Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 69

Guerra remota (3)

Otro androide caminaba cerca de un río, «…~» en la pantalla de su rostro había puntos suspensivos en movimiento.

El área cercana al río estaba llena de rocas, de distintos tipos y tamaños, al caminar por este lugar observó un fragmento de cristal.

Este era de color azul y apenas tenía el tamaño de una uña.

«¡!» Signos de exclamación surgieron en la pantalla de su rostro.

Su rostro se volvió preocupado «(-_-;)・・・» Extendió su brazo izquierdo y una pistola salió de su palma.

Su mano derecha tomó la pistola, apretó el gatillo un total de tres veces antes de bajar su mano «(ー_ー) calm~»

Al impactar uno tras otro los disparos causaron que el fragmento se partiera y liberará una onda de energía.

Las rocas a su alrededor se alzaron diez centímetros por encima del suelo durante un instante.

Después de sacudirse como si fueran a explotar cayeron y el fragmento se volvió opaco.

El androide aflojó su agarre en la pistola y retrocedió.

Una luz desapareció en el mapa de Lux y con un suspiro levantó su mano.

Repentinamente tres luces brillaron tras de él, Luke y Serafina se postraron frente a Lux.

La tercera persona tiene su cara y cuerpo cubierto hasta el suelo con una manta negra.

Esto no era raro del todo, pero al observar dentro de la parte descubierta de su rostro, no se podía ver nada.

Además, sus pies parecen no existir, cuando se movió al frente, no se escuchó un solo paso, de hecho no hubo movimiento en sus piernas.

Parecía más bien como si hubiera balanceado su cuerpo.

“…” No dijo ni hizo nada. Lux entrecerró sus ojos “Parece que llegaron a tiempo”.

Una pantalla apareció frente a ellos “Yo no lo necesito, pero si quieren ver, la necesitan”.

El androide continuó caminando algo seguro después de evitar el peligro.

Hubo un ligero ruido «¡! (☉_☉)» su cara se llenó de sorpresa, antes de poder reaccionar su pecho fue atravesado.

Eso no fue todo, en absoluto, dentro de este aquello que lo atravesó se alzó en gran medida.

Con tanta fuerza que, no solo no lo levantó, partió su cuerpo en dos desde el abdomen hasta la cabeza.

Era como si la parte superior de su cuerpo hubiese sido cortada por una espada.

Al regresar se pudo observar, era un gigante de piedra.

Y lo que atravesó al androide fue su brazo.

El cuerpo del androide cayó, su pantalla estaba destrozada y los circuitos en su cabeza parpadearon antes de apagarse.

Su luz desapareció del mapa de Lux, al igual que el de un gigante y dos androides en otra zona.

“Esto es lo que ha estado haciendo en nuestra ausencia?”, Luke.

“No del todo”, Lux.

Luke suspiró y observó la pantalla.

Un androide caminaba por el bosque, observó un árbol durante un momento «¡!» inmediatamente volvió su mirada al suelo.

Iba claramente por un camino de tierra, pero al verlo era un camino de rocas.

Intentó saltar, pero su impulso fue insuficiente, antes de que siquiera se diera cuenta las rocas ya habían escalado hasta sus rodillas.

Y seguían subiendo, de alguna manera generaban tanta presión que era imposible moverse.

Su cuerpo emitió un pulso que hizo a las rocas desprenderse de su cuerpo y caer.

«(╥﹏╥)» Pero, las rocas regresaron y en un instante cubrieron todo su cuerpo.

Un horrible sonido chirriante se escuchó, Incluso se podía oír como el metal era comprimido.

La presión era tan grande que sonidos de silbidos salieron de su cuerpo cuando el aire dentro fue exprimido fuera.

Al final las rocas cayeron y una carcasa irreconocible de metal se desplomó en el suelo.

Lo que debía ser una pantalla era nada más que un hueco y había fragmentos de vidrio esparcidos a su alrededor.

Serafina frunció el ceño “Ese androide… ¿Puede expresar sentimientos?”.

Lux estaba a punto de asentir, pero se detuvo “Parcialmente, sí, pero realmente no son tan avanzados”.

Serafina asintió “Entiendo”.

Keyt observando desde lejos suspiró “Ya perdiste… Me preguntó si ganaré”.

Temi frunció el ceño “¿Realmente estabas apostando?, Pensé que sabías ya el resultado”.

Keyt rió de una manera poco disimulada. Rodó su mirada al piso y dijo “Las cosas no tienen un rumbo fijo, las variables son inestables y siempre pueden cambiar, no es hasta que ciertas condiciones se cumplen que es casi imposible cambiar el rumbo”.

Sara inclinó ligeramente su cabeza “Entiendo tu punto pero, no tenemos manera de saber si nos engañas o no”.

Keyt suspiró “El siguiente enfrentamiento será un, tres contra uno. Hay cuatro resultados, uno aniquilación total, ganan perdiendo uno, ganan perdiendo dos- yo gano en este, cuatro ganan sin perdidas y si contamos el empate son cinco resultados, ¿Cuál de los cinco es más probable?”.

Después de pensarlo Temi frunció el ceño ligeramente.

Sara suspiró profundamente.

“Aniquilacion total”, Temi.

“Empate”, Sara.

Ambas voces se escucharon al mismo tiempo pero tenían un gran contraste.

“Bien, ahora ¿Cuáles son las razones detrás de sus opiniones?”.

“Bueno, es evidente que, los golem tienen una gran ventaja en casi todo ámbito, es difícil de imaginar que realmente ganen aún cooperando, además no pueden vencer a menos que destruyan el núcleo”, Temi.

Sara había esperado a que Temi terminará y comenzó a hablar.

“Es cierto que exceden las capacidades de los androides, pero trabajando en equipo pueden lograr un empate, conozco sus capacidades y pueden compararse, peleando hasta el final”.

Keyt sonrió y juntó sus manos, de una manera parecida a un aplauso “Ambas tienen un punto, pero las probabilidades son solo variables” después decir eso separó su manos y apuntó con el dedo índice de su mano derecha al bosque “Así que, hay que ver el resultado”.

Al acercarse a un área abierta, la capa de rocas que se movía lentamente por el suelo se detuvo repentinamente.

Un androide aterrizó en una rama de un alto árbol.

Este observó con calma «(•_•)», no hizo ningún movimiento arriesgado al observar el extraño cúmulo de rocas.

Otro llegó corriendo y se detuvo dejando una gran nube de polvo, estaba frente a la extraña aglomeración de rocas.

«(•_-)» Parecía analizar aquello que tenía frente a el.

Un pequeño sonido se escuchó desde los arbustos, pero eran simplemente muy bajos.

Asintió y volvió su cuerpo en dirección al androide en la rama, acto seguido sacudió su cabeza de manera leve.

Swish

El ruido de cortar el aire, el silbido de una cuchilla siendo disparada a toda velocidad.

Una marca de corte apareció alrededor del cuello del androide «(⊙_⊙)» su rostro se sacudió al sentir una desconexión…

Un androide escondido en los arbustos se lanzó repentinamente blandiendo su espada.

Al aterrizar su espada goleó una, dos, cuatro, ocho, dieciséis.

Los impactos perdían cada vez más fuerza, en la décimo séptima su espada se detuvo, incrustada.

Cayó de espalda con una roca en su espada.

Rápidamente levantó su escudo, un sonido capaz de destrozar los oídos se extendió.

Un golpe tan fuerte que podría fácilmente destruir una base de acero, el escudo no se fragmentó, en su lugar colapsó directamente.

Rápidamente rodó su cuerpo hacia su izquierda, el suelo tembló y varias grietas surgieron en un radio de tres metros.

Aquel en la rama de un árbol, observó algo en ese instante, un fragmento de cristal rojizo en el cuerpo del gigante.

Sacó una pistola que se extendió desde su mano.

Zum, zum, zum

Tres disparos rugieron a través de aire golpeando su objetivo con la fuerza suficiente para penetrar el acero tipo ocho, una aleación muy difícil de producir y que, es el metal más fuerte que se conoce.

La presión fue tan grande que no solo lo atravesó, las piezas salieron volando.

Todo esto ocurrió bastante rápido, apenas el cristal fue destruido la cabeza del segundo androide cayó al piso y su cuerpo colapsó en dirección al primer androide.

El tercero fue sacudido por la fuerza del golpe, que no lo alcanzó directamente.

Y por último las rocas se desplomaron al suelo, ya no tenían nada especial, eran rocas comunes y corrientes.

Las balas que fueron disparadas al gigante de rocas, siguieron su camino en la tierra y descendieron hasta que su fuerza se acabó.

La primera avanzó cien metros, la segunda ochenta y la tercera noventa y dos, antes de perder toda su fuerza, cayó sobre un lago subterráneo.

Estaba empujando a las otras dos, por lo que también cayeron.

El líquido no era agua, tenía un color algo morado y parecía estar rodeado por una bolsa de aire.

Pero el aire contenido durante todo ese tiempo comenzó a unirse con el de fuera.

Al caer las balas se desintegraron, dejando salir burbujas fuera del líquido.

Keyt aplaudió solemnemente y comenzó a reír a carcajadas “Jajaja, vaya final, estuve tan cerca y a la vez tan lejos”.

“Bueno las nuestras fueron las que más fallaron” dijo Sara rascando su mejilla.

Temi sonrió “Jajaja, bueno el lo dijo, las probabilidades no son más que números representando posibilidades”.

Keyt suspiró mientras encogió sus hombros “Hah, que pena, quería un par de lindas ayudantes”.

Sara se sonrojó levemente y retrocedió un paso “Eso…”.

Temi suspiró y entrecerró sus ojos “¿Es esa realmente la razón?”.

Keyt cerró sus ojos y negó sacudiendo su cabeza “Pff claro que no, quería ayudantes porque, que ustedes den información a sus líderes no me afecta en absoluto, son ustedes quienes se perjudican, pero… Si alguien de este tiempo filtra información mía, ya se imaginarán”.

“Además…” Keyt se dio media vuelta “Realmente no me importa el sexo de mi asistente mientras fuera adorable y lleno de lindura”.

Sara bajó su mirada sin saber que decir.

Temi pareció congelarse un segundo pero después estalló en risa “Jajaja. Usted es tan distinto de lo que se dice sobre su persona”.

Después afiló su mirada “Por si fuera poco. No imaginé que pensará de esa forma”.

Keyt sonrió levemente “Niña, los seres humano verdaderos están atados a un cuerpo, un cuerpo que de una u otra forma influye en tu percepción, tengo necesidades biológicas y fisiológicas, mi mente me hace sentir atraído por un cuerpo femenino, soy capaz de comprenderlo, lo que mi mente y cuerpo desea es un cuerpo con complexión femenina, no importa su sexo, me veo atraído por esa figura y es debido a que se aceptarlo que no miento ni oculto la verdad”.

Temi asintió “Bien entonces, ¿Por qué razón no se menciona nada sobre ello? En los registros sobre usted”.

Keyt rodó su mirada hacia ella, lo más que le permitió su cuello “¿Es necesario preguntar?, Alguien como tú ya debe haber imaginado alguna respuesta”.

Después volvió su mirada al cielo “Lo más probable es que, nunca me haya juntado con alguien, sabes… Lo solitario que he sido”.

Temi inclinó ligeramente su cabeza “Sé que no se conoce nada sobre tu niñez, ningún dato sobre su vida en genera, solo se sabe de cuando trabajó en Fosbit”.

Keyt bajó su mirada hacia el suelo, parecía algo extraño y dio una media vuelta de nuevo “… No me sorprende”.

Sus ojos estaban algo nublados y Sara observó esto algo extrañada.

“¿Eh?” Temi suspiró… Al verlo sintió una especie de tristeza.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.