Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 56

Jamás olvidare ese juramento

Un hombre de cabello y ojos verdes suspiró al leer una carta
“¿Hace cuánto que matamos a Hen? No lo recuerdo claramente”.

Lo dijo al ver a un niño de no más de diez años practicando su fuera de la casa con la espada.

Al verlo sus ojos se llenaron de renuencia y susurró “La principal razón de porque decidimos ayudarlo era por ti”.

El hombre suspiró, realmente si no fuera por ellos Zilk no hubiera llegado a dónde está.

Ahora no existía otro veredicto que sí, no podían negarse a sus contratos, con su posición actual nada podría derrotarlo.

En términos políticos él es, como un sacerdote de la antigüedad, con fuero absoluto.

Aún siendo uno de sus clientes después de denunciarles nada ocurriría con su persona.

Al final volteó su mirada al niño.

A pesar de encaminar su cultivacion a la edad de ocho años apenas ha llegado a la tercera etapa del reino mortal.

¡Realmente no tiene talento!.

Al final el hombre suspiró “Por lo menos tiene algo de talento… De otra forma ¡Sería imposible para él cultivar!”.

Sacudiendo suavemente la cabeza despejó su mente de todo eso y caminó hacia fuera de la casa.

En ella el niño golpeó un muñeco de pruebas con todas sus fuerzas. Aún después de infundir la espada con qi apenas logró producir cortes no muy profundos.

El niño estaba llenó de sudor y al ver al hombre salir dijo “¡Padre!, ¡Mirá!, mirá he mejorado”.

El hombre se acercó lentamente y al estar frente a él dijo con una cálida sonrisa “¡Lo veo muy buen!”.

El niño sonrió y dijo con los ojos llenos de emoción “¿Cuándo creés que pueda avanzar en mi nivel de cultivacion?”.

El hombre rió suavemente “Lo hará cuando tenga que hacerlo” dijo tratando de dar ánimos.

El niño asintió con una sonrisa y no dijo nada más.

Agachándose puso su mano en la cabeza del niño “Wan voy a ir de caza, volveré en unos días. ¡Sigue practicando y mejoraras!”.

Wan asintió “¡Sí, padre!”.

El hombre asintió y comenzó a irse. El bosque de las mil muertes es bastante lejano por lo que llegó después de media hora.

Una vez sumergido en la entrada del bosque susurró “Este será mi último trabajo… Estoy cansado de todo esto”.

A pesar de saber que no es su hijo, desarrolló un afecto hacía él tras todos estos años fingiendo ser su padre.

Se podría decir que al final realmente se volvió su padre… Eso también cambió su forma de ser.

Ya no le provoca la misma emoción el campo de batalla y comenzó a sentir empatía.

En un principio pensó en criar a Wan para después absorber su cultivacion…

Pero eso ya no le importa, en este punto lo único que quiso es que su “hijo” no sufriera por su falta de talento

Incluso entre las relaciones de sangre, realmente ese tipo de preocupación por los parientes suele ser falsa.

Al menos en mundo de la cultivacion… “¡Los intereses valen más que incluso tu familia!” Es el razonamiento de muchos.

Los cultivadores ortodoxos normalmente van de la manera “Correcta”.

Mientras que los no-ortodoxos si quieren algo lo harán directamente.

La diferencia no es mucha, se podría decir que la diferencia es únicamente que los ortodoxos forman enormes teatros.

Mientras que a los no-ortodoxos no les importa manchar su nombre ni el de su familia.

No muy dentro del bosque se acercó a cierta formación de piedras. Colocándolas tal y como se le dijo.

Al formar el círculo una formación se activó y Zilk apareció aunque realmente no apareció sino una versión ilusoria.

El Zilk formado de energía volteó su mirada al hombre “Vaya que tardas Gū ér”.

Gū ér se inclinó “Lo se pero… Los mensajes por bestias de piedra tardan mucho en llegar”.

Zilk no prestó mucha atención a sus palabras “Oh, ya veo, como bien sabrás ni objetivo de corromper todo desde dentro ha ido bien”.

Gū ér asintió “Sí…”.

Zilk suspiró “Simplemente quieró que castigues a la princesa desobediente, ¡No la mates! Aún no es tiempo…”.

Gū ér suspiró “Y ¿De qué manera lo hago?”.

Zilk respiró profundamente “He dejado unos planos debajo de la roca puntiaguda, la manera lo dejó a tu discernimiento”.

Seguidamente Zilk dio media vuelta y desapareció. La formación se desactivó

Gū ér suspiró y comenzó a buscar con la mirada tal roca, al verla se detuvo y caminó hacia la roca.

La roca no era muy grande, como mucho podría molestar cargarla entre los brazos, además de claro la punta que tiene encima.

La punta no es muy fina, dandole más que nada la forma de una gota de agua.

Al levantarla arrojó la roca y vio un rollo de jade. Al abrirlo encontró una gran descripción del palacio.

El tipo de materiales usados, problemas estructurales, debilidades en la seguridad, etc.

“Huh, parece que realmente se lo tomó en serio, si solo quiere que la “castigue” ¿Porqué hacer todo esto?”.

Finalmente salió del bosque de las mil muertes y observó el cielo. [Recuerda las palabras que siempre te ayudaron…] “¡Sin dudar!”.

Sus ojos se llenaron de un ligero brillo naranja. A gran velocidad arrancó hacia una pequeña ciudad relativamente cercana a la capital.

A pesar de ir a gran velocidad no hacía mucho ruido, de hecho el ruido es sutil y sus movimientos hacen difícil ver su figura.

El paisaje es bastante disparejo, después de salir del bosque hay un pequeño desierto.

Esto en si no es raro, sucede muchas veces en la naturaleza, pero simplemente no parecían encajar.

_Parte 2_

Una habitación blanca casi vacía, en esta habitación Noctis y Wind esperaron el análisis de Micael.

Un hombre el bata blanca le indicó que se acostara en la cama a su lado.

Apenas lo hizo el hombre observó una consola y presionó varios botones.

Una luz asuliza se extendió en su espalda y una imagen completa de esta apareció en la pantalla superior a la consola.

“Mhm, sin duda es normal que sientas malestar, pero no es serio”.

Noctis frunció el ceño “¿No sé fracturó ninguna parte de la espalda?”.

El hombre de bata blanca negó “No, por lo menos no del todo, deberías usar células de curación y para estar seguros cuidar tu espalda por un par de meses”.

Después de hablar tomó un papel y comenzó a escribir. Después de terminar se lo dio en la mano a Micael.

“Esto ayudará a reducir el dolor, toma solo la cantidad especificada”.

Micael asintió y con cuidado se levantó, “Bueno ¿A dónde vamos?”.

Noctis y Wind suspiraron “Ni idea”.

Micael sonrió “¿Cuánto es por la consulta?”.

El hombre de bata blanca extendió su mano “Ciento veintitrés kiri”.

Micael sacó su cartera y le entregó dos billetes y una moneda.

El hombre asintió y volvió a su silla al lado de la consola.

Después todos salieron hasta la calle principal. Micael suspiró “Espero que esto no afecté mucho mis capacidades”.

“¿Qué es exactamente lo que temes?” dijo Wind.

Micael observó su entorno “Bueno… Muchas cosas, específicamente esperó que no me restrinja de mi trabajo”.

Noctis se sorprendió “¿Tienes trabajo?”.

Micael levantó su ceja derecha “¿Acaso ustedes no?”.

“Beca completa” Wind apuntó a Noctis.

“Hija del dueño de una empresa”Noctis apuntó a Wind.

Micael retrocedió un paso “¡Que sincronización tan aterradora!”

Con un suspiró dijo “Bueno, ustedes ya lo tienen hecho, pero yo tengo que trabajar a medio tiempo”.

Noctis asintió “Así parece, aunque, las cosas pueden cambiar…”.

Mientras caminaron pasaron por algunas tiendas, Wind se paró enfrente de una “¿Quieren algo? Yo invitó”.

Noctis pasó su mirada por toda la tienda “No…”.

Micael asintió “Un refresco”.

Wind asintió, dio media vuelta a la tienda y entró.

Micael volteó su mirada hacia Noctis “Ahora que lo pienso jamás te he visto comprar nada”.

Noctis reflexionó y con un suspiró dijo “Me parece vano comer o tomar eso, usualmente solo compró cosas esenciales, es por eso que mi cuenta tiene bastantes ceros”.

Después de una pausa dijo “… Eso y mis inversiones…”

Micael rió algo confuso. Seguidamente Wind salió y lanzó una botella a Micael, este por poco atrapando la botella.

En sus manos hay dos bolsas, una de donas y otra de almendras.

En la izquierda están las almendras, rápidamente las movió hacia Noctis “Ten”.

Noctis estaba a punto de refutar cuándo sus ojos se íluminaron y asintió levemente “Gracias…”.

Wind suspiró aliviada “Bueno… Ya me tengo que ir, se me acaba el tiempo antes de la reunión familiar”.

Micael sonrió “Nos vemos luego, ten una buena tarde”.

Noctis asintió “Nos vemos Wind” sus palabras a pesar de ser cortas no fueron con el mismo tono aburrido de siempre sino uno cálido y relajado.

Wind lo notó y se despidió, mientras tomó una ruta distinta.

Noctis y Micael caminaron por la misma senda y cuando Micael estaba por ir a la zona de dormitorios, Noctis tocó su hombro.

“Me tengo que ir, pero si llegas a necesitar ayuda económica puedo ayudarte”.

Micael asintió y siguió su camino “Gracias”.

Por otro lado Noctis caminó hacia el edificio central.

Micael caminó hasta el frente de la habitación. Ahí Susan esperó por su llegada pacientemente.

Susan al verlo tocó su propio hombro “… Lamentó lo que pasó ayer”.

Micael suspiró “No hay necesidad de disculparte, lo entiendo todo”.

Susan colocó sus manos en el centro de su pecho “¿A qué te refieres con que lo entiendes?”.

Micael rió irónicamente “Te conozco desde hace ya mucho, ¿Crees que no sé que algo así llamó tu atención y por curiosidad casi nos matas?”.

“La curiosidad mató al gato… Lamentó haber no prestado atención a esa advertencia” Susan mostró una expresión triste.

“Pero la satisfacción lo revivió” Micael caminó hacia enfrente de ella.

“¿Eh?” Una lágrima recorrió su mejilla.

Micael tocó el hombro de Susan y sonrió “El final del dicho es que la satisfacción lo revivió”.

Susan comenzó a llorar suavemente y dijo con una voz inestable “Eso no arregla nada ¡Estás herido y casi morimos por mi culpa!”.

Micael sacudió la cabeza “No te mortifiques por ello, ¡Mírame sigo vivo!… Solo… Solo… Intenta ser prudente la siguiente vez”.

Una gran ola surgió en Susan cuándo cayeron esas palabras en sus oídos, en el momento en el que intentó decir algo sus ojos se llenaron de claridad.

Su mirada se tornó en renuencia y se detuvo en su lugar “Yo… Lo siento…”.

Micael suspiró “No te sientas mal, no busques mi perdón, no hay nada que perdonar”.

Susan golpeó suavemente el pecho de Micael “¿Porqué?… ¿Porqué?, Una persona normal me estaría hechando en cara lo que hice y que casi nos mató”.

Micael sonrió cálidamente “No tengo porque hacerlo, he reflexionado y me di cuenta que si hubiera estado solo también lo hubiera hecho ¿Porqué debería remarcar algo que yo también habría hecho?, ¿¡No sería eso hipócrita de mi parte!?”.

Susan se retiró y sostuvo su brazo izquierdo “Pero tu no hubieras puesto en peligro a tu compañero”.

“Acompañado o en solitario es todo lo mismo, si yo hubiera muerto ¿¡No te habría afectado!?”.

Las pupilas de Susan se contrajeron y respiró profundamente “Si… Si lo habría hecho”.

Dando un paso hacia atrás sonrió débilmente “Tienes razón… ¡Intentaré ser más prudente!” dijo con un rastro de duda.

Micael suspiró y sacó una vieja y arrugada hoja “¿Recuerdas esto?”.

Susan sacudió la cabeza “No”.

“Es el juramento que hicimos cuando niños, lo registramos en esta hoja hace tantos años”.

Susan tomó la hoja, la escritura es bastante mala y debajo hay dos firmas que cualquiera diría que parecen falsas.

Susan recordó mientras leía y lágrimas recorrieron sus mejillas “¿Enserio guardaste esto todo este tiempo?, ¿Porqué?”.

Micael también comenzó a soltar lágrimas, dijo nostálgico y algo melancólico “Bueno… es un símbolo de nuestra amistad ¿No?”.

Susan limpio las lágrimas en sus ojos “Que infantil”.

Micael con una voz inestable dijo “Puede que te parezca infantil pero… ¡Jamás podré olvidarlo!”.

Susan susurró “… Tonto…”.

“Sí, soy tonto por perdonarte fácilmente, soy patético por aferrarme a un juramento, soy débil por no ser capaz de estar enojado contigo… Pero esas son pruebas de que existo, de que soy humano”.

Susan levantó sus brazos a la altura de sus hombros y abrazó a Micael “¿Acaso no dudas de mí?, ¿Acaso no creés que pueda intentar matarte mientras te abrazo?”.

Micael sonrió “La duda es una cosa inevitable, pero confío en tí, te conozco desde mucho y ¡Sé que no lo harás!”.

Susan asintió “Parece que realmente confías en mí…”.

Micael dijo algo melancólico “Confío, confío en ti y te quiero, así que no estés triste, no te sientas culpable, no hiciste nada malo y si creés que lo hiciste, ambos lo hicimos, ambos llevamos ese mal”.

Susan asintió aliviada y respiró profundamente “Bien, por lo menos dejame ayudarte”.

_Parte 3_

Brendan suspiró, su expresión es sombría y está reflexionando en su escritorio.

Noctis frente a el preguntó “¿Que sucede?”.

Brendan suspiró nuevamente “Problema tras problema, no dejan de venir, he estado pensando bastante y no encuentro solución alguna”.

Noctis observó por fuera de la ventana “¿Está relacionado con lo del asesinato en el distrito belga?”.

“Sí, es un gran dolor de cabeza, no te imaginas con lo que estoy lidiando”.

Noctis asintió “Así es, no soy capaz de imaginarlo”.

Brendan repentinamente se iluminó y dijo “Me iré de vacaciones falsas durante dos semanas, no digas a nadie que realmente sigo aquí, si realmente no sucede nada me relájate e iré a vacaciones reales”.

Noctis asintió “Como usted diga”.

Al mismo tiempo. En una montaña hay un hombre joven de cabello blanco sentado sobre una silla de madera.

Una ardilla encima de su hombro murmuró algo a sus oídos.

El hombre entrecerró sus ojos y con una sonrisa dijo “No caeré tan fácilmente, ¡Que comience está guerra!”.

Fin del capitulo LV

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.