Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 63

Noche en la colina

En todo el campo qué forma la academia hay muchas zonas sin edificios ni construcciones.

Se podría decir que son áreas verdes, aunque realmente son áreas para asemejar a un ambiente saludable.

El pasto de estas tierras es especialmente sano y abundante, estas tierras al no haber sido utilizadas antes, conservan la mayor parte de sus minerales y nutrientes, haciéndolas tierras fértiles.

Entre todo esto hay una pequeña colina, parece nada más que un bulto en el suelo, su altura a partir del suelo no excedió los cuatro metros.

Con una especie de altar circular por encima, su color es grisáceo y se desconoce de que fue hecho o quién la hizo, algo grande con un radio de dos metros, y una altura de treinta centímetros, en el centro hay una gema incrustada y por el frente una inscripción.

La inscripción pareció hecha por la fuerza no mucho tiempo después que el altar fuera completado, pero eso no parece posible, la antigüedad se estima en varios millones de años.

El idioma es desconocido y extraño, por si fuera poco, realmente no existe ningún registro sobre escrituras parecidas por lo que despertó el interés de varias personas.

En especial gente que creé que hubo civilizaciones anteriores a la seres humanos.

Al final todo quedó en nada, Brendan construyó la academia en este terrenos que aisló del mundo convirtiéndo el lugar en una isla flotante.

Aún así conservó este altar al proclamarlo como patrimonio escolar.

Pocas personas saben la verdadera razón tras de esto ya que para empezar no había ninguna relación entre el altar y la academia.

Noctis se encontró sentando en la colina, apoyado en el altar al lado de la inscripción y observando el atardecer.

Una luz azul con toques rojizos cubrió el mundo, una hermosa vista, lastima que se vea cada setenta y dos horas.

La luz azul que retrocedió frente a la llegada de la oscuridad y el contraste que genera.

Realmente pareció un mundo azul, pero eventualmente terminó mientras la luz abandonó el mundo y solo la oscuridad predominó.

Las luces de los edificios no se hicieron esperar, como un espectáculo de luces una se prendió tras otra.

Pero esto fue en un periodo muy corto de tiempo por lo que sería difícil distinguir por donde empezó y donde terminó.

Noctis chasqueó los dedos de su mano derecha y una esfera de luz blanca surgió encima de esta.

Se elevó hasta la altura de dos metros, ahí se detuvo, iluminó solo una parte de la colina pero la intensidad de la luz era lo suficientemente como para verse desde lejos.

Con un balanceo se levantó y dio media vuelta quedando parado frente a la inscripción.

En su mano derecha se formó un palo de luz, en apariencia su brillo es muy puro pero no tiene nada de especial.

Cualquiera que se acercase sentiría una gran cantidad de calor y si alguna criatura sobrenatural lo viera sería capaz de percibir una gran cantidad de energía concentrada.

Sacudiendo su mano el palo salió disparado a la inscripción.

Sorprendentemente no solo no fue atravesada, el palo fue detenido en el momento en el que chocaron y fue absorbido por una extraña fuerza dentro del altar.

Ni siquiera quedó una marca de quemadura, fue como si nada hubiera sucedido.

“…” Noctis permaneció en silencio, no pareció muy sorprendido pero es obvio en su mirar que no esperaba que eso ocurriera.

Una suave corriente de viento sopló moviendo su cabello y el pasto con delicadeza.

“Intentando dañar propiedad escolar, eh” una suave y tranquila voz surgió tras de él y al voltearse una mujer apareció en su vista.

Su cabello negro hasta la cintura danzó magníficamente tras de ella empujado por el viento.

Sus ojos azules parecieran haber estado llenos de frialdad y soledad, pero en ellos solo hay suavidad.

“¡Wind!” Dijo mientras sus ojos negros como la noche la observaron.

A diferencia de su habilidad más mostrada su aspecto es oscuro.

Incluso su cabello parecía fusionarse con la oscuridad de la noche.

“Viendote desde aquí, realmente pareces un demonio” Wind se dirigió paso a paso frente a él mientras pronunciaba esas palabras.

Fijó sus ojos en los ojos de Noctis, no solo son oscuros, parecen un abismo interminable de oscuridad como si la luz no existiera en ellos, su mente se sacudió al verlos pero no podía alejar su mirada.

Noctis rió suavemente y sus ojos se mantuvieron fijos “jajaja… ¿No eran los demonios rojos?”.

Wind llegó frente a él y observó la inscripción “Depende del contexto”.

Después una pequeña pausa de un par de segundos volvió a hablar “Deberias ser capaz de cortar el acero como mantequilla, tú ¿Usaste todo tu poder?”.

Noctis cerró sus ojos y suspiró “Sí… Pero no llegué a provocar ningún daño, mas bien parece que el daño lo recibí yo”.

“¿Sabías que esto iba a pasar?”, Wind.

Noctis sacudió su cabeza “No, solo era una suposición, de igual manera si no estuviera en lo cierto nada ocurriría”.

El silencio permaneció durante un minuto, finalmente Wind habló “¿No me vas contar cómo llegaste a esa conclusión?”.

“No tengo razón para hacerlo”, Noctis.

“¿Que buscabas de todo esto?”, Wind.

Noctis elevó su vista al cielo, luces brillantes aparecieron en sus ojos y dijo “Saciar mi curiosidad”.

“¿Eso es todo?”, Wind.

Noctis sonrió mientras su mirada bajó hacia ella “¿Qué más esperabas?”.

“No lo sé”, Wind.

“…” Noctis dio un paso al frente y la distancia entre los dos se cerró “Pensé que no querías hablar”.

“Estaba… Algo triste, ya me siento mejor”, Wind.

“Me preguntó… ¿Tú peleaste con tu familia cierto?”, Noctis.

La expresión de Wind cambió sutilmente y sus ojos temblaron “¿A qué te refieres?”.

Noctis permaneció en silencio durante un breve tiempo.

“Wind von fauster, hija de Smith von fauster, descendiente de los faustier, una antigua casa noble con más de mil años de historia y dueña de la corporación fosbit”, Noctis.

“Con esos antecedentes ya serías especial en muchos lugares, pero eres la única hija de tu familia, tu padre quedó estéril después de cierto incidente, lo que te hace aún más especial, de hecho estoy seguro de que esperan mucho… Quizá demasiado de tí”, Noctis.

Wind retrocedió un paso “¿Cómo sabes todo eso?”.

“Como pensé no me recuerdas… de hecho yo tampoco te recordaba”, Noctis.

Wind frunció el ceño, ¿Cuántas personas la conocían realmente?.

No son pocas pero tampoco es un número grande, de hecho son suficientes para que pueda recordar a cada persona que la ha visto personalmente y conozca su trasfondo.

En este mundo solo gente de los más altos estratos conocen su identidad y apariencia.

“…” Ninguna respuesta pudo salir de su boca.

Noctis suspiró “La noche eterna del 2542”.

No hubo cambio alguno en el ambiente hasta que Wind comenzó a pensar sobre lo que dijo.

Las pupilas de Wind se contrajeron notablemente y su cuerpo se estremeció.

“¡Que broma!, él ya está muerto” Wind sacudió su cabeza abandonando su idea anterior.

Noctis dio media vuelta y sus ojos se desenfocaron “Puedes pensar lo que quieras, yo… No dije nada de esto para agraviarte, es solo que… Te comprendo”.

Wind no respondió nada y en su rostro solo se observó confusión.

Noctis tampoco dijo nada y el ambiente se volvió incómodo mientras más tiempo transcurría.

Finalmente Wind mordió su labio antes de decir “No aprobaron…”.

Noctis se conmocionó ligeramente y levantó su ceja derecha “¿Qué fue lo que no aprobaron?”.

Wind movió sus labios, como si intentará hablar pero su voz no salió.

Noctis suspiró nuevamente “Todo lo que ha pasado los últimos días es confuso e irreal y probablemente no quieras creer quien soy, pero… Sigue a tu corazón”.

Una luz brillante emanó de su cuerpo y tres anillos de luz aparecieron encima de él.

Estaba a punto de hacer un movimiento y caminar cuando un par de brazos rodearon su torso y brazos.

“No… Te vayas”, Wind.

Noctis se detuvo y la luz en su cuerpo desapareció, también la luz encima de ellos.

Solo quedó la oscuridad, una paz y quietud difíciles de ver en el día.

“¿Quieres hablar?”, Noctis.

Wind asintió levemente.

Noctis tomó las manos de Wind y las retiró suavemente, Wind no se opuso y en su lugar aflojó su agarre.

Una vez liberado de su abrazo Noctis soltó sus manos, dio media vuelta y se sentó sobre el altar.

Wind se sentó a su lado y se recostó en el hombro de Noctis.

“¿Qué fue lo que no aprobaron que hicieras?”, Noctis.

“No es que no aprobaran algo en específico, todo desde que entré a esta academia fue desaprobado”, Wind.

“Así que no querían que vinieras…”, Noctis.

“Tampoco aceptaron que fuera tu amigo, que me uniera al “equipo”, ni que me expusiera a “peligros innecesarios””, Wind.

“La única heredera… Jeh, ¡Que broma!”, Noctis

“Un título que atraería la envidia y codicia de mucha gente pero, tú… ¿Estás orgullosa de ese título?”, Noctis.

Wind sacudió su cabeza suavemente “¿Porque habría de hacerlo?, La empresa es de mi padre, mi linaje noble ya no tiene validez legal ¿Cuántas cosas de las que tengo son realmente mías?”.

“Tu padre puede quitarte todo con una sola palabra, pero no lo ha hecho por la misma razón que te sobreprotegé”, Noctis.

“Perder la cabeza por algo tan simple como un linaje… ¿Acaso es tán malo dejarle todo a la familia del tío Chuck?”, Wind.

“Supongo que quiere seguir con la tradición”, Noctis.

“Pero… Yo no”, Wind.

Noctis cerró los ojos y asintió “Si algún día quieres plantarle cara, puedes contar con mi apoyo”.

Wind asintió y soltó un suspiro de alivio.

“¿Cuál es tu nombre completo?”, Wind.

“En este mundo en esta vida ya no tengo un apellido, mi yo de esa época murió ese día” la expresión en su rostro no cambió pero su voz se oyó algo turbulenta.

“Te pareces tanto y hablas igual que el, pero sus ojos no eran tan oscuros…”, Wind.

“No tengo pensado ocultarme, ese día me convertí en esto, esa es la razón de porque mis ojos son así”, Noctis.

“¿En qué te convertiste?” Wind preguntó con algo de curiosidad.

“Algo que no debería existir… Al menos en este mundo, en esta era”, Noctis.

Fin del capitulo LXII

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.