente había pasado décadas agregando constantemente energía al libro y fortaleciéndolo, pero todo eso se había desperdiciado.

Considerando sus opciones, decidió usar el poder de Schloan y poner dos chamanes elfos en la página. Cada uno era de nivel 17, y a medio camino entre magos y sacerdotes, eran una fuerza a tener en cuenta en el campo de batalla. Con dos de ellos, era equivalente a dar a doscientos de sus caballeros un impulso de un solo nivel a sus habilidades.

Fue solo cuando cerró el libro que se dio cuenta de que tenía otro problema— era extremadamente voluminoso. Hizo que le construyeran la caja de espada solo para no tener que llevar tres espadas y un bastón a dondequiera que fuera, pero ahora tendría este enorme libro en su lugar. Aun así, eso era solo una molestia menor en comparación con los beneficios que podría traer.

Habiendo hecho todo lo que podía por ahora con el libro sagrado, Richard inmediatamente se dirigió al mapa en su estudio y lo estudió en silencio durante mucho tiempo. Había varias cosas que podía hacer, pero no tenía el tiempo suficiente. El mapa mostraba todos los mundos que le importaban en varios niveles de detalle: Norland incluyendo Klandor, Faelor, el Plano Forestal, el Plano Orquídea en Reposo, y los de Asiris y Cyrden.

Lo pensó un rato antes de decidir que trabajaría en el Plano Forestal a continuación. El Árbol de la Vida probablemente estaba a punto de subir de nivel en este momento, y esa sería una oportunidad perfecta para analizar las leyes de la vida. Sentía que ahora tenía la habilidad de repeler a cualquier enemigo que pudiera impedir el avance del Árbol.

Después de tomar su decisión, envió una carta a Nyris y a Agamenón para que se prepararan. Al día siguiente, Phaser, Waterflower, Tiramisú y Mountainsea lo seguirían hasta el Plano Forestal y se unirían a las tropas de élite que Agamenón y Nyris ya habían preparado. Ellos no darían otro salto hacia delante en su control de este plano.

Sin embargo, tenía una cosa importante que hacer antes de irse. Al enterarse de que Nyris no había estado disponible durante algún tiempo, tendría que acudir a la Real Asociación de Magos para informarles de una convención de runas inminente. Todas las convenciones de runas en Fausto requerían la aprobación de la familia real, y normalmente pasaban por la Asociación en lugar de por un príncipe. Sus conexiones desde el principio habían simplificado este paso hasta el punto de que no necesitaba hacerlo él mismo.

Ya había avisado que llegaría, así que dos magníficos magos se apresuraron a darle la bienvenida en el momento en que entró en el gran salón, “Maestro Richard, Su Excelencia Thor ya lo está esperando.”

“¿Hmm?” Richard estaba un poco confundido, “Es solo una convención de runas, ¿por qué hubo necesidad de alarmar al Presidente?”

El mago de la izquierda sonrió, “Tus runas son algo que todo el país espera con impaciencia. Su Excelencia espera poder ofrecerle la mejor hospitalidad.”

“Me siento verdaderamente honrado. Por favor, guíenme.” Richard siguió a los dos magníficos magos hasta el último piso de la Asociación.

Registrar una convención de runas en la Real Asociación de Magos no era simplemente una formalidad. Una vez registrada, la Asociación se encargaría de la mayoría de los aspectos logísticos para que el maestro de runas no tuviera que hacerlo. Ellos se encargarían de organizar el mejor salón disponible para celebrar la convención y también enviarían invitaciones a las potencias del plano. A diferencia del joven Richard, tenían una amplia red de conexiones que podían garantizar que cualquier persona que pudiera estar interesada en la invitación y que tuviera las calificaciones recibiría una. También adaptarían las invitaciones al calibre del maestro de runas; las convenciones de Lunor ya casi no atraían a las leyendas, mientras que la más reciente de Richard había atraído a un número decente.

Richard permaneció en silencio mientras caminaba con los dos magos— la teletransportación estaba prohibida dentro de estas paredes y las defensas automáticas destruirían a la mayoría de los magos lo suficientemente tontos como para intentarlo. Sabía que la Asociación se interesaría por él en algún momento, pero todavía no estaba seguro de este grado de respeto. Como mago no era tan poderoso; la mayor parte de su capacidad de combate provenía de su mezcla de cuerpo a cuerpo y magia.

Esta fue la primera vez que puso un pie en la oficina de Thor, y al instante sintió como si de alguna manera hubiera terminado en Lithgalen. A su alrededor había una suave hierba verde que daba paso a grandes árboles frutales con enredaderas de flores envueltas alrededor de ellos. Era como algo sacado de un cuento de hadas, con un pequeño río moviéndose a través de los bosques y desembocando en un hermoso lago de zafiro. Se habían instalado sombrillas, mesas y sillas en la orilla, con sirvientes elfos dando vueltas para poner fruta fresca y buen vino en la mesa.

Un anciano calvo y gordo se levantó de su silla, extendiendo ambos brazos en señal de bienvenida, “¡Señor Richard, bienvenido!”

Richard no se atrevió a menospreciar a este hombre de aspecto gracioso; Thor era alguien con una sólida reputación, y además de ser el Presidente de la Real Asociación de Magos, también era el tío del Emperador Philip. Era alguien con sangre real pura corriendo por sus venas, lo que significaba tanto estatus como poder. La línea de sangre rayo destructor descendía de la de los antiguos titanes, lo que la hacía extremadamente potente.

El propio Thor era un legendario mago muy hábil con la magia de rayos. En combinación con su habilidad de línea de sangre, podía ahogar a sus enemigos en una tormenta de rayos que resultaba imposible de bloquear.

Richard no tenía ninguna prisa por intercambiar cortesías por el momento, continuó prestando atención a los alrededores mientras trataba de resolver el sentimiento de equivocación que sentía. Este lugar era incluso más grande que el espacio privado de Sharon en el Deepblue, pero eso era imposible; en este punto, sabía que su maestra era probablemente el mago más fuerte de todo Norland. Fue solo cuando lo comprobó con Perspicacia que finalmente vio que todo el verde se desvanecía, el cielo alto y las nubes blancas desapareciendo para mostrar que el sol era solo una enorme bola de fuego que colgaba a cien metros en el cielo. El lugar tenía una superficie de unos veinte kilómetros cuadrados, y la mitad de este flotaba en el aire.

“Ah, perdóneme,” agitó la cabeza en señal de disculpa, “Este… ¿Tu semiplano está posado justo encima de Norland?”

Thor sonrió un poco antes de volver a la indiferencia y reírse, ” ¡Tal vez seas el primer joven por debajo del reino legendario que logró ver la verdad de este lugar! Parece que Philip tenía razón; tus dones no son particularmente atemorizantes, pero aun así tienes mucho talento. Ven, muéstrame la runa que quieres revelar esta vez; ¡no puedo esperar!”

Richard sonrió y sacó un diseño rudimentario de Armamento de Maná, pasándoselo a Thor, quien comenzó a leerlo.

“Armamento de Maná, eh… Es un nombre único, pero ¿dónde lo he oído antes…? ¡Ooh, de grado 4! Realmente eres algo, ya eres un magnífico mago… Espera,” el anciano de repente saltó de su asiento, “¡¿Puede transformar el maná en energía interna?!”

“Umm, no realmente…. Pero es algo muy similar. Además, no todos los magos pueden usarlo. Se necesita un físico muy poderoso…” Richard explicó pacientemente.

Thor agitó violentamente sus cortos brazos, “¡Pero es el poder de un santo! Se puede mejorar el físico simplemente comiendo, siempre y cuando pueda transformarse en el nivel de energía de un santo, la gente estará dispuesta a comer cualquier cosa. De hecho, si fuera más allá del nivel de los santos, ¡estoy seguro de que algunos estarían encantados de comerse a un dragón entero!”

Richard no sabía cómo responder a esa declaración. Si uno fuera lo suficientemente fuerte como para comerse a un dragón entero, ¿realmente necesitaría el Armamento de Maná?

De repente, Thor se dio una palmada en la frente, dibujando una formación de hechizo en el aire para formar la imagen de otro mundo, “¡Kenny, viejo bastardo, ven aquí inmediatamente! No me importa en qué mundo roto estés, ¡te arrepentirás de llegar un segundo tarde! ¡Tengo lo que quieres!”

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.