<- Actualmente solo registrados A- A A+

DRE capitulo 54

Maga imprudente

En una habitación oscura velas alumbraron apenas suficiente para ver y el color de estás es demoníaco, morado.

En medio de esta un hombre dibujó con su dedo índice lleno de sangre un círculo lleno de extraños símbolos.

Colocando sus manos al lado, el círculo comenzó a brillar y una extraña masa negra salió.

De ella emergió lentamente la mujer, su cabello negro encajaba con su entorno.

Con una risa dijo “Luke, sabía que podía confiar en ti”.

Luke permaneció igual, tiene un cabello rubio y ojos azules que extendieron una frialdad infernal.

“Hmph, soy un brujo, no puedes depender de mi toda tu vida, si lo hubiera hecho más tarde habrías muerto”.

La mujer sonrió incómoda “No seas tan frío, ambos usamos magia”.

Luke solo suspiró “Nuestros métodos son completamente distintos, espero que entiendas que tú modo algún día te matará ¡Maga imprudente!”.

“Lo sé Luke es solo que… No pensé que fuera a estar ahí así que no llevé ningún objeto de importancia”.

Luke sacudió la cabeza “Es por eso que lo dije, ustedes los magos dependen de objetos para canalizar la energía mágica, si fueras una hechicera estaría bien, solo tendrías que tener energía para usar hechizos, pero no llevaste nada”.

La mujer bufó “Si llevé algo…” mientras lo dijo su voz se atenuó.

“¡Una simple joya mágica!” gritó Luke enojado.

“Si pero… ¡Ustedes los brujos dependen de rituales y sellos!”.

Luke llevo sus dedos al centro de su frente y comenzó a sobarla “Es por eso que estoy en la vanguardia”.

Repentinamente un viento brusco surgió en la habitación apagando las velas, dejando únicamente oscuridad.

Una voz antigua resonó en la habitación “¡Cállense!, Cada clase mágica tiene su utilidad, deberían dejar de discutir y comenzar a reunir fuerzas para el ataque”.

Suspirando Luke vio hacia donde vino la voz y llevo su mano hasta el centro de su pecho.

La mujer se levantó e hizo lo mismo.

Ambos dijeron firmes “¡Si, mi señor!”.

Luke camino hacia la salida y antes de salir dejó su mirada fría “Cuidate Serafina”.

Serafina permaneció en el mismo lugar y rió “Señor ¿Porqué desea repentinamente atacar a la nueva academia?”.

El hombre detrás de esa voz no respondió de inmediato, dio tiempo a Serafina para reflexionar.

Serafina reflexionó “Se que parece que no soy leal pero si vamos a hacer algo de tal magnitud y revelarnos al mundo ¡Quieró saber la razón!”.

“Este planeta alberga un poderoso centro mágico, es la razón por la que vine al planeta, sin embargo después de años, mis esfuerzos no dieron fruto”.

Después de una pausa esperando una pregunta continuó.

“Hace medio mes descubrí su ubicación, ¡Es un cementerio de los antiguos dioses!”.

Serafina frunció el ceño “¿Antiguos dioses?”.

“Sí, para ser exactos de todos los dioses, la primera generación de los creados por los predecesores que murieron en la gran guerra del puente primordial, la segunda gran guerra del segundo periodo”.

Serafina sonrió “¿Y la ubicación está cerca de la academia?”.

El hombre rió dentro de la oscuridad “Jeh, Es la academia misma, de igual manera teníamos que revelarnos algún día”.

Serafina asintió y pasó a retirarse.

Una vez salió, el hombre dio un paso y todas las velas se encendieron revelando su apariencia.

Un joven con cabello y barba blanca. Sus ojos verdes se llenaron de decepción.

“Es una desgracia que solo funcione si uno realmente creé en ello, esta es una de esas ocasiones en las que me lamento que mi conocimiento no sirva de nada…”.

Después vio sus manos “Ni siquiera sé si mi poder nació con el universo o fue creado por la creencia de alguien”.

“Podría intentar convencer a la gente de que es real pero… ¡Sería una perdida de tiempo! Tengo que prepararme para la fecha de la invasión… No tengo más de trescientos años y ese centro mágico es un punto clave… ¡Es muy poco tiempo!”.

Repentinamente su sombra se volvió inestable “¿Porqué quieres reunir tanto?, Esa es una pelea de los cultivadores”.

El hombre reflexionó “No creó que vayan a ganar… Además esa batalla moverá la balanza”.

La sombra asintió “Ya veo”.

_Parte 2_

29 de agosto del 2553

Noctis apoyó su cabeza sobre su brazo.

Dos niveles debajo Micael anotó apuntes en su cuaderno. En realidad en las clases solo estaban repasando para recordar.

Parecía intentar sobar su espalda pero cuando llegaba a cierto punto se detenía repentinamente.

Noctis se aburrió completamente. Volteando a ver afuera observó el cielo.

El planeta era de hecho tres veces más grande que la tierra.

Por lo que un día dura setenta y dos horas. Aún no se acostumbra a tener que dormir de día o estar estudiando en la noche.

Siguiendo las reglas las clases duran un aproximado de ocho horas y hay otras catorce libres, repitiéndose tres veces cada día.

Actualmente son las cincuenta y ocho horas. Es de noche y las estrellas brillaron hermosamente.

Más que la luna o las estrellas un planeta cercano se puede observar desde el planeta, su superficie es verde y lo rodean veinte anillos de rocas.

Noctis suspiró viendo al planeta, un agudo dolor recorrió su espalda.

Rápidamente volvió su mirada, Wind le observó. Si estaba feliz o molesta es un misterio.

Noctis se mostró incómodo pero solo pudo sonreír tontamente.

Gotas de sudor frío recorrieron su cuello, es bastante difícil decir si la situación realmente era sería.

Siendo una academia de estudios generales realmente no esperaba que hubiera nada fuera de lo normal.

Sin embargo con lo que vio últimamente comenzó a sentir vacío en los días normales.

Aún así hay algo que le molesta ¿Qué rayos es lo que ocurre con su habilidad de oscuridad?.

Cuando vio a Jack no le vio lidiar con lo mismo que está lidiando.

Ni tampoco parecía ser tan extraño…

El aburrimiento comenzó a ganarle y estaba a punto de quedar dormido cuando la campana sonó.

El profesor se detuvo “Para la siguiente clase quiero que cada uno traiga las bases de la radioactividad y el porque representa un peligro para la vida”.

El salón fue rápidamente deshabitado y Noctis se levantó somnoliento.

Una notificación llegó repentinamente a su bandeja y lo abrió.

Era la noticia sobre un asesinato ocurrido ayer en medio del distrito belga.

El distrito belga es cercano a este lugar por lo que era normal que se propagara tal información.

Sin embargo lo que le llamó la atención es que, no hay ninguna información del fallecido.

La poca información brindada no era más que datos sobre la muerte.

Normalmente deberían dar por lo menos un nombre falso, sin embargo jamás se hizo mención alguna de su nombre.

“Supongo que suprimieron una parte de la información… Me extraña que realmente siquiera lo informaran”.

Noctis suspiró, en la mañana Brendan le informo que, junto a los demás vigilará a cualquier persona sospechosa.

“Supongo que esto y eso se relacionan…”.

Micael no hizo nada especial, tomó sus cosas y colocó un audífono
En su oído izquierdo mientras parecía cuidar la postura de su espalda.

Sus ojos estaban cansados y se encontró bostezando. Noctis se acercó a él y sonrió “¿Porqué te vez tan cansado?”.

Micael suspiró “Susan no me dejó dormir, recuerda que ayer no estuve en el dormitorio”.

Noctis frunció el ceño “Y ¿Qué hicieron para que no hayas dormido?”.

“Puf… Pues estábamos fuera en el distrito belga… Y vimos ciertas cosas e hicimos ciertas cosas…”.

Noctis levantó una de sus cejas “Eso solo me confundió”.

“¿Sabes lo que ocurrió ayer?”. Wind estaba detrás de Noctis sin que él lo notará hasta que habló.

Noctis volteó su mirada a ella “¿Cómo llegaste aquí?”.

Wind permaneció firme “Nunca lo sabrás”.

Micael sonrió incómodo y observó los alrededores “Discutamos eso en otro lugar”.

Ambos asintieron y Micael salió fuera, buscando un lugar algo alejado.

Al llegar ahí suspiró levemente. Viendo a ambos a la cara dijo “Es… Algo difícil de describir… Pero todo comenzó después de salir de clases.

Susan me preguntó si quería ir a algún lugar, pero no tenía muchas ganas de pensar así que dije que fuéramos a dónde quisiera.

Ella dijo que fuéramos al distrito belga puesto que había una tienda de collares que le interesaron.

Cuando llegamos ya era noche y tenía sueño así que nos dirigimos al lugar.

De paso compramos algunas cosas, dulces, bebidas, etc. Lo que normalmente comerías en un paseo”.

Wind levantó una de sus cejas “O una cita…”.

Noctis sacudió su cabeza “No le hagas caso, solo sigue”.

La expresión de Wind volvió a la normalidad y ya no habló.

Micael movió su cabeza confundido “Bien… Cuando llegamos al lugar ella observó varios de ellos y compró unos cuántos.

Entre ellos uno de jade, en fin cuando salimos del lugar ya habían pasado dos horas.

En la oscuridad vimos una extraña luz y acordamos ir a ver.

Al llegar nos encontramos que una mujer de apariencia sospechosa se acercó a una pared.

Susan rápidamente hizo que me inclinará mientras hacia el esfuerzo por esconderme.

Al final nos escondimos detrás de una cajas.

La mujer rápida y sutilmente golpeó la pared y un brazo detuvo su ataque, casi al instante desapareció y la mujer comenzó a correr.

No podíamos verlo pero asumíamos que perseguía a alguien. La mujer fue bastante rápida e intenté irme.

Susan sin embargo quería ver cómo terminaba así que los seguimos con cautela.

La persona de vez en cuando arrojaba cuchillos y cuando se quedó sin ellos disparó con una pistola con silenciador”.

Noctis frunció el ceño “¿Quiere eso decir que tenía un método defensivo?”.

Micael asintió “Cada vez que algo estaba a punto de impactar una especie de campo protector amarillo aparecía enfrente de ella.

En cierto punto parece que se canso de jugar y en medió de un callejón se detuvo.

El hombre también se detuvo y suspiró. Estaba listo para pelear.

Ambos arrancaron a gran velocidad pero realmente parecía que la mujer estaba jugando.

Sus golpes no le dañaban pero parecían… Falsos.

Una vez lo acorraló permaneció firme y su bolsillo sacó una gema ‘Bueno ya basta de juegos ¡Hora de morir!’.

Dijo ella mientras apretó la gema y extendió su mano derecha. El hombre vio esto confundido y yo también.

Pero mi expresión se llenó de terror cuando ella cerró su mano con fuerza, como si aplastará algo.

El hombre cayó muerto y ella volteó su mirada hacia nosotros.

Arrancó con gran velocidad queriendo perseguirnos, en esa situación lo mejor que pude pensar fue saltar al techo de una casa cercana.

Pero ella fue más rápida. Cuando estaba a punto de saltar del techo ella estaba detrás de nosotros.

Nuevamente apretó la gema pero de una forma diferente y un rayo de luz verde fue lanzado.

De mis manos mandé un relámpago pero no dejo de avanzar así que como Susan no tenía poderes prácticos para detenerlo la tome entre mis brazos y me lancé.

Aterricé en un depósito de basura encima de una barra de hierro y la mujer estaba a punto de lanzarse.

Probablemente me haya lastimado levemente la espalda, aún así el dolor era inmenso.

Todo sucedió tan rápido que ni yo ni Susan estábamos pensando plenamente así que ambos estábamos temblando.

Un escalofrío recorrió mi espalda cuando vi como apunto hacia mi. Por suerte ella se detuvo y se fue hacia atrás.

Sin pensarlo dos veces me levanté y comencé a huir, el dolor de mi espalda no era impedimento debido a mi pánico.

Aún así por la forma de correr que tuve creó que era obvio que algo pasó.

Susan estaba a mi lado y una vez estuvimos en una calle principal perdí mi impulso y Susan tuvo que ayudarme a caminar.

Advertimos a la policía pero parece que todo lo que consiguieron es lo que esta en las noticias”.

Noctis llevo su dedo índice a su boca y comenzó a reflexionar.

Wind cerró los ojos “Una gema…”.

Noctis suspiró “Parece que la gema le daba el poder o algo parecido…”.

Micael mostró una sonrisa que no era una sonrisa “Supongo que fue algo así, pero no he ido al hospital a ver qué le pasó a mi espalda ¿Podrían acompañarme?”.

Wind miró a Noctis “No tengo nada más que hacer ¿Y tú?”.

Noctis sacudió la cabeza “Vamos”.

En un muro cercano una chica de cabello oscuro sonrió “Con que así es”.

Fin del capitulo LIV

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.