<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 895

Libro 6 – Capítulo 121. Deberes Incumplidos

 

Los caballeros rúnicos de Richard empezaron a salir del bosque uno por uno, sus formaciones tan impecables como siempre y sus imponentes presencias no hicieron más que reforzarse a raíz de la reciente lucha. Todos estaban empapados en sangre, muchos de ellos incluso heridos, con más de la mitad perdiendo sus alabardas, y sus espadas también estaban astilladas. Casi veinte de ellos ni siquiera regresaron.

La batalla en medio de la oscuridad aún persistía en la mente de Richard y de cada uno de sus caballeros rúnicos. Habían cargado en el cerco de frente, sin usar tácticas o estrategias, simplemente acabando con todo lo que se les interponía en su camino. Richard les había ordenado entrar y salir repetidamente de la formación de los elfos del bosque, extendiendo la batalla por un día y una noche de repetidas cargas. El único momento en que pudieron descansar fue cuando mataron a un grupo de elfos y avanzaron hacia el siguiente.

Cazadores, treants, domadores de bestias, druidas… Se habían encontrado con todo tipo de enemigos, pero todo a su paso fue destrozado. Richard estaba a la cabeza de todo esto, un simple orbe de luz flotando sobre su cabeza para darles una visión de sus objetivos. Su propio número de bajas fue el mayor de todos, y no por una pequeña cantidad. Cada enemigo que se enfrentó a él fue erradicado.

Fue solo cuando un árbol de la vida apareció ante sus ojos que los caballeros rúnicos se dieron cuenta de que había orden en todo el caos. En medio de sus ataques, la alianza había dejado sus hogares con un mínimo de defensores y los civiles solo podían emprender una lucha desesperada para resistir. Sin embargo, Richard solo se había vuelto más cruel y salvaje cuando ordenó que todos murieran. Fue aquí donde las bajas comenzaron a acumularse, pero aquellos que permanecieron solo parecían tener más poder a causa de esas muertes.

El núcleo de la resistencia de la tribu se basaba en un antiguo treant que logró destrozar a tres caballeros rúnicos por sí solo. Muchos se lanzaron hacia él sin temor, pero incluso las jabalinas a toda potencia le hicieron poco daño a su gruesa corteza. Fue solo cuando un joven caballero saltó al aire y trató de cortar más profundo en los hoyos dejados por las lanzas, que tuvieron éxito. A punto de sacrificar su propia vida, su producción de energía se había duplicado y había atravesado y cortado el corazón del treant. Quizás debido al calor de la batalla o como resultado de haber sido bañado en la sangre del corazón del treant, el joven logró sobrevivir y abrirse paso al reino santo. Este fue el primer caso de este tipo entre los caballeros rúnicos de Richard.

……

Ahora que habían regresado a la Tribu de la Noche Eterna, Richard miró a los caballeros que quedaban con extrema satisfacción. La batalla había sido en parte una reacción a los insultos dirigidos a Tzu, pero también tenía un objetivo oculto en mente. La destrucción de la pequeña Tribu Hoja Espinosa fue el catalizador que necesitaba para que sus caballeros se acostumbraran a este plano, y la situación peligrosa también cultivó en ellos una brutalidad que él necesitaba desesperadamente si quería ganar. Incluso en Norland, muchas familias no se atreverían a entrenar a sus caballeros rúnicos de esta manera, pero él y Rosie podrían soportar la muerte de unos pocos para asegurarse de que los demás sacaran todo su potencial.

El único joven caballero que se convirtió en santo no fue la única ganancia de Richard en esta serie de batallas. Habiendo cortado un árbol de la vida, Richard había recogido un fruto de la vida, decenas de hojas de la juventud, y suficientes materiales para mil arcos largos y cincuenta bastones de la naturaleza. El corazón fue cortado en diez partes y transportado de regreso a la Tribu de la Noche Eterna, e incluso hubo un tubérculo rojo que servía para aumentar sustancialmente la afinidad de la naturaleza y hasta fortalecer su línea de sangre.

La línea de sangre específica que este tubérculo otorgó fue llamada la Fuente de la Naturaleza, algo inferior a su propio árbol del mundo, pero también capaz de coexistir pacíficamente con la mayoría de los demás. Al enterarse de esto por parte de los ancianos capturados de la tribu, Richard se quedó bastante asombrado; esto era algo que podía ayudar a alguien que ya contaba con una poderosa línea de sangre, lo cual era extremadamente raro. Teniendo experiencia con el acto de equilibrio para asegurarse de que sus propias líneas de sangre no se mataran entre sí, él sabía lo valioso que era esto. En general, elevó sus cosechas a casi treinta millones de oro.

Saltando de su silla de montar, Richard ordenó a los caballeros rúnicos que guardaran el botín de guerra. Los elfos de la noche eterna se quedaron en trance mientras miraban los arcos y bastones refinados, pero una vez que vieron los pedazos rotos del corazón del árbol, sus miradas se volvieron vacías. Los dos grandes druidas incluso se apresuraron hacia la madera de color blanco verdoso y la acariciaron suavemente con las manos temblorosas, el árbol de la vida de la noche eterna balanceó sus ramas con pesar.

Los elfos consideraban los árboles de la vida como el origen de los seres vivos. Si bien los de un nivel superior no pensaban en ellos como un todo, aun así, los consideraban equivalentes a deidades menores. Para los druidas y otros elfos, era como si el cadáver de un dios hubiera sido llevado ante ellos. Solo ahora sintieron realmente comprender el poder de Richard.

Alice bloqueó el camino de Richard cuando se dirigía hacia su residencia, mirándolo sin reservas. Richard se sintió un poco incómodo y sonrió, “¿Qué pasa?”

“¡No me dejes con las tareas de defensa la próxima vez!”

“¿Qué? Pero el árbol de la vida es importante, no confiaría en nadie excepto—” Al ver su furiosa mirada, él sabiamente cerró la boca a mitad de la frase.

……

Tomó medio día ocuparse de tratar las lesiones y reparar el equipo; para cuando todo se hizo, ya era casi medianoche. Richard se dirigió a la casa del árbol de Tzu como antes para descansar; los elfos ya habían reconstruido el dormitorio en un gesto de reverencia.

Sin embargo, justo cuando se quitó el equipo y se iba a la cama, una figura entró silenciosamente en su habitación. Richard reaccionó instantáneamente, un frío resplandor iluminando la habitación cuando Luz Lunar se dirigió a la garganta del invasor. Sin embargo, al ver la cara del huésped no invitado, Richard reprimió un gemido y guardó la espada, “Podrías haber tocado o algo así.”

“¿Quieres decir que no puedo entrar cuando quiera?” Replicó Alice.

Él se rió amargamente, “Por supuesto que puedes, pero ¿por qué tienes que hacerlo tan silenciosamente?”

Alice ignoró la pregunta por completo, mirándolo directamente a los ojos, “Richard, ¿cuál es nuestra relación?”

“Tú eres… mi pareja,” respondió Richard después de dudar un poco.

“Entonces, ¿qué es lo que comparten las parejas?”

Esto le hizo fruncir el ceño. Sabía muy bien lo que significaba que los dos fueran pareja, y eso hizo que él le echara un vistazo a su abdomen plano. Solo habían tenido relaciones íntimas una vez en sus vidas, y aunque ese día en el cementerio había sido realmente único, ciertamente no era una garantía de embarazo. Sin embargo, consideraba que su relación era más bien una alianza; Las obligaciones con las tradiciones familiares eran solo una forma de asegurar esta relación primaria. Dado su miedo al sexo, él no tenía intención de forzarla a hacer cosas con las que no se sentía cómoda.

Alice dio un paso atrás cuando él la miró, pero inmediatamente recobró la compostura una vez más. Su postura erguida solo servía para acentuar la belleza de su fuerza.

“¿Estás segura?” Preguntó de manera significativa.

“¡Por supuesto que lo estoy!” Ella era como una general en el campo de batalla, audaz y decidida.

“¿Necesitas algo de tiempo para prepararte? ¿Tal vez encontrar una manera de relajarte?”

“Bah, es solo un pequeño asunto, ¿por qué necesitas hacerlo tan complicado? ¡Vamos!” Ella se quitó toda la ropa y se acostó en su cama de inmediato, colocando las manos detrás de la cabeza y abriendo sus piernas de par en par. Realmente parecía simple para ella por fuera, pero Richard ya podía ver sus músculos poniéndose rígidos como bloques de madera.

No sabía si reír o disgustarse con ella— ¿cómo no era esto estar nerviosa? Esto era claramente igual que antes. Aun así, Richard suspiró y asintió antes de acercarse, bajando su mano para prepararla.

Justo cuando sus dedos hicieron contacto con la piel, ella salió disparada de su cama como una flecha.

Descarga:

2 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 18

    Luis Rojas Valle - hace 2 semanas

    Aunque sea difícil no será como con Flows la cual dominaba a Richard jaja 😏🤭 gracias por el capítulo 😁👍🏽

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.