<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 514

Capítulo 514: Piedras de Destino de la Montaña Dragón

“Está bien”. Li Qiye se burló de ella y le dijo: “Como eres mi prometida, te echaré una mano. Si puedo encontrar una piedra de destino de fusión Dao que sea adecuada para ti, ¿cómo me pagarás? ¿Con tu cuerpo?”. Li Qiye luego tocó suavemente su barbilla.

Lan Yunzhu le dirigió una mirada encantadora y sonrió tímidamente para decir: “Tío, ¿quieres ser un viejo buey que come hierba joven? Mi estándar es muy alto, y puede que no seas del tipo que me gusta”.

Li Qiye sacudió su frente en respuesta y dijo: ”Chica, sigue fastidiándome y realmente te probaré completamente”. Las palabras de Li Qiye la hicieron sonrojar, solo podía darle una mirada de desprecio.

Luego fueron a la montaña. Debajo de sus pies había brillantes piedras de destino de diferentes formas y colores.

Los dos comenzaron a mirar cada una de estas piedras. Algunas de ellas tenían la forma de metal ardiendo, mientras que otras parecían joyas multiformes. Una que era más excepcional tomó la apariencia de una pieza de Oro Sagrado Inmortal Elevado…

Aunque se llamaban Verdaderas Piedras de Destino, no eran piezas de roca. Habían algunas que parecían piedras, pero la mayoría de ellas eran metales sagrados.

Pisar tantas piedras de destino hizo que los corazones de muchas personas latieran más rápido, estaban llenos de deseos.

Li Qiye y Lan Yunzhu no fueron los únicos en la Montaña del Dragón en ese momento, muchos cultivadores se reunieron aquí. Algunos estaban solos mientras que otros estaban en grupos de tres o cinco. Incluso hubo sectas enteras que se juntaron solo para probar su suerte.

La llegada de Li Qiye y Lan Yunzhu provocó que muchas personas voltearan su mirada hacia ellos: “Feroz Li Qiye y el Hada Lan del Río de las Mil Carpas …”

No hubo necesidad de presentar a Li Qiye, ya que su notoriedad recientemente ha ido en aumento. Con su demostración de uno luchando con decenas de miles, cualquier fantasma incluyendo a los peces gordos sería cauteloso cuando lo vieran.

Fue lo mismo para Lan Yunzhu. Era una belleza famosa en la Nube Distante del sur e incluso en todo el Sagrado Mundo Inferior. Ella era la descendiente de la secta del río con doble talento santo, lo que hizo que su fama se extendiera por todas partes. Algunas personas consideraban a Lan Yunzhu y a la Doncella Fénix como las dos orgullosas hijas del Cielo del Sagrado Mundo Inferior.

Lan Yunzhu tenía muchos admiradores en estas partes, por lo que fue particularmente intrigante cuando vino aquí con Li Qiye.

“¿Podría ser que Feroz Li Qiye y el Hada Lan estén aquí para probar su suerte?” Alguien comentó después de verlos a los dos.

Un cultivador fantasma al que no le gustaba Li Qiye se burló: “Bah, un humano como ese Li Qiye, por supuesto, vendría aquí a probar su suerte. La gente como él siempre quiere una fortuna fácil”.

A un cultivador humano no le gustaron estas palabras y replicó: ”Tu Di Zuo también es igual. Justo antes, él también vino aquí a probar su suerte”.

El cultivador fantasma solo frunció el ceño ya que no tenía cómo responder.

Lan Yunzhu pisó un montón de piedras de destino. Aunque solo piedras con cuatro acumulaciones o menos estaban aquí en la parte inferior de la cresta, era una pena no llevarlas de vuelta. Además, era fácil hacerlo ya que uno no necesitaba su aceptación.

Lan Yunzhu sintió que era un desperdicio ignorarlas, así que se agachó y recogió algunas para llevar de vuelta. Incluso si ella no las usara, podría dárselas a los discípulos ordinarios en la secta del río.

Sin embargo, Li Qiye le impidió hacerlo. Negó con la cabeza y dijo: ”No necesitamos perder tiempo en este tipo de piedras de destino. Además, este lugar es la Primera Tumba SIniestra, las cosas aquí no se pueden llevar tan fácilmente, especialmente en la Montaña del Dragón. Estas Piedras de Destino de Existencia tienen Insectos comedores de metales que los protegen. Actualmente se esconden debajo de estas piedras, así que si las tomas, estos insectos vendrán”.

Lan Yunzhu se estremeció después de ver tantas piedras en el suelo y respiró hondo para preguntar: “¿Entonces todas estas piedras tienen insectos que comen metales?”. En ese momento, se dio cuenta de que no solo estaban parados sobre las piedras de destino, sino también sobre un monstruoso nido de insectos. Tal vez toda esta montaña era su guarida. Le hormigueó el cuero cabelludo ante la idea de pararse sobre tantos insectos.

Li Qiye vio a través de su expresión y respondió con una sonrisa: “No te preocupes, si no te llevas las piedras de destino con cuatro acumulaciones o menos, entonces los insectos no tomarán la iniciativa de atacarte”.

Habiendo escuchado esto, dejó escapar un suspiro de alivio ya que había visto de primera mano a estos insectos terroríficos. Algunos eran manejables, pero un enjambre de ellos significaba un gran problema.

La mayoría de los visitantes no vinieron a esta montaña por las Piedras de Destino de Existencia. Después de todo, todavía eran relativamente fáciles de encontrar afuera. La gente no quería desperdiciar esta oportunidad única en la vida por piedras de destino ordinarias.

Los cultivadores no se detuvieron en la base de la montaña y en su lugar viajaron a las crestas medias, buscando piedras con cuatro o más acumulaciones. Algunos incluso estaban aquí por las piedras de nueve acumulaciones.

Un maestro de secta dirigió a un grupo de discípulos hacia adelante y corrió todo el camino hasta la cima. El maestro de secta les dijo a sus discípulos: ”El tiempo es precioso. Primero busquen buenas piedras de destino para ver si alguna Piedra de Destino de las Deidades los reconocerá”.

Mientras subían, un discípulo notó que todas estas Piedras de Destino de Existencia pavimentaban el camino y sintió que era demasiado desperdicio, por lo que no pudo evitarlo. Sin embargo, el maestro de la secta notó esto de inmediato y lo regañó: “Pequeño demonio, ven. ¡No pierdas el tiempo aquí y pongas tu propia vida en peligro! ¡Las Piedras de Destino de Existencia tendrán Insectos comedores de metales protegiéndolos! ¡No vale la pena arriesgar tu vida!”

Bajo el liderazgo del maestro de secta, todos llegaron a la cresta de forma segura. Luego, los discípulos comenzaron a buscar las piedras de Gran Forma y de las Deidades que eran adecuadas y los aceptaran.

Por supuesto, también estaban aquellos que estaban cansados ​​de vivir. Un viejo Soberano Celestial llegó a la Montaña del Dragón y sus ojos se iluminaron de inmediato. Luego dijo con una sonrisa astuta: ”Tengo la intención de crear una secta por lo que esta cantidad de piedras es la adecuada para mí”.

Luego agitó su manga para recoger docenas de piedras de destino, pero al mismo tiempo…

”¡Buzzz!” Un grupo de Insectos comedores de metales salieron volando del suelo.

Este viejo soberano resopló con extrema confianza mientras arrojaba un montón de Fuego Extremo Yang de su boca. En un abrir y cerrar de ojos, estas llamas refinadas y ardientes incineraron muchos insectos. Luego proclamó audazmente: “¡Insectos insignificantes!”

Con eso, de repente sacó una botella y la abrió para absorber todas las piedras del destino.

”¡Buzzz!” Sin embargo, esta vez, un insecto comedor de metal más grande que un pulgar voló.

Los cultivadores conocedores que estaban cerca se alarmaron en el momento en que vieron a este insecto: “¡Dios mío, es un Rey Insecto comedor de metales!”

Este anciano se burló con confianza: ”¿Este pequeño insecto se atreve a actuar con tanto entusiasmo?” Él quería escupir más Fuego Extremo Yang, pero un grito repentino salió en su lugar: ”¡Ahhh!”

El Rey Insecto ignoró el Fuego Extremo Yang y penetró el cuerpo del anciano en un instante.

”¡Crack crack!” Este viejo hombre fue devorado por el insecto sin que le quedara un hueso.

Esta escena sorprendió a todos. Un Soberano Celestial no tenía poder para luchar contra un Rey Insecto comedor de metales. ¿Qué tan aterrador era esto?

No fue hasta que el Rey Insecto se arrastró de regreso al suelo que los cultivadores horrorizados se acercaron a la zona.

”Jajaja, esto es el resultado de la arrogancia”. Un cultivador bromeó: ”Hace dos días, un asombroso Rey Celestial desenterró una piedra divina y se encontró con un Rey Insecto. Este Rey Insecto se lo comió por completo, ¿pero un Soberano Celestial todavía se atreve a oponerse a uno?”

Otro cultivador pálido recordó: ”Estos insectos son demasiado feroces. Escuché que cuatro Reyes Celestiales del Pantano del Cruce Inferior combinaron su fuerza ayer para abrir una cueva sellada, y también encontraron a un Rey Insecto. Los cuatro ignoraron los tesoros y huyeron al instante”.

Después de ver el destino de este Soberano Celestial, el resto de los cultivadores ya no se atrevió a tocar ninguna de las Piedras de Destino de Existencia. Perder la vida por estas piedras de destino no valía la pena.

Sin embargo, tal escena fue solo el preludio. La gente se calmó y una vez más se apresuraron a la montaña para encontrar sus propias piedras de destino.

En ese momento, alguien encontró el éxito. Un joven cultivador exclamó excitado: “¡Jajaja! ¡Obtuve una piedra de destino de seis acumulaciones!” Luego colocó su mano sobre la piedra. Era como si la piedra tuviera vida propia, saltó varias veces y el cultivador se la llevó de inmediato.

Otro joven cultivador tuvo mucha suerte y fue aceptado por tres piedras de destino, todas las cuales saltaron junto a él. Estaba bastante indeciso ya que no sabía cuál elegir.

Su maestro se acarició felizmente la barba después de ver a su discípulo ser aceptado por tres piedras y dijo: “Los talentos de Hu Zi son realmente buenos para que seas aceptado por tres piedras a la vez. ¡Uno de ellos es incluso una piedra de seis acumulaciones!”

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.