<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 867

Libro 6 – Capítulo 93. Forastero

Capítulo extra, Patrocinador por: ¡El Santo Luis Magaña (Delta9021)! ¡Muchas Gracias!

 

El grupo avanzó en silencio, el viaje fue bastante tranquilo, sin que nadie se atreviera a provocar a Richard. El cazador que perdió su arco largo tenía una cara pálida todo el camino; el arco representaba la mitad de toda su riqueza.

Richard había sido menospreciado y el cazador había perdido su arco. A los ojos de los elfos, ambos bandos habían sufrido pérdidas similares. Sin embargo, no sabían que el arco nunca habría tocado a Richard si no lo hubiera permitido; había dejado que el cazador lo empujara puramente por el bien de Melia.

Se podía ver el enorme dosel del árbol de la vida desde lejos, la monstruosa forma de vida de muchos cientos de metros de altura y sus hojas formando una nube verde que colgaba sobre la pradera. Richard se enamoró al instante, lo único que había en sus ojos era una enorme ofrenda de gran valor. El recuerdo del primer hijo del bosque que casi lo había matado apareció en su mente, pero fue instantáneamente borrado por pura alegría. Esta fue solo la primera de nueve tribus, de nueve árboles de la vida y, potencialmente, también un árbol del mundo. Incluso estaba la Tribu de la Noche Eterna en la cima; quizás porque tenía el mismo nombre que el bosque del que provenía su propia madre, sintió una extraña simpatía hacia ellos.

No planeaba matar a todos estos árboles de la vida cuando pudiera; algunos los convertiría en subordinados como el que está cerca de Ciudad Esmeralda. No tenía ningún problema en apoyar el crecimiento de incluso cinco de ellos, y tal número haría que la competencia equilibrara los egos de estos árboles longevos.

Los escoltas se sintieron bastante incómodos con los movimientos desenfrenados de Richard, especialmente cuando la alegría era evidente en su rostro, pero él simplemente se encogió de hombros. Probablemente querían usar a sus ancianos o a un hijo del bosque para tratar con él, y eso solo significaba más presas para matar.

Tuvo que reprimir una carcajada mientras adivinaba sus pensamientos. Estos tipos pensaron que eran perros de caza que estaban justo sobre su presa, pero el gato en sus manos era un león que los despedazaría de un solo ataque. Todo lo que vieron fue su lado dócil, el lado donde él esperaba el momento adecuado para saltar.

Cuando llegaron al árbol de la vida, la diferencia de estatus entre Richard y Melia se hizo aún más pronunciada. Un escuadrón de ágiles guerreros escoltó a un joven elfo druida hacia la pradera. Quien se dirigió directamente a Melia para darle la bienvenida, “¡Finalmente estás aquí! He oído que te encontraste con algunos problemas en el camino; quería ir a ayudarte, pero los ancianos me detuvieron. Es genial que estés bien, podemos ir a ver a los ancianos y discutir nuestra alianza en detalle.”

La expresión agria de Melia se relajó al ver al druida, “Gracias por la hospitalidad, vamos.”

“Sígueme entonces.” El joven acompañó a Melia a lo alto del árbol de la vida.

Richard obviamente no recibió el mismo trato. Varios elfos bloquearon su camino a su tierra sagrada, negándose a dejar que la pradera sagrada fuera mancillada por un forastero. Su primera y única impresión de él fue que no era de la misma raza que ellos; sus opiniones no cambiarían incluso si las hojas de un árbol de la vida brotaran por todo su cuerpo. Sin embargo, a él realmente no le importaba. Siguiendo a unos pocos cazadores hasta una casa del árbol destartalada en las afueras de la pradera, se apoyó en el tronco y analizó el árbol de la vida que tenía delante.

Los cazadores se quedaron detrás para vigilarlo, lanzando miradas de sospecha cada vez que sus ojos se iluminaban. Richard comenzó a caminar en círculos alrededor de la casa del árbol mientras pensaba profundamente, pero ellos no interfirieron en eso. Para ellos, el dosel era el único límite; mientras no dejara la sombra del árbol, no atacarían.

Richard estaba asombrado por la pura densidad de la energía vital alrededor de este árbol de la vida; era tan fuerte que podía ver briznas de blanco puro flotando en el aire. Este poder estaba casi al nivel de las leyes incluso en las afueras, y el cuerpo del árbol sin duda había entrado en ese reino.

Si bien ya había establecido un marco para las leyes de la vida, Richard todavía necesitaba mucho tiempo para analizarlas por completo. Momentos como este fueron un atajo en ese análisis, dándole ejemplos de estudio en vivo para que no cometiera tantos errores. Su análisis avanzó cien veces más rápido de lo normal, y el fragmento número 1.023 fue decodificado rápidamente.

Estaba muy emocionado por el siguiente fragmento que desentrañaría. Este fue un hito bastante grande en el marco que había descifrado, un punto en el que muchas ramas se unieron en un todo más poderoso. Solo le tomaría un día bajo este árbol de la vida más maduro, pero desafortunadamente no podía disponer de ese tiempo. La brizna de energía vital que había dejado dentro del cuerpo de Melia seguía transmitiéndole la conversación, y podía decir que las cosas no iban bien.

……

La discusión se estaba acercando a una hora, pero desde la perspectiva de Melia las cosas se habían descarrilado completamente.

“Honorable hija del bosque, incluso si la Tribu Hoja Verde se fusionara con la Tribu de la Noche Eterna, seríamos superados en número por la oposición. Esta asociación nos pondría bajo una presión inmensa, posiblemente incluso una guerra total. Es difícil encontrar personas que simpaticen con tu visión de los forasteros. Además, tu tribu también es foránea.”

Melia frunció el ceño al viejo cuando le dijo esto, pero no pudo refutarlo plenamente. Le tomó un momento responder, “Podemos venir de otras partes del bosque, pero somos elfos puros. ¡Incluso tenemos sangre noble y un árbol de la vida, junto con la aprobación de la voluntad del bosque! ¿Cómo puedes llamarnos forasteros?”

Otra voz dijo, “Los viles invasores también tienen un árbol de la vida, y el suyo incluso ha avanzado bajo su control. El simple hecho de tener un árbol de la vida no es suficiente para probar nada.”

“¡Los invasores son humanos, nosotros somos elfos! Además, no todos los invasores son enemigos. El mar de árboles es enorme, todos podemos ser vecinos.”

“Un enorme mar de árboles en el que la Tribu de la Noche Eterna no había sido mencionada hasta hace un siglo. Nadie sabe de dónde vinieron ustedes realmente,” intervino una voz fría.

“El mar de árboles es para nosotros los elfos y el Árbol del Mundo. Por muy expansivo que sea, ¡ninguna parte de este mundo debería ser ocupada por invasores!” Intervino otro.

Enfrentada a dos refutaciones consecutivas, Melia cayó en un incómodo silencio. El primer anciano habló una vez más, “Podemos ofrecerte un acuerdo, honorable hija del bosque. Sin embargo, antes de eso, ¿puedo preguntar cuál es la condición actual de su gran anciano?”


Capítulo Patrocinado (5/5)

Descarga:

5 Comentarios Comentar

    1. Delta9021

      Lector

      Nivel 10

      Delta9021 - hace 1 mes

      Es todo un placer poder apoyar para que todos podamos leer, y espero seguir patrocinando más capítulos.
      Muchas gracias por toda la traducción. 👌

  1. Nicro

    Lector

    Nivel 3

    Nicro - hace 1 mes

    Muchas gracias al patrocinador!! Y a Sland también
    Parece totalmente posible que Nelia y Richard sean compañeros de tribu. Ya que el tiempo del plano Forestal y Norland es de una diferencia de 1-7 si no recuerdo mal. Y con la edad actual de Richard, es mas o menos un siglo

  2. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 19

    Luis Rojas Valle - hace 1 mes

    Gracias al santo nuevamente y a la espera de lo que trama Richard 😁😏👍

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.