<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 500

Capítulo 500: La llegada de Di Zuo

”¡Un Qilin Flama Escarlata!” Muchas personas se conmovieron cuando vieron este Qilin.

Un Qilin Flama Escarlata no era una verdadera bestia divina, era un descendiente con algo del linaje del Qilin fluyendo por sus venas. A pesar de esto, la visión del Qilin Flama Escarlata parado en el cielo todavía causó que muchas personas palpitaran.

Emitió un aura que hizo temblar incluso a los Soberanos Celestiales. Su aura dominante no era solo para mostrar, ya que en realidad tenía la fuerza para respaldarlo.

Esta era una bestia auspiciosa que había aparecido solo una vez en los últimos treinta mil años. Por lo general, se mostró en muchos lugares en el Sagrado Mundo Inferior y haría nidos para descansar durante años en cada uno de sus dominios.

Cualquiera querría una bestia auspiciosa como esta con sangre divina corriendo por sus venas. Mucha gente lo persiguió, pero nadie tuvo éxito, ni siquiera los Reyes Celestiales. Incluso algunos antepasados salieron, pero el Qilin logró evadirlos a todos.

Más tarde, hubo una leyenda que se extendió por todo el Sagrado Mundo Inferior. Declaró que este Qilin Flama Escarlata era el descendiente de una bestia divina, por lo que solo el futuro Emperador Inmortal sería capaz de domarlo. ¡Solo un futuro Emperador Inmortal haría que este Qilin esté dispuesto a convertirse en una montura!

”¡Mira! ¡Es el Señor Di Zuo!”. Una persona con ojos penetrantes vio a la persona montada en este Qilin y gritó en voz alta.

Todos alzaron la vista y vieron a un joven sentado en la espalda del Qilin. Se sentó derecho mientras su espalda llevaba el cielo azul, haciendo que el tiempo se detuviera.

El joven no era demasiado guapo, pero tenía un par de ojos divinos que aparentemente podían ver a través de los eones. Con una capa en su espalda, exudaba una poderosa aura imperial. No había signos de afectación, esta aura parecía irradiar naturalmente de él.

Lo que era aún más terrible era la puerta dorada que apareció justo detrás de la espalda del joven. Esta puerta dorada actuó como una puerta divina que abrió un camino hacia el gran dao celestial, emanaba un aliento eterno que rodeaba el cuerpo de Di Zuo.

Di Zuo, el descendiente del Trono Miríada de Huesos, una leyenda en el Sagrado Mundo Inferior, el orgullo de la raza fantasma. Uno de los tres héroes con mayor prestigio que Tian Lunhui y Chan Yang.

A pesar de que los tres héroes tenían una gran experiencia, Di Zuo era diferente de Chan Yang y Tian Lunhui. Era innegable que los talentos, esfuerzos y linajes de Tian Lunhui y Chan Yang no eran menos que los de Di Zuo, pero nacieron con una cuchara dorada y ya estaban predestinados a convertirse en extraordinarios. Se suponía que Tian Lunhui era la reencarnación de un Emperador Inmortal, mientras que Chan Yang fue elegido por el Reino Ancestral durante su juventud.

El destino mismo había decidido que estos dos podrían alcanzar la cima mientras aturden el mundo.

Sin embargo, los logros y las glorias de Di Zuo fueron duramente ganados por él. Era indiscutible que venir del Trono Miríada de Huesos era genial, pero Di Zuo no era el único genio allí. Se enfrentó a una gran cantidad de competencia desde una edad temprana. Sin embargo, usó su talento y su arduo trabajo para demostrar su valía y finalmente se sentó en el trono del descendiente.

Di Zuo desafió continuamente al mundo y sus propios límites, usando sangre para elevar su fama.

Cuando tenía diez años, fue capaz de derrotar a los Nobles Reales. Cuando tenía quince años, los Santos Antiguos fueron colocados debajo de sus pies. Y cuando tenía dieciocho años, utilizó un ímpetu invencible para matar a todo un país en una batalla devastadora que hizo que fluyeran ríos de sangre. El récord de batalla de Di Zuo era digno de orgullo, sin importar la época en que se mirara.

Mientras Tian Lunhui y Chan Yang estaban envueltos en un aura extraordinaria desde su nacimiento, Di Zuo luchó en su camino a través de sangrientas batallas para ganarse su reputación. Por lo tanto, ejerció una presión mayor y más tangible en comparación con los otros dos. Como resultado, muchas de las generaciones jóvenes y viejas en el Sagrado Mundo Inferior lo llamaron Señor Di Zuo.

”¡La Legendaria Puerta Imperial! Escuché que cuando el joven Emperador Inmortal Wan Gu alcanzó cierto nivel, también tenía una Puerta Imperial así. Este es un símbolo de estar iluminado por un gran dao supremo”. El grupo pronunció emotivamente después de ver la puerta dorada detrás de la espalda de Di Zuo.

El Emperador Inmortal Wan Gu fue el progenitor del Trono Miríada de Huesos, el primer emperador de la raza fantasma. Proviene de un gran clan donde sus miembros, después de haber aprendido un gran dao supremo, tendrían una puerta de oro a sus espaldas. Debido a esto, la puerta de oro representaba el grandioso dao supremo, así como la oportunidad de alcanzar la cima en el futuro, ¡tal vez incluso podrían convertirse en un Emperador Inmortal!

La visita de Di Zuo provocó una gran conmoción cuando la multitud lo miró con anticipación. Incluso Tian Lunhui sobre el continente de Todas las Eras repentinamente se puso de pie.

Su llegada provocó que los descendientes de los linajes de emperador, como el Santo Niño y el Malvado Niño, no pudieran quedarse quietos.

”¡Di Zuo!” Sus corazones se hundieron después de ver a Di Zuo en la distancia.

Ambos eran descendientes imperiales y eran genios entre los genios. Gastaron innumerables cantidades de sangre y sudor para finalmente convertirse en descendientes imperiales. Podría decirse que su tipo no estaba dispuesto a aceptar la derrota de nadie y muy pocas personas podrían hacer que inclinasen sus arrogantes cabezas.

Por lo tanto, se deprimieron bastante al ver a Di Zuo. Se dieron cuenta de la brecha entre ellos y él. Incluso el genio más egoísta tendría que aceptar sus defectos frente a Di Zuo.

De hecho, inclinarse ante Di Zuo no era algo vergonzoso en el Sagrado Mundo Inferior porque innumerables genios ya lo habían hecho después de haber sido convencidos por su poder.

Tian Lunhui, que estaba parado en su continente, miraba a Di Zuo a lo lejos con su mirada profunda. Tian Lunhui era una persona envuelta en misterios y sus ojos eran muy aterradores. El sol y la luna dentro de sus pupilas se oscurecieron y luego volvieron a brillar, era como si hubiera un universo dentro de sus ojos que experimentara para siempre el ciclo de Samsara.

Su expresión se volvió más seria después de ver a Di Zuo. Después de todo, como uno de los tres héroes, Di Zuo era un poderoso rival.

Los tres héroes nunca habían roto la postura amistosa y nadie había oído hablar de ellos luchando antes. De hecho, corre el rumor de que los tres eran buenos amigos.

Sin embargo, los tres sabían muy claramente que el camino hacia la Voluntad del Cielo estaba destinado a ser brutal. Solo había una Voluntad del Cielo, así que un día, los tres héroes del Sagrado Mundo Inferior tendrían que pelear entre ellos. ¡Esta era la razón por la cual los tres siempre habían considerado a los otros como sus rivales más fuertes!

Incluso los miembros de la generación anterior tuvieron que chasquear sus lenguas con aprobación después de ver a Di Zuo montando al Qilin Flama Escarlata: “El Señor Di Zuo ha domesticado al Qilin Flama Escarlata”.

Este Qilin había aparecido en el Sagrado Mundo Inferior muchas veces durante un largo período de tiempo, pero nunca antes se había sometido a nadie, entonces ¿cómo podía la gente no sorprenderse ahora que Di Zuo había logrado esta hazaña?

Un grupo de maestros de secta y señores reales aplaudieron y dijeron: “El Señor Di Zuo es en verdad un joven Emperador Inmortal. No es demasiado extraño para él poder hacerlo. Además, la sangre divina fluye en ese Qilin, por lo que sabe cómo elegir a su maestro”.

“¡Boom!” Con un ensordecedor estallido, el Qilin pisó el cielo y apareció al instante justo fuera del campamento del Río de las Mil Carpas. Su aura agresiva alarmó a todos los ancianos, lo que provocó que se precipitaran.

Aunque la secta del río solo tenía un emperador, la fama del Emperador Inmortal Qian Li todavía corría fuerte en esta generación, por lo que tenían una posición fuerte en el Sagrado Mundo Inferior.

Sin embargo, Di Zuo montó el Qilin sobre el cielo de la secta del río hoy. ¿Qué tan agresivo y dominante fue esto?

Esta acción hizo que aquellos que estaban justo fuera de la tumba se miraran el uno al otro. Los cultivadores fantasmas estaban especialmente emocionados.

Un cultivador susurró: “Está a punto de estallar una batalla”. La multitud estaba ansiosa y muchos cultivadores fantasmas corrieron allí para ver la diversión.

Todo el mundo sabía que Li Qiye había matado a decenas de miles de cultivadores fantasma varios días antes, lo que provocó que la Doncella Fénix huyera en la derrota.

Esa batalla causó que muchos fantasmas se atragantaran con resentimiento porque era una gran bofetada en sus caras. Antes de eso, las tribus fantasmas siempre habían menospreciado a los humanos. El Borde Inferior del este era el mundo de los fantasmas, y muchas tribus fantasmas declararon su intención de matar a Li Qiye. El resultado fue que todos fueron masacrados por él, entonces ¿cómo podían los fantasmas mostrar sus rostros ahora?

Nadie se atrevió a desafiar a Li Qiye después. Incluso los descendientes imperiales como el Santo Niño y el Malvado Niño fueron muy cautelosos y no se atrevieron a hablar imprudentemente.

Todo el mundo entendió que Li Qiye estaba en el mismo nivel que los tres héroes, por lo que aquellos que lo desafiaron sin suficiente habilidad solo estaban cortejando la muerte.

En ese momento, Di Zuo estaba montando su Qilin por encima de la secta del río, por lo que su propósito era tan claro como el día. Las tribus fantasmas no podían ocultar su emoción porque la raza fantasma finalmente iba a recuperar su orgullo. Esperaron a que Señor Di Zuo matara a Li Qiye.

Di Zuo miró hacia abajo a la secta del río mientras su voz viajaba lejos: ”¿Dónde está Li Qiye?” Emitir un desafío justo sobre el cielo de la secta del río era un muy dominante movimiento.

”¿Cuál es tu asunto, compañero Daoísta Di Zuo?” El Daoísta Bao Gui aún logró responder con una sonrisa ante el imparable impulso de Di Zuo.

Sentado en los nueve cielos, la voz de Di Zuo tronó como un dios: “¡Dile a Li Qiye que salga y pelee, una batalla hasta la muerte para decidir al vencedor!”

¡Una batalla de vida o muerte! Las palabras de Di Zuo viajaron muy lejos. Mucha gente respiró profundamente. Este fue el enfrentamiento final entre cultivadores, una forma en que los cultivadores pueden resolver rencores. Como era uno contra uno, el perdedor solo podía culpar a su falta de habilidades.

Ninguna secta se vengaría después de una batalla de vida o muerte, para que no corrieran el riesgo de convertirse en una broma para el resto del mundo.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 4

      Marcellwar - hace 3 semanas

      Me agrada la actitud de este tipo al menos eso pienso por el momento, a ver si me termina decepcionanfo como aquel que peleo tan viciosamente con Yun che antes de que le cayeran los 9 relapagos de la tribulacion xd

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.