<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 904

Libro 6 – Capítulo 130. Contraataque

 

La tropa avanzó rápidamente hacia la distancia, el silencioso bosque ahora quebrado únicamente por la clara tos de Richard. Sin embargo, solo tomó unos minutos antes de que el rugido de una bestia salvaje enmascarara todo lo demás, un elfo mutante saltando directamente hacia la cara de Richard. La criatura terminó atravesada por la Luz Lunar, con Richard dando un solo paso hacia atrás en el proceso.

Otros elfos siguieron poco después, envolviendo a Richard por todos lados. Sin embargo, una momentánea imagen borrosa pasó junto a ellos antes de que fueran cortados en dos; Waterflower apareció al lado de Richard, a solo medio paso, al igual que en la Tierra del Anochecer.

Richard sacudió la Luz Lunar para arrojar a un lado al elfo perforado, “Un montón de criaturas sin alma, pero son bastantes. ¿Tienes miedo?”

“¿Qué hay de aterrador en un grupo de imbéciles?” Dijo Waterflower con dureza, convirtiéndose una vez más en un espectro al desaparecer en el bosque. El olor rancio de la sangre de los mutantes comenzó a impregnar el bosque.

No pasó mucho tiempo antes de que la batalla estuviera en pleno apogeo. Waterflower mató a múltiples enemigos con cada corte, pero incluso más se adelantaron para tomar su lugar. Era como si estuvieran asediados por una manada de lobos, la mayoría desde el suelo, pero algunos incluso saltando de los árboles. Un frío destello apareció en sus ojos mientras se balanceaba a diestra y siniestra, el Pastor del Descanso Eterno cosechando vidas sin fin. Incluso solo las ondas de energía de sus oscilaciones cortaban dos o tres mutantes en cada ocasión.

Waterflower nunca había sido alguien de combate directo, pero ella se lanzó al campo de batalla y gritó con fuerza para atraer la atención. Los enemigos cayeron dondequiera que iba, pero incluso con sus mejores esfuerzos no pudo alejar a todos los mutantes de Richard. Cuando unos pocos pasaron junto a ella para correr en su dirección, ella envió una onda invisible de energía para despedazarlos.

Al principio, Richard se apoyó en un árbol grande. Un solo mutante logró pasar a Waterflower para llegar a él, pero simplemente colocó a Luz Lunar perfectamente para perforarlo en el pecho. Otro elfo fue decapitado por un balanceo casual, y mientras daba vueltas alrededor del antiguo árbol, perforó a otros dos a través de las costillas.

“¡Detrás a la derecha!” Le gritó a Waterflower mientras bloqueaba un ataque, y la chica inmediatamente corrió hacia la posición. Él se puso a cubierto y dio unos cuantos golpes con su espada, cortando a los elfos transformados que lo rodeaban antes de correr hacia otro árbol. Usándolo para limitar el número de enemigos que podrían luchar contra él, mató a unos cuantos más antes de correr de nuevo a diez metros de distancia. Las dos criaturas que estaban en el camino ni siquiera se dieron cuenta de cómo murieron.

Los dos corrieron casi perpendiculares entre sí hasta que estuvieron a cien metros de distancia. Con otra señal gritada, cambiaron de dirección y se arquearon para juntarse de nuevo. Él apuntó con un dedo hacia delante y ella cargó para despejar el camino.

La batalla continuó, pero se iban acercando y separando constantemente a medida que avanzaban por el bosque y mataban a todos los enemigos que se encontraban en el camino. Los elfos eran considerados los gobernantes del bosque, pero en este momento Richard y Waterflower estaban dando vuelta a esa ventaja. Sus auras asesinas parecían resonar entre sí cuando la chica ocasionalmente disparaba explosiones de energía tan concentradas que doblaban el espacio; ataques que consumían energía, pero que a su vez eran muy poderosos. Richard no podía usar tanta fuerza ahora, pero mostró un nuevo nivel de destreza con la espada que incluso muchos seres legendarios no podían esperar igualar; constantemente cambiando entre rápido y lento, Luz Lunar era impredecible y mataba de un solo golpe. En términos de bajas solamente, él no se quedó muy atrás.

Al cabo de una hora comenzaron a sentir la presión; Waterflower no estaba acostumbrada a tales escenarios y Richard estaba débil en la actualidad. Había demasiados elfos mutantes, casi pareciendo imposible terminar de matarlos. Richard sintió que Luz Lunar se hacía cada vez más pesada y, a pesar de sus mayores esfuerzos por ser avaro, estaba perdiendo más energía de la que podía recuperar. La mayor parte de su fuerza estaba concentrada en lidiar con la energía gris que intentaba debilitarlo aún más.

La primera hora se convirtió en dos, y el tiempo siguió pasando. Waterflower estaba empezando a entumecerse también, y Richard estaba casi sin energía. Sin embargo, cuando llegaron a un cierto punto en el bosque, sus ojos se iluminaron repentinamente y soltó todas sus inhibiciones, activando Perdición de la Vida y acelerando hacia la horda que esperaba. En solo unos segundos, se abrió paso a través de cientos de enemigos, destrozándolos y dejando un rastro de carne y sangre a su paso. No tardó mucho en atravesar la horda, y con Waterflower siguiéndolo, se alejó a cien metros de distancia.

Los elfos mutantes fueron sorprendidos, pero se reorganizaron y continuaron su persecución. No eran tan rápidos como Richard o Waterflower a toda velocidad, pero la mente colmena sabía que rápidamente se cansarían y podrían ser capturados.

<< Nota: Mente colmena; se usa en la literatura de ciencia ficción para aludir a una conciencia o inteligencia que surge de la colaboración de individuos que por sí mismos no tienen esa capacidad.>>

Richard se detuvo después de solo un minuto de carrera, pero cuando la primera de las criaturas perseguidoras se abalanzó sobre él, la Luz Lunar se encendió en un brillo verde. Pareció desaparecer de la vista por un momento antes de volver a su lugar, dejando una niebla de sangre oscura rociada sobre el follaje. Se giró lentamente, respirando profundamente y sonriendo.

¡La supresión del bosque se había desvanecido!

La percepción de Richard se extendió por todas partes cuando las tres mentes volvieron a la velocidad máxima, haciendo contacto con cientos de nodos en todo el bosque. Podía sentir como Waterflower se relajaba a medida que se restablecía su conexión, e incluso se rió mientras reprimía la energía gris que circulaba en su torrente sanguíneo y la bloqueaba. Sus heridas comenzaron a regenerarse a un ritmo visible, y con la activación de Schloan, su reserva de maná también se disparó.

Al ver la horda de elfos mutantes corriendo hacia él, chispas brillaron a su alrededor y levantó su cuchilla resplandeciente; las treinta criaturas del primer grupo fueron reducidas a un charco de sangre. Al ver que el resto comenzaba a gruñirle con cautela, detuvo a Waterflower de atacarlos y se retiró aún más. Dentro de los bosques inmaculados, estas criaturas inmediatamente se volvieron indiferentes.

……

Poco después, el hombre de túnica negra y los ancianos llegaron al campo de batalla. El hombre se mantuvo en absoluto silencio, mientras que todos los ancianos tenían miradas de asombro en sus rostros. Un rastreador experto rápidamente comenzó a inspeccionar los cadáveres para tratar de reconstruir la escena, pero la conclusión lo dejó estupefacto.

“Había… ¿solo dos personas?” Murmuró interrogativamente.

La voz del rastreador era suave, pero todos los presentes tenían una percepción extraordinaria. El hombre de túnica negra comenzó a temblar de rabia evidentemente— acababa de anunciar que tres mil mutantes serían suficientes para matar a los enemigos, pero todos habían sido eliminados por solo dos.

……

Ciudad Esmeralda estaba actualmente llena de actividad ya que todas las tropas fueron movilizadas para la batalla. El plan original de Richard había sido hacerlos retroceder inmediatamente, pero con el árbol de la vida muerto no tenía ninguna razón para hacer tal cosa. Los caballeros rúnicos que acababan de regresar necesitaban tiempo para curarse, y a los elfos se les debía dar un lugar. Ordenando que el ejército estuviera listo en tres días, regresó rápidamente a Norland.

……

“Ugh. Tú… ¿Qué tan parejo?” Noelene parecía no poder encontrar las palabras adecuadas para regañar a Richard, una situación que no se vio mejorada debido a su falta de aliento. Ella acababa de apresurarse en el momento en que uno de sus subordinados le informó, y al ver la energía gris tratando de liberarse dentro de su cuerpo, reconoció el poder de las leyes en su interior. Renunciando a hablar, comenzó a murmurar una serie de contra-maldiciones mientras enviaba una gran cantidad de fuerza del tiempo a su cuerpo para borrar el residuo.

Richard finalmente se relajó, “Un plan de asesinato, y el oponente tiene un mejor conocimiento de las leyes que yo.”

“¡Tonterías!” Noelene se enfureció, “¡Los elfos no saben con quién se están metiendo!”

“¿Es tan grave?”

“¡Estas no son leyes secundarias!” Dijo Noelene frunciendo el ceño. La energía gris comenzó a desvanecerse bajo el poder de su fuerza del tiempo, pero todavía quedó un pequeño bulto de negro.

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.