<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 477

Capítulo 477: Otro adiós

Después de un largo tiempo, una luz repentinamente salió desde el antiguo templo. Era la misma luz que voló desde la caja antigua en la mano de Li Qiye. Ahora, había vuelto a la caja.

Poco después, un grupo de luces salió disparado del antiguo templo, pero Qiurong Wanxue no pudo discernir su forma con mucha claridad. Estas luces entraron en Li Qiye y resonaron con la luz verde. Los sonidos aparecieron por todo su cuerpo como si se estuviera poniendo una armadura de batalla.

Li Qiye lentamente guardó la caja y recuperó se Palacio Destino junto con el tocón de madera. Li Qiye abrió los ojos y exhaló un largo suspiro de alivio.

”¡Éxito!” Qin Guangwang suspiró suavemente. Luego murmuró: ”Ya que fuiste capaz de desenterrar esa cosa mítica… Combinado con esta armadura de batalla, definitivamente serás capaz de sobrevivir a la batalla”.

”Eso espero”. Li Qiye dijo con calma: ”Esta es solo una capa más de defensa. No podemos determinar quién será el ganador hasta el final. Sin embargo, estoy seguro de que no seré el primero en morir”.

“¡Rumble!” Una explosión ocurrió en el antiguo templo como si el cielo y la tierra se hicieran añicos mientras todo el mundo se tambaleaba.

En el cielo dentro del antiguo templo, la sombra cerca de la puerta de repente emitió una luz brillante y estalló con un poder capaz de destruir todas las cosas para bloquear la maldición de los cielos.

Este cambio repentino sorprendió a Qiurong Wanxue, haciendo que gritara: “¿Qué ha pasado?”

Li Qiye observó la escena dentro del templo y murmuró: “Este es un punto de inflexión. Al final, todavía se necesita una apuesta final”.

Una runa dao apareció en el suelo y antes de que Qiurong Wanxue supiera lo que estaba pasando, perdió su visión. Li Qiye, Qin Guangwang y Qiurong Wanxue fueron enviados afuera.

En la tierra dao de la raza fantasma, la tierra que antes era colorida perdió sus colores. Las luces que perforaban el cielo se extinguieron como si todo el poder se hubiera retirado.

Nadie sabía lo que estaba pasando. Las leyes universales se entrelazaron repentinamente en las puertas dao y teletransportaron a todos los jóvenes cultivadores.

Incluso el mar dorado había cambiado como si todo su poder hubiera sido succionado, secando el mar. Con continuas salpicaduras, el mar negro una vez más dominó esta área.

La situación del Mar Nocturno era la misma de antes. En el medio del océano, un agua negra repentinamente se disparó y comenzó a extenderse a través del agua clara.

”¡Oh mi madre!, ¿qué está pasando?” Los cultivadores en Mar Nocturno rápidamente dieron media vuelta para huir hacia la costa con su velocidad más rápida. La muerte sería segura si fueran tocados por esta agua negra como la tinta.

Innumerables cultivadores fueron transportados de regreso a Necrópolis sin previo aviso. Muchas personas quedaron atónitas ante esta escena.

”¿Qué está pasando?” Todos estaban confundidos.

Incluso Tian Lunhui no fue una excepción. No entendía del todo las cosas que estaba aprendiendo, así que estaba arrepentido: ”Qué lástima”. Si hubiera más tiempo, entonces Tian Lunhui definitivamente habría sido capaz de comprender todo.

Li Qiye, Qin Guangwang y Qiurong Wanxue fueron teletransportados a una ubicación diferente en Necrópolis.

Qin Guangwang miró a su alrededor y dijo: ”Tengo que volver a mi viejo ataúd. Cuando estés listo para ir a la guerra, solo llámame”. Luego le dio un objeto a Li Qiye.

Li Qiye aceptó el artículo y asintió con la cabeza para decir: ”De seguro, te dejaré la vanguardia”.

Qin Guangwang luego se dio la vuelta y desapareció sin dejar rastro.

Qiurong Wanxue lo encontró extraño y preguntó: “Joven Noble, ¿Imp es un humano o un fantasma?”

“No es un ser humano ni un fantasma. Él es solo una “existencia” después de la ceremonia de sangre”. Li Qiye sonrió y respondió.

Ella no sabía qué era una ceremonia de sangre, pero no pensó más. En cambio, ella le preguntó otra cosa: ”Joven Noble, ¿qué hacemos ahora?”

Li Qiye entrecerró los ojos y respondió: “Iremos al Flujo Ancestral. El asunto de Huang Jiaofu es todo lo que queda por resolver. Ya es hora de que abandonemos Necrópolis”.

Li Qiye había obtenido los artículos que quería, así que ahora era el momento de ingresar a la Primera Tumba Siniestra. La isla mítica perdida estaba allí y había otra cosa que tenía que obtener allí.

Li Qiye, una vez más, fue al flujo ancestral. Dejó Qiurong Wanxue fuera para esperar mientras iba a encontrarse con el maestro solo.

”¡Todavía no te has ido!” El Maestro del Flujo Ancestral habló sin emoción. Era como si el maestro fuera especialmente indulgente con Li Qiye.

”Acabo de salir de ese lugar”. Li Qiye dijo con una sonrisa: ”Tal vez tengo alguna información que podría interesarte”.

“No has venido aquí para decirme las noticias, ¿no?”. El Maestro del Flujo Ancestral dijo fríamente: “¡Incluso si no lo hicieras, aún podría adivinar una o dos cosas al respecto!” ‘

”Sin duda querrás escucharlo. Por ejemplo, cómo es la aniquilación celestial”, dijo Li Qiye.

“Date prisa y dilo”. El maestro habló con frialdad: “No pierdas el tiempo. Todavía sabría incluso si no me lo dices ”.

“Hablas como si fuera una persona que solo viene a buscar cosas. ¿No puedo venir a despedirme de ti?” Li Qiye sonrió con ironía y preguntó.

“Definitivamente no eres el tipo de persona que viene sin una razón”. El maestro era tan frío como el hielo: “En cuanto a las despedidas… ¿Alguna vez te despedirías? Si mal no recuerdo, después de ese momento, escapaste rápidamente y nunca volviste a aparecer. ¿Realmente te consideras el tipo que dice adiós a los demás?”

“Umm… Esa última vez fue especial”. Li Qiye sonrió torpemente: “Quería decir adiós, pero tuve que llevarme de repente al Emperador Inmortal Ming Du, ya que tenía prisa. Por lo tanto, era demasiado tarde para decir adiós”.

”¿Es así?” El Maestro del Flujo Ancestral respondió dudosamente: ”Si no me equivoco, entonces, Ming Du se fue antes de ti, ¿cómo es que lo escoltaste?”

‘‘Ah… Jaja, yo estaba cuidando la retaguardia”. Li Qiye estaba un poco avergonzado, pero él continuó sonriente: ”Fue hace tanto tiempo que lo olvidé. Una persona siempre debe mirar hacia adelante, solo haciendo eso habría esperanza”.

“Lo siento, pero no soy alguien como tú que siempre mira hacia adelante y nunca retrocede”. El maestro sonrió fríamente.

”Yo…” Li Qiye estaba a punto de decir algo más, pero cerró la boca y solo suspiró suavemente.

El maestro se quedó en silencio por un momento antes de continuar: “Date prisa y declara tu asunto. Mi paciencia es limitada y mi tiempo es corto. ¡No todos pueden tener una vida eterna y tener suficiente tiempo para perder como usted! Si no hay nada más, entonces me voy a dormir”.

“Yo… tengo algo…” tartamudeó Li Qiye. Él no sabía cómo decirlo. Este asunto no era tan simple y pedir un favor nunca fue fácil de hacer.

El maestro descontento vio los pensamientos de Li Qiye y resopló mientras lo miraba antes de hablar: “¿No me digas que quieres cavar en mi Necrópolis de nuevo?”

Li Qiye fue descubierto. Se frotó las manos torpemente y dijo: ”Aquí está la cosa, tú… ¿No sientes que Huang Jiaofu vale la pena?”

”¿Huang Jiaofu?” El maestro exclamó fríamente: ”Ese año, te llevaste a Ming Du. ¿No fue eso suficiente? ¡Eso ya había roto las reglas de Necrópolis! ”

Li Qiye rápidamente replicó: “Pero Huang Jiaofu y Ming Du son diferentes. Huang Jiaofu pertenece a Necrópolis, es un verdadero habitante. Ese año, Ming Du obtuvo una gran creación, pero Huang Jiaofu no era menor que Ming Du. Sin embargo, el tiempo no estaba maduro. Incluso con el origen de Ming Du, él todavía estaba muy agradecido hacia Necrópolis. Si Huang Jiaofu pudiera salir, entonces aún sería un discípulo de Necrópolis. Puedo garantizarte que, en el futuro, tratará bien a Necrópolis y hará grandes contribuciones. Lo observaré”.

”¡Es suficiente!” El maestro interrumpió a Li Qiye: ”¡Imposible! Fui demasiado amable ese año. Las reglas de Necrópolis no se pueden romper de nuevo, ¡no haré una segunda excepción!”

El maestro fue inflexible al respecto, por lo que no había lugar para futuras negociaciones.

Li Qiye no pudo evitar ponerse en silencio y gemir suavemente un rato después. Luego sonrió amargamente y dijo: ”Entonces… no te forzaré. Ese año, cuando llevé a Ming Du a la fuerza, fue mi error. Esta vez, volví para disculparme contigo. Si no estás de acuerdo, entonces te escucharé. Solo podemos decir que la buena fortuna de Huang Jiaofu no ha llegado”.

El maestro frunció el ceño ante la respuesta de Li Qiye.

Li Qiye continuó hablando de una manera sincera: “Esta vez, realmente vine a despedirme. Una vez que reúna las cosas que necesito, ese será verdaderamente el momento de declarar la guerra.

“Tienes razón, tuve vida eterna y mucho tiempo, pero eso fue solo antes cuando yo era el Cuervo Oscuro. No me despedí en ese momento porque sabía que tenía tiempo suficiente para finalmente volver y verte de nuevo”. Li Qiye suspiró suavemente.

En ese punto, soltó una sonrisa amarga y continuó: “Pero ahora, ya no soy el Cuervo Oscuro y ya no tengo vida eterna. Cuando me vaya esta vez, no sé cuándo podré volver y visitar Necrópolis nuevamente o si tendré la oportunidad de hacerlo.

”Debido a esto, además del asunto de Huang Jiaofu, vine específicamente a despedirme de ti”. Li Qiye continuó: ”No importa qué, tendrás la oportunidad de esperar ese día y espero que yo también pueda ver un día como este en el futuro!”

El Maestro del Flujo Ancestral se sentó silenciosamente sin decir nada, solo miró fríamente a Li Qiye con una mirada profunda llena de emociones ilegibles.

Li Qiye miró fijamente al maestro antes de decir: ”¡Cuídate, espero que podamos encontrarnos nuevamente en el futuro!”

El maestro permaneció sentado allí silenciosamente sin ningún movimiento.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.