Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 81

Buenos días

Sentado, después de una pequeña caminata revisaba sus notas de días anteriores.

Si se pudiera describir de alguna manera sería, resumido en un punto en el que solo el autor puede entenderlo.

Palabras clave esparcidas como si no fueran nada a través del escrito, textos sin aparente relación.

Datos sin mucha relevancia, textos que claramente están cortados.

Esto una persona aparte no podría entender realmente lo plasmado en estás notas.

Por otro lado Noctis asintió al revisarlas, su rostro no mostraba un solo indicio de confusión.

Un pequeño ruido entró a los oídos de Noctis.

Fue entonces que Noctis se encontró con Wind, “Buenos días” Dijo con un tono algo cálido en su voz.

Se irguío y comenzó a caminar hacia ella.

Al mismo tiempo otro ruido se originó del mismo lugar.

Esta vez hubo algo que llamó su atención, una bolsa aparentemente de tela colgaba de su hombro izquierdo hasta su cintura por el lado derecho.

Aunque parecía hecha de tela, era algo difícil hacer que su forma cambiará, además no se podría clasificar como una bolsa común.

Probablemente como una bolsa de viaje, debido a sus varios compartimientos por el frente y los costados.

Además de la cavidad central claro.

“Buenos días” Wind asintió mientras deslizaba su mano dentro de la bolsa.

Sacó una botella con un líquido color rojo carmesí, algo transparente.

Cuando lo hizo ellos ya estaban frente el uno al otro.

“Ten, es para ti” mientras hablaba una pequeña sonrisa, difícil de notar se dibujó en su rostro.

Noctis llevó su mano derecha hasta la botella, su mano hizo contacto con la de Wind.

El mismo sonido volvió a entrar a la habitación, seguido de varias pisadas.

Las figuras de tres personas desenfocadas aparecieron en la visión de Noctis, mientras observaba a Wind.

Apenas hubo cambio alguno en su forma de agarrar la botella, su expresión era la misma que antes.

Con el pasar del tiempo el ritmo aumentaba y había más personas, más figuras pasando de un lado a otro.

A pesar de todo el ruido a su alrededor Noctis solo podía oír los latidos de su corazón.

Este momento que por un instante pareció infinito, terminó repentinamente cuando Wind retiró su mano.

Noctis hizo lo mismo, después lentamente removió la tapa de la botella.

Cuando lo hizo un olor que transmitía frescura, aunque también un sabor agridulce llegó a su nariz.

Esto lo regresó a la realidad.

En este lugar, en este momento, solo podría provenir de un único objeto.

Noctis dijo en un tono suave “Gracias”.

Entonces al ver alrededor el salón había pasado de estar casi vacío a un solo paso de estar lleno.

[¿Realmente fue tan poco tiempo?].

Era una duda que surgió dentro de el, de alguna manera sintió como si el tiempo que pasó no fuera correcto.

Además los murmullos no eran una buena señal.

“No fue nada” Wind hizo a un lado su bolsa, quedando más cerca de su espalda.

Noctis llevó la boquilla de la botella hacia sus labios y bebió varios tragos.

El sabor, parecía como si llevará por lo menos media hora fuera del refrigerador.

Quizá se debía a que ella ya tenía planeado darle esto desde antes.

Por donde agarrará había indicios de que había sido apretada, poco profundos para ser por irá, probablemente nervios.

Pero eso era todo lo que podría ver, aún si hubiera otras pistas, sus sentidos no son lo suficientemente buenos.

Aún así eso era suficiente, repentinamente y casi de la nada volvió a colocar la tapa en la botella.

Observó sus alrededores, veía muchas siluetas desconocidas, pero no era capaz de ver a la persona que buscaba.

“Él suele llegar junto a la multitud, ya se le está haciendo tarde”.

Wind se mostró confundida, era tan obvio que parecía como si una interrogante hubiera aparecido encima de su cabeza.

“¿Quién?” rascó su cabeza mientras pensaba.

Noctis vio el cambio en su actitud, provocando que se aclarará “Micael, no lo veo por ninguna parte”.

“Oh” Wind rió brevemente, después sus ojos rodaron un poco mientras pensaba “En la mañana…”.

Sacudió su cabeza negando “Hace unas dos horas llegó a mi habitación con Susan, al parecer Tairy tuvo una conversación con Micael, y terminaron quedando en reunirse, yo estaba a punto de irme, así que no se que ocurrió después”.

“Mn, me sorprende que pudiera hablar con alguien fuera de su “hogar” considerando su condición”, Noctis.

Wind suspiró “Sí, sería bueno que pudiera ser amiga de Susan, después de todo están en la misma clase”

Noctis asintió, no sabe la razón tras sus palabras, tampoco necesita saber.

Mientras divagaba la noche anterior, reafirmó sus pensamientos, saber que era su deseo es suficiente.

Todo tiene una razón, pero la mayoría de las cosas que no parecen tenerla se remontan a un contexto que no se puede entender o al que no se puede llegar sin ayuda.

Por lo que no necesita saber la razón detrás de todas las cosas, solo de aquellas que le causen dolor no entender.

Mientras pensaba un contador apareció encima de la plataforma.

“Ya es hora…” dijo mientras dirigió su mirada completamente hacia Wind “Hasta luego”.

Wind asintió con un energético “Sí” y se dirigió hacia su asiento.

Entonces ella pasó mientras Noctis se quedó quieto.

Después de un poco dio media vuelta, poco después comenzó caminar con pasos lentos hacia su asiento.

_Parte 2_

Una leyenda, un cuento, normalmente habría gente movida por saber cuánto de ello es verdad.

Al verse al espejo Lux vio su reflejo, su apariencia apenas había cambiado, pero hacían por lo menos veinte años desde que comenzó su viaje.

Aún es capaz de ver a ese chico que caminaba por su casa, sin interés en nada en especial.

Viendo la riqueza, las joyas, los instrumentos mágicos sin ninguna reacción en sus ojos.

En el mejor de los casos al observar los objetos decía algo tan simple como “Oh”.

Sus padres ausentes por mucho tiempo, su carencia de obstáculos en sus prácticas, mucho tiempo libre, fueron las principales causas de que conociera de principio a fin su casa.

Cada esquina, cada mueble, cada centímetro, a excepción de una sola cosa.

El sótano, tan brillante y tan oscuro.

Llenar un lugar de luz es lo más básico que se puede hacer, por lo que no había razón para que se negará a ir.

Aún así podía sentir una fuerte energía mágica, muy densa, como si al acercarse fuera a ahogarse en un océano.

El aura también era muy poderosa, generando una presión que hacía que sus propios huesos dolieran, como si fueran a partirse.

Siempre pensaba en qué podría estar en ese sótano, pero su miedo no le había dejado dar un solo paso dentro.

Hasta que un día, quizá porque no pudo verlo, o tal vez porque confiaba en su conocimiento de la casa una piedra en su camino provocó su caída.

Un pequeño tropiezo, una pequeña desviación cambió todo.

En un principio su mayor aspiración era ir a la mejor academia de magia que existe Fiora Sacra.

Cayó por las escaleras, directo a ese oscuro abismo.

[Duele, Duele, Duele… ¡Duele!… uh].

Por suerte o quizá no, el no murió, su pierna izquierda estaba rota y su brazo derecho rasgado.

“Agh…” Su respiración agitada hacía su rostro parecer uno sin vida, [Concéntrate…], “Concéntrate…. Concéntrate…”.

Cubrió su cuerpo con energía mágica de atributos curativos, pero el un simple cuarto camino, ¿Qué podría hacer?.

Era en ese momento que se lamentó por no haber prestado atención a esas joyas mágicas, su energía mágica podría serle de una cuantiosa ayuda.

Entonces recordó había una reliquia familiar de grado verdad, se supone que tiene tanta energía como para poder reconstruir una extremidad.

Pensó mientras intentaba ver a sus alrededores, chasqueó sus dedos, siguiendo el sonido de sus dedos la luz rápidamente cubrió todo el espacio a su alrededor.

Era doloroso, pero no era demasiado, su mente estaba ocupada dirigiendo ambas funciones.

No tenía tiempo para pensar en su dolor, curar su cuerpo e iluminar a su alrededor era el límite, no podía lanzar más de dos manifestaciones.

El tiempo pasaba lentamente, su cuerpo estaba a su máximo durante un largo periodo de tiempo, varios vasos sanguíneos de su cuerpo se rompieron.

Una semana después su pierna había sanado del todo, aún así su brazo apenas había mejorado.

No era cuestión de velocidad o dificultad, sino de importancia.

Había puesto más importancia en su hueso roto, claramente era más importante, su cara se había vuelto pálida.

Por ella corrían caminos de sangre, capas secas y capas frescas se mezclaron formando una vista extraña.

La cantidad no era mucha en realidad, todo lo que perdió en la semana a lo sumo eran dos litros.

Aún así era una perdida importante.

Sus ojos recorrieron el lugar, aquel en el que estuvo tanto tiempo, pero que no había visto en realidad.

Fue entonces que se dio cuenta, esa aura opresora y peligrosa se había vuelto una calida y segura.

Por otro lado, la violenta energía se sentía como un relajante masaje a través de su cuerpo.

No era que sus sentidos se vieran afectados, si realmente fuera tan opresivo el, un simple cuarto camino no podría hacer nada y hubiera muerto.

Quizá era una poderosa ilusión creada por sus padres, después de todo este lugar debía esconder secretos.

La sensación omniosa que recorría su cuerpo al intentar observar el abismo ya no existía.

En su lugar veía una habitación más, estanterías llenas de libros sobre magia y alquimia, en especial le llamaban la atención los círculos mágicos.

No era que no hubiera visto antes, estas están en otro nivel.

Además el escritorio en el centro, un trozo de piedra, probablemente un manuscrito estaba cubierto por un sello mágico.

[Cierto… Padre dijo que estaba investigando un manuscrito de la era antigüa]

Fue en ese momento que se dio cuenta, la sensación calida provenía de aquel lugar, su cuerpo se movió, casi por su cuenta.

Al llegar y su mano derecha hacer contacto con el sello, su cresta familiar reaccionó brillando violentamente y revelando el manuscrito.

[Es como los cuentos que me contaba mi padre].

Los carácteres en la tabla, podía entender algunos, pero estaba dañado y había varios que no podía entender.

“Huellas del pasado … Ataúdes de deidades … Guerra … Enterrados … Círculo … En el paneta … Espero … Futuro … Nosotros son solo perdidas”.

Al pensar en ello solo pudo imaginar el rostro que mostró en aquel momento.

Eso había cimentado las bases para su viaje por este planeta.

Aunque la mecha aún no se había encendido, ya estaba preparada, los eventos posteriores surgieron como recuerdos tristes para él.

Lavó su rostro, frente al espejo, quizá para limpiarlo, quizá para intentar limpiar algo que jamás lograría.

_Parte 3_

Susan, Micael y Tairy caminaron juntos a través de la senda de concreto.

Apuntando a un edificio en específico.

“Estamos llegando tarde, quizá ya haya profesores…” Tairy parecía falta de confianza y llena de nerviosismo.

Contrastando con su actitud anterior.

Micael sonrió ligeramente “Aún no es el día señalado, solo relájate”.

Tairy asintió débilmente.

Susan hizo su mirada a un lado y dijo “Quizá… Puedas culpar a alguien de llegar tarde, solo di que fue extroTairy”.

Tairy rió brevemente, algo incómoda mientras tallaba su cabello.

Probablemente porque no sabía cómo reaccionar.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.