Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 58

¿Lo recuerdas?

Una joven mujer caminó apresurada y llena de angustia, ha sido encargada de algo peligroso, su corazón no dejó de latir, si no se lo tomara bien, su vida podría terminar.

Pasillos lujosos y llenos de ostentoso orgullo, la intención orgullosa y llena de codicia es tan densa que incluso se puede oler.

Provocando escalofríos en cualquiera que viviera en este lugar.

A Zilk no le afectó, es más se sintió como si perteneciera a tal lugar.

Tranquilo en su escritorio de mármol observó fuera de la ventana el paisaje, un reino relativamente pacífico y próspero.

Su visión se tornó en algo diferente, algo extraño, una visión distorsionada e irregular.

Un mundo lleno de extrañeza, edificios medio enterrados e inclinados, casas de al revés, un cielo oscuro, un sol moribundo, una esfera morada con una luz intermitente que envío pulsos.

La esfera viendo por debajo a todo el mundo con cada pulso transformó el mundo.

Volviéndose más irregular y desquiciado, lentamente se volvió un verdadero final, lo irreal se volvió real, el cielo cambió lugar con la tierra, el mar comenzó a flotar como una burbuja de agua.

Las piedras formaron un anillo que se movió a través del planeta acelerando su movimiento.

Un sonido repentino detuvo sus pensamientos, el sonido de alguien tocando su puerta.

Dijo sin mucha calma pero tampoco impaciencia “¡Habla!”.

La mujer frente a la puerta dijo nerviosa “Y-yo fui ordenada de darle noticias”.

Zilk frunció el ceño “¿Qué noticias?”.

Con un suspiro la mujer dijo “El palacio real de la princesa fue destrozado en una posible explosión y se creé ella murió”.

La expresión de Zilk se volvió sombría “Te puedes retirar, ¡Prepara un equipo de búsqueda!”.

La mujer asintió y se fue corriendo, Zilk suspiró y observó el palacio del príncipe “Las cosas no concuerdan con mis planes…”.

Después de reflexionar soltó una sonrisa sombría “Aunque… Podría volcar el asunto y llevarlo a mi favor”.

Zilk tomó un respiro y se levantó “Solo tengo que usar correctamente cada peón”.

Lentamente caminó hacia una estantería llena de libros. Colocó sus manos en dos libros, uno azul y otro rojo.

Sin mucho esfuerzo separó la estantería revelando un camino oscuro. Al entrar cerró la estantería y se sumergió en el oscuro sendero.

_Parte 2_

30 de agosto 2553

Noctis está en el techo de un edificio, sentado en el borde.

Reflexionando sobre las palabras de Brendan, le resultó extraño su plan, no, simplemente le falta información.

Todo lo que hizo después fue completamente fuera de lugar, aunque que ganaría con preguntarse.

Sin embargo no pudo evitarlo, estaba pensando demasiado sobre ello.

Ya estaba amaneciendo pero el no se siente particularmente cansado. En este punto no hay razón para seguir aquí.

Sacudió su cabeza y saltó, pero cayó como si llevará un paracaídas, a una velocidad leve.

“¿Habrá sido todo nada más que un señuelo?”.

Al aterrizar caminó hacia el edificio de las aulas, no es especialmente temprano por lo que ya hay gente ahí.

Normalmente solo profesores preparando sus clases o estudiantes a qué prefieren llegar temprano.

De camino unas cuantas personas lo saludaron con un clásico “Hola”, de vez en cuando un “Buenos días”.

Claro hay personas que simplemente pasaron de él pero simplemente no importó.

No siente ningún tipo de familiaridad hacia esas personas por lo que tales actuaciones no muestran nada hacia él.

Claro como una muestra de amabilidad devolvía el saludo. Más sin embargo no hay emoción tras tal saludo.

Cada vez que recorre los caminos, los pasillos, las aulas, sus ojos se llenan de extrañeza.

Además de unas contadas cosas nada le ata a este lugar y eso solo le causa más extrañeza.

No es que no sienta familiaridad con el lugar, parte de su trabajo es conocer las partes del lugar.

Este sentimiento que le invade resulta extraño por lo que solo lo confunde más, mientras pensaba finalmente llegó.

El aula estaba vacía, a excepción de una persona, claro a parte de él, Wind.

Wind está sentada en su asiento, esperando que algo suceda, su ánimo ya no es como ayer y se ve desanimada.

Noctis suspiró, la extrañeza en sus ojos desapareció pero ahora otro sentimiento ahogaba su interior.

Lentamente caminó hacia ella y le saludó.

Wind observó a sus alrededores y cuando vio a Noctis devolvió el saludo, su expresión es difícil de describir.

Parece triste y algo feliz pero predominantemente triste, Noctis tocó el hombro de Wind y preguntó “¿Está todo bien?”.

Wind levantó la cabeza con extrañeza, sus ojos estaban desconcentrados y al oír sus palabras se concentró en él.

Su mirada bajo levemente “No es nada… Solo unos cuantos problemas familiares, ya sabes un clásico”.

Noctis suspiro “Supongo que puede ser triste, pero no te desanimes, todos alguna vez han tenido problemas con su familia”.

Wind asintió “Tienes razón, es solo que… No sé si puedo cumplir con sus exigencias”.

Noctis asintió también “Todo en el mundo encuentra su equilibrio, tus ventajas vienen con una gran carga, espero seas capaz de soportarla”.

Wind agarro el borde la manga de Noctis “Si no puedo soportarla tú ¿Me ayudarás?”.

Noctis sonrió levemente “Claro ¿Porqué habría de no hacerlo?”.

“Tu trabajo como un… ¿Vigilante?”.

“Creo que eso queda mejor… Aunque no ha ocurrido nada verdaderamente importante”.

Wind rió con suavidad “Ya no son niños inmaduros…”.

La cara de Noctis se tornó sombría “Eso supongo… Aunque pienso que no es por los alumnos, sino algo diferente…”.

Wind rió como si hubiera recuperado ánimos “¿Una invasión?”.

El rostro de Noctis permaneció igual y no habló. Wind bajó su cabeza levemente y suspiró.

Noctis respiró profundamente y mostró una cálida sonrisa “No es nada, deberíamos caminar para que despejes tu mente”.

Wind asintió “Será lo mejor… ¡Vamos!”.

_Parte 3_

Micael suspiró, está acostado en su cama y un dolor agudo pasó por su columna vertebral, provocando gran incomodidad.

Debe descansar hasta la hora de clases pero… Por alguna extraña razón, ganas de salir surgieron en él.

“¿Cómo se sentirá?” Su vista centrada en el techo no le provocó interés, solo un extraño sentimiento de soledad.

No es una soledad completa, sino una soledad momentánea y fugaz.

Llevó su mirada hacia los lados, del lado izquierdo está la cama vacía de Noctis, del lado derecho una silla solitaria.

Está solo amaneciendo por lo que la luz no ha llegado a su cuarto y está cubierto por oscuridad.

El sistema de enfriado no se apagó por lo que hace frío.

Sus ojos están apagados y la pereza lo llenó, su apariencia es bastante sombría, su piel algo palida por la falta de luz.

Sin embargo algo interrumpió sus pensamientos, la puerta se abrió, al mismo tiempo que la luz llegó a las ventanas  y la luz entró.

Su piel ya no parecía palida, sus ojos recuperaron su vitalidad al verla.

“Buenos días” Al tiempo que lo dijo apagó el sistema de enfriado permitiendo que el calor vuelva a su cuerpo.

Micael figuró una sonrisa débil “Buenos días”.

Un gran cambió surgió en el ambiente y Micael se llenó de tranquilidad.

Susan caminó hasta él “Te ves algo mal, ¿Estás bien?”.

Micael suspiró “Tecnicamente si, pero me siento algo raro…”

Susan se sentó en aquella silla “Es normal, ¿Todavía recuerdas lo que pasó esa vez hace tres años?”.

Micael cerro los ojos y pensó, sus recuerdos están desparramados y desordenados, sin embargo de alguna manera logró encontrarlo “Sí, la vez que se te fracturó el brazo izquierdo”.

Susan asintió “¿Recuerdas las palabras que me dijiste?”.

Micael reflexionó durante un rato, no puede recordar que fue lo dijo.

Indagando en su mente no encontró nada, “No, no lo recuerdo…”.

“Me lo esperaba… Después de todo fueron solo unas palabras pero significaron mucho y me permitieron avanzar”. Susan dijo mientras recordó lo que ocurrió durante ese periodo.

Micael suspiró “Aunque quiero no puedo recordarlo…”.

Susan sonrió débilmente “Supongo que así funciona la memoria, solo olvidas las cosas”.

“Supongo que tienes razón, ¿Puedes decirme cuáles fueron mis palabras?” La expresión de Micael se volvió cálida.

La sonrisa en Susan obtuvo fuerza y se volvió una sonrisa completa “Claro… Esas palabras fueron… ‘No te sientas mal, esto es solo temporal, te vas a curar y podrás seguir tu vida normalmente, solo… Solo espera, yo sé que tú puedes aguantar’, eso me motivó, aunque pueda sonar tonto”.

Micael se sorprendió y rió en un tono bajo “No, no lo es, te entiendo”.

_Parte 4_

Ledia suspiró, está en la playa y a su lado Brendan descanso en una especie de hamaca.

En el lugar donde están el sol ya ha salido desde hace horas y hay una temperatura elevada, digna de una playa cálida.

Ella está sentada y volvió su mirada “¿Porqué dijiste que ibas a ir a vacaciones falsas si estamos en vacaciones reales?”.

Brendan miró al océano “Todo es parte de mi plan”.

Ledia cerró y abrió sus ojos parpadeando rápidamente “¿Si vas a pelear una guerra no sería esto una terrible táctica?”.

Brendan levantó su mano derecha y tomó su bebida “El rey es el primero que debe moverse”.

Ledia negó “No creo que así funcione, y si aún fuera así ¿Porqué estamos aquí en lugar de movernos?”.

Brendan suspiró “Se que parece no tener sentido, y realmente no lo tiene a primera vista, pero ese es el punto”.

“¿Qué?” Ledia está confundida y no es capaz de comprender sus palabras.

“Solo observa las noticias” Después de decirlo Brendan bebió un sorbo de su bebida.

Ledia asintió y una pantalla apareció frente a ella, sin necesidad de moverse la pantalla siguió sus pensamientos.

Una vez llegó comenzó a leer entre las páginas y llegó a una noticia publicada justo en la mañana.

Al leerla sus ojos se entrecerraron “Yo no veo todo eso aquí”.

Brendan se puso sus lentes de sol y dijo “Lo dejo a tu interpretación”.

Fin del capitulo LVI

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.