<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 864

Libro 6 – Capítulo 90. Encuentro Casual

Capítulo extra, Patrocinador por: ¡El Santo Luis Magaña (Delta9021)! ¡Muchas Gracias!

 

Richard había pasado las últimas semanas atormentado por los recuerdos de la batalla con la voluntad del bosque. Su represalia contra el espíritu troll en Faelor había sido puramente instintiva, pero aquí se había visto forzado a buscar activamente el más pequeño de los hilos de donde colgar su existencia. Sus bendiciones habían sido llevadas al extremo, y hasta donde él sabía, existían pocos, incluso entre los legendarios magos, que hubiesen podido resistir tal asalto.

Había pasado mucho tiempo desde que caminó por el borde de la vida y la muerte, pero no había miedo en su corazón. Sin la perfecta confluencia de los acontecimientos durante esa batalla, habría muerto, pero en lo único que podía pensar era en que había muchos aspectos de su alma de los que todavía no tenía control. Usaría lo que aprendió de esta lucha para crecer en el futuro.

Toda su vida había pensado que sus líneas de sangre de elfo y Archeron estaban en conflicto, como fuego y hielo que constantemente lo empujaban entre el poder lunático y el cálculo frío. Por primera vez, ambas se habían combinado y trabajado en conjunto para salvarlo de la situación. La ira pura le había alimentado durante lo que parecieron horas y horas, pero sus bendiciones seguían operando para trazar el mejor camino en un momento dado.

Estaba tratando de lograr este equilibrio perfecto una vez más. Su creencia actual era que sus líneas de sangre solo se complementarían cuando estuviera completamente enfocado, hasta el punto que la ira y el orgullo solo afectarían a su corazón y no a su mente. Pensando en esto, su mano derecha se puso roja como la sangre cuando apuñaló una daga lafite en un muñeco de práctica que había colocado. El espacio pareció distorsionarse alrededor de la cuchilla debido a la fuerza extrema, y, a pesar de que solo había un corte en la placa, todo el muñeco explotó de inmediato. La cuchilla tenía un reforzamiento doce veces mayor con las cinco Perdiciones de la Vida activas, lo que sería suficiente para hacer pedazos a un centauro de un solo toque.

Sintiendo el rastro de leyes dentro de esa puñalada, sonrió a pesar de la fatiga; finalmente había conseguido verdaderamente el mismo reino que Beye. Pensó que tal ataque merecía un nombre adecuado, y decidió simplemente llamarlo Decapitar.

……

El clon de la madre cría todavía tardaría un tiempo en llegar al nivel 4, después de lo cual todavía tendría que crear algunos zánganos, por lo que Richard decidió ir más profundo en el bosque para explorar. La voluntad del bosque ya no era un obstáculo para él, y con su afinidad de la naturaleza era con mayor frecuencia el cazador que la presa en este entorno.

Esta vez, dejó atrás a todos sus seguidores. Waterflower y Phaser eran las únicas capaces de esconderse, pero seguían siendo cuerpos extraños para este plano. No tenían la comprensión de las leyes que les permitían integrarse y hacerse pasar por locales en términos de aura. Muchas criaturas sensibles aún podían sentirlas a kilómetros de distancia. De hecho, podía sentir el terror de los árboles cuando Phaser se movía.

Resultó ser Mountainsea quien en realidad era la más adecuada para este ambiente, su temperamento y antecedentes la hacían idéntica a los elfos locales, pero la chica era demasiado perezosa para hacerlo. Acababa de regresar para continuar con su sueño de tres días cuando Richard mencionó que casi no había posibilidad de muerte. La mejor manera para que ella creciera era simplemente dormir lo más que pudiera, así que él solo reprimió su envidia y se fue.

En lo profundo del bosque, todos los lugares parecían exactamente iguales. La voluntad del bosque era omnipresente, interfiriendo con la percepción de cualquier forastero. Incluso los santos se perderían rápidamente sin una poderosa voluntad, y los nativos realmente confiaban en esta voluntad para viajar.

Equipado con la espada larga élfica y una bolsa de cuero simple, Richard paseaba por el bosque con tranquilidad. Habiendo experimentado una batalla con la voluntad no hace mucho, en realidad podía sentir débilmente la corriente de poder que fluía por todas partes. Usando las leyes de la vida, podía rodearse con el aura de los árboles cercanos, independientemente de su propia voluntad.

El bosque nunca fue brillante, con la gente común necesitando una visión oscura para ver más allá de los diez metros. La humedad también dejó su cabello y su ropa incómodamente húmedos, haciéndolo sentir miserable, pero se encogió de hombros y continuó adentrándose.

Estaba a diez kilómetros de profundidad cuando tuvo su primer encuentro, una pantera verde oscuro. El gran gato se puso en cuclillas sobre una rama mientras lo miraba con sospecha, olfateando constantemente, pero él se había rodeado con el aura de un árbol, así que comenzó a pensar que era un treant. La diferencia entre su vista y otros sentidos era discordante, pero se había acostumbrado a confiar muy poco en la visión en los oscuros bosques.

Richard miró a la criatura con gran interés. Las panteras eran animales muy perspicaces, y si esta no podía ver a través de su camuflaje, la mayoría de los elfos tampoco lo harían. Solo los más brillantes de los cazadores podrían darse cuenta de lo extraño de su aura.

La pantera de repente saltó y trató de posarse en su hombro, pero era demasiado grande y se deslizó de inmediato. Richard sonrió al verla y ajustó su aura una vez más, ahora simulando un árbol de la vida. La criatura inmediatamente se dio la vuelta y se puso en cuclillas a sus pies, indicando inmediatamente su sumisión.

‘¡No está nada mal!’ Mientras su análisis de las leyes de la vida continuaba, Richard se dio cuenta de lo importantes que podían ser. El poder inmenso era una cosa, pero el uso más importante del poder de las leyes era que permitía que uno tomara prestado el poder directamente del medio ambiente. Al igual que sus nubes de tormenta cuando fue envenenado en Klandor, todo lo que se formara con el poder de las leyes como base no dependería de las reservas de energía de una persona y podría usarse sin importar lo que sucediera con los cimientos. La fuerza de un individuo era limitada, pero un maestro que podía usar la energía del mundo podía luchar incansablemente durante días sin problemas.

Ahora de buen humor, continuó hacia las profundidades del bosque; si pudiera encontrar un árbol de la vida, sería una gran ventaja. En solo un día había recorrido doscientos kilómetros, pero aun así no encontró nada. El plano era mucho más grande de lo que había esperado, lo que sin duda aumentaba su valor, pero también permitía que los árboles de la vida corrieran muy lejos.

……

Richard, que había estado corriendo durante horas, se detuvo repentinamente y se dirigió hacia un gran árbol, escondiéndose en la escasa maleza y fusionando su aura con la corteza. Apenas había terminado cuando una ligera brisa sopló a través del bosque, revelando una figura silenciosa que corría por la tierra a mayor velocidad que él.

Justo cuando la figura pasó junto al árbol donde Richard estaba escondido, de repente sintió algo y se detuvo, girando su cabeza. Richard miró a la chica elfa que ahora lo miraba con torpeza, con una mano alcanzando la caja de espada mientras se preparaba para matarla en un instante.

Sin embargo, la chica siguió mirando en shock. Ella no había sentido ninguna presencia extraña aquí en absoluto, y solo se detuvo a mirar porque había visto el destello de ojos esmeralda. Parecía mucho más refinada que el resto de sus parientes, con un aura familiar a su alrededor que él nunca podría olvidar. Esta era una hija del bosque, e incluso sin usar los poderes que venían con ella, parecía estar en el nivel 18. Sin embargo, por alguna razón, podía sentir una vaga sensación de intimidad por parte de ella que no podía entender.

Mirando la cara pálida de la chica, sus dudas crecieron. No tardó en darse cuenta de que su palidez no se debía a la conmoción de haberlo visto, sino a las heridas que tenía en todo su cuerpo.

Antes de que la elfa pudiera recuperarse de su aturdimiento, una serie de agudos silbidos sonaron cerca. Richard retiró su mano de la caja de espada, ahora comenzando a sentir curiosidad. ¿Cómo es que un hijo del bosque estaba siendo perseguido por los elfos locales?


Capítulo Patrocinado (2/5)

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 19

    Luis Rojas Valle - hace 1 mes

    Increíble control de leyes, por cierto saludos al santo que está patrocinando estos capítulos 😁👍

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.