<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 522

Capítulo 522: Reino de la Madera

“¿Pero están preparados? Cuando la Carpa Diamante vuelva a su nido, ustedes tienen que sellarlo. Si no, entonces esa carpa desaparecerá después de entrar y será muy difícil encontrarla de nuevo” Li Qiye preguntó sonriente.

”El Joven Noble puede estar seguro”. El Daoísta respondió instantáneamente: ”Hemos traído un tesoro del patriarca. Mientras encontremos su nido, lo sellaremos de inmediato. Incluso si trata de alejarse, todavía podremos encontrarlo de inmediato”.

Li Qiye solo sonrió en respuesta mientras miraba a la Carpa Diamante que nadaba frente a ellos. Las altas olas provocadas por el pez saltando combinada con la luz solar reflejada en sus curvas crearon un espectáculo bastante bonito.

Los ancianos estaban decididos a no rendirse hasta que encontraran su nido.

Después de buscar por un tiempo, Li Qiye le dijo a Lan Yunzhu: ”Nos iremos ahora”.

Lan Yunzhu preguntó sorprendida: ”¿Irnos? ¿Dónde? ¿No estamos persiguiendo a la carpa hasta su nido?”

Li Qiye negó con la cabeza y dijo: “El pez no volverá a su nido hasta que esté cansado y todavía queda mucho tiempo antes de que se canse. Iremos a echar un vistazo a otro lugar”.

”Vayan”. El Daoísta Bao Gui asintió y dijo: ”Déjennos esto a nosotros. Ustedes pueden ir a probar su fortuna en otro lugar”.

Lan Yunzhu sintió que en realidad no podían ayudar incluso si se quedaban allí, así que se despidió del grupo del Daoísta y siguió a Li Qiye.

”¿A dónde vamos ahora?” Ella preguntó: ”¿Al Reino de la Tierra? He escuchado que algo realmente increíble ha sido desenterrado allí”.

”No”. Li Qiye negó con la cabeza y respondió: ”De hecho, puedes desenterrar cosas increíbles en el Reino de la Tierra, pero necesitas permanecer vivo para usarlas más adelante”.

”¿Oh? ¿Nuestro tío egoísta se volvió repentinamente tan tímido? ¿No que el tío no tiene miedo del cielo y la tierra? Lan Yunzhu lo miró y luego parpadeó antes de revelar una sonrisa encantadora. Si no recuerdo mal, el tío siempre está lleno de confianza, así que, ¿por qué tienes tanto miedo a la muerte ahora?”

Li Qiye sacudió su frente y dijo: ”No me molestes, chica. El Reino de la Tierra no es suficiente para quitarme la vida. Sin embargo, para sacar lo bueno de allí, uno tendría que ir a las tumbas, este es un proceso muy lento y complicado. Además, no necesito esos artículos. Las cosas que necesito están en muchos lugares diferentes, por ejemplo, estamos a punto de ir a un lugar muy agradable”.

“¿Dónde?”, Preguntó rápidamente Lan Yunzhu.

Li Qiye miró la distancia y respondió: “El Reino de la Madera”. Luego sonrió y continuó: “¿No quieres encontrar una raíz de Medicina Rey o algún tipo de árbol del tesoro?”

Los ojos de Lan Yunzhu se iluminaron cuando le preguntó: ”¿Hay alguna posibilidad de tropezar con un árbol divino como el Divino Sauce Dorado?”

”Realmente puedes soñar”. Li Qiye se rio entre dientes y respondió: ”Un árbol divino como el Divino Sauce Dorado es único. Obtener dicho árbol es más fácil decirlo que hacerlo. El sauce divino de tu secta del río requirió innumerables cantidades de esfuerzo y tiempo para moverlo de su ubicación original hasta la secta.

“Además de requerir un gran esfuerzo para reubicar un árbol así, la mayoría de las veces, el Divino Sauce Dorado solo se puede encontrar por casualidad. Si tienes suerte, podrías encontrarte con un árbol divino similar”. Li Qiye sonrió mientras sacudía la cabeza después de llegar a este punto.

Lan Yunzhu lo miró y preguntó con curiosidad: “Tío, ¿por qué conoces tan bien los asuntos de nuestra secta del río?”

A pesar de que ella era su descendiente, ella no sabía acerca de esto. De hecho, su maestro tampoco sabía nada de esto, pero Li Qiye podía recordar estas cosas como si las viera con sus propios ojos.

Luego respondió burlonamente: “No olvides que soy tu Guardián. Tu patriarca me ha nombrado como tal, por lo que soy naturalmente diferente de los demás. He leído muchos libros y no hay nada que no sepa o no pueda hacer”.

Lan Yunzhu lo fulminó con la mirada en respuesta: ”Bah, tío, por favor para. Quién no sabe que fuiste afortunado, super afortunado de convertirte en nuestro Guardián”. A pesar de que ella dijo esto, ella claramente sabía en su mente que el patriarca lo eligió para ser su Guardián por una razón, a pesar de que no sabía los detalles exactos.

El Reino de la Madera fue uno de los cinco Reinos Tumba de la Primera Tumba Siniestra. Dentro había viejos árboles que se elevaban por el cielo y estaban llenos de vitalidad. Se podría decir que, entre los cinco, el Reino de la Madera era el que tenía la esencia de vida más abundante.

También había montañas onduladas rodeadas de ríos y cascadas ruidosas en todas partes, la vida era abundante aquí. Una vez que uno entraba, uno realmente pensaría que estaban en un denso y viejo bosque en el Sagrado Mundo Inferior.

Bestias y pájaros corrían entre estos árboles altos. No había nada que no se pudiera encontrar aquí, incluidos árboles y hierbas que sabían cómo correr. Para ser más exactos, eran Medicinas Rey y árboles del tesoro que sabían cómo moverse.

Este era el mejor lugar para aquellos que querían encontrar pastillas y hierbas inmortales. Cualquiera que viniera se emocionaría mucho porque este reino se parecía a un gran jardín lleno de hierbas, buenas y malas. ¡Incluso habían Medicinas Rey!

Cada vez que se abría la tumba, a muchos alquimistas y cultivadores les encantaba venir al Reino de la Madera.

Los peligros aquí también fueron más moderados en comparación con los otros reinos, pero esto no quiere decir que este lugar no sea un paraíso para encontrar tesoros. Era más adecuado para cultivadores más débiles, especialmente los vagabundos y los que provenían de sectas menores.

En el Reino del Metal, uno no sabría lo que sacarían de debajo de la arena. Podría ser un tesoro o podría ser un nido de Insectos comedores de metales o podría ser un tipo diferente de existencia peligrosa y siniestra.

En el Reino del Agua, uno no sabría qué había debajo del agua y qué tipo de peligro había debajo. Tal vez mientras pisoteaban el agua, un demonio de agua saldría y probaría su carne.

El Reino de la Madera era diferente. Si uno no tenía ambición y solo quería ganar un poco de dinero quedándose en el límite exterior para recoger algunos pastos, entonces era absolutamente seguro.

Dado que este lugar se especializa en la producción de medicinas y pastos, incluso la entrada tenía muchos de ellos. Aunque eran comunes, su frescura compensaba esto.

El bajo riesgo y las recompensas decentes significaban que este era el refugio para muchos cultivadores más débiles. Dichos cultivadores a menudo eligieron este lugar como su punto de parada.

Lan Yunzhu siguió a Li Qiye hasta este lugar donde la fragancia medicinal le golpeó la cara, haciendo que respirara profundamente.

Luego susurró: ”Hierba Arce Plateada, Fruta Dan Puro, Cien Hierbas Enrolladas … Este lugar es realmente bueno para cultivar medicinas”.

Li Qiye luego la miró con sorpresa. Sintiendo su mirada, Lan Yunzhu lo miró y dijo: “¿Qué? ¿Es eso extraño? Aunque no soy un alquimista, es normal que conozca algunos medicamentos espirituales. Nuestra secta del río es el linaje de un emperador, así que tenemos un gran jardín de alquimia”.

Li Qiye solo sonrió y no dijo nada más.

Lan Yunzhu no pudo contener su emoción y dijo: “Este lugar tiene tantas medicinas, deberíamos recoger algunas y traerlas de vuelta”.

Li Qiye levantó ligeramente la barbilla y dijo: “Lo siento, pero no hay Hierba Arce Plateada ni Fruta Dan Puro para ti”.

Lan Yunzhu luego miró hacia adelante y notó las colinas estériles. Fuera de la vegetación ordinaria, el resto ya había sido arrancado por la gente, no había signos de medicamentos espirituales.

“Hmm … Sin embargo, este lugar es un jardín de medicina”, dijo emocionalmente Lan Yunzhu después de ver una escena como esta. Aunque las montañas se habían cosechado por completo, al mirar los agujeros, uno podía ver los signos de las medicinas espirituales en todas partes.

Los dos profundizaron en el Reino de la Madera. Pasaron dos montañas para ver a un grupo de cultivadores que cosechaban alegremente algunos pastos.

Un cultivador que trepó a la cima y luego cavó a mil pies de profundidad logró encontrar una raíz de medicina. Otro colgaba junto al acantilado con la respiración contenida, esperando que floreciera una flor espiritual. Una persona diferente se adentró en una cueva y luego cebó a las serpientes para excavar la Hierba Cadena Dorada. Sin embargo, la mayoría de ellos solo estaban recogiendo pastos espirituales normalmente en la montaña.

El nivel de cultivo de estos cultivadores era bastante superficial y algunos de ellos eran solo principiantes. Los medicamentos espirituales cosechados por ellos se pueden encontrar en las tiendas. Sin embargo, a pesar de que estos medicamentos son comunes, esta fue una gran cosecha para estos cultivadores.

“¿Cómo lograron entrar?”, Preguntó desconcertantemente Lan Yunzhu después de ver a estos cultivadores débiles dentro de la tumba.

“Nunca has estado en una secta menor, ¿verdad?” Li Qiye negó con la cabeza y dijo: “Has estado en el linaje de un emperador desde muy joven, así que no sabes que no es fácil vivir como un vagabundo o un cultivador de una secta menor. Estos medicamentos espirituales ya son muy buenos para ellos. Arriesgaron sus vidas para entrar en la Primera Tumba Siniestra y aunque no pudieron hacerlo solos, un grupo de ellos juntos lo hace posible.

”Entre ellos, habrá una o dos personas que son bastante formidables, por lo que un grupo de ellos trabajando juntos puede montar las Nubes Sangre de Cadáver. Por supuesto, muchos probablemente murieron durante el proceso, pero, sin embargo, para estos cultivadores débiles, entrar a la Primera Tumba Siniestra es una oportunidad única en la vida. Si tienen suerte, tal vez puedan cambiar el destino de su secta. Por lo tanto, a pesar de saber lo arduo que sería y cómo solo uno de cada diez sobreviviría, ¡aún arriesgaban todo y venían!”

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.