<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 934

Libro 6 – Capítulo 160. Una Guerra De Riqueza (2)

Capítulo extra, Patrocinador por: ¡El Santo Luis Montes (LuisMP)! ¡Muchas Gracias!

 

Tiramisú rugió cuando chocó con la caballería de Espada Plateada. Su propio impulso se detuvo por un momento, pero a cambio, más de una docena de hombres de caballería fueron enviados volando. El intento de Fouen de detener el flanco fue contraproducente, con sus propios soldados deteniéndose y dando tiempo para que cien jabalinas se estrellaran contra ellos.

La colocación de las jabalinas fue extremadamente precisa, evitando a Tiramisú completamente como si hubiera sido ensayado cientos de veces. Las explosiones de energía y pólvora volaron desde todas las direcciones y, a medida que avanzaba el ogro, se podían ver caballos volando hacia el cielo.

De repente gruñó en medio de su avance, deteniéndose para levantar a Tenton y golpearlo contra el suelo. Los caballos cercanos tropezaron, e incluso aquellos guerreros que habían caído antes se derrumbaron al suelo. Con un solo golpe, cada enemigo dentro de veinte metros había sido derribado. Continuó avanzando, la energía carmesí acumulándose alrededor de su martillo antes de balancearlo en un amplio arco, enviando una media luna de puro poder hacia los enemigos. Dos filas de hombres de caballería fueron cortadas, mientras que una tercera quedó mutilada; otros veinte metros habían sido despejados.

Los caballeros rúnicos, los lanza sombra y los caballeros regulares se convirtieron en un torrente que brotó a ambos lados del ogro, destruyendo a los despedazados soldados de caballería que quedaron atrás. Los pocos cientos de soldados que aún sobrevivieron inmediatamente comenzaron a huir en todas direcciones.

Richard optó por no perseguir a los enemigos que escapaban, en su lugar reorganizó su formación y señaló al Vizconde Fouen, “¡Asalto frontal! ¡Maten al hombre de púrpura primero!”

Los ejércitos acababan de chocar, pero los caballeros rúnicos sacaron otra descarga de jabalinas y las arrojaron al cielo. Cincuenta resplandores aparecieron en los ojos de Fouen; aunque no parecían tener magia de rastreo, estaba seguro de que moriría. El Vizconde gritó y se dio la vuelta, huyendo tan rápido como pudo. Muchos de los nobles y generales concentrados en el área hicieron lo mismo.

Esto fue la gota que colmó el vaso.

Richard no tenía ninguna prisa en absoluto, separando tranquilamente a un centenar de hombres, incluido él mismo, para perseguir a Fouen y al resto de la caballería que huía, mientras que el resto de sus hombres aniquilaban al ejército roto. La persecución continuó desde el atardecer hasta el amanecer, y al final de todo esto, Richard lo había perseguido hasta Ciudad Viento de Espada. En este momento solo quedaban una docena de hombres, y aunque Richard solo tenía cien, el vizconde no se atrevería a dar la vuelta ni siquiera cuando estuviera al alcance de las defensas de la ciudad.

Las fuerzas restantes de Richard se reunieron a su alrededor al atardecer. Algunas docenas de sus caballeros normales habían resultado heridos, mientras que una docena habían muerto, pero a cambio 3.000 enemigos habían encontrado su muerte, mientras que muchos más habían resultado gravemente heridos. A altas horas de la noche, movilizó a sus fuerzas para interceptar los refuerzos de una familia de la rama; los 3.000 hombres que había allí fueron derrotados, mientras que el propio Barón fue hecho prisionero.

Durante la semana siguiente, el ejército de Richard fue como un fantasma, desapareciendo y apareciendo en las tierras de Espada Plateada, diezmando por completo las fuerzas de Fenlier. Siete batallas y 30.000 soldados derrotados, había capturado tres ciudades en las que se había reabastecido y había hecho descansar a sus tropas. Todo el territorio de Espada Plateada se había convertido en su patio trasero, el propio Conde atrapado en la defensa de la Ciudad Viento de Espada, mientras que el resto del territorio sufrió ataques violentos en todas partes. Había decenas de señores en el área, pero ahora estaban acobardados de miedo mientras rezaban para que Richard no los encontrara primero.

……

Desde la llegada de Richard hasta la destrucción del territorio de Espada Plateada, todo tomó solo una semana; simplemente no hubo suficiente tiempo para que otros reaccionaran. Cuando recibieron el informe pidiendo ayuda, la mayoría de las familias todavía discutían el tema cuando Richard había alcanzado el dominio.

En un bosque a unos 200 kilómetros del territorio de Espada Plateada. Unos cuantos mensajeros y exploradores se apresuraron a cruzar el bosque para llegar a un campamento del ejército sin bandera ni escudo de armas, el mensajero principal saltó de su caballo y corrió a la tienda de comando para pasar la información que acababa de recibir.

Dentro de la tienda, un hombre de aspecto brusco examinó la carta varias veces y tachó varios puntos en el mapa, “Aparte de la Ciudad Viento de Espada, todas las ciudades de Espada Plateada han sido derrotadas.”

La media docena de oficiales dentro del campamento se quedaron sin aliento, uno de ellos preguntó con incredulidad, “¡Sólo una semana! ¿Richard no tenía como mucho mil hombres de caballería?”

El general negó con la cabeza, “Eso no es simplemente una caballería. Son todas élites, y tienen 50 caballeros rúnicos y 200 caballeros de la lanza sombra.”

“La Familia Espada Plateada también tiene 30 caballeros rúnicos, ¿cómo podrían ser tan malos?”

“¿Fueron asesinados?”

“Es posible. Cargar a través de 3.000 enemigos no debería ser difícil para semejante fuerza.”

“Sí, deben haber penetrado y atacado a los caballeros rúnicos primero. Una vez que fueron flanqueados por todos lados, la infantería debe haber roto la formación.”

“Esos caballeros rúnicos de la Familia Espada Plateada no saben qué hacer…”

Los oficiales hablaron mucho, adivinando las tácticas de Richard en la batalla. Fueron sorprendentemente precisos con sus conjeturas, dejando en claro que tenían experiencia. Sin embargo, el general miró el mapa y de repente suspiró, señalando a Ciudad Viento de Espada, “Fenlier se apresuró con todos sus caballeros rúnicos y guardias de élite. Tiene miedo de que su ciudad sea destruida. Bah, los caballeros de la lanza sombra de Richard son conocidos como asesinos de caballeros rúnicos; por supuesto que el cobarde decidió esconderse.”

Uno de los oficiales miró el mapa que estaba lleno de cruces, frunciendo el ceño, “Mi Señor, ¿todavía entraremos como estaba previsto? Parece que Richard tiene un medio de exploración que desconocemos; es imposible para los exploradores regulares haber encontrado cada una de estas fuerzas. Es muy probable que nos encontremos con su ejército antes de entrar en Ciudad Viento de Espada.”

Un frío destello apareció en los ojos del general mientras miraba el mapa en silencio. Todos los oficiales sintieron que su propia sangre ardía al observar su mirada. Richard se había levantado como un meteoro en los últimos años, no solo estabilizando a la Familia Archeron, sino también pasando de ser un aprendiz de creación de runas a ser un maestro de runas real que superó incluso a Lunor. Ahora era un magnífico maestro de runas, y también era famoso como un general sobresaliente. Él solo había diezmado a la Familia Schumpeter y puso a los Mensas de rodillas, obligando a los Joseph a buscar la paz, mientras que la Familia Wellinburg abandonó su alianza para convertirse en neutral. Había sobrepasado a la legendaria diosa de la guerra Archeron, y muchos estaban estudiando sus batallas anteriores para aprender cómo él podía lograr un mando tan preciso de sus tropas. Luchar una guerra contra él era una tentación para todo buen general.

Este ejército no identificable tenía un total de 3.000 soldados en un buen balance de todos los roles. Había menos de diez caballeros rúnicos, pero la mayoría de ellos eran oficiales capaces por derecho propio. El general estaba considerando seriamente la posibilidad de luchar contra Richard, pero incluso él tuvo que admitir que en realidad tenía una fuerza más débil. Si bien superaba en número a Richard tres a uno, sus fuerzas no eran tan elites; incluso las monturas de Richard eran mejores que las suyas. En realidad, estaba en una ligera desventaja, pero todavía estaba ansioso por intentarlo. Muchos de los oficiales también estaban llenos de tales expectativas; este obviamente, no se trataba de un ejército mercenario.

Mucho tiempo después, el general suspiró, “Ahora no es el momento. Ya que Fenlier es tan decepcionante, no puede culparnos. Ordena la retirada, debemos partir por la mañana.”

La orden fue rápidamente transmitida, y los oficiales se fueron a hacer sus propios arreglos. Cuando el general era el único que quedaba en la tienda de comando, miró el mapa y golpeó su puño contra un poste cercano, “¡Hijo de puta!”

Realmente no quería dejar ir a Richard.

……

Durante la semana pasada, el salón central en el Castillo Viento de Espada siempre estuvo lleno de personas importantes en la ciudad. Nuevos informes se filtraban de vez en cuando y su mapa se actualizaba en consecuencia, pero en cada ocasión se trataba de refuerzos destrozados y de ciudades derribadas. No faltaron tampoco caballeros y barones tomados prisioneros.

El centro de comando en el piso superior del castillo era donde se reunían los verdaderos miembros principales de la familia. Fenlier tenía un mapa más detallado aquí, y sus cejas estaban entrelazadas con su cabello plateado un poco desordenado. En tiempos de paz, esto nunca hubiera sido aceptable.

El centro de comando no era grande, pero parecía bastante vacío. Al menos dos tercios de los que estaban calificados para estar aquí estaban ausentes, la mitad de ellos en manos de Richard y la otra mitad en sus territorios, mientras rezaban para que el diablo no los atacara.

“¿Cuántos hombres tenemos ahora?” Esta era una pregunta que Fenlier hizo todos los días.

Un joven general dijo, “30 caballeros rúnicos, 120 caballeros de espada plateada, 150 hombres de caballería pesada ​​y 6.000 soldados de infantería, mi Señor.”

Los números parecían darle valor a Fenlier cuando suspiró y asintió, “Gracias al Dragón. ¿Hay alguna noticia de los refuerzos?”


Capítulo Patrocinado (8/8)

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Sland

    Autor

    Nivel 13

    Sland - hace 3 semanas

    Con este capítulo damos por terminado los capítulos patrocinados por el Santo Luis Montes (LuisMP). ¡Muchas Gracias!

    Pd: En unas horas saldrán dos capítulos más.

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    Jeferson Rivera Loarte - hace 3 semanas

    Gracias por los capítulos y muchas, pero muchas gracias al patrocinador.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.