Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 66

sw-b07

“¿Qué?” el anciano levantó su mirada unos pocos milímetros “Es imposible Keyt, nadie puede mostrar nada frente a un sw-b07, ni siquiera nosotros seriamos capaces de vencerlo fácilmente, en ningún estado podría ella ganar”

Keyt rió silenciosamente durante unos segundos antes de decir “Señor Mistras me temo que estás muy equivocado”.

Mistras observó significativamente a Keyt y permaneció en silencio.

Keyt suspiró “El sw-b07 es ciertamente poderoso pero…”.

El hombre de mediana edad finalmente habló “En circunstancias ordinarias sería imposible pero olvidas algo”.

Mistras suspiró suavemente “Su habilidad de control térmico…”.

Keyt sonrió ligeramente “Así es, aunque solo le permite retroceder, si ella hubiera tomado en serio su entrenamiento sería capaz de hacer más que solo vencer al sw-b07”.

El hombre de mediana edad suspiró “De que sirve si en la actualidad no puede vencer”.

“Sif… Pueda ella vencer o no, ese androide será reducido a chatarra”, Keyt.

Sif bajó su mirada al piso y comenzó a meditar sobre sus palabras, por otro lado Mistras frunció el ceño.

“¿A que te refieres?” preguntó.

Keyt rió silenciosamente por segunda vez “Mistras te estás volviendo senil, no puedes ni pensar en algo tan simple… De igual forma lo verás en poco tiempo”.

“Ciertamente este viejo ha perdido un poco de su capacidad, sin embargo solo tengo cien veintidós años, todavía estoy lejos de mi hora de muerte”, Mistras.

Keyt soltó una mirada fría antes de volver su mirada hacia Wind.

“¿Se transmitirá en vivo?”, Wind.

“Ya lo está haciendo”, Winter.

Wind asintió y entró en la arena, baldosas grises cubrieron el piso y fueron unidos por un material blanquecino.

En las paredes grises metálicas una fina luz azul se escabulló y cubrió de manera imperceptible toda la zona.

Wind suspiró y fijó su mirada en el androide “La esperanza es lo último que muere…” susurró.

Winter alzó su mano derecha y extendió su dedo índice, poco después bajando como si intentaste cortar algo.

En el instante en el que su dedo bajó Wind presionó un botón en el mango de su espada y una hoja verde se extendió desde el mango hasta el final de la base de la hoja.

Una espada de un solo filo, una espada de iones, partículas iónizadas y moldeadas gracias a un campo electromagnético.

Dando así la forma de una hoja que siempre se mantiene afilada.

Esto claro consume mucha energía puesto que es un proceso continuó.

Wind se lanzó contra el androide y con un movimiento horizontal intento golpear al androide con su espada.

El androide no se movió ni un solo milímetro, cuando la espada estuvo a tres centímetros de el Wind usó toda su fuerza.

Al llegar a medio centímetro una pequeña luz parpadeo, una fuerza de retroceso golpeó el brazo de Wind y soltó la espada.

Tuvo que retroceder tres pasos antes de recuperar su equilibrio.

[Así que también tiene un escudo…] Wind respiró profundamente antes de tomar nuevamente su espada, aferrándose más aún.

Se lanzó nuevamente, esta vez en lugar de atacar de la misma forma apuntó de frente, pareciendo intentar dar una estocada.

El androide extendió su mano para atrapar la espada, Wind sonrió y justo cuando estaban a punto de colisionar.

Wind agarró el brazo del androide y usando su velocidad como impulso saltó, dando media vuelta en el aire, su dirección fue a la espalda del androide.

Blandiendo su espada nuevamente lanzó otro ataque en el aire.

Esto no habría sido posible si no hubiera usado el propio brazo del androide para dirigir la fuerza acumulada.

Y seguía agarrada de este, al impactar la luz apareció nuevamente, pero como si de un vidrio se tratase, el ruido del escudo al fragmentarse resonó en toda la zona.

La espada impactó en el cuerpo del androide y antes de que pudiera siquiera reaccionar al salto anterior su abdomen fue atravesado.

Un lapso de medio segundo, fue todo lo que pasó antes de que el androide comenzará su contraataque.

El androide usó su truco en su contra y balanceó su brazo haciendo que Wind se estrellé contra el piso.

Su escudo de activó, pero la fuerza fue tal que también fue roto, la fuerza del impactó fue sustancialmente menor.

Se volvió prácticamente inexistente pero en el poco lapso de tiempo entre la destrucción de escudo y el impacto, reunió suficiente fuerza para causar un dolor agudo en su cuerpo.

Este dolor se extendió por todo su cuerpo y cada fibra de su ser se sintió adolorida

La luz de su cinturón se atenuó por un instante antes de apagarse.

Todo esto ocurrió enseguida, prácticamente no ocurrieron más de tres segundos entre que se lanzó con intención de hacer un estoque y que atravesó el abdomen del androide.

Menos de dos segundos entre ello y su impacto contra el suelo.

Resultó extraño ver todo esto para una persona común.

Pero tanto Winter como los tres ancianos observaron todo esto perfectamente.

Keyt fue el único que no mostró una pizca de asombro y su mirada se mantuvo fija y sin cambio alguno, como si fuese inamovible.

Wind cerró su puño izquierdo y lo chocó contra su palma derecha cerrando esta.

Una capa de hielo se formó alrededor del androide y en un instante cubrió completamente su ser.

“Zero absoluto” susurró.

El sonido de hielo al quebrarse surgió de está capa de hielo que comenzó a contraerse mientras formó estacas en su interior.

Al colisionar con el escudo fueron destruidos por la propia presión generada al contraerse.

Wind con un empujón levantó su adolorido cuerpo y tomó su espada con las dos manos.

Al principio pareció intentar golpear al robot pero en medio de su golpe la espada salió volando, la capa de hielo se fragmentó y estos fragmentos volaron por el aire.

El androide perdió su escudo y la espada aterrizó en su pecho.

Los fragmentos salieron volando por todas partes, el escudo de Wind no se había regenerado y una gran cantidad colisionó contra su cuerpo.

Pequeñas heridas aparecieron por todo su cuerpo y se tambaleó mientras retrocedió aún más.

Al recuperar su postura suspiró.

“No conozco tu modelo pero, era obvio que debía estar en uno de esos dos lugares”, escupió Wind.

[Solo destruyó su escudo y ya sufrió daños… ¿Hasta donde podrás llevar esto?… Esperó ver algo interesante c? ] Keyt pensó al verla.

Wind levantó sus dos manos preparándose para un ataque, el androide caminó paso por paso hacia ella.

Wind formó una espada de hielo en su mano derecha y por la parte izquierda extendió un escudo.

Al estar frente a ella extendió su brazo hacia el hombro de Wind.

Wind golpeó el brazo con un balanceó de su espada, está apenas colisionó fue partida en dos.

Su cuerpo fue sacudido cuando repentinamente se alejó del androide.

Un gran dolor en su hombro derecho fue el preludio de un golpe en su espalda, su cuerpo se sacudió violentamente al sentir las dos fuerzas presionando contra su cuerpo y un hilo de sangre salió de su boca.

Un débil gemido de dolor surgió de sus labios al volver su mirada a su hombro derecho y observar la herida.

La espada seguía en su pecho y su brazo estaba extendido con su dedo índice apuntando hacia el frente y el pulgar hacia su izquierda.

Tan solo había golpeado con su dedo pero una pieza de tres centímetros de largo de piel y un poco de carne cayó a su lado.

Pasó por paso comenzó a caminar hacia ella nuevamente, Wind tocó suavemente el piso con su mano y un sendero de hielo se extendió desde su mano hasta el androide.

En poco tiempo fue aprisionado en un cristal de hielo.

Wind movió su mano izquierda, débil y temblorosa hacia su hombro derecho y pasó suavemente su dedo índice encima de la herida.

Su carne fue congelada a una velocidad visible y la herida fue sellada.

Lágrimas salieron de sus ojos mientras estos se enrojecieron y junto a sus labios se movieron de una forma errática.

Su cuerpo siguió temblando, no fue capaz de hacer ningún movimiento y esto pareció una especie de empate.

Hasta que una grieta se extendió en el cristal, seguido otra y después otras dos, parecían multiplicarse y en poco tiempo el cristal se partió.

Esta vez ningún fragmento salió volando, en su lugar cayeron uno por uno en el suelo.

Antes que el último fragmento cayera el androide apareció frente a Wind y levantó su pié con el objetivo de patear su pecho.

Las pupilas de Wind se contrajeron, su cuerpo intentó moverse pero fue en vano, en ese instante la luz volvió repentinamente a su cinturón.

Al bajar su pie este colisionó contra el escudo de Wind y por un momento suspiró de alegría.

Keyt chasqueo los dedos de su mano derecha, un pulso fue emitido y la luz azul que cubría todo el piso desapareció.

Con un ligero balanceo Keyt estuvo de pie, el escudo comenzó a romperse y la expresión de Wind se volvió sombría.

En el instante que el escudo se fragmentó y cayó como si fuera cristal.

Las piezas perdieron su brillo y volvieron al aire, donde pertenecían.

Antes de que ese golpe llegará a su pecho el androide salió volando, Keyt parado frente a Wind movió ligeramente su mano y el androide se detuvo en el aire.

Todos fruncieron el ceño, apenas el escudo se fragmentó él estaba sentado y cuando fue destruido ya había lanzado un golpe.

Keyt suspiró mientras sacudió su cabeza “¡Es suficiente!, no eres capaz de vencer a un mísero sw-b07, no vale la pena mantenerte… Sal de este lugar, solo traes deshonra a nuestra compañía”.

Mistras se levantó violentamente de su silla “¡Keyt! ¿Cómo te atreves?”.

Keyt sonrió “Mistras, ella no es capaz de ello, si la dejamos vivir cada segundo de su vida será como una gran maldición… Además”.

Su mano derecha se abrió y su palma golpeó el pecho del androide que se acercaba nuevamente.

Este golpe parecía de lo más normal, no hubo ruidos de cortes, tampoco el viento ni estruendos.

Pero en el momento en el que se estrelló un sonido chirriante se extendió desde el cuerpo del androide.

Su cabeza se desprendió, su cuerpo se sacudió violentamente y cada parte de su cuerpo cayó al suelo.

Al caer estaban abollados y estropeados como si hubieran sido golpeados miles de veces.

La sonrisa de Keyt se volvió más profunda “¿Alguien quiere cuestionar mi decisión?”.

Mistras suspiró profundamente “… No”.

Sif sacudió su cabeza sin decir nada.

Winter cerró sus ojos confundido “Si esa es la decisión del anciano… Esa es mi desición”.

“Huh…” Keyt volvió su mirada a Wind “Levantate y vete, tienes prohibido volver a este lugar”.

Wind intentó levantarse pero lo único que pudo hacer fue mover débilmente su brazo derecho provocando un gemido de dolor.

Keyt observó esto y dijo fríamente “Ni siquiera eres buena para huir…”.

Con un movimiento de su mano Wind fue empujada hasta el elevador en el cual ella ya no pudo ser vista por ellos.

“…” Winter se mantuvo en silencio.

Mistras suspiró nuevamente y se fue lentamente sin decir nada.

Sif Asintió, una vez que volvió el ascensor por el cual Wind bajó, se retiró “Yo también me iré…”.

Al quedar solos Winter dijo “Esto… ¿Lo habías planeado?”.

“Ella me es de utilidad, además no es posible que una mente ilustre como tú estuviera perdido para siempre y lo noté cuándo hablamos… Digamos que quería que me debieras un favor”, Keyt.

Winter suspiró “Así que estás matando dos pájaros de un tiro”.

Keyt sacudió suavemente su cabeza y una sonrisa fría se dibujó en su rostro “No dos, sino tres”.

Posteriormente una suave brisa movió el cabello de Winter y Keyt ya no estaba.

Al revisar a su alrededor el elevador ya estaba bajando.

Fuera del rascacielos Wind arrastró su lastimado cuerpo, al estar a diez metros de la entrada se dio vuelta para estar boca arriba.

Observó el cielo con sus ojos cansados, su respiración estaba agitada y gradualmente se calmó, había dormido hace poco pero ya estaba tan… Exhausta.

Sus ojos se movieron ligeramente, la puerta fue abierta y de ella salió Keyt.

“Tú…” dijo Wind sin fuerzas.

Keyt se movió frente a ella y sonrió “¿Ni siquiera un gracias?, Y eso que te salvé la vida… Después de todo no te habrías rendido”.

Wind se mantuvo en silencio durante un rato antes de decir “… Gracias…”.

Keyt suspiró “Bueno, ya sabes que no hice eso por nada, quiero que le digas una cosa a Lux cuando se enfrente a ustedes”.

“¿Lux?” preguntó Wind débilmente.

“ Sabrás quien es cuando llegué el momento, lo que quiero que le digas es, Cultivadores, magos, ninjas, espiritistas, exorcistas, ángeles, demonios, asesinos, espíritus, y…” apuntó hacia Wind “Ultimamente los espers, además de claro uno que otro grupo menor… ¡Ninguno de ustedes monstruos obtendrá el nexo!, Mientras él viva no lo harán, pero el nexo será mío al final”, Keyt.

“¿Cultivadores?, ¿Magos?… Usted Keyt… ¿Quién es realmente?”, Wind.

Keyt rió de una manera notable esta vez “Soy un humano verdadero, el más fuerte y ninguna abominación obtendrá el nexo”.

Wind suspiró débilmente “Bien… Si algún día llegó a encontrarme con alguien como él… Lo diré”.

Una sonrisa se dibujó en su rostro “Créeme ese día está muy… muy cerca”.

Después de hurgar en su bolsillo derecho sacó un par de llaves y las arrojó “En el número 14 del estacionamiento, puedes quedarte con ella, después de todo perdiste las tuyas ¿No?”.

Wind no pudo atrapar las llaves y en lugar de ello las tomó del piso, cuando volvió su mirada solo una suave brisa acompañó la soledad del ambiente.

Wind rió una risa sin felicidad “Auch” un dolor agudo surgió en su cuerpo y levantó su mano al cielo “¿Porque me siento como si hubiera hecho un trato con el demonio?”.

Fin del capitulo LXVI

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.