<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 420

Capítulo 420: En marcha una vez más

Este nuevo desarrollo sucedió demasiado repentinamente y difería de las expectativas de Li Qiye. Originalmente, él quería ir a la isla después de que la niebla consumiera suficiente sangre. Li Qiye tenía muchos métodos: mientras pudiera llegar a la isla, habría podido tomar lo que quisiera.

Pero ahora, la isla mítica perdida había desaparecido o mejor dicho, había sido movida por alguien. Esto descarriló completamente sus planes, lo que le obligó a replantear cómo proceder.

Lan Yunzhu respiró hondo y declaró: “Iré contigo”. Al menos de esa manera, tendrás una ayudante”.

”No”. Li Qiye respondió con una sacudida de cabeza: ”Tú y el grupo del maestro de secta deben prepararse. Tal vez tenga un uso para ustedes. Lo más importante es prepararse para el peor de los casos”.

“¿Cuál es el peor de los casos?”, preguntó Lan Yunzhu con sorpresa.

Con una expresión seria, Li Qiye miró a lo lejos y lentamente respondió: “Los cielos están en crisis, una era de carnicería puede ser inminente”.

”¿Los cielos están en confusión?”, repitió Lan Yunzhu en estado de shock. En los tiempos actuales, el Sagrado Mundo Inferior estaba en paz y ningún poder era capaz de romper la estabilidad que formaban los linajes de varios emperadores.

”Si el caos vendrá o no…” Li Qiye continuó con una sonrisa: ”Un cielo caótico no necesariamente sería algo malo. Cuando inicie una matanza hasta el cielo, algunas cosas astutas deberían salir”

Lan Yunzhu no pudo evitar quedarse estupefacta. Sus palabras ligeras no tenían una cierta gravedad, pero en sus oídos, eran extremadamente tiránicas. ¿Cuántos genios se atreverían a fanfarronear sobre matar hasta los cielos? Pero hoy, Li Qiye hizo sonar como si pudiera hacerlo por capricho.

Lo dijo en el tono más casual, pero también era extremadamente dominante.

”Le diré a mi maestro y a los ancianos”. Lan Yunzhu se calmó y respondió.

Li Qiye también se preparó para ir a la Primera Tumba Siniestra. Antes de irse, llamó a Lu Baiqiu y le preguntó: ”¿Cuáles son tus planes? ¿Irás conmigo o harás algo más?”

Li Qiye realmente favoreció a Lu Baiqiu y deseaba prepararla. De lo contrario, él no la habría traído con él todo este tiempo.

Lu Baiqiu hizo una pausa por un momento y le dijo a Li Qiye: ”Quiero regresar a las Mil Islas para ver cómo está”.

Lu Baiqiu estaba muy preocupada por la desaparición de la Isla Mítica Perdida. Estaba preocupada por las islas, los discípulos y los ciudadanos.

Como Señora de la Región, ella siempre había estado a cargo de las Mil Islas y consideraba que ese lugar era su hogar. Hubo ciudadanos que la amaron allí y discípulos que la seguirían hasta el final. Ahora, después de que se había producido un evento tan grande, había cierta inquietud en su corazón, por lo que deseaba regresar para comprobarlo.

”Entonces regresa, será bueno regresar y echar un vistazo”. Li Qiye respondió con una sonrisa. Comprendió sus emociones, su falta de voluntad para partir de su casa, por lo que no la obligó a irse con él.

”Gracias, Joven Noble”. Lu Baiqiu se inclinó y dijo con gratitud: ”He ganado muchas cosas después de seguirte y siempre lo recordaré”. Para Lu Baiqiu, después de que se separaron, es posible que nunca vuelva a ver a Li Qiye. Los dos no eran del mismo mundo. Li Qiye era un dragón celestial, así que un día, podría elevarse hasta los nueve firmamentos.

Li Qiye sonrió y le acarició el pelo: “Sigue a tu corazón. Confío en que un día, podrás llegar muy lejos. Aunque es inmenso, mientras tengas la voluntad, podrás llegar a todos los rincones de este mundo”.

“¡Recordaré bien tus palabras!” Lu Baiqiu respiró hondo y le dijo. Inadvertidamente, sus ojos se humedecieron y sintió que su nariz se tapaba. Aunque no había seguido a Li Qiye durante mucho tiempo, había aprendido muchas cosas en los últimos días que la beneficiarían por el resto de su vida.

Li Qiye asintió con la cabeza y caminó alrededor. Rápidamente fue a ver al daoísta Bao Gui que le preparó un portal dao.

Después de ver a Li Qiye, el daoísta Bao Gui dijo rápidamente: “Hay una gran secta que tiene una buena relación con nosotros en el Borde Inferior. Este portal dao te llevará directamente a su lado para que puedas ir directamente a la Primera Tumba Siniestra”.

”Muy bien, será fácil una vez que llegue al Borde Inferior”.

El Daoísta Bao Gui ordenó que se abriera el portal dao, mientras que los ancianos y los altos ancianos venían a ver a Li Qiye. Antes de su partida, el daoísta Bao Gui le advirtió: “Tengan cuidado, la Primera Tumba Siniestra es el lugar más peligroso y misterioso del Sagrado Mundo Inferior”.

”No te preocupes, no es suficiente para quitarme la vida”. Li Qiye respondió con una sonrisa.

Li Qiye pisó la plataforma y entró por el portal dao, desapareciendo en un instante. Lo teletransportó al otro lado. Después de llegar a la secta amistosa, rápidamente salió al camino y corrió hacia la Primera Tumba Siniestra sin tomar un descanso.

El Río de las Mil Carpas era el río más largo del Sagrado Mundo Inferior. Su cauce no solo cruzó toda la Nube Distante del sur, sino que también llegó al norteño Campo Brumoso, su cauce llegó hasta el interior del este del Borde Inferior y esta fue la ubicación de la Primera Tumba Siniestra.

La tumba era un lugar muy místico, era un lugar que nunca antes había explorado completamente nadie. Desde el comienzo de los tiempos, muy pocas personas incluso tuvieron la oportunidad de ingresar.

Estaba en lo profundo del interminable interior del Borde Inferior. En ese lugar, había ondulantes montañas y picos capaces de alcanzar el cielo, lo que provocaba que los espectadores dieran un paso atrás. Nadie se atrevería a probar suerte subiendo.

Al final de todas las colinas había una cordillera gigantesca que separaba el cielo y la tierra.

Cualquiera que haya llegado tan lejos solo podría detenerse ya que no había forma de atravesar este bloqueo.

El mundo más allá de la cordillera estaba cubierto por un velo misterioso, por lo que nadie sabía realmente qué aspecto tenía.

En el medio de esta cordillera había un gran entierro. La tableta funeraria era más como un monolito gigante que atravesaba el cielo hasta el espacio. Esta tableta funeraria podría llamarse la más grande del mundo. No había ni grabados ni palabras en ella.

Esta tumba con el gigantesco monolito como placa funeraria fue la legendaria Primera Tumba Siniestra. Se dijo que solo cuando uno entraba a esta tumba podían ingresar a la cordillera.

Nadie sabía quién estaba enterrado en el interior. Algunos decían que había Emperadores Inmortales, otros decían que habían existencias de la Era Legendaria e incluso hubo rumores acerca de antiguos y supremos demonios enterrados aquí.

Aunque siempre había permanecido sellada, después de millones de años, se había abierto un par de veces porque algunas personas encontraron la llave para abrir la tumba.

Entonces, ¿por qué esta tumba se llamaba la Primera Tumba Siniestra? Nadie lo sabía realmente, pero algunos creían que era una tierra de muertos. Era uno de los doce cementerios prohibidos, al igual que los otros, estaba lleno de peligro. Nadie podía irse con su vida una vez que entraron.

A pesar de su notoriedad, innumerables personas a lo largo de la historia todavía intentaron entrar. Todos creían que aquellos que podían salir vivos obtendrían una creación increíble.

Un rumor particular decía que había Verdaderos Inmortales enterrados aquí. Uno podría obtener una creación increíble si obtuvieran sus huesos.

Había una razón para estos rumores: el Emperador Inmortal Di Yu había ingresado a la tumba cuando era joven y logró regresar con vida. Debido a esta experiencia, se escondió durante cinco generaciones de Emperadores Inmortales. Finalmente, a una edad muy avanzada, asumió la Voluntad del Cielo y se convirtió en un Emperador Inmortal.

La gente decía que había obtenido algo grandioso de la tumba, algo así como una escritura inmortal, por eso era que podía cultivar a través de cinco generaciones de emperadores y eventualmente convertirse en un emperador.

Sus historias fueron contadas a través de las edades. No vivió un largo tiempo después de convertirse en emperador, pero desde el momento de su nacimiento hasta la fecha de su desaparición, definitivamente era el más viejo. Logró durar cinco generaciones de emperadores y se convirtió en un milagro a través de los tiempos.

Debido a este milagro, hubo muchas historias diferentes de los eventos entre el emperador y la Primera Tumba Siniestra. Sin embargo, todas estas versiones tenían una cosa en común y era que el joven emperador había vuelto con vida de la Primera Tumba Siniestra. Debido a esto en común, hubo un rumor que afirmaba que el Emperador Inmortal Di Yu obtuvo la mayor creación en la tumba, un método para la vida eterna.

Esto dio como resultado que innumerables generaciones de cultivadores vinieran a excavar la tumba para poder ingresar. De hecho, algunos Emperadores Inmortales habían logrado ingresar, como el Emperador Inmortal Yin Yang, el Emperador Inmortal Fan Chen y el Emperador Inmortal Ming Du.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.