Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 65

Centro de Fosbit

En un mundo como este, a medio desarrollo, existen gigantescas regiones sin población.

Es en medio de una de estas regiones existe una entrada a una pequeña utopía.

Este lugar esta lleno de edificaciones blancas como perlas, ventanas que parecen haber sido hechas sin impurezas e imposibles de manchar.

Varios tipos de transporte pasaron de vez en cuando por el cielo, todos fueron impulsados por propulsión iónica.

Las personas en este lugar no parecían ser diferentes de cualquier otra persona, pero todos tuvieron por lo menos un implante biónico.

Personas capaces de levantar hasta media tonelada sin problemas, gente capaz de observar perfectamente aún a kilómetros de distancia, memorizar perfectamente, etc.

Esa es la visión de todos los días en esta zona, por extensión y habitantes no podían ser considerados una ciudad.

Pero claramente excedieron a un pueblo.

En el centro de esta área se encontró un rascacielos que flotó mediante un sistema de electromagnetismo.

Este rascacielos tiene una insignia con una f mayúscula rodeada de un círculo con un signo de equivalencia interrumpiendo el círculo.

En el último piso un silencio incómodo reinó en el ambiente.

Un hombre sentado en una silla blanca sin base que pareció sostenerse de ningún lugar, quince centímetros sobre del suelo.

Una chica, Wind parada frente a él, permaneció en silencio.

“¿Que?” Esa palabra estaba llena de confusión e incredulidad “¿Conoces lo que conlleva?”.

La voz de esa persona fue algo sombría pero está llena de una incomparable decepción.

“Sí…” Wind asintió, su expresión no mostró ninguna alteración pero su cuerpo está tenso, mientras que su corazón se vio alterado.

“¡No!, es obvio que no conoces lo que conlleva, ¿¡Cómo puedes abandonar tus derechos de sucesión!?”.

“Sí… Lo sé, es justamente por ello que quiero hacerlo”, Wind.

Ese hombre estaba en shock, no había forma de que estuviera mintiendo… Después de reflexionar cerró sus ojos y suspiró antes de decir “Entonces… ya sabes el procedimiento, prepárate”.

Wind asintió y no dijo nada, con un ligero empuje ya estaba de pie y dio media vuelta para marcharse.

El hombre llevo su mano a su frente y dijo “Antes de que te vayas… ¿Porque tomar repentinamente tal decisión?”.

Wind suspiró “Padre… ¿Aún me consideras tu hija?, ¿O solo me ves como una herramienta para “mantener” tu poder?”.

Antes que pudiera siquiera reflexionar sobre ello, la puerta se dividió, con un ruido mecánico se separó y Wind salió, diciendo “¿Cuándo fue la última vez que fuimos felices?…”.

La puerta fue cerrada silenciosamente y antes que pudiera darse cuenta estaba solo.

De su boca salió un suspiró de decepción, no hacia otra persona, sino hacia si mismo.

El es un genio por decir lo menos, pero no dejá de ser un humano, su mente puede nublarse y puede tomar decisiones que de otra manera no haría.

Nunca se había cuestionado sus acciones conforme al estado de su hija, ni mucho menos.

Las palabras de Wind iluminaron su mente y al observar el pasado y juzgar el mismo sus acciones solo pudo sentir vergüenza.

Cómo padre su deber no era criar a una heredera, en cambio, criar a un ser humano, criar a su hija…

“Hace casi once años… Esa fue la última vez…” dijo con renuencia.

“No hay vuelta atrás… Si tan solo una disculpa fuera suficiente no existiría un mundo así” repentinamente soltó un suspiro “Que sea… Lo que tenga que ser”.

De su ojo derecho salió una luz muy fina, difícil de percibir, ante el aparecieron tres figuras holográficas.

La figura del medio realizó una reverencia y dijo “¿Qué asuntos lo llevan a contactarnos?, Señor”.

“Mi hija, ha pedido la anulación de sus derechos de sucesión”.

Las tres figuras alzaron su vista inmediatamente “¿Y vas a permitir que lo haga?” dijo la silueta izquierda.

La silueta del medio alzó su mano frente a la cara de la silueta izquierda “Conoces las reglas, tu mismo fuiste quien nos instó a seguirlas después de todos estos años, ¡No puedes volver tu palabra!, Realiza la prueba”.

La figura derecha suspiró “En caso de que muera o apruebe, podemos encontrar otro candidato, la persona no es realmente importante, solo que herede tu visión y voluntad”.

“¿En cuanto a lo que usaremos…?”.

“Utiliza un “sw-b07″” dijo la figura derecha nuevamente.

“¿No es eso un poco exagerado?”.

La figura del medio suspiró “Winter… Las reglas dictan que debe ser el más fuerte, ya es misericordioso no usar el “sw-v1” destroyer”.

“Nadie además de nosotros conoce que lo hemos terminado… No debería ser problema el hecho de no usarlo” agregó la figura izquierda .

“Y ni hablar de la nave “Kaiser”, el hecho es que no se permite su participación pero, si lo hiciera no habría forma de que Wind ganará” dijo la silueta derecha con una voz indiferente.

Winter bajó su mirada en silencio “Que sea como tenga que ser… agradezco a los ancianos por su consejo”.

La figura derecha suspiró “Tengo ese título pero, tienes que recordar que eres un viejo comparado conmigo” acto seguido su figura desapareció.

“Nos vemos” la silueta del medio hizo otra pequeña reverencia y desapareció.

“Si es el destino podrás recuperar todo, pero si así tiene que ser tendrás que avanzar sin aferrar tu agarre al pasado” la silueta izquierda desapareció después de hablar.

Winter suspiró “Sabía que esto pasaría… Siempre han sido así, aunque sería hipócrita de mi parte que la perdonará por ser mi hija…”.

Tiene una mente brillante pero es humano, despertar de su error no lo convertirá en un ángel.

Su orgullo no le permite ser perdonado, ni hablar de pedir perdón.

Después de cierto punto el mundo se vuelve tan complicado…

Sus sentimientos estaban revueltos, pero el había jurado obedecer a sus antepasados, no porque estuvieran en lo correcto.

Sino una especie de respeto, un gran respeto que se fue difuminando hasta llegar a día de hoy.

En el presente ya no está seguro de si realmente siente respeto o no… Pero un juramento es un juramento.

Y una persona orgullosa como él no podía romper sus propias reglas… No era capaz.

Al final se podría decir que esperaba una excusa, individualmente el tenía más poder que ellos.

Pero si los tres tomarán la misma decisión, el no podría siquiera resistirse.

Bajo este sistema, pareciera ser un clan, pero en realidad es el lugar de residencia de las mentes más brillantes de la corporación.

Cada una de las personas que aquí viven son figuras reconocibles y de alto renombre, o sus familiares claro.

Con sus mentes y habilidades, cualquier persona digna de vivir en este lugar fácilmente se podría hacer de una gran posición en cualquier lugar al que fueran.

Fue así que Winter finalmente solo pudo soltar un suspiro, con un pequeño impulso dejó su silla y se dirigió a la salida de su oficina.

La puerta de dividió nuevamente y fue retraída, permitiendo así su paso.

Tras salir la puerta se cerró y siguió caminando hasta llegar a un ascensor.

Al entrar dio media vuelta y quedó observando la puerta, en un abrir y cerrar de ojos un par de números cambiaron en el contador arriba de la puerta.

Cuarenta y ocho fue el número que apareció, inmediatamente el ascensor bajó a gran velocidad, al detenerse la puerta fue abierta.

Dando paso hacia fuera, observó una pequeña arena de combate con cuatro pilares, uno en cada esquina.

Se dirigió a un asiento frente a la arena y suspiró “Nunca me gustó este rojo… Es muy llamativo”.

Dio media vuelta y se sentó, apoyo su cabeza sobre su mano y esperó.

Se llenó de intriga sobre que equipamiento usaría su hija, sobre eso con un pensamiento una puerta se abrió y de pasaje oscuro una luz brillante salió.

Seguido paso por paso un robot salió del pasaje.

No es diferente de cualquier androide hecho para imitar a un ser humano, de hecho si no fuera por sus ojos sería imposible distinguirlo de un ser humano.

Con la complexión de un adolescente promedio, cabello negro y un traje blanco con bordes celestes.

Este consistió de una camisa, pantalón y una gabardina hasta las rodillas, sin botones.

Al entrar al escenario detuvo su paso y se mantuvo firme como una estatua.

Varios minutos después un grupo de tres personas salió del ascensor.

Un anciano, su cabello blanco cubrió hasta la mitad de su espalda y sus ojos parecían dudosos, un hombre de mediana edad con una brillante sonrisa en su rostro y un chico con una máscara negra con patrones verdes cubriendo parte de su rostro, su ojo y ceja izquierdos, así como parte de su boca.

Su ojo derecho, el único descubierto es de color rojo y sus ropajes negros le hacían parecer un viajero en lugar de una persona de importancia.

Estos tres tomaron asiento al otro lado de la arena y esperaron.

El tiempo pasó nuevamente y Wind salió de la puerta contraria a aquella de la que salió el androide.

Igualmente vistió un traje blanco con bordes celestes.

Un pequeño artefacto brillante estuvo adherido a su cinturón y en su mano derecha un objeto con la forma de un mango de espada y desde el se extendió una cobertura metálica de sesenta centímetros, como si fuera la base de la hoja.

Winter suspiró, el fue uno de los principales responsables de la creación del sw-b07, sabía muy bien que era imposible para Wind ganar está batalla.

Parece que ella también lo supo, de otra manera ¿Porqué habría de haber elegido tal arma?

El hombre de mediana edad suspiró “¿Es eso todo?”.

El anciano sacudió suavemente su cabeza “Las armas a distancia no servirían, un ataque directo a corta distancia es la mejor opción”.

“No me refería a eso, tenía todo el almacén a su disposición y solo eligió una espada, fácilmente pudo elegir un par de dagas o veinte de esas espadas” respondió el hombre de mediana edad.

“No creó que ella pueda manejar tantas…” el chico hizo una pequeña pausa y continuó “Además ella intenta probar algo”.

El hombre de mediana edad levantó una ceja intrigado “Y eso ¿Qué podría ser?”.

El chico cerró sus ojos y dijo “Algo imposible… Para su estado actual”.

Fin del capitulo LXIV

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.