Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 76

Una lucha con muchos huecos

Luke y Serafina ya habían dejado el lugar cuando Lux suspiró.

“Bien, cuáles son tus preguntas”.

Lux alzó tres dedos “¿En qué nivel estás?, ¿Qué tipo de hechizo utilizaste? Y por último ¿Cuáles son tus motivos para colaborar con nosotros?”.

Jefferson parecía aplaudir pero a pesar de que sus manos chocaban no emitían ningún sonido.

“Esas son buenas preguntas, pero… Deberías haber preguntado el porqué podrían confiar en mí”.

Lux sacudió su cabeza negando sus palabras “En este punto eso no importa, no puedes estar aliado con Brendan”.

“Jeh… Y que tal si soy un enviado de una de las casas mágicas”

Lux afiló su mirada por unos segundos.

Después alzó sus hombros “La unión hace a la fuerza, si realmente lo eres podremos luchar dentro de la tumba”.

Jefferson se tambaleó mientras casi perdía el equilibrio “De hecho eres así”.

Lux suspiró “Creó que deberías entender bien nuestra posición”.

Jefferson levantó tres de los dedos de su mano derecha “Estoy en la tercera capa de las diez capas de naturae”.

Lux asintió “Entonces estás cerca de la ascención a verdadera fuerza”.

Jefferson asintió y suspiró levemente “Lo cierto es que es un bajo nivel, estoy lejos de ser un encarnación de la voluntad”.

Lux cerró sus ojos durante alrededor de tres segundos “Es cierto que es un bajo nivel pero, yo estoy en la cuarta capa, no hay muchas personas con esa fuerza por aquí”.

Jefferson dejó salir un resoplido cuando dijo “Tocante a la segunda pregunta, no fue un hechizo del todo”.

Lux levantó su ceja derecha en desconcierto “No fue un hechizo…”.

Jefferson sacó de sus ropajes una hoja vieja y seca, deteriorada, de hecho el solo viento parecía ser capaz de desintegrarla.

Cómo si una sola sacudida fuera suficiente para romperla.

En ella hay un dibujo, un círculo con distintos caracteres y un pentágono con una garra en el centro.

Los ojos de Lux casi saltaban fuera de su rostro mientras observaba el dibujo.

“Parece que sabes que es”.

Lux reflexionó sobre todo esto mientras dejó escapar un bufido.

“Círculo del robo de vida… Esto… Ya veo, aún así hay algo que no tiene sentido”.

“Este círculo es ciertamente de alto nivel, pero es inservible para la mayoría de las personas ya que la esencia de vida robada desaparece rápidamente y la única manera de aprovechar esta es por una herramienta demoníaca”.

Después de unos segundos de silencio Jefferson bajó ligeramente su cabeza “Esa es tu duda ¿Cierto?”.

Lux sonrió mientras soltaba una risa leve y corta “Ya que mi duda es tan clara para usted, espero que la responda”.

Jefferson metió su mano derecha dentro de la manga de su mano izquierda.

Al retraerla se mostró un cristal carmesí transparente que exhuda una gran aura de muerte.

Varias imágenes llegaron a la mente de Lux, una luna sangrienta, una montaña de cadáveres en medio de una gran formación.

Finalmente el área completa, llena de un aura de vida que se transformó en muerte y un cristal surgiendo por encima de todo ello.

Como una dolorosa punzada en su corazón, sintió que su corazón sangraba.

Era una escena que el recordaba, pero si era su recuerdo o de ese cristal, no lo sabía.

“El cristal f…”.

Jefferson retrajó su mano y guardó el cristal “¿Ahora entiendes?”

Lux asintió sin decir nada.

“Después de ver el círculo y el cristal, creó que entiendes la razón de porque quiero colaborar con ustedes”.

Lux levantó su dedo índice derecho por debajo de sus labios y murmuró “La alta comisión de magia”

“Sí, ellos como bien sabras son una organización moralista y justiciera, en la superficie por lo menos”.

Lux se movió contra la pared y suspiró “¿Así que eso es todo?”.

Jefferson llevó sus manos detrás de su espalda “¿Que más esperabas?, Si tengo acceso al centro mágico podría obtener un tesoro que me ayudara a lidiar con ellos”.

“De otra manera tendría que desembolsar una gran cantidad de dinero”.

Lux asintió, en realidad tenía mucho sentido, es una antigüa tumba de dioses, lo más probable es que contenga tesoros extremadamente poderosos.

Solo se había concentrado en el centro mágico y no en los tesoros.

Al pensar en ellos se convenció aún más de ganar.

Con pensar en un tesoro del poder de décima sentencia o más se le hizo agua la boca.

Inclusive podría encontrar una encarnación de la voluntad, la vereda al apice de la magia.

Magna magica.

El nombre de la magia origen, la meta de todos los magos, aunque si existe o no, es desconocido.

En realidad eso no era lo que perseguía sino un objeto específico.

_Parte 2_

Las horas pasaron lentamente y las clases terminaron.

Faltaba poco más de medio día para el amanecer.

Bien se podría decir que apenas había pasado la media noche.

Técnicamente habían ocurrido muchas cosas en una sola noche.

Noctis pasaba por uno de los senderos mientras reflexionaba.

Todo parecía tener una relación, pero no podía verla claramente.

Lo que en especial le preocupaba era aquella grabación…

Dos personas, una claramente hostil y la otra en una línea difusa.

La apariencia no era visible por lo que no podría reconocer sus identidades.

Era todo bastante extraño.

Una línea delgada de luz lo cubría.

De las sombras una chica de cabello negro hasta el cuello con una blusa café y un pantalón azul salió corriendo.

Se podría decir que se dirigía a Noctis, pero al verla desde lejos su trayectoria no coincidía.

Sus zapatos negros hicieron sus pasos casi ílusorios.

Cuando estaba cerca de Noctis este giró de manera antinatural mientras una chica que había aparecido a su lado sujetó su brazo.

Lleva un brillante cabello rosado, un traje negro de tela de una pieza.

Sostuvo el brazo de Noctis con su mano derecha mientras lo obligaba a girar.

En su mano derecha estaba una espada de agua tan fina como una hoja de papel.

La chica de pelo negro afiló su mirada mientras una espada de metal apareció en su mano derecha.

Un instante después chocaron.

La fuerza de retroceso entumecio sus manos, pero no sé alejaron, en su lugar presionaron con más fuerza.

La espada de metal fue atravesada y la chica que la sostenía usó la fuerza resultante para girar mientras se manifestaba otra espada.

Y la espada fue clavada en el suelo para obligar a su cuerpo a detenerse.

Mientras tanto la espada de agua según parece al liberarse de su obstáculo siguió hasta colisionar contra el escudo de luz de Noctis.

La chica de pelo rosado entrecerró sus ojos, pero regresó su espada y la balanceó había abajo.

Terminando al lado de su cintura.

La chica de pelo negro suspiró mientras juntó sus manos mientras las golpeaba contra el suelo.

En ese instante no ocurrió nada pero un escalofrío recorrió la espalda de la otra chica.

Entonces saltó unos dos metros dirigiéndose hacia su izquierda.

Una gran cantidad de estacas de metal surgieron del suelo de tal forma que, si no hubiera saltado no habría escapatoria.

[¿Eh?, ¿Ahora una pelea entre facciones? Todo va de mal en peor].

Noctis dejó su agarre después de que saltó, detuvo su caída y descendió aterrizando en el césped.

[… Pudo haberme avisado].

Al mismo tiempo la chica dio una vuelta en el aire mientras lanzó tres discos de agua extremadamente finos girando a una velocidad abrumadora.

Casi en ese instante la otra chica juntó sus manos nuevamente golpeando el suelo y se erigió un muro de metal con el que entraron en contacto.

Perdieron parte de su fuerza, aún así atravesaron el muro.

Ya cuando impactaron el suelo, la chica de cabello negro había hecho un salto de retroceso.

Uno de ellos, el del medio logró rosar su piel, al final del antebrazo.

Según lo que observó Noctis suspiró, eran dos usuarias de nivel intermedio.

No podían crear de forma remota.

Aunque era sorprendente, ya que no había sido hace mucho que obtuvieron ese poder.

En ese momento se puso a pensar [Hmh parece que la pelirosa quería protegerme ¿Le debería de castigar menos?].

Cómo sea era hora de actuar así que sacudió sus manos mientras suspiraba nuevamente.

Era una extraña noche, como una pesadilla sin final.

Noctis deslizó su mano derecha por el aire y tres flechas de luz condensada aparecieron tras de su mano.

La chica de pelo negro entrecerró sus ojos, apuntó con sus dedos índice y medio hacia sus ojos, después a los de la otra chica.

“No puedo creer que hayas llegado tan lejos”.

La chica de pelo rosado entrecerró sus ojos también y sonrió.

“Esto no es todo”.

Al ver las flechas la chica de pelo negro dudó sobre que hacer y volvió su mirada a distintos lugares.

Poco después suspiró y dio un salto que la hizo desaparecer entre la oscuridad.

Noctis lanzó las flechas que se convirtieron en una jaula en la que la chica pelirosa fue atrapada.

Después lanzó miles de luces desde el suelo para iluminar el lugar, pero dirigió su mirada a la chica de cabello rosado.

“De alguna manera escapó…”.

Noctis se acercó ella y preguntó “¿Que acaba de pasar…?”.

“Salvé a alguien que estaba a punto de ser atacado” dijo ella con una sonrisa.

“Ya veo… Eso no borra el hecho de que fue una pelea no autorizada, sabes cuál es la penalización ¿Cierto?”.

Ella rodó sus ojos mientras tenía una mirada algo perdida “Emm… No”.

Noctis cruzó sus brazos mientras suspiraba “Da igual, te dejaré con una advertencia ya que es tu primera infracción… Y nadie ajeno resultó herido”.

Con un movimiento de su mano la jaula se disipó.

La chica tocó el hombro derecho de Noctis e hizo una pequeña presión en su dedo índice, deslizando su mano.

Cuando se alejó chasqueó su lengua mientras sacudió su mano.

Noctis se quedó reflexionando, habían varios huecos en todo eso.

De hecho no tenía sentido del todo, pero no siguió el asunto ya que, había algo en ella que le daba mala espina.

Además sintió un escalofrío recorrer su espalda cuando ella tocó su hombro.

Simplemente siguió su camino, acercándose a su habitación.

[A esta hora probablemente Micael debería estar jugando con su perro robot que creé no se que tiene].

Pensó mientras se acercaba lentamente.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.