Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 77

Imprudencia y confianza

2 de Septiembre del 2552

En términos de trabajo, en este planeta se sigue la norma de días planetarios.

Es decir en días terrestres hay quince días de trabajo, seis de descanso.

Aunque son solo una semana de este planeta.

Realmente sigue siendo lo mismo.

La misma proporción de trabajo y descanso, la diferencia es el ritmo.

Se trabaja en triple y se descansa el triple.

Aunque al final, cada planeta trabaja bajo su propio sistema.

En realidad lo único que se puede hacer es influir en el gobierno de cada planeta, no sé puede intervenir de manera directa.

La ogch tiene que cuidar apariencias, en realidad todos los planetas están bajo su control.

Sin embargo es demasiado para una sola organización por lo que se asignan “ramas”.

Es decir gobiernos manejados de manera individual pero que tienen que responder a su autoridad.

En el pasado ciertos gobernantes borraron y escribieron reglas a su antojo para poder realizar intervenciones cuando quisieran.

En realidad tienen instalaciones en todos los planetas controlando las acciones de las “ramas”.

Por lo que ese tipo de movimiento era totalmente irrazonable.

Uno puede elegir confiar en él gobierno de su región o la ogch, realmente al final es lo mismo.

Así también para encubrir todo se declara que tiene poder judicial y policial sobre todos los planetas, siendo así que en general se podría decir.

Es una organización que tiene bajo su ala a todos los planetas, normalmente su jurisdicción es “limitada” aunque solo en apariencia.

Relegados a asuntos legales que no pueda manejar el estado, aunque bajo ciertas condiciones tiene total libertad de intervenir.

Sin embargo al final y la única verdad, ellos tienen total poder sobre casi todos los planetas colonizados.

Pensando en todo esto Noctis suspiró “De hecho esto me conviene, en esos seis días puedo ir a…”.

Mientras hablaba un suave sonido mecánico resonó, era la puerta de la habitación que estaba abriéndose.

Micael pasaba de manera informal y relajado mientras bebía de un vaso blanco de cristal.

Apenas era distinguible pero el color del líquido era anaranjado.

Noctis le dio un vistazo y dijo “Ya llevamos dos tercios de este periodo, ¿Que harás en la “semana” de descanso?”.

Micael dejó el vaso encima de un mueble al lado de su cama.

Se sentó sobre su cama mientras estiraba su brazo derecho, entonces dejó caer la parte superior de su cuerpo.

Toda su espada sufrió un escalofrío mientras abrió sus ojos en plenitud y a gran velocidad “No… No debí haber hecho eso”.

Después de un rato en el que estaba esperando a que lo dejara el dolor dijo..

“Me voy a quedar a investigar, ¿Y tú?”

Noctis divagó mientras pensaba, en realidad había muchas cosas que hacer.

Aunque no podía faltar siempre que necesitará atender varios asuntos.

“En realidad tengo planeado hacer varias cosas. En especial ir a la tumba solar”, Noctis.

“La tumba solar…” Micael frunció el ceño “¿No es ese el lugar que parece un museo sobre la historia de la luz a través de la cultura y ciencia?”.

“Exacto”, Noctis.

“¿Quieres profundizar tu conexión con la luz?”, Micael.

“Huh…” Noctis rió brevemente “Conexión, supongo que es correcto llamarlo así, aunque prefiero comprensión”.

El ceño de Micael volvió a la normalidad “El nombre en realidad no importa, supongo que hay algo que no puedes ver”.

“Sí, supongo que es algo que ya se, pero que no puedo distinguir sin la estimulación correcta”, Noctis.

Micael pensó sobre ello y dijo “En realidad he pensado que llamar relámpago a mi habilidad no es correcto del todo, sino más bien rayo, aunque descarga eléctrica sería más adecuado”.

“En otras palabras puedes cambiar la polaridad energética, más no producir el fenómeno como tal, ¿Cierto?”, Noctis.

Micael asintió “Exacto” después alzó sus manos y mostró dos barras pequeñas de metal.

Estás estaban escondidas en su manga, al sacarlas unas cuantas chispas saltaron y poco después un relámpago muy pequeño y delgado surgió en medio de estás barras.

“Es el ejemplo más sencillo que puedo pensar” Micael soltó las barras y cayeron en sus mangas.

Claro el relámpago se disipó en el instante en qué dejo de sujetarlas.

Noctis asintió “Entonces ¿Puedes generar descargas eléctricas en cualquier lugar?”.

“Hmh” Micael suspiró “En teoría solo necesito conectar ambos lugares rompiendo la resistencia”.

“Pero en la práctica…”, Noctis.

“En la práctica hay demasiadas variables y en realidad es más sencillo hacer uno vertical”, Micael.

“¿Y que tan útil es uno horizontal?, Noctis.

Micael suspiró “En realidad, la última vez que lo usé…. No sirvió”.

Noctis vio la pared derecha e izquierda mientras pensaba, entonces preguntó “¿Cómo?, ¿No sé desplegó o se disipo?”.

“Hum… En realidad se disipo, no tengo idea de la razón, aunque siento una diferencia entre esas direcciones”, Micael.

Noctis se sorprendió ligeramente y sus cejas saxrltaron, aún así comenzó a rascar su cabeza con delicadeza mientras pensaba.

Sus facciones se relajaron mientras dijo “En realidad supongo que esas diferencias serán el punto clave”.

Después de eso soltó un suspiro “Yo no veo no siento alguna diferencia, se que hay una, por lógica debe haberla… Pero”.

“Mhm, debería, pero ¿Y si en realidad no la hay? Estás perdiendo de vista el punto de que son solo distintas cantidades de la misma energía”, Micael.

Noctis asintió “Lo sé, pero no puedo evitar dudar… Al intentarlo de esa manera… Siento que hay algo mal”.

“Al final dudar es algo muy humano…”, Noctis.

Micael suspiró “Realmente”.

_Parte 2_

Una y otra vez, todos tienen una rutina de cosas que hacen cada cierto tiempo.

Cosas algunas veces repetitivas y aburridas.

Esta vez era distinto para Serafina, se ocupó de un asunto completamente distinto.

El tiempo había pasado algo lento pero finalmente era la hora.

El sol comenzaba a salir brillante y cálido.

Reemplazando la frialdad de la oscuridad y cubriendo al mundo de calor.

En medio de esto Serafina rió encima de uno de los muros cubriendo la academia.

Una sonrisa se formó en su rostro, abrió una botella del tamaño de un puño y una corriente de energía salió de esta.

De sus manos surgió una luz amarillenta muy difícil de notar, que se expandió como un pulso por toda la instalación.

Se podría comparar a sondear, al cubrir todo el lugar, obtuvo una gran cantidad de información.

Pero quería ir más allá… Su energía entró en dentro de los edificios y pudo sentir a un !as cosas.

Aunque repentinamente su energía se disipó.

Revisó la botella, esta estaba aún con una gran cantidad de energía.

Al darse cuenta de esto sus ojos se movieron observando a todos lados.

La sonrisa en su rostro desapareció, dejando únicamente incertidumbre.

Su misión ya se había completado, pero en realidad había cosas interesantes que vio.

Una reacción inestable, una consciencia cuasi divina, un contacto con la cuarta dimensión, una cruel interrupción y una energía desaprovechada.

Todos incompletos y extremadamente peligrosos.

Apretó la botella con indecisión. No sabía si irse o no.

Poco después un escalofrío cubrió su espalda.

Dio un salto hacia su lado derecho y observó donde estaba ella.

Observó a Brendan parado en el mismo lugar que ella estaba.

Con una túnica blanca que se balanceaba en el viento.

No, no era él, había algo en sus ojos que se distinguía del que había visto.

Alzó su brazo a la altura del torso de Serafina con una pistola en su mano.

“Heh” ella no se apartó, en su lugar llevó sus manos frente a su pecho con los dedos índice y medio levantados.

Las manos alejadas diez centímetros y en contraposición como formando un círculo.

La energía de la botella comenzó a verterse dentro del círculo en sus manos y una barrera amarillenta surgió frente a ella.

[Me subestima] pensó mientras fortalecía la barrera.

La mirada de “Brendan” se llenó de falta de interés, su agarre se hizo más débil pero su dedo se acercaba al gatillo.

Cuánto más se acercaba un aura fría se extendió desde este mismo y una ráfaga de energía fría salió del cañón.

La bala obtuvo un color azul brillante mientras cruzaba el espacio que la separaba de Serafina.

Una sonrisa se volvió a formar en el rostro de Serafina mientras colocaba la barrera justo frente a ella.

Aún y a pesar de su confianza colocó más energía en la barrera.

Al momento de impactar entró como si la barrera fuera de gelatina.

Al ver esto sus ojos se llenaron de miedo y vertió toda la energía restante en la barrera.

La bala se detuvo y no solo eso, fue regresada.

Impactó el hombro izquierdo de “Brendan” haciendo que retroceda mientras su hombro comenzaba a sangrar.

Por otro lado en el momento del impacto tiró del gatillo nuevamente.

Esta vez Serafina sin posibilidades de sacar otra fuente fue atravesada en el hombro derecho, la diferencia fue que su hombro fue atravesado como si estuviera hecho de tofú.

Al llevar su mano izquierda a su hombro y después llevarla frente a su rostro pudo observar su sangre mientras su rostro se llenaba de terror.

En ese momento no dudó en sacar un cristal y llevarlo a su boca masticando y absorbiendo su poder.

Como un rayo desapareció mientras su respiración seguía agitada.

“Brendan” tomó la bala llena de sangre en su hombro y la sacó con sus dedos.

Después de verla por un instante la hizo trizas en sus puños.

“Completado” fue lo que dijo mientras sacudía su hombro con su mano derecha.

Ya lejos de ese lugar Serafina se retorcía entre la tierra, una herida así no debería provocarle esa cantidad de dolor.

Pero una marca azul se formó en su hombro y se extendió lentamente hacia fuera.

A un ritmo que no era visible para el ojo humano.

“Tengo que volver…” Dijo con una voz llena de dolor, junto a sus gritos.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.