<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 870

Libro 6 – Capítulo 96. El Secreto De La Tribu Noche Eterna

 

Esta fue la primera vez que Richard usó Decapitar en un combate real, y rompió las defensas de las que un druida de nivel santo se enorgullecía. El cuerpo del oso fue cortado como mantequilla, e incluso con Fenur no atreviéndose a mover, las réplicas lo convirtieron en pulpa desde adentro. El joven movilizó frenéticamente su energía de la naturaleza para combatir la destrucción, pero esto solo retrasó lo inevitable. La parte superior de su cuerpo estaba casi completamente arrancada y las entrañas brotaban por ambos extremos.

Incapaz de mantener su forma de oso por más tiempo, el druida regresó lentamente a su forma normal. Viéndolo lloriquear de dolor, los otros dos ancianos de la Tribu Hoja Verde quedaron atónitos y huyeron sin decir una palabra. Ninguno de los dos tenía la capacidad de tratar con Richard, incluso si trabajaban juntos.

Al verlos separarse y dirigirse en diferentes direcciones, Richard suspiró y siguió al más fuerte de los dos. Un minuto más tarde, volvió a ponerse de pie sobre la figura moribunda de Fenur con la cabeza recién cortada en la mano. Tuvo que admitir que la tenacidad del joven era sorprendente, pero a pesar de la energía vital que intentaba reparar las heridas, la muerte era inevitable sin poderosos hechizos de curación.

Richard miró al oponente con cierta desilusión. Este tipo era un hijo del bosque, y probablemente sería muy útil para que el clon de la madre cría se adaptara al Plano Forestal. Sin embargo, esto tendría que mantenerse en secreto. Terminando el sufrimiento con un rápido golpe de su espada, se giró para perseguir a Melia.

A más de una docena de kilómetros de distancia, Melia se escondía en el dosel con su arco estirado, vigilando todos los movimientos en el bosque. Ella no sabía por qué se había detenido— esperar en una emboscada no era una buena elección. Con la fuerza actual de la Tribu de la Noche Eterna, era mejor ignorar los desaires de la Tribu Hoja Verde, aunque fuesen repulsivos.

Sintiendo algo de movimiento detrás suyo, inmediatamente se dio la vuelta con su arco. Sin embargo, una mano se aferró a la suya, impidiéndole disparar, “¡Cuidado, soy yo!”

“¿Richard?” Ella se sorprendió de nuevo, “¿Cómo me encontraste aquí? ¿Dónde está la Tribu Hoja Verde?”

Richard sonrió amargamente, “No sé por qué, pero los tres vinieron corriendo a por mí. Afortunadamente, tomé un camino secreto y logré escapar.”

Melia se quedó en silencio ante la mención de otro camino secreto. Era ingenua e inexperta, eso lo sabía ella misma, pero no era estúpida; también había visto lo poderoso que era Richard. Calmando su palpitante corazón, hizo otra pregunta, “¿Qué planeas hacer ahora?”

“Estoy buscando más árboles de la vida,” Respondió Richard, “Cuanto más veo, mejor es para mí crecimiento. Planeo llegar al nivel 19 en este plano antes de irme a otro lugar.”

Estas palabras solo eran de sentido común en Norland, pero eran cualquier cosa menos eso en el Plano Forestal que apenas había oído hablar del concepto de la miríada de planos. Sin embargo, Melia no pareció encontrar sus palabras extrañas y en cambio vaciló antes de hablar, “Umm… Richard… si te muestro nuestro árbol de la vida y te dejo vivir en él por un tiempo, ¿puedes ayudar a mi tribu?”

“Por supuesto,” dijo Richard sin dudarlo, sin siquiera preguntar de qué condiciones estaba hablando. La chica aún dudó un rato, pero finalmente lo condujo hacia su tribu.

……

El camino de vuelta era bastante largo, y los dos fueron inevitablemente interceptados por los cazadores de la alianza enemiga. Sin embargo, Richard había dejado de contenerse; todo enemigo que llegaba ahora era asesinado por su espada o magia.

Su análisis del fragmento número 1.024 de la ley de la vida se completó en el camino, aumentando inmediatamente la densidad de su aura natural hasta el punto de que Melia incluso comentó al respecto. Ahora que había resuelto una pequeña sección de este enorme rompecabezas, podía descifrar el uso de la naturaleza y la energía vital de sus enemigos. Su resistencia a esas fuerzas también se incrementó enormemente.

En el camino, Richard recibió la noticia de que la madre cría había alcanzado el nivel 4. Un nivel más y sería capaz de imbuir a sus zánganos con la capacidad de resistir la voluntad del bosque. Por ahora, ella continuó optando por un aumento en la producción.

……

Se había abierto un pequeño claro en la sección del bosque que ocupaba la madre cría. Los pocos cientos de metros cuadrados eran menos de un grano de arena en este mar de árboles, pero al pensar que la mayoría de estos árboles habían terminado en las barrigas de la madre cría y sus zánganos, uno ya no pensaría en ello como algo tan pequeño.

Cientos de zánganos obreros se movían constantemente y comían lo que podían, otros arrastraban árboles para alimentarla directamente. Lentamente moviéndose en círculo alrededor del borde del bosque, ella estaba poniendo huevos en lotes de diez antes de pasar a comerse los árboles que habían sido recogidos hasta que pudiera poner el siguiente lote. Cada lote engendraba veinte zánganos obreros que inmediatamente salían a comer para sí mismos, pasando unas horas en el crecimiento antes de unirse a los numerosos otros que la alimentaban.

El clon ya medía más de diez metros de largo y dos metros de alto, demasiado débil para volar fuera de ráfagas cortas. Los obreros sobrevolaban regularmente y escupían una cera espesa parecida a la miel para que ella la disfrutara antes de volar de nuevo.

Phaser estaba acostada sobre la espalda del clon, mirando al cielo oscuro con una expresión de aburrimiento en su rostro. Limpiando el rocío que cubría su armadura natural, se quejó, “¿No puede este lugar estar un poco seco? Oye, ¿por qué no enciendo un fuego en tu espalda?”

“Mi cuerpo no es resistente al fuego, la llama quemará a través de mi caparazón,” respondió el clon.

Phaser hizo un pequeño agujero en el caparazón, “No está mal, no es tan delgado como antes. Pero sigue siendo suave, solo un poco más duro que la madera. ¿No piensas aumentar tus defensas en absoluto?”

“Para eso te tengo a ti y al Maestro. ¿Por qué no intentas mejorar tu poder de combate?”

“Me siento un poco cansada,” suspiró Phaser.

“Acostarte no resultará en nada.”

“Pero protegerte es mi trabajo actual, lo estoy haciendo.”

“Puedes continuar perfeccionando tus habilidades. Mi cuerpo principal te dio un alma, puedes aprender y crecer.”

“Hmm… ¿Y qué podremos hacer cuando seamos libres?” Preguntó repentinamente Phaser.

“Ese es un sueño lejano. Deberíamos centrarnos primero en sobrevivir.”

“¿Sobre… vivir?” Preguntó Phaser en voz baja. Un débil sollozo sonó en las profundidades de su alma, anhelando la dulce liberación de la muerte.

La madre cría no lo pensó mucho y continuó comiendo vorazmente. Pasos atronadores resonaron por el bosque cuando Tiramisú se acercó para darle un cristal divino con diez unidades de divinidad, suficiente para que llegara al nivel 5, así que ese era su enfoque. Con el cuerpo principal habiendo transmitido toda su experiencia, la evolución solo tomó unos pocos días en lugar de meses.

……

En este punto, Richard y Melia habían llegado a la Tribu de la Noche Eterna. Lo primero que notó fue la gran diferencia en la arquitectura: sus hermosas casas de madera fueron construidas no solo sobre, sino también alrededor de su árbol de la vida. Cada edificio estaba decorado exquisitamente; a diferencia de la simple naturaleza de las otras tribus que había visitado, estas cabañas rebosaban historia.

Lo más sorprendente fue el pozo en medio de la tribu que extrajo la fuerza lunar. Este pozo no tenía preferencia por ninguno de los siete tipos de lunas, atrayendo así un poder más impuro y tosco, pero seguía siendo algo impactante. Podía sentir la tenue aura arcaica irradiando desde las piedras del pozo, así como la energía familiar que se condensaba.

El cielo del Plano Forestal era extremadamente oscuro, sin sol ni luna para ser visto en ninguna parte. El propio Richard solo podía usar las espadas secretas de la Luna Plateada debido a su línea de sangre pura, por lo que la fuerza lunar que se condensaba aquí era muy débil. Aun así, demostró que estos elfos eran verdaderos descendientes de sangre del antiguo imperio elfo.

Mientras observaba el pozo con una mirada complicada, los ojos de Richard cayeron sobre un símbolo de plata que decoraba la casa del árbol que coronaba el Árbol de la Vida. Este era un símbolo que reconocía muy bien, un símbolo que nunca podría olvidar en su vida: el de la Luna Plateada.

Descarga:

4 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 18

    Luis Rojas Valle - hace 4 semanas

    Serán de su misma línea de sangre? Por parte de madre obviamente 🤔

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.