<- Actualmente solo registrados A- A A+

DF – Capítulo 99

Nota de Syru: Si no recuerdas muy bien o tienes memoria de pez, recomiendo releer desde el capítulo 90… Sino quieres, ve hasta abajo, a los comentarios y leas mi intento de resumen antes de leer este capítulo.

 

Capitulo 99.

(Punto de vista de Lifa)

Erica no pareció conmocionarse con esa pregunta que había salido aparentemente de la nada.

-[¿Por qué preguntas tal cosa?]-

-[Tengo curiosidad, eso es todo. Negaste que fueras la prometida de Harold, así que me preguntaba si tal vez era porque había alguien más que te gustaba.]-

-[Ese no es el caso. Es solo que hay una diferencia demasiado grande entre los valores y la forma de pensar del joven Harold y yo.]-

-[¿Entonces estás diciendo que ustedes dos simplemente no pueden estar juntos?]-

-[Eso es correcto.]-

Esta fue exactamente la misma respuesta que Erica siempre había dado hasta ahora en este viaje. En este punto, probablemente no hubiera tenido sentido que Lifa preguntara si esa respuesta era una mentira, porque no tenía una base real sobre la cual pudiera dar vuelta a las palabras de Erica.

Decir que Erica era increíble como persona no era una exageración. Solo viajando a su lado, Lifa se dio cuenta de que incluso una chica como Erica tenía un punto débil. Sin embargo, la propia Lifa dudaba en llamar a esa parte un punto débil en el sentido de que aprovecharlo no sería una tarea fácil. Pero tal vez la propia Erica era muy consciente de su propia debilidad, de ahí que tuviera que tener cuidado de no exponer ese lado particular de ella. Su fuerte rechazo de Harold fue probablemente una consecuencia de esto.

Erica fue particularmente rápida en compartir abiertamente sus opiniones cuando se trataba de hablar de Harold, por eso Lifa se imaginó que Erica en realidad estaba poniendo un frente para camuflar sus sentimientos.

Además, ese camuflaje no era impecable. O al menos, ya era lo suficientemente malo como para que Lifa dudara de si las palabras de rechazo de Erica hacia Harold eran realmente reales. Y, sin embargo, Liner y Colette no parecían haber notado nada en absoluto… Pero Lifa decidió decirse a sí misma que “Bueno, probablemente es porque son demasiado puros”.

-[… No quiero intentar persuadirte ni nada, pero hay algo que me gustaría decirte, ¿me escucharás?]-

-[Estoy escuchando, tienes toda mi atención.]-

“Gracias” Después de decir eso, Lifa se tomó varios segundos antes de que ella comenzara a hablar de nuevo.

-[Verás, soy una persona bastante excéntrica. Cuando vivía en mi aldea, incluso mi propia familia me había rechazado y no encajaba en ninguna parte. Bueno, eso es algo natural, ya que solía solo estudiar sin trabajar realmente.]-

Lifa hablaba abiertamente de su pasado, del que ni siquiera le había contado a Harold.

-[Al principio, comencé a estudiar porque quería cambiar este mundo donde las personas que no tienen talento en la magia no tienen otra opción que vivir en la pobreza. Si a través de la ciencia, incluso alguien que no puede usar la magia correctamente puede usar hechizos que no son inferiores a los de aquellos que nacieron con talento, entonces el mundo… No, en realidad, no había pensado las cosas tan lejos. Pero aún sentía que sería genial si mi familia y mi pueblo pudieran llegar a ser ricos.]-

Como ella dijo que haría, Erica escuchaba en silencio y con atención. El hecho de que ella no mostrara ninguna compasión ni mostrara su simpatía en realidad era algo bueno desde el punto de vista de Lifa, le facilitó la conversación. Lifa no estaba tratando particularmente de conseguir atención o lástima; Erica probablemente lo había adivinado y por lo tanto se estaba comportando en consecuencia. En cualquier caso, desde la perspectiva de Lifa, su historia de vida no era una historia sobre la desgracia, sino una historia sobre cómo había pagado sus propios errores.

-[Pero, aunque no sé cuándo sucedió exactamente, mis sentimientos al respecto cambiaron en algún momento. Mirando a mi familia y al pueblo que me habían abandonado por mi dedicación a la ciencia, empecé a pensar qué… Bueno, en pocas palabras, me volví terca. Entonces, cuando me topé con un muro y me encontré en un aprieto, hice muchas cosas irrazonables.]-

Lifa sintió que tal vez esta historia sería bastante absurda para que otros la escuchen. Incluso si le dijeran que recién había sido una niña que no sabía nada sobre la realidad y que había perseguido tercamente un sueño que estaba demasiado lejos de ella, Lifa no podría negarlo.

-[Fue en ese momento que me encontré con ese tipo. Dejé la peor impresión en él en nuestro primer encuentro, y le seguí diciendo cosas ofensivas. Supongo que eso se debió principalmente a los chismes sobre él, pero aún así.]-

Tal vez Lifa habría dejado una mejor impresión si Elu, que acababa de estar allí, no le hubiera informado sobre los rumores que rodeaban a Harold. Sin embargo, si Elu no le hubiera dicho eso, probablemente no le habría pedido a él que la acompañara.

-[… Ese tipo, no se rió de mis esfuerzos. Ahora que lo pienso, él probablemente tenía algunos motivos ocultos, y también terminé pidiendo prestada la ayuda de Justus, lo cual es bastante molesto, pero en última instancia, es porque Harold me tendió la mano que pude seguir adelante.]-

Lifa pensó que las acciones de Harold sin duda habían sido guiadas por sus propios intereses egoístas en algún nivel. Quizás ella solo había sido usada por él. Además, se podría decir que ella le había causado algunos problemas a él al aceptar la invitación de Justus.

Sin embargo, sin importar qué, no fue porque le debía a Harold un favor ni porque quería librarse de su error que Lifa deseaba hacer algo por él. Fue debido a una razón mucho más simple.

Se debía a que Harold estaba tan solo como ella… O, más bien, estaba luchando contra una soledad aún más dura que la de ella, pero había reconocido sus esfuerzos de cierta manera. Y Lifa estaba encantada por eso.

Solo ese hecho la hizo querer quedarse con él, y aunque ese sentimiento de solidaridad podría haber sido parcial, era una razón suficiente para que ella quisiera apoyar y ayudar a Harold, independientemente de lo peligroso que fuera. “Probablemente soy la única que podría entender este sentimiento”, pensó con una sonrisa irónica.

Ella solía estar siempre trabajando duro, todo por ella misma. Y sin embargo, hubo muchas ocasiones en las que vaciló, pensando que tal vez el camino solitario y satisfecha de sí misma eran un error. En aquel entonces, creía que siempre estaría sola, y había pasado innumerables noches llorando de miedo, pensando que tal vez todos sus esfuerzos nunca serían reconocidos por nadie. Harold había puesto una luz en la oscuridad en la que había estado encerrada y le había mostrado el camino hacia adelante. Otras personas probablemente no entenderían cuánta salvación había sido para ella.

-[… Fui salvada por Harold. Incluso si tuviera motivos ocultos, ese hecho no cambiará.]-

Ese solo hecho era suficiente. Lifa había sido salvada por Harold. Entonces, esta vez, ella quería ser la que extendiera la mano hacia su salvador. Incluso si eso era imposible para ella, incluso si su ayuda solo fuera una molestia para él, Lifa no podía evitarlo.

-[… Veo que tienes mucho la confianza del joven Harold, Lifa.]-

-[Confianza, eh…]-

Desde el exterior, ciertamente parecería que uno puede confiar y apoyarse en la fuerza de combate aberrante de Harold y eso. No importaba quién fuera su oponente, nunca sería derrotado fácilmente en batalla, pero poner su confianza en él en ese aspecto era demasiado, ya que su vida estaba siendo reducida por su espada, en cuanto a…

(Espera, no. Justo ahora, Erica dijo que obtuve la confianza “de él”, no “en él”… ¿por qué lo pondría de esa manera?)

Lifa momentáneamente se quedó en blanco. “Eso es solo un pequeño cambio, ¿no es así?”, Pensó.
Sin embargo, impulsada por una especie de intuición en lugar de sus pensamientos, Lifa levantó la cabeza. Allí, ella vio que los ojos de Erica vacilaban, ya que la inexpugnable barrera que ella usualmente mantenía en su rostro por las apariencias había sido destruida.

Las dos líneas de visión de las chicas estaban perfectamente alineadas. Erica mostró una leve agitación en sus ojos antes de que su expresión se convirtiera en una de resignación, como si se estuviera dando cuenta de que había sido atrapada en el acto.

En ese momento, los pensamientos de Lifa alcanzaron su intuición. “Oh, eso es lo que está pasando”, afirmó en su mente. Por fin, logró conectar los innumerables fragmentos de información que se habían dispersado hasta el momento.

¿Por qué lo primero que Erica reconoció al escuchar la historia anterior fue el hecho de que Harold había depositado su confianza en Lifa? Tal vez fue porque estaba convencida de que Harold era el que había permitido deliberadamente las acciones de Lifa. La evaluación de Erica de Harold fue demasiado absoluta. Y aunque sus palabras no lo habían demostrado, había un indicio de envidia que rezumaba en su tono de voz. Ya estaba claro por qué Erica había sido sacudida inmediatamente después de hablar.

-[Ah…]-

Lifa dejó escapar un gran suspiro para romper el silencio. Pero Erica, que estaba frente a ella, se quedó callada y no dijo nada. Después de una breve pausa, Lifa volvió a la conversación con una pregunta.

-[No tengo idea del porqué, pero Harold está tratando de mantener su distancia de ti. Eres consciente de eso, ¿verdad?]-

-[Sí, por supuesto que lo estoy.]-

-[Y esa es la razón por la que parece que no te gusta Harold. Porque él quiere que no te guste.]-

Erica cerró los ojos como para resistir algo. Luego, miró hacia el cielo nocturno y pronunció palabras que le parecieron dolorosas.

-[Supongo que tendría que pensarlo dos veces antes de decir que ese no es el caso, esta es la única respuesta que puedo dar.]-

La línea de Erica implicaba que Lifa tenía razón. Como era de esperar, fue para estar de acuerdo con las propias intenciones de Harold que Erica se estaba comportando tan obstinadamente que no le gustaba. Paradójicamente, ella estaba haciendo todo eso por él.

-[Puedes seguir inventando excusas, pero debes ser franca y admitir la verdad directamente.]-

-[Incluso si hago eso, me temo que no lo entenderás, Lifa.]-

Parecía que de alguna manera era la evaluación de Erica de Lifa. Aunque Lifa estaba algo irritada por eso, ahora no era el momento para que ella se enfocara en sí misma.

-[Hay una cosa que me gustaría aclarar, es que Harold no confía especialmente en mí. Solo pude acompañarlo por ser excesivamente agresivo, en realidad no quería que viniera, tanto que me amenazó para que dejara de seguirlo.]-

Pero, aunque podría haber sido una molestia para Harold, Lifa aún sabía que su intervención no había sido inútil ya que ella había participado en la solución del problema del miasma.

-[También, Erica, ¿sabes por qué Harold está tratando de mantener su distancia de ti?]-

Después de alejarse de su irritación, Lifa mantuvo su línea de preguntas.

-[Eso es porque él cree que no vendría nada bueno si los dos estuviéramos vinculados entre sí. Pero, en cuanto a lo que le preocupa específicamente, yo…]-

Erica habló evasivamente.

Pero Lifa sabía lo que realmente estaba sucediendo. La conversación acababa de tomar una dirección que incluso a ella no le gustaba. Su estómago palpitaba y sus propias emociones se volvían pesadas, como si hubiera bebido plomo. Este giro del evento estuvo cerca del peor desarrollo entre las predicciones de Lifa.

“En ese caso”, se preguntó “¿Qué puedo hacer? ¿Qué debería decir?”

Varias ideas giraban alrededor de su cabeza.

-[… Quiero hacerte una pregunta más.]-

-[¿Qué es?]-

-[¿Qué piensas de Harold? Me gustaría que me dijeras lo que realmente sientes.]-

Seguramente no fue fácil para Erica responder, esta era probablemente una pregunta que no quería responder en absoluto. Sin embargo, si este punto no se aclarara, las cosas no podrían avanzar desde aquí para Lifa, para Erica y quizás incluso para Harold.

-[… Amo a Harold. Y he estado enamorada de él desde que era una niña.]-

Dijo Erica, con su voz sonando como si estuviera confesando un crimen grave. Fue dolorosamente claro cuán tabú era este tema desde la perspectiva de Erica. Y al mismo tiempo, Lifa podía sentir cuán profundos eran los sentimientos de Erica por Harold.

Cuando Lifa y Erica se enfrentaron en la mansión de la familia Sumeragi, Erica había dicho: “Creo tú y yo vamos a tener dificultades en este viaje”. En ese momento, Lifa pensó que Erica estaba insinuando que los dos estaban destinados a atravesar algunas dificultades, ya que ambos se estaban involucrando en los problemas que trajo Harold.

Pero al pensar en ello, había otras implicaciones que venían de la mirada de Erica en ese momento. Probablemente había dicho esas palabras pensando que ambas eran similares en el hecho de que ambas eran personas que se preocupaban por Harold y estaban tomando medidas por su bien.

Lifa no había notado esto en el acto porque apenas conocía a Erica en ese momento. Pero bueno, incluso si ella se hubiera dado cuenta en ese entonces, probablemente no habría cambiado nada. Porque al final del día, incluso si querían tomar medidas por el bien de Harold, Lifa y Erica no tenían forma de hacerlo ya que no sabían cómo deberían hacerlo, y aún no estaban conscientes de cuáles eran los objetivos de Harold.

Sin embargo, Lifa creía que esta relación estaba mal, creía que estaba mal que Erica estuviera mintiendo acerca de sus propios sentimientos por las intenciones de Harold, quien no quería que se le acercara y que estaba reduciendo su esperanza de vida pero que aún seguía adelante. A pesar de que estaba en riesgo de muerte. Lifa era plenamente consciente de que las relaciones humanas eran el problema de las partes involucradas y de nadie más; sin embargo, también estaba segura de que Erica quedaría profundamente herida por la muerte eventual e inevitable de Harold si las cosas seguían siendo como estaban para entonces. Pasar por alto la situación sería absolutamente incorrecto para Lifa, no solo como amiga de Erica, sino también como ser humano.

-[Eso significa que sabes que hará cualquier cosa por sus objetivos, ¿verdad?]-

-[Sí, soy muy consciente.]-

Erica había conocido a Harold desde la infancia. No estaba claro cuándo había desarrollado sus sentimientos por él, pero probablemente había tenido que verlo muy a menudo para llegar a ese punto.
Quizás por lo que parecía que no podía ver ninguno de sus defectos y su respeto por él era más que absoluto. Y, cuando lo pensaba, Harold era realmente una gran persona. No era extraño pensar eso de él para alguien que había sido testigo de cerca de sus logros. Además, Lifa creía que esto se aplicaba aún más a las personas que eran lo suficientemente inteligentes como para comprender lo difícil que había sido para Harold hacer todo lo que él había hecho.

Sin embargo, Erica lo sobrestimaba. No importaba cuán grande era, había un límite en cuanto a lo que un hombre podía lograr por sí mismo. Sin embargo, a pesar de esto, Erica tenía fe en cada una de las decisiones de Harold. Por lo tanto, por qué ella actuó incondicionalmente de la forma en que él quería que lo hiciera. Pero eso fue mucho más allá del punto de confianza, era simplemente una creencia ciega.

-[Claro, Harold es muy capaz y creo que es un hombre que puede lograr lo que ninguna persona normal puede hacer. Pero él es solo humano, igual que nosotros. Así que solo tiene sentido que incluso él pueda estar equivocado y cometer errores a veces, ¿no?]-

-[… Esto es difícil de escuchar.]-

-[Creo que eres una persona que puede pensar las cosas con calma, Erica, así que debes entender mi punto. Puede que esté diciendo algo de lo que ya estás al tanto, pero me parece que has estado intentando desesperadamente mejorar tu situación porque no quieres ser una carga para él.]-

-[Yo… no tengo confianza en mí misma.]-

Diciendo eso, Erica mostró una sonrisa burlona.

“No le queda bien”. Pensó Lifa para sí misma al ver a Erica en ese estado.

-[¿Realmente puedo ayudar al joven Harold? … ¿Cómo podría estar segura de algo así?]-

Las dos chicas cambiaron sus roles en la conversación; Esta vez, Erica fue la que empezó a hablar. Ella comenzó a hablar de su vida, mientras le ofrecía a Lifa un vistazo al pasado de Harold al mismo tiempo.

 

◇◇◇◇◇

 

(Punto de vista de Erica)

-[Conocí al joven Harold hace ocho años, tenía diez años en ese entonces.]-

Fue porque se había comprometido con él debido a razones políticas que Erica tuvo la oportunidad de conocer la existencia de Harold Stokes. En aquellos días, ella había entendido la posición en la que estaba y, aunque de ninguna manera estaba completamente entusiasmada con su compromiso, había aceptado que no había forma de evitarlo.

Ella había estado tratando de creer qué, como la hija del señor feudal, era natural que se casara con Harold si eso podía mejorar las condiciones de vida de su gente.
Pensando en ello ahora, Erica sintió que no habría podido evitar sentirse disgustada si se hubiera relacionado con la familia Stokes, dadas sus doctrinas discriminatorias.

Sin embargo, el niño que se había convertido repentinamente en el prometido de Erica había encontrado un medicamento que podía suprimir los efectos del miasma que estaba propagando enfermedades en el territorio Sumeragi. Además, la familia Sumeragi solo tenía que pagar los materiales y el proceso de fabricación, el niño prácticamente había ofrecido el medicamento sin ninguna compensación.

Aunque él mismo había insistido en que solo les estaba vendiendo un favor, no debería haber necesitado hacer algo así, ya que, en ese entonces, la familia Sumeragi ya había estado en una posición en la que la familia Stokes los apoyaba. En ese momento, la impresión de Erica de Harold había aumentado considerablemente.

-[Sin embargo, debido a un cierto asunto, comencé a detestar por completo al joven Harold en ese entonces.]-

-[¿Un cierto asunto?]-

Erica vaciló un poco antes de hablar, pero todavía comenzó a hablar sobre el asunto.

A partir de Lifa, todos los que estaban presentes aquí ya sabían qué tipo de hombre era realmente Harold, por lo que no había ningún problema. En el caso de Colette, incluso había desempeñado un papel importante en el asunto del que Erica estaba a punto de hablar.

-[En ese momento, una historia circulaba en el territorio de la familia Stokes sobre cómo el joven Harold había asesinado a uno de los empleados de su mansión junto con su hija. Y así, le pregunté si ese rumor era cierto.]-

Incluso ahora, Erica aún podía recordar haberle preguntado a Harold mientras deseaba que esos chismes no tuvieran ningún fundamento. Pero Harold había aplastado su deseo y confirmado los rumores.

-[Todo lo que dijo fue, “los maté porque me disgustaron”, y “Son mis sirvientes, soy perfectamente libre de matarlos o dejar que vivan a su antojo”. También los insultó, diciendo que los sirvientes eran una especie inferior.]-

En aquel entonces, Erica había sentido rabia y desesperación. Siendo aún joven, se había encontrado incapaz de manejar esos sentimientos intensos, sin saber cómo hacer desaparecer su ira.

-[Sin embargo, su objetivo era en realidad hacerme creer eso. En realidad, gracias a las acciones del joven Harold, tanto la sirvienta como su hija habían sobrevivido y escapado del territorio de la familia Stokes.]-

Había engañado a sus padres, había preparado el camino y los medios de escape para la madre y la hija, y les había dado una gran cantidad de dinero, suficiente para que no se preocuparan por su nueva vida. Además de eso, hasta el día de hoy, había seguido soportando el estigma de un asesino solo para poder dar plena prioridad a la seguridad de la sirviente y su hija.

-[… Eso realmente suena como algo que Harold haría.]-

-[De hecho lo hizo, y eventualmente llegué a saber sobre eso.]-

La fuerza, grandeza y bondad de Harold. Cuando Erica notó esos rasgos, ya era demasiado tarde.

-[Ya veo. Y todos estos elementos fueron más que suficientes para que te enamoraras de él, ¿eh?]-

-[Sí, cuando me di cuenta de ello, ya era demasiado tarde.]-

Bueno, al principio, ella se había estado conteniendo debido a su conciencia culpable y no podía permitirse pensar realmente que se había enamorado de él, sin embargo, no había duda de que todo el asunto con la sirviente y su hija fue la razón principal por la que Erica vino a ver a Harold bajo una buena luz.

-[Él siempre se está esforzando absurdamente, así que he estado haciendo lo que puedo para reducir su carga, aunque solo sea un poco.]-

Para no preocuparse innecesariamente de Harold, Erica había continuado adoptando la actitud que quería que tomara. Ella también se había entrenado intensamente en el uso de la magia de curación, para poder curarlo en caso de que alguna vez sufriera una gran lesión. Para poder mantenerse al día con él, ella no solo había estudiado cómo comportarse en la noble sociedad y cómo manejar un territorio adecuadamente, sino que también estudió otros campos para ampliar su conocimiento. Además, para que no necesitara estar protegida, había mejorado su magia de ataque, su tiro con arco y sus habilidades de artes marciales.

-[… Sin embargo, pensando en eso ahora, solo estaba tomando una actitud pasiva.]-

Si Erica no quería preocupar a Harold, debería haberlo enfrentado directamente para que los dos pudieran entenderse mutuamente, luego podría haber puesto todo su empeño en construir algo de confianza con él, eventualmente le preguntaría qué papel quería que ella desempeñara. Si ella hubiera hecho eso, tal vez Harold no hubiera sufrido heridas tan graves ese día.

Porque, no importaba cuánto se hubiera pulido ella misma, no tenía sentido si Harold consideraba que no la necesitaba. Y dada su personalidad, obviamente era muy improbable que él llegara solo a la conclusión de que ella era necesaria para él. Sin embargo, en el momento en que empezaría a pensar “la necesito”, perdería la opción de alejarse, y la única opción que le quedaría sería encontrar un compromiso con ella.

『Vigílalo para ver lo que está tratando de lograr, apóyalo, mantente cerca de él y serás capaz de entenderlo realmente.』

Esas fueron las palabras que su padre le había ofrecido a ella. Ella había estado haciendo un gran esfuerzo para lograrlo, pero ahora se estaba dando cuenta de que había fracasado por completo.

¿Estaba ella vigilando a Harold? No, ella solo lo miraba desde la distancia.
¿Estaba ella apoyándolo? No.
¿Se había quedado cerca de él en tiempos difíciles? No, Harold no quería eso.
¿Podía ella entender por qué él se estaba arriesgando tanto? No, ella no sabía lo que estaba pensando.

Las cosas habían dado un giro terrible. Y el hecho de que Harold no quisiera que Erica ayudara no era una excusa. Yendo contra las propias intenciones de Harold fue que Lifa se había ganado su confianza. Si Erica realmente hubiera estado pensando en el bienestar de Harold, ¿no lo habría enfrentado también con sus verdaderos sentimientos y opiniones, sin importar cuánto la rechazara?

La única razón por la que no podía hacer eso era nada más que el hecho de no tener el coraje de hacerlo. Debido a su miedo a ser rechazada y su deseo de protegerse, no pudo dar un solo paso adelante. Ella había estado huyendo desde el principio, evitando enfrentarse realmente a Harold, aferrándose a la esperanza incierta de que tal vez algún día, sería él que se acercaría a ella.

-[Qué vergüenza de mí…]-

Si ella seguía pensando en sus errores pasados, nunca terminaría. Tal vez las cosas hubieran dado un giro diferente si Erica hubiera dicho claramente lo que había estado pensando cuando tomó la mano de Harold en ese bote en la ciudad de Kablan.

Pero incluso entonces, ella había tenido demasiado miedo. Ella solo pudo decir en broma: “No importa cuán pecador seas, estoy dispuesta a aceptarte. Bueno, eso es probablemente lo que te diría mi hermano”.

¿Alguna vez podría superar su miedo a lastimarse y llegar a un acuerdo con Harold? Lifa pudo hacerlo, pero Erica simplemente no pudo, esa era la diferencia entre ellas. Y esto hizo que Erica se diera cuenta de que, al final, sus sentimientos no eran mucho.

Así que no había manera de que ella pudiera confiar en sí misma. Ella todavía tenía que hacer una sola cosa por Harold. Ella creía que todo su arduo trabajo no tenía sentido ya que solo lo había hecho para satisfacerse a sí misma.

Y, sobre todo, se odiaba a sí misma por hablar sobre el asunto relacionado con Clara y Colette, a pesar de haber jurado mantener ese secreto en su corazón hasta el día en que Harold estaría dispuesto a hablarle de ello por adelantado. Debido a las palabras de Lifa, Erica estaba completamente abrumada por su propia estupidez acumulada.

-[Erica…]-

Parecía que Lifa quería animar a Erica pero no sabía qué decir. Sin embargo, eso solo sirvió para que Erica se sintiera cada vez más avergonzada por imponer sus propios problemas a los demás. Sentía que lo menos que podía hacer ahora era comportarse como de costumbre.

-[Perdóname por quejarme así. Bueno, entonces, deberías ir a descansar un poco, Lifa, se está haciendo tarde.]-

-[Pero…]-

-[No te preocupes por mí, estoy bien.]-

Posteriormente, los dos continuaron teniendo problemas insistiendo y desistiendo, hasta que Lifa finalmente cedió y entró en la tienda mientras seguía preocupada por Erica.
Habiendo sido dejada sola, Erica estaba mirando la fogata que aún estaba ardiendo. Sin embargo, por alguna razón, ella no sentía ningún calor por ello. Incluso después de que ella tiró ramitas dentro del fuego y lo fortaleció, no hubo cambio.

“Ah, tal vez eso es lo que se siente al tener un corazón roto”, pensó ella, como si fuera el problema de alguien más.

-[… No soy digna de estar a tu lado.]-

Entonces, ella finalmente dejó salir estas palabras. Hasta ahora, ella había estado deteniendo esas palabras y saliendo de su boca una y otra vez, hasta el punto de que estaban muy profundamente impresas en su mente.

Después de eso, las lágrimas se reunieron en los ojos de Erica hasta que comenzaron a caer. El único calor que podía sentir en ese momento era por las lágrimas que corrían por sus mejillas.

Sin embargo, esa calidez recordaba el profundo afecto y amor que sentía por Harold, y tenía miedo, temía que esos sentimientos fluyeran de ella sin cesar, mientras seguía llorando en silencio, hasta que el sol comenzó a elevarse.

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Autor

    Nivel 10

    Hola, aquí el “resumen”.

    En compañía de Lifa, Harold decide volver al territorio Sumeragi. Mientras están viajando, él le muestra a ella el artefacto que está causando el misma en el bosque de los sumeragi y le pide a Lifa que encuentre la forma de desactivarlo.

    Al llegar su destino, se encuentran con Itsuki y Francis. Harold les comenta que están buscando a Liner, Colette y Hugo, y ellos deciden ayudarlos en su búsqueda. Primero deciden ir a casa de Itsuki para ordenar a su gente que inicien la búsqueda. Al llegar a la casa, se encuentran con el trío que buscaban, allí también está Erica…

    Después de una breve presentación de todos, Harold va al punto y les muestra el artefacto y su objetivo de eliminar la miasma, también les revela el autor tras esta miasma, Justus, y las acciones que éste, lo de la manipulación del Imperio Sariano y su participación en el Bosque Blitz, el secuestro de los dos miembros de la Tribu Estelar y posterior reclutamiento de Harold.

    Todos, menos Itsuki, deciden ir a terminar con el miasma y lo logran. Después Harlod decide marcharse solo. Colette, Liner, Hugo deciden seguir se camino a través del bosque para capturar a los tres ladrones que robaron la preciada espada de Liner, a ellos se les unen Lifa, Erica y Francis.

    Tiempo después, en la noche, Lifa estaba haciendo guardia con Liner (que se durmió) mientras los otros dormían. Erica se le acerca a ella para el cambio de turno. Lifa en ese momento decide preguntarle, “Erika, ¿hay alguien de quien estás enamorada?”

    Listo, aquí acaba este intento de resumen. Ahora puedes continuar leyendo el capítulo 99.

    1. Avatar

      Autor

      Nivel 10

      Cierto, lo olvide.

      Harold después de irse solo termino envuelto en una lucha a muerte con el amigo de Cody, Vincent, a quien Justus le lavó el cerebro.

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    Diego Ballesteros - hace 1 mes

    pasaron 2 años, y justo estaba buacando TNE y sale esto, te amo syru :’u

  3. Avatar

    Lector

    Nivel 3

    raider - hace 2 semanas

    Se me llenan los ojos de lágrimas, que bueno es volver a ver que siguen con esta novela. Muchas gracias por el capítulo!

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.