<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 868

Libro 6 – Capítulo 94. Prohibido Irse

 

“El Gran Anciano puede destruir a todos los ancianos de cualquier otra tribu,” Melia respondió con firmeza a la pregunta del viejo.

Escuchando esto desde la casa del árbol, Richard sonrió y agitó la cabeza. Los ancianos podrían haberle creído incluso si hubiera vacilado un poco, pero para que ella respondiera tan rápida y directamente demostró que estaba preocupada. Ahora, en realidad sonaba como si este gran anciano estuviera al borde de la muerte.

La capacidad de matar a todos los ancianos de una tribu también significaba la capacidad de matar a esa tribu por completo. Si tal poder estuviera aún en sus manos, la Tribu de la Noche Eterna lo habría demostrado para ahuyentar a la Tribu Palabra del Anochecer. Susurros silenciosos comenzaron a sonar en el dosel del árbol de la vida, acompañados por la respiración intranquila de Melia.

‘¿Es hora de poner mis cartas sobre la mesa?’ Richard pensó para sí mismo, deteniendo su análisis de las leyes de la vida.

La voz del viejo volvió a sonar, “Esa es una noticia estupenda; si el gran anciano todavía está sano, podemos estar seguros. Esta es la posición de la Tribu Hoja Verde: honorable hija del bosque, esperamos que te unas a nuestra tribu a cambio de nuestro apoyo. Incluso si la alianza de la Tribu Palabra del Anochecer entra en conflicto con su lado, aceptaremos a cualquier miembro de la Tribu de la Noche Eterna que esté buscando asilo en nuestra arboleda. Serán tratados como nuestros propios guerreros.”

Melia comenzó a pensar en esta oferta, pero Richard ya entendía el significado subyacente detrás de la misma. La Tribu Hoja Verde era igual que la Tribu Palabra del Anochecer: mirando a la línea de sangre de la Noche Eterna. La diferencia era que la Tribu Palabra del Anochecer siendo la más poderosa decidió tomarla por la fuerza, mientras que los que estaban aquí intentaban una ruta más diplomática.

Él frunció el ceño ante su absoluta estupidez; por muy astutos que fueran estos viejos zorros, a sus ojos no eran más que bárbaros que nunca habían salido de los límites de su propio mundo. No importa cuán fuertes eran, seguían siendo esclavos de una existencia superior, criados únicamente para su protección. El casamiento entre los más fuertes de dos tribus rara vez resultaba en un crecimiento significativo en la fuerza de la línea de sangre de la descendencia; si fuera una cosa tan simple, todos los nobles de Norland estarían desbloqueando habilidades espantosamente poderosas como un estándar.

De hecho, la fuerza de la propia línea de sangre solo importaba como un umbral. El propio Richard era solo medio Archeron, pero su sangre era mucho más poderosa que la de cualquiera de sus hermanos. Nadie en Norland sabía exactamente por qué las cosas eran así, pero la cantidad de posibilidades implicadas hacía de las líneas de sangre una mala razón para forzar tales uniones. No faltaron a lo largo de la historia familias de las ramas que desbloquearon poderosas habilidades de la línea de sangre y derrocaron a la línea principal: El propio Gaton era uno de esos ejemplos.

Algunas familias ciertamente tenían un cierto grado de comprensión de cómo funcionaban las líneas de sangre; esta fue la razón por la que Agamenón solo podía participar en la lucha por el Ducado Sangre de Hierro después de pasar un tiempo en la Tierra del Anochecer afinándose a sí mismo. Sin embargo, incluso los legendarios magos que captaron el poder de las leyes no pudieron descifrar completamente los misterios de la sangre; la idea de que estos bribones simplemente aparearan a sus líneas de sangre más fuertes con la esperanza de desbloquear una más poderosa era simplemente ridículo.

‘Demasiado para el orgullo de los elfos,’ pensó para sí mismo, cuando Melia finalmente se dio cuenta lo que se le estaba pidiendo, su rostro se enrojeció de ira, “¿En qué se diferenciarían de la Tribu Palabra del Anochecer? ¡Así es como tu tribu nos paga por salvar a tu gran anciano en el pasado!”

La voz envejecida volvió a sonar, calmada y sin ningún indicio de vergüenza, “Melia, estoy muy agradecido por la ayuda prestada en el pasado, y estoy haciendo todo lo que puedo para devolverla. Somos la única tribu que está dispuesta a estar de tu lado. Fenur puede que se haya convertido en un hijo del bosque, pero su estado es el mismo que el tuyo. ¿Las condiciones de la Tribu Palabra del Anochecer son tan generosas como las nuestras?”

“¿GENEROSAS?” Melia gritó, “¡¿LLAMAS A ESTO GENEROSAS?!”

“¿No estás de acuerdo? ¿Qué hará entonces la Tribu de la Noche Eterna? Si no están de acuerdo con las condiciones de la Tribu Palabra del Anochecer, tendrán que enfrentarse a la guerra. Si pierden esa guerra, el resultado para tu tribu…”

“¡NOS ENFRENTAREMOS A LO QUE SE NOS PRESENTE!” Melia bajó del árbol de un salto.

Interesado en la respuesta, Richard hizo que la energía de la naturaleza se desprendiera de ella y se enterrara en la casa del árbol, continuando así escuchando. Uno de los ancianos no tardó mucho en romper el silencio, “¿No la estaremos entregando a la Tribu Palabra del Anochecer si regresa?”

“Deberíamos hacer que se quede.”

“¡Sí, que se quede!”

“¡Yo iré, les garantizo que ella volverá conmigo!” Esta voz era familiar, la del joven druida que ahora se enteró que se llamaba Fenur. Sonaba genuinamente preocupado, aunque más por sí mismo que por Melia.

Al final, se decidió que Fenur y dos ancianos tenderían una emboscada a Melia en las afueras del territorio. Esto mantendría las cosas fuera de la vista de los cazadores, salvando al consejo de la vergüenza.

Una vez que el grupo de Fenur se fue, otro anciano dijo de repente, “¿Qué pasaría si el hijo de Fenur con ella no tiene talento?”

“¡Tendrá que dar a luz a más! En cualquier caso, ella deberá tener hijos por el resto de su vida.”

 

“Y qué pasa si Fenur… Ejem, ¿no está preparado para eso?”

“Entonces se desperdiciaría una rara oportunidad.”

“Una línea de sangre tan preciosa tiene que fluir dentro de nuestra tribu en el futuro. Podríamos tener dos hijos más del bosque en los próximos cincuenta años, poniéndonos a la par de la Tribu Palabra del Anochecer.”

“El Árbol de la Vida también podría abrirse paso.”

La voz envejecida original irrumpió repentinamente en el alboroto, “Si Fenur fracasa después de los dos primeros intentos, todos los hombres poderosos de la tribu tendrán un turno. Necesitamos dos hijos más del bosque si queremos que el Árbol crezca.”

“¿No nos hace eso iguales a ellos?” Preguntó de repente una débil voz.

“Es por eso que son más fuertes que nosotros,” respondió el viejo.

En este punto, Richard disipó la brizna de poder y agitó la cabeza. Estos salvajes no se parecían en nada a los orgullosos elfos de Norland, incluso si tenían el mismo aspecto. El pueblo de su madre levantó la cabeza y caminó por el mundo como si fueran sus señores, no como bestias que deseaban arrasar con todo.

Fue en este momento cuando Melia apareció entre las copas de los árboles, acercándose rápidamente. Unos pocos elfos de Hoja Verde la seguían de cerca, aconsejándole que no se fuera, pero ella los ignoró por completo. Habiendo recuperado un poco de calma durante el tiempo que había tardado en llegar, apretó los dientes, “Richard, nos vamos.”

Richard no preguntó la razón, solo asintió, pero una voz fría repentinamente gritó detrás de él, “¡No puede irse!”

Unos cuantos cazadores salieron de cerca de la casa del árbol.

“Él es mi amigo, ¡¿por qué no puede irse?!” Dijo Melia enfadada, mirando fijamente al capitán sin más paciencia.

El capitán hizo una reverencia que Richard ahora sabía que era una falsa cortesía, “Honorable hija del bosque, este forastero puede controlar la energía del bosque; esto es algo bastante inusual. Necesitamos que nos explique cómo robó… cómo obtuvo esta habilidad. Mientras pueda explicarlo, no pasará nada.”

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 26

    Luis Rojas Valle - hace 3 meses

    Jaja ignorantes totales por eso es que los de Norland los tratan como bárbaros, de todas formas gracias por los capítulos 😁👍

  2. Delta9021

    Lector

    Nivel 18

    Delta9021 - hace 3 meses

    Jajajaja poderes tontos que no saben con quien se meten
    Gracias por el cap!!

  3. Avatar

    Lector

    Nivel 3

    LuisMP - hace 2 meses

    Ja, pobre elfos. Presiento a otro árbol de la vida uniéndose al grupo de Richard xD

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.