Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 57

La “muerte” de la princesa

Un palacio normalmente está lleno de lujos y suele ser bastante grande.

Gū ér parado frente al palacio de la princesa vistió ropajes negros que cubrieron su rostro.

Observando el palacio y sus alrededores suspiró “No veo orgullo ostentoso ni avaricia en este lugar…”.

Desapareció rápidamente y volvió a aparecer en el techo, una ventana abierta mostró el interior del lugar.

Era simple y sencillamente un pequeño lugar dividido en habitaciones conectadas por pasillos.

Las paredes están hechas de piedra blanca tallada con inscripciones. Las puertas son de madera de acacia y los pisos de arenisca roja.

Realmente no es a lo que alguien llamaría elaborado. Gū ér asintió y desapareció, en medio de los sirvientes apareció una gema.

Lo mismo fue en el medio de la cocina, el área de aseo, la fuente y la habitación de la princesa.

Cada gema fue puesta sigilosamente y con intención de ser difíciles de notar. Repentinamente Gū ér salió desde la sombra de un mueble.

En su mano un cuchillo llenó de intención apunto hacia ella. A su lado hay una chica de apariencia similar.

Gū ér suspiró y preparó otro cuchillo.

Tomó el cuchillo y lo bañó en un extraño líquido verde. Entonces lanzó ambos, no con el objetivo de matarlas y estaba a punto de irse cuando una de ellas tomó ambos cuchillos con sus dedos.

Su mano derecha completamente desnuda detuvo los cuchillos que se dirigían hacia ellas.

Gū ér suspiró “Parece que utiliza un artefacto para esconder su cultivacion… Tendrá que ser a la antigua”.

Con un paso desapareció y apareció detrás de la chica, con fuerza intento apuñalar a su espalda.

Sin embargo la otra chica atacó usando una espada y atravesó parte del riñón de Gū ér antes de que desapareciera.

Gū ér apareció fuera del palacio, de su estómago salió sangre y presionó con su mano mientras caminó fuera de la zona.

Las chicas vieron los cuchillos, en ellos hay una nota que dice ‘Espero de la manera más sincera, aprendas a comportarte’.

Apenas leyó la nota la princesa entró en irá “¡Zilk!” después se dirigió a sus sirvientes y dijo “Atención a todos, ¡Busquen a cualquier persona sospechosa!”.

Todos asintieron y no preguntaron nada. Al oír tal cosa Gū ér suspiró “No quería recurrir a esto… Pero… ¡Ustedes me forzaron!”.

Haciendo un sello con sus manos el palacio comenzó a temblar y un gran brillo se extendió.

Al ver esto una de las chicas llenó su mano de energía y empujó a la otra fuera del palacio.

La chica salió volando a gran velocidad y apenas se salvó. El brillo se extendió por todo el palacio.

En un instante el brillo se retrajó al centro del palacio e inmediatamente se expandió generando una onda de choque que la empujó aún más lejos.

En nada de tiempo todo desapareció y el palacio ya no existió.

El sonido del crujir se extendió cuando la chica se estrelló contra una gran roca cercana.

Una gran bocanada de sangre salió de su boca y colocó su mano derecha en su abdomen mientras se alejó.

La cantidad de cosas que se estrellaron contra su cuerpo en ese poco tiempo causo cientas de pequeñas heridas.

Su ropa está rasgada a la mitad y sangre brota de distintas partes de su cuerpo.

Después de caminar durante un rato encontró un río y sonrió “Así que quieres un cadáver, ¡Pues un cadáver te daré!”.

Extendiendo sus brazos la locura llenó sus ojos y una risa melancólica surgió.

Escupió dos grandes bocanadas de sangre y su piel palidecio de una manera muy notable.

Su cuerpo desnudo se manifestó frente a ella, llena de sangre y con ojos vacíos, este cuerpo cayó al agua y no respiró.

Después de eso comenzó a avanzar por el río sin importarle su dañado y débil cuerpo.

Cualquier persona al verla así pensaría que está en sus últimos momentos y va a un lugar especial a perecer…

Al pasar en el agua del río su cuerpo fue limpiado en parte, sin embargo la sangre a pesar de no salir de la misma manera todavía escapó de su cuerpo.

Parada del otro lado del río intentó concentrarse.

Su consciencia se desvanecía y cada vez podía pensar menos. Suspirando concentró una gran cantidad de energía en su corazón.

“No me gusta usar técnicas de sangre pero… ¡No puedo detenerme aquí!”.

Una gran onda de energía entró en su corazón y grandes cantidades de sangre llenaron la faltante.

Sin embargo una gran parte sobró por lo que rápidamente señaló cada uno de los lugares dañados de su cuerpo.

Una pequeña capa de sangre se movería al lugar y se secaría casi inmediatamente.

La sangre que quedó incluso después de esto la escupió en el río, encima del “cadáver”.

Después de pensar durante un rato, sacó una espada e hizo miles de pequeñas heridas en el cuerpo.

Algunas grandes como provocadas al rosar una roca grande y usando una bola de luz concentrada una que otra quemadura.

Al estar segura que parecía dañada por una explosión que incluyó varios objetos volando hacia ella, se relajó.

“¡Maldito Zilk!, esta vez no me dejaste otra opción…”.

Elevando su brazo perdió la locura y se llenó de extrañeza, un extraño sentimiento.

Odio, dolor y tristeza, de eso se llenó su mente cuando cortó con su dedo índice como si intentará rasgar el espacio.

Una pequeña grieta azul se extendió enfrente de ella y entró en esta.

Con un suspiro cerró la grieta y cayó agotada. En tan solo un minuto pasó de estar descansando en un palacio junto a su mejor amiga a estar en este estado tan lamentable.

Sus ojos llenos de fatiga observaron el exterior “Los planes de Zilk son caóticos… Todavía no sé si realmente me quiere muerta… Pero no planeó irme sin ver este espectáculo”.

Gū ér en la distancia vio nuevamente dónde estaba el palacio “No sé si es bueno o malo pero mi plan de respaldo falló…”.

_Parte 2_

Yi lentamente abrió los ojos, la sensación que tiene es extraña, como si hubiera dormido durante un buen rato.

Movió sus manos como intentando agarrar algo mientras las observó “¿Esto fue causado por la semilla?”.

Un extraño dolor punzante surgió en su mente y colocó su mano derecha en su frente “No, eso fue después”.

En su mente surgieron sellos llenos de los elementos que maneja actualmente.

“Exactamente, ¿Qué sucedió?” después de preguntarse eso, se concentró frente a el.

Su velocidad es demasiado grande para que su cuerpo pueda soportar un impacto así, por lo que creó algo de resistencia para disminuir su velocidad.

Delante de él solo había infinito vacío y a lo lejos muchas estrellas que parecían tan pequeñas que pudiera agarrar grandes cantidades con una sola de sus manos.

Sin embargo están a una distancia inimaginablemente más grande que su cuerpo.

Las galaxias desde su posición parecían apenas más grandes que el mismo.

Detrás de el la vía láctea no parecía tan grande pero tampoco pequeña, aún se puede ver su tamaño colosal.

El agujero negro súper masivo en el centro llamo su atención y lo observó durante algunas horas.

De vez en cuando daba un vistazo general a toda la galaxia y como interactúa con el agujero en el medio.

Al final suspiro y se centró en una galaxia con un espectro de color algo verdoso pero extrañamente también azul.

Creando una especie de turquesa semi transparente, algo brillante por las estrellas.

“Supongo que luego puedo preguntar… Pero, por otro lado, Me pregunto si estoy recorriendo el camino correcto ¿Realmente tengo que hacer todo esto?”.

Caminando a paso lento se dirigió hacia esa galaxia turquesa, llevando su mano derecha hacia su mandíbula dijo “Como sea, tendré más tiempo del que necesitó para pensar”.

Realmente parecía perdido, como si hubiera tomado una dirección al azar y algo dudoso.

Sin embargo estaba seguro, aunque la distancia y colocación son diferentes es la única que coincide con el mapa que le dio Sein.

Su avance parecía algo lento, con el tiempo fue aumentando la velocidad y después de un largo rato fue tan rápido como un relámpago.

Mientras tanto energía entró en su cuerpo en grandes cantidades, una parte de ella se vertió directamente en la oscuridad.

Después de unas horas la oscuridad en su mar de qi se volvió más fuerte y llena de vigor, igual que una espada deseosa de sangre.

Los ojos de Yi se íluminaron “Ya veo…”.

_Parte 3_

Zeke está sentado en medio de una cascada, el agua cayó en su cabeza, su ropa… Ni hablar de empapada, se esta desbaratando.

El puercoespín que lo acompaño está disfrutando de una pila de hojas al lado del río.

Acostado en el pasto comió las hojas mientras una extraña corriente de viento recolectaba más.

Todas las hojas traídas son verdes e hidratadas, no hay una sola seca en esa pila, lo que resulta extraño.

Finalmente Zeke suspiró y se levantó, el agua cayendo no parecía afectarle en lo más mínimo.

Sus ojos están cerrados dándole una imagen calmada.

Con un salto llegó frente al puercoespín y palmeó sus manos.

La corriente se detuvo repentinamente y en su lugar una nueva surgió, envolviendo la pila de hojas es flotó frente a él.

Sin ningún cambio en su expresión apunto hacia un lugar específico y la pila de hojas se dirigieron hacia ese lugar.

Se agachó y recogió al puercoespín entre sus brazos, el puercoespín se acomodó mientras observó a dónde se dirigía.

Zeke se paró y comenzó a ir hacia dónde apuntó a la pila de hojas y de vez en cuando palmeó sus manos tanto como pudo.

Después de una corta caminata, una nave llena de polvo estaba frente a él.

Sin dilación entró en ella y se dirigió hacia la consola de mando.

Después de presionar una serie de botones, la nave despegó y salió del planeta.

Apenas salió de la atmósfera del planeta un mensaje llegó a su correo electrónico.

Abrió los ojos solo lo suficiente y desplegó el menú de su brazalete, después de observar la notificación, la abrió y se mostró el contenido del mensaje.

Comenzó a leerlo y mientras avanzaba, una sonrisa figuró en su rostro.

Rápidamente hizo un gesto y el brazalete se apagó, volvió a cerrar sus ojos y presionó otra serie de botones.

El espacio alrededor sé distorsionó y la nave desapareció.

Capitulo LVI

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.