Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 46

¿Clases?

5 de junio de 2553

“Antiguo clan de las siete piedras arcoiris…” Sein miro con melancolía una tabla de metal mientras limpió la suciedad en esta.

Mugre mezclada con cenizas que estuvieron presentes por miles de años.

Cuando acabo de limpiarla se pudo observar en ella el nombre del clan al que pertenece.

Después de observar un rato más caminó hacia un pequeño muro de piedra con una hendidura del tamaño de aquella tabla.

Cuidadosamente colocó la tabla y lentamente se alejó hasta tener una buena visibilidad general de la zona.

Es un área no muy grande, en el centro hay un edificio de cinco pisos hecho de madera.

A pesar de estar en varias partes derruido y calcinado, otras tantas directamente cayéndose a pedazos emite un aura de poder y eminencia.

Una imagen llegó a la mente de Sein, el edificio estaba rodeado de cerezos.

Caminos hechos de mármol guiaban a las personas por las distintas sendas.

El edificio central tenía tejados alrededor de la zona de conexión entre cada piso, las tejas de los que estaban compuestos se hicieron de jade y los bordes fueron decorados con oro.

Las paredes fueron cubiertas por el exterior con lapis lazuli refinado.

Por dentro los pisos estaban cubiertos por azulejos con patrones de varias bestias.

El techo y las paredes no tenían demasiado de especial eran simplemente blancas.

Las casas que rodeaban el edificio estaban llena de gente entrenando y comerciando…

Fuego comenzó a consumir la imagen y Sein volvió al presente, toda cosa preciosa fue saqueada.

Las casas fueron quemadas y destruidas, la tierra alguna vez fértil y llena de pasto es tierra muerta, llena de cenizas.

Sein se inclino y tomo un poco de la ceniza “Toda su energía se ha perdido…”.

El viento se llevó toda la ceniza en su mano y una lágrima.

Con un suspiro miro al cielo gris y turbulento “Nosedas… Espero que los descendientes de reihan estén bien…”.

Las nubes grises se arremolinan de forma violenta, en el núcleo una esfera oscura y llena de puntos brillantes como estrellas emite una luz morada tenue y fantasmal.

La tierra es separada y levantada en distintas proporciones, islas flotantes giran alrededor de esta dejando un camino de rastros de tierra por donde pasan.

Los animales en estás islas son especialmente feroces, marcas moradas con forma de relámpagos fueron marcados en sus ojos derechos y un aura de intensión asesina los cubrió inmensamente.

“Cada vez se extiende más… ¿Que demonios ocurrió?” Sein observo con sus ojos entrecerrados a la esfera.

“No parece el resultado de ninguna técnica, ¿Quizá un tesoro demoníaco?, ¿O podría ser un arte de la expansión cósmica…? No, es imposible, en mi vida solo he visto una, nadie con tal poder participaría en una batalla de exterminio tan deshonrosa…” Sein suspiro en decepción “Volveré a investigar después”.

Sein rápidamente se cubrió de relámpagos, salió del planeta y dio un último vistazo al planeta.

Este parece cubierto casi completamente por un huracán aunque solo son las nubes reunidas por la esfera.

Las pocas partes sin cubrir parecen estar muriendo y el planeta se marchita lentamente desde el núcleo.

Lentamente emprendió el viaje hacia Nosedas un largo viaje.

– + –

8 de Junio de 2553

En general si el reino mortal se puede considerar como la transición de un cuerpo mortal al de un cuerpo apto para la cultivación entonces la primera etapa del reino elemental es la transición del alma mortal a un alma verdadera pero primero ¿Que es el alma?.

Esa es una pregunta que lleva rondando por la cabeza de Yi durante mucho tiempo especialmente ya que es necesario entenderlo para poder avanzar y también ya que lleva mucho tiempo sin nada que hacer más que ver un poco los planetas por los que pasa, pocos han llamado su atención como uno que pasó hace días que estaba cubierto por nubes arremolinadas hacia un centro pero nada podía hacer más que observar, si intentará entrar ya no podría salir puesto que su nave fue destruida debido a un error en los cálculos…

Mucho tiempo en la oscuridad da de que pensar, no ha logrado ningún avance.

Tiene que trabajar en su alma para fortalecerla pero nuevamente sus conocimientos sobre está no son muy profundos.

Es como intentar pulir una joya sin herramientas adecuadas, con el tiempo existe la posibilidad de que lo logres pero habrá muchos errores ocultos que en el caso de la cultivación en el futuro podrían causar la propia destrucción de uno mismo, es decir autodestrucción.

En ciertos casos incluso el alma simplemente desaparece, es algo muy extraño y la información de eventos como este es poco regular.

Yi tomo un respiro estos pensamientos le agobiaron pero no era momento de desesperarse, paro su viaje y comenzó a meditar.

[Piensa, en las reglas debe haber alguna pista… Veamos…].

Sein por otro lado acostado encima de una roca vislumbra las estrellas.

Algo llamo su atención, era difícil describir que noto pero era algo que le molesto.

La sensación de un mar de qi inestable y con un bajo grado de pureza.

Mezclado entre toda esa energía se encontró un olor, un olor que nunca podría olvidar.

Esto no tenía ningún sentido en primer lugar el no era una persona que andará vagando por el universo porque si.

Tampoco debía ser así de impura su energía y lo que menos encajó era ese hedor.

En vez de ser sutil debería ser más como un aura permanente e imposible de esconder.

Sin embargo una energía tan poco pulida podía saturar ese olor, algo andaba mal.

Sein se levantó y comenzó a rastrear el origen de este olor, una vez ubicado se impulsó con un salto desde la roca.

Disparado a la misma velocidad de una bala atravesó rápidamente el espacio que los separaba.

En treinta segundos llegó, antes de pasar volteo su cuerpo y cubrió sus pies con relámpagos.

Chispas cubrieron el lugar cuando hubo una especie de rechazo entre energías.

Yi abrió los ojos y vio directamente a los ojos a Sein.

“¿Quien eres?”.

Preguntó mientras creo una espada discretamente en la mano detrás de su espalda.

Los ojos de Sein brillaron tenue y sutilmente, su iris se volvió blanco mientras que su esclerótica se volvió negra.

Sus pupilas se dilataron y obtuvieron una coloración gris

“Nada mal, nunca debes confiar en desconocidos pero… Eso no funcionará conmigo”.

Sein contesto calmado.

“Ya he visto a través de ti, no necesitas temer, se podría decir que… Tenemos el mismo objetivo”.

Yi rió irónicamente.

“Esos ojos…”.

Sein asintió.

“Los ojos Yin-Yang”

Los ojos Yin-Yang no eran algo muy extraño, de hecho se dice que cada generación tiene tres usuarios de estos ojos.

Algo bastante común si lo comparamos con los ojos del mundo que solo aparecen cada cien generaciones con un solo usuario.

Los ojos del Yin-Yang no son muy diferentes de los ojos del mundo, ambos son capaces de ver y sentir los secretos y la verdadera forma del mundo.

La mayor diferencia es que los ojos del mundo son capaces de ver a través de los dioses y el universo mismo siendo capaces de ver a través de otros universos e identificar que pertenece y que no a cada universo algo de lo que no son capaces los ojos del Yin-Yang.

Y esto se debe a su origen, los ojos Yin-Yang nacen cuando un niño es tocado por energía primordial al estar en el vientre de su madre y al crecer desarrolla los ojos de la verdad como su habilidad de aura, de esta forma al desbloquearla la energía primordial se activa y hace mutar este poder en los ojos del Yin-Yang.

En el caso de los ojos del mundo es el mismo proceso pero la diferencia radica en que no tiene que ser energía primordial, tiene que ser energía que se haya escapado de un precursor.

Una pequeña pizca es tan poderosa que está en varios universos al mismo tiempo y si hubiera una persona capaz de controlarla sin la necesidad de pasar por tal proceso y simplemente adquirirla podría ser capaz de crear un universo desde cero.

Por eso se le llaman ojos del mundo puesto que nacieron al ser mutados por la semilla del mundo.

Estás energías también pueden mutar más habilidades pero eso es para otro momento.

Yi sacudió su mano y la espada desapareció, posteriormente cerro los ojos nuevamente.

“Ya que no eres una amenaza ¿Podrías ser tan amable de explicarme qué está pasando? Después de todo yo no tengo esos ojos… Jeh”.

Sein asintió y sus ojos volvieron a la normalidad.

“Verás… Por dónde empezar… Ya se, yo soy Sein, probablemente ya te habrás dado cuenta pero yo volví a la vida renaciendo y la razón de porque tarde tanto tiempo en renacer está detrás de ti”.

Dijo apuntando a la caja negra en la que está el huevo del dragón.

“No puedo renacer hasta que absolutamente todos hayan olvidado quien era y ese viejo dragón no murió hasta ahora, Yu también sería un problema si no fuera porque el no tiene alma… Por cierto te recomendaría alejar al dragón de esas piedras si no quieres que se las coma apenas eclosione”.

Yi asintió.

“Lo tomaré en cuenta”.

Sein suspiro “Yu es algo así como mi enemigo, en un principio no pensaba hacer nada, después de todo los dioses nunca fueron benevolentes con nadie solo cumplían su trabajo y yo podía hacerlo en una pequeña medida, lo que desató el conflicto es que el quiso eliminar cualquier posible amenaza y heme aquí perdí todo y pase millones de años esperando algo que parecía muy lejos de suceder”.

Sein señaló a Yi y sonrió.

“Tengo un plan para derrotar a Yu, sin embargo sería muy difícil hacerlo solo, por no decir casi imposible. Y ahí es donde entras tu, eres un semi-dios entre varias comillas, el nuevo plan es ayudarte a convertirte en un dios completo”.

Yi sonrió.

“Así que un dios ¿Que implica algo como esto?”.

Sein cambio su expresión ligeramente y rasco su nuca.

“Verás… No sé cómo decir esto pero… Básicamente tienes que morir”.

La sonrisa en el rostro de Yi desapareció y en lugar de ello se llenó de confusión.

“¿Morir?… ¿Hablas en serio?”.

Sein sacudió sus manos en señal de negación.

“No me malentiendas, tienes que morir pero no de una manera común, tienes que ser asesinado con un ataque de energía pura de Yu”.

Yi respiro profundamente.

“¿Esto mismo sucede con todos los semi-dioses?”.

Sein sacudió la cabeza con un suspiro.

“No, normalmente solo tendrías que entrar en contacto con está misma para que tú cuerpo la reconociera e iniciará el proceso de transformación pero… Tu línea de sangre está muy diluida, temo que en unas generaciones más se perderá toda oportunidad de regresar los dioses de este universo a la existencia”.

Yi reflexiono ligeramente.

“Entonces lo que dices es que mi parte de deidad es tan poca que necesito destruir mi cuerpo con un ataque de energía pura para que está recorra todo mi cuerpo y encontrar alguna parte que pueda funcionar como interruptor para desencadenar la transformación?”.

Sein asintió.

“No estás equivocado pero tampoco en lo correcto del todo, aún así tu comprensión es muy buena, básicamente no tiene que encontrar una parte que sirva, tiene que activar todo tu cuerpo”.

Yi sonrió.

“Entonces ¿Por dónde empezamos?”.

Sein apunto a la cabeza de Yi.

“Tienes que tener un cuerpo capaz de obligarlo a usar sus verdaderos ataques, pero eso no se logra tan fácil. Comenzaremos rompiendo el cuello de botella”.

Yi levanto las manos.

“Y que es lo que vamos a hacer?”.

Sein sonrió mientras sus ojos brillaron.

“Clases intensivas sobre el alma para compensar tu poca comprensión del tema”.

Yi movió su cabeza confundido.

“¿Clases?”.

Sein asintió.

Fin del capitulo XLV

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.