<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 98

Capítulo 98. El camino de noche

Se decía que las trincheras más profundas del abismo y del infierno estaban ligadas, con innumerables demonios y diablos en medio de una batalla sin fin matándose incesantemente unos a otros. Esta información había sido obtenida de otras razas que los humanos habían conocido mientras viajaban por los innumerables planos. Incluso eso no era más que la punta del iceberg, recogida de los rastros en canciones de mitos y leyendas.

La parte por excelencia de un demonio era su corazón, mientras que el poder de un diablo provenía de su cráneo. Incluso un fragmento del cráneo de un diablo era extremadamente costoso en Norland, olvídate de uno completo de un diablo mayor. Gaton habló de ello despreocupadamente, pero el cráneo de este diablo debe haber sido uno de los mayores tesoros de los Archerons. Sólo ante ese fresco corazón de un señor demonio menor, el cráneo del diablo perdió parte de su brillo.

En ese momento, un apuesto joven apareció en el salón, invisible para Richard hasta que mostró su presencia. Fue el Ladrón Extraño, Cyrden.

Cyrden sonrió encantadoramente, pero su voz sonó solemne: “Maestro, la Suma Sacerdotisa Ferlyn ya ha hecho los preparativos, y la ceremonia puede comenzar en cualquier momento. En cuanto a los otros nobles, ya han descubierto rastros de nuestros planes, y han empezado a reunir expertos a lo largo del camino que conduce a la Iglesia del Dragón Eterno. Tengo la sensacion que por lo menos a diecisiete poderosos expertos, ¿debería encargarme de algunos de ellos primero?”

Gaton ya tenía toda su armadura puesta. Se arregló, diciendo: “No hay necesidad de eso. Sé que nos superan en número, pero no podemos esperar a que vuelva el resto. Partamos ahora, ¿dónde está mi espada?”

Mordred colocó una espada antigua frente a Gaton. No se veía particularmente notable, su vaina de cobre ya estaba oxidada. Aparte de unas pocas runas indescifrables en la hoja, era igual a cualquier otra.

Gaton colgó la espada en su cintura antes de decir: “¡Vamos, veamos si los viejos fantasmas del sexto nivel se atreven a atacar! Richard, llévate las dos cajas contigo. Recuerda lanzar un hechizo flotante sobre cada una o no podrás moverlas”.

Momentos después, un grupo de caballeros apareció en el templo de teletransportación, el camino que conducía a la iglesia. Subieron por el sinuoso sendero, los altos y magníficos árboles que llenaban el camino relucían con el brillo del Arco Iris de las Lunas mientras arrojaban grandes sombras al suelo.

La iglesia estaba a pocos kilómetros del templo de teletransportación. A partir de la vista de los guardias del templo, sólo había dos curvas y un kilómetro de camino recto antes de llegar a la iglesia. Sin embargo, esa noche esta pequeña distancia parecía interminable.

El grupo estaba formado por seis de los trece caballeros, con Gaton al frente. El caballo que montaba estaba revestido con una armadura negra, sus pasos ocasionalmente provocaban un estallido de llamas. Este era Darkmoon Ember, una marca registrada de Gaton que era la pesadilla de muchos nobles de la Alianza. El mismo Richard estaba custodiado por las gemelas Kaylen y Kayde, con Senma justo detrás de él. Mordred se puso en la retaguardia, cuidando sus espaldas. Lava era diferente del caballo de Gaton, sus pezuñas pisoteaban el suelo sin descanso, como impacientes por el ritmo tranquilo del grupo.

Richard estaba sentado sobre un caballo acorazado, y las dos cajas, una grande y otra pequeña, estaban colgadas detrás de él sin ningún tipo de ocultamiento o disfraz. Su corazón latía irregularmente, mientras sentía que múltiples fuerzas espirituales heladas escudriñaban su cuerpo y las dos cajas. Muchos pares de ojos de halcón miraban a su grupo desde lo profundo del bosque, con unos cuantos reportando noticias al exterior.

Arriba, en la distancia, la Iglesia del Dragón Eterno estaba envuelta en un resplandor de luz dorada, como si fuera un palacio de los dioses. Se erguía en el cielo, venciendo la luz del arco iris de las lunas y dejando atrás solo una tenue silueta de un reloj de arena, con muchas capas de misteriosas y oscuras runas rodeándola. Esta vista milagrosa era una señal de que la Iglesia del Dragón Eterno se preparaba para recibir la más alta forma de la ceremonia de sacrificio.

Había tres grados de sacrificios ceremoniales al Dragón Eterno, el más alto requería la participación de muchos sacerdotes y clérigos. Le daría al oferente tremendas cantidades de bendiciones, y se rumoreaba que uno podía tener la oportunidad de hablar directamente con el mismísimo Dragón Eterno. Sin embargo, ni siquiera la familia imperial había logrado hacer eso.

O quizás alguien lo había hecho antes, manteniéndolo en secreto después.

El grado de la ceremonia de sacrificio dependía del sacrificador y de las ofrendas. Sin embargo, un grado más alto de ceremonia no necesariamente significaba mejores recompensas. Si uno intentaba una ceremonia mayor sin las ofrendas correspondientes, no recibirían las bendiciones del dios. Esto ya había sucedido una vez antes en Fausto, así que mirando a este extraño grupo y al fenómeno en la cima de la montaña, incluso un idiota se daría cuenta de que tenían bienes que podían conducirlos al más alto grado de ceremonia.

El valor de estos bienes podría enloquecer a un tercio de las catorce familias nobles de Fausto, especialmente a los que estaban clasificados en el fondo. Aun incluyendo a la familia imperial y a las cinco casas nobles principales, no había garantía de que tal ceremonia se celebrara cada año en Fausto a pesar del número de ceremonias realizadas en general. Los Archerons ya habían demostrado su destreza al apoderarse de la tercera isla de la séptima capa, pero estando poco más de un año en esa posición, la evaluación general de ellos era todavía baja. Esta familia advenediza aún no se había mantenido firme sobre sus dos pies, ¡pero ya quería realizar la ceremonia de sacrificio de más alto grado! Incluso si no había ningún conflicto de intereses directo, esto había traído sobre los Archerons el malestar y la molestia de los aristócratas. Además, una ceremonia de sacrificio del más alto grado podría muy bien afectar el actual equilibrio de poder en Fausto.

Por lo tanto, este tramo de un kilómetro se sentía interminable, y la situación actual estaba tan tensa como una cuerda de un arco estirada. Podría apretarse más o soltarse inmediatamente en el momento siguiente.

Las palmas de Richard estaban empapadas de sudor frío, la intención de matar a su alrededor resultaba sofocante. Sólo ahora podía sentir de verdad la presión del poder. Fue una supresión natural debido a una diferencia de fuerza, haciéndole sentir tan impotente como los primeros humanos en descubrir los interminables planos. Esto no tiene nada que ver con el coraje en absoluto.

‘Cálmate, mantén la calma…’ Richard reiteró estas palabras en su corazón, manteniendo su postura mientras cabalgaba. No se atrevió a hacer nada de magia. En un equilibrio tan precario, cualquier acción innecesaria podría inclinar la balanza de la situación actual.

Con un ruido estrepitoso, el sonido de las ramas crujiendo de repente resonó en los árboles cercanos. Inmediatamente después, Richard sintió que una figura vestida de negro avanzaba lentamente hacia su grupo. Su cuerpo se puso tenso inmediatamente. Cada vez que sus sentidos le alertaban de la figura que se acercaba, la presión que le amenazaba crecía. ¿Cómo podría un experto tan hábil pisar las ramas de los árboles y no esconderse en una noche tan oscura? Esto fue un sondeo y una provocación. Si no se maneja adecuadamente, su grupo se enfrentaría a un ataque general.

Gaton parecía no haber descubierto nada, tenía una expresión relajada. Incluso había empezado a tararear una rima de un plano lejano y desconocido. Las notas eran ligeras y alegres, incluso mezcladas con algunos tonos altos y bajos. Ember también trotaba alegremente, sus pezuñas coincidían con el ritmo alegre del zumbido de Gaton. Que de alguna manera empezó a desentrañar la tensión que Richard estaba sintiendo.

La figura oscura se fue acercando poco a poco, y parecía estar pegada al suelo. Era como un leopardo rastrero, capaz de lanzar un ataque fatal en cualquier momento. Ya había abandonado el camuflaje del bosque, y ahora proyectaba una gran sombra sobre el suelo. Bajo los ojos de todos los presentes, esta figura se acercó más. Seis metros, cinco, cuatro… Cuando Gaton estaba a punto de pasar, sólo estaban a un metro de distancia.

A tal distancia, la figura negra no necesitaba avanzar más. Con sólo estirar una mano podía atacar a Gaton en cualquier momento, y un número de puntos fatales estaban expuestos en el cuerpo de Gaton. El flanco de Darkmoon Ember, sus extremidades, los muslos y el tobillo de Gaton, ¡hasta su cintura estaba expuesta descaradamente! Richard, que estaba a varios metros de distancia, pudo ver claramente que la figura negra tembló un poco, y el cuerpo se hinchó de poder, listo para dar un golpe mortal.

Sin embargo, Gaton lo pasó por delante, y sus ataques nunca fueron desencadenados.


Lista de Capítulos Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.