<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 86

Capítulo 86. Conclusión

 

La risa del fornido hombre sacudió la tierra tan intensamente que los jóvenes nobles y los guardias de Joseph perdieron el equilibrio, colapsando uno tras otro.

Una mirada siniestra resplandecía en la cara del hombre, mientras blandía la espada larga en su mano derecha y cortaba increíblemente suave la rodilla de Faulk. La pierna derecha del chico fue cortada, como si nada.

Lo único que Faulk notó al principio fue una peculiar sensación de vacío que provenía de su rodilla, pero a eso le siguió un dolor abrumador que inmediatamente ahogó su conciencia. Gritó de dolor, la sangre brotaba de su rodilla como una cascada. Richard, que aún estaba debajo de él, estaba empapado.

El hombre fornido volteó la cabeza para mirar a la poderosa y desenfrenada mujer: “No necesitas ensuciarte las manos por un pequeño asunto como éste, Alice. Yo me encargaré del problema de aquí; acabas de conquistar un gran territorio, y sigues fatigada.”

De hecho, esta hermosa joven pelirroja de unos veinte años era la persona considerada como un dios de la guerra entre los Archerons más jóvenes. Alice Archeron, la más joven en convertirse en conde por mérito y no por herencia.

Alice se encogió de hombros, “Si hubiera sabido que venías, no habría hecho ningún movimiento.”

El hombre fornido se rió: “Simplemente pasaba por aquí. ¿Cómo debería decir esto…? ¿Es que este grupo de muchachos de Joseph es demasiado desafortunado, o nuestro chico es extremadamente afortunado?”

En ese momento, algunos de los guardias de la familia Joseph que aún podían moverse vieron que a Faulk le habían cortado la pierna derecha. Sus ojos se enrojecieron por la situación, mientras frenéticamente saltaban del suelo y corrían hacia los Archerons. Con Faulk herido como estaba, ellos serían condenados a una vida de trabajo forzoso al regresar al clan, o peor aún, ¡serían ejecutados directamente!

La espada larga que sostenía el hombre de mediana edad brillaba. Dos guardias que atacaron perdieron inmediatamente el control de sus cuerpos, cayendo al suelo. Justo cuando sus cuerpos tocaron el suelo, sus brazos se desprendieron del codo y sus piernas de la rodilla. Los cortes siempre fueron impecables, y ambos guardias gritaban de dolor mientras rodaban por el suelo, la sangre se esparcía por todas partes.

El tercero dio un paso adelante, pero cuando Richard quedó liberado, repentinamente se levantó y le dio un puñetazo a un costado de la costilla. Luego pisó el tobillo del hombre.

Este guardia era un guerrero de nivel 8 con un cuerpo poderoso, pero el sonido de un hueso rompiéndose resonó de su tobillo. El golpe en su costilla también fue poderoso, casi causándole un desmayo. Sin embargo, era un luchador experimentado. No eludió el ataque abrupto, sino que dio un codazo casi por reflejo.

Richard respiró hondo. Eligió no esquivar el codazo, en cambio dejó que golpeara su propio abdomen. Sin embargo, incluso con este golpe el guardia no pudo moverse ni un centímetro de su posición. Fue entonces cuando Richard comenzó un aluvión de golpes con ambos puños sobre la costilla del hombre, potenciando su fuerza con Erupción.

* ¡Pum! ¡ ¡Pum! ¡PUM!* Fuertes y sordos golpes resonaron uno tras otro, cada ataque tenía tanto poder como el anterior. El guardia quedó atrapado en una situación desesperada y se vio forzado a recibir los puñetazos. Ni siquiera podía cambiar su postura; el más mínimo de los cambios expondría un punto débil mayor al chico, dejando sus signos vitales disponibles al ataque de Richard. Por lo tanto, sólo podía dirigir su codo con todas sus fuerzas hacia Richard, en un intento de enfrentar sus fuerzas para liberarse.

Richard no esquivó en absoluto. Había un rastro de locura en su tranquilo y sereno rostro mientras sus puños de acero se estrellaban en la costilla del guardia una y otra vez con un ritmo y una fuerza constante. Era como si no estuviera siendo atacado en absoluto, aunque la sangre que salpicaba de su boca demostraba que definitivamente no le estaba resultando fácil lidiar con las agonías de este guerrero.

La costilla del guardia finalmente cedió. Dio un último grito de desesperación, escupiendo un bocado de sangre con trozos y trozos de carne antes de colapsar.

Richard sólo levantó el pie del tobillo del guardia después de que el hombre se derrumbó por completo. Una vez hecho eso, no pudo evitar rociar una bocanada de sangre. Observó al guardia gravemente herido, dudando durante un rato, pero finalmente decidió no hacer nada más. En vez de eso, levantó la cabeza, fijando su mirada de lobo en Faulk.

Se quedó en silencio durante medio segundo, antes de que su cuerpo brillase con un tenue resplandor azul. Caminó hacia delante, avanzando abruptamente, como si estuviese siendo empujado por una mano invisible tras él. Apuntó con su mano hacia el frente como si fuese una espada, transformándose en un haz de rayos azules que se precipitó hacia Faulk. Si miraran lo suficientemente cerca, ¡notarían que la luz azul pálida había formado una espada en la mano de Richard!

La cuarta espada secreta de Silvermoon, ¡Aniquilación! Fue la única que Richard podía ejecutar ahora mismo, pero aunque el cuerpo de Faulk poseía la tenacidad de un guerrero de nivel 10, aún así resultaría seriamente herido por esta daga formada puramente de la fuerza lunar de la cuarta luna. Si hubiera estado en posesión de una espada real en este momento, incluso un clérigo poderoso tendría que hacer un gran esfuerzo para sanar el daño que dejaría atrás.

El hombre fornido clavó su espada larga en el suelo, antes de extender su gran palma en el camino de Richard. El ataque se estrelló contra su palma, pero por un momento fue Richard quien se sintió como si hubiera chocado contra una montaña a toda velocidad. La violenta colisión hizo que sus entrañas se agitaran, con una indescriptible e incómoda congestión en el pecho. La fuerza lunar de la luna azul que Richard había hecho un tremendo esfuerzo por reunir se disipó de golpe, y retrocedió varios pasos antes de lograr estabilizarse.

“¡Hey, hijo de Gaton, lo mismo va para ti! No ensucies tus propias manos por esto, es un asunto muy trivial,” el hombre fornido sacudió su cabeza, “pero Gaton en verdad me está poniendo celoso. ¡Realmente tiene un hijo como tú y no dijo nada al respecto! Jovencito, tienes que llamarme tío. Espera a que termine de lidiar con esto, ¡entonces probaremos cuánto puedes beber!”

Alguien de la multitud reunida exclamó repentinamente: “¡Es Goliat, El Conde Goliat!” El nombre instantáneamente causó una pequeña conmoción.

En ese mismo instante, en la sala más grande del último piso del edificio de un club, a miles de metros de distancia, Raymond estaba sentado frente a la ventana con las cejas fruncidas en un profundo pensamiento. Tenía un monocular de plata en la mano, observando el incidente que tuvo lugar en la lejana esquina de una calle. El monocular parecía espléndidamente hecho, con un diseño antiguo.

Raymond exclamó repentinamente: “¡Es Alice! ¿Por qué ella está aquí también, y en este momento!”

Al escuchar el nombre de Alice, algunas caras en la habitación palidecieron un poco. Naseby se puso de pie y dijo en voz baja: ” ¡Iré a ocuparme de ella!”

Justo cuando Naseby dio grandes pasos hacia la ventana, a punto de saltar, Raymond repentinamente extendió su mano izquierda para bloquear su camino. Esa mano larga, justa y delicada que parecía la de una mujer apenas reaccionó a la colisión, con sólo las yemas de los dedos temblando ligeramente.

Mientras Naseby estaba desconcertado por el acto de Raymond, Raymond ya había colocado su monocular en el suelo. Él soltó un suspiro: ” Ya no es necesario que te dirijas hacia allá. Goliat también está allí, y ciertamente no tenemos a nadie en este momento que pueda interponerse en el camino de ese hombre. Faulk está acabado”.

Aunque los dos Archerons mencionados eran condes, Alice era conocida por su ingenio y astucia en el campo de batalla. Si bien su poder no era nada de lo que burlarse, ya que estaba en el nivel 17, Naseby, que estaba en el nivel 18 como guerrero, podía reprimirla. Sin embargo, Goliat Archeron tenía un nivel completamente diferente. Hace tiempo que había alcanzado el nivel 20 en términos de poder de combate individual, y tenía la capacidad de exterminar a todos en esta sala.

Este medio hermano de Gatón, llamado así por el antiguo gigante, había demostrado durante mucho tiempo su destreza física. Su nivel no representaba su verdadero poder de combate. Aunque todavía no estaba preparado para enfrentarse a oponentes legendarios, podía fácilmente enfrentarse a dos guerreros santos. Su único defecto fue su mediocre liderazgo y gobierno, lo que lo dejó incapaz de avanzar desde el cargo de conde con el que nació.

Durante las guerras a lo largo de la Alianza Sagrada, a través de la historia humana, e incluso en las guerras planares, la amenaza de Alice fue indudablemente mucho mayor que la de Goliat. Sin embargo, en la situación actual Goliat fue suficiente para frustrar todos los planes de Raymond.

En ese momento, Kevin de repente recordó algo. Su rostro palideció y dijo: “¡Todavía queda Serpiente Venenosa!”

Sin embargo, el viejo Valen negó con la cabeza: “Lo más probable es que Serpiente Venenosa también esté muerta. Sin embargo, eso es algo en lo que sólo perdimos un poco de dinero a lo mucho. Faulk, por otro lado…”

La gente de la sala se quedó en silencio. Aparte de Raymond y algunos otros, los demás que estuvieron presentes sólo se dieron cuenta del propósito de Faulk en el plan después de presenciar el evento frente a sus ojos. Al final resultó que Faulk, un chico dotado, diligente y muy querido por el duque Joseph, había estado preparado para ser sacrificado desde el principio. Después de todo, Faulk era el hijo biológico del Duque Joseph.


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.